Información en español sobre Ucrania

5 Hechos sobre Novorrusia que no aprenderás en clase de historia en Rusia

1 comentario

map9

El mito del “Novorossiya” (en español, Novorrusia o Nueva Rusia) ha sido el foco central de la guerra propagandística rusa, acompañándose de su invasión del este de Ucrania y numerosos intentos por desestabilizar las regiones del sureste de Ucrania, desde Kharkiv del Este al suroeste de Odesa. Esta amplia franja ucraniana, según narra la historia, era originalmente el dominio de los nómadas de la estepa (incluyendo a los feroces tártaros de Crimea), conquistada y colonizada por los rusos en los siglos 18 al 19, para posteriormente ser obsequiada a la recién formada Ucrania soviética por el gobierno comunista de Vladimir Lenin en la década de los años 1920. Este mito ha calado tan profundamente hasta el punto de que el cuasi-estado separatista Donbas se ha bautizado oficialmente el “Estado Federal de Nueva Rusia“, por el que sus “padres fundadores” hacen reclamo de toda la región histórica.

Dicho esto, la historia presenta algunos problemas con esta narrativa de Novorrusia que ya ha costado la vida de miles de ucranianos y rusos.

1.Los ucranianos colonizaron Novorrusia mucho antes que los rusos.

Según likbez.org.ua (un proyecto conjunto de estudiosos del Instituto Ucraniano de Memoria Nacional y la Academia Nacional de Ciencias, junto con el periódico Ukrayinska Pravda, que, de acuerdo con Ukraine Today, busca desmentir los mitos acerca de la historia de Ucrania difundidos por la prensa rusa), la colonización eslava de los territorios del Sudeste de la Nueva Ucrania comenzó en el siglo 16 cuando los bastiones de kozacos y pueblos ucranianos surgieron en la región del Bajo Dnipro. Entonces los territorios tártaros de Crimea se convirtieron en un refugio tras el fracaso de las rebeliones ucranianas contra la administración polaca y posteriormente rusa.

Los ucranianos también huyeron del alineamiento ruso Hetmanate hacia el sur, para escapar del destino de servidumbre, donde se les unieron inmigrantes cristianos del Imperio Otomano y los colonos alemanes. La originaria Gobernación de Novorrusia fue consumada por la administración del Imperio ruso sobre la base de los territorios Cosacos  en 1764, antes de las guerras ruso-turcas que establecieron el control ruso sobre el resto de la región. Los cosacos ucranianos del Mar Negro desempeñaron un papel crucial en estas guerras rusas, siendo en números tan abundantes como 42 mil hombres. Estas ciudades coloniales de la recién creada “Nueva Rusia”, incluyendo el puerto en auge de Odesa, fueron construidas por manos ucranianas.

2.La población de Novorrusia ha sido siempre de habla mayoritariamente Ucraniana

Desmentir el mito del “sureste de habla rusa” tal vez requiera de una única imagen, que ilustre los resultados de censo de 1897 del Imperio Ruso. Este censo no tomó en cuenta el origen étnico, sino más bien el lenguaje. De acuerdo con la teoría entonces dominante de las elites rusas, el pueblo ruso fue dividido en Velikorossy (“grandes rusos”, hoy día conocidos simplemente como rusos), Belorussy (“rusos blancos”, actuales bielorrusos) y Malorossy (“pequeños rusos”, a día de hoy ucranianos). Los resultados del censo indicaron que el idioma ucraniano fue dominante en los territorios que representan más o menos la actual Ucrania, incluyendo Novorrusia, siendo sin embargo el ruso una minoría en la región:

Distribution of main peoples of European Russia 1 – Russians in general, 2 – Velikorossy, 3- Malorossy, 4 – Belorussy

Distribution of main peoples of European Russia 1 – Russians in general, 2 – Velikorossy, 3- Malorossy, 4 – Belorussy

Según el censo, los ucranianos conformaron hasta el 66% de la composición étnica del Sudeste, mientras que los rusos representaban tan sólo el 20%. Varios censos soviéticos reflejan estos números (aunque basándose en el origen étnico, no en el lenguaje); el último censo de 2001, en la Ucrania independiente arrojó una cifra del 67,8%, representando a los rusos en un 26,8%.

Cabe señalar, sin embargo, que en 1897 las principales ciudades de “Nueva Rusia” mantenían una mayoría significativa rusa, que se atribuye a las políticas de rusificación del Imperio Ruso a través de la urbanización y la educación, así como la migración colonial que no se extendió a las zonas de campo rurales, donde residía la mayoría de la población. Esta preocupante tendencia continúa hasta el día de hoy, ejemplificándose en las escuelas primarias de Crimea que no admiten los currículums en lengua ucraniana.

3.Durante la Guerra Civil entre los años 1917-1922, todos los gobiernos Ucranianos consideraron Novorrusia como parte de Ucrania.

El imperio ruso no tenía subdivisiones administrativas étnicas (a diferencia de las repúblicas nacionales constitutivas de la URSS), asimismo los movimientos nacionales surgieron después de la caída del Zar en 1917, por lo que el trazado de las fronteras de las autonomías emergentes / Estados independientes era muy complicado. Esto ha llevado a los revisionistas de “Novorrusia” a declarar que los bolcheviques “habían delimitado arbitrariamente la frontera del sureste de Ucrania para incluir las regiones supuestamente rusas”. Sin embargo, en la realidad, a pesar de la multitud de “repúblicas” de vida corta que brotaron en el territorio ucrania sumido en el caos de la guerra civil (sobre todo en Donbas y Odesa), ambos, tanto  la recién formada República Nacional de Ucrania como el estado de gestión bolchevique dispusieron las fronteras ucranianas en “las fronteras étnicas”, no llegando a un verdadero consenso en lo relativo al dirigente y la forma de control de este territorio solapado, reclamado por ambas partes.

A map of Ukraine circa 1918-1928 with Ukrainian People’s Republic’s claims in pink and the border of Soviet Ukraine in 1928 in red. Notice the correspondence with the 1897 Ukrainian population map above.

A map of Ukraine circa 1918-1928 with Ukrainian People’s Republic’s claims in pink and the border of Soviet Ukraine in 1928 in red. Notice the correspondence with the 1897 Ukrainian population map above.

La República Soviética de Donetsk-Krivoy Rog, que reclamó partes de Novorrusia, incluyendo el Donbas moderno, se distinguió a sí misma de Ucrania más por sus principios ideológicos que étnicos, y, a diferencia de las “repúblicas” modernas del este de Ucrania, nunca fue apoyada por el Kremlin, integrándose así rápidamente en la Ucrania soviética. Aunque Lenin hizo que se quisiera a Ucrania bajo control bolchevique (lo cual dio lugar a numerosas atrocidades soviéticas en Ucrania a lo largo de los años, de aquí el derribamiento actual de las estatuas de Lenin), nunca cuestionó el hecho de que Novorrusia fuera territorio de Ucrania.

4.El sudeste ucraniano votó abrumadoramente a favor de la Independencia de Ucrania de la Unión Soviética.

En 1991, 70 años después de la guerra civil, provocada por un golpe de estado fallido en Moscú destinada a restablecer el control del Partido Comunista sobre la cada vez más colapsada URSS, el gobierno de Ucrania emitió una declaración de independencia el 24 de agosto – un día ampliamente celebrado como Día de la Independencia de Ucrania. El 1 de diciembre del mismo año, esta declaración fue apoyada en un referéndum por una abrumadora mayoría del 92% (con una participación del 84%). Estas elecciones fueron diferentes de muchas otras elecciones ucranianas menos unánimes, sin embargo, la mayoría de todas las inmediaciones del país, con Luhansk y Donetsk dando el 83% a favor de la independencia (el voto más bajo en la Ucrania continental). Incluso en la mayoría rusa subyacente en  Crimea se votó a favor de la Independencia, aunque sólo fuera por un margen de varios puntos porcentuales (y con una participación de apenas el 60%).

Map of support of Ukrainian independence in the 1991 referendum

Map of support of Ukrainian independence in the 1991 referendum

Esta fue la elección histórica de la llamada “Nueva Rusia”. Sin embargo, recientemente tuvo que realizarse otra.

5.Las protestas Pro-rusas en el Sur-Este de Ucrania no tienen punto de comparación con el Euromaydan.

Los medios de comunicación rusos (y pro-rusos) tienden a retratar las protestas pro-rusas que arrasaron sobre el sur-este de Ucrania esta primavera a raíz de la caída del presidente Yanukovich como reflejo de la revolución del Euromaydan en Kiev, que tienden a presentar como un levantamiento de los “nazis” radicales occidentales de Ucrania. Mientras que la primera reivindicación puede contener algo cierto en la descripción de los hechos en los primeros días de las repúblicas de Donetsk y Luhansk (que fueron restringidas a sus capitales y cuyas barricadas de neumáticos eran una forma de culto de carga, tratando de copiar ciegamente las tácticas del Maydan), en otras regiones afirmando ser parte de “Nueva Rusia” la situación era radicalmente diferente. Como de señaló la Prensa de Euromaydan de Matthew Babiak, en ninguna región más allá de Donbas, hizo concurrencia el aumento de protestas a 10 000, lo cual es sorprendentemente bajo en comparación con Kiev, donde cientos de miles de manifestantes se presentaron en un momento dado el diciembre pasado. Lo que es aún más notable, en muchas regiones las protestas de pro-ucranianos superaron a las pro-rusos en número, por encima del punto de referencia de 10 000 en ciudades como Kharkiv, Dnipropetrovsk y Odesa. Por otra parte, en ningún momento los pro-rusos lograron conseguir tan siquiera una ocupación en la escala de Donetsk y Luhansk, que tuvo que ser apoyada finalmente por las armas rusas, mercenarios y fuerzas especiales. Una reciente encuesta independiente de Rusia ha sugerido que el sureste de Ucrania aún no está ansioso por unirse a sus hermanos en Rusia – o “Nueva Rusia”, para el caso. Para el 43%, Nueva Rusia era, a lo sumo, un concepto ajeno, mientras que el 4% la describió como un simple término histórico y arcaico.

Probablemente hubiera sido mejor para todos los involucrados si Nueva Rusia se quedase en ese  concepto arcaico.

Autor: Kirill Mikhailov. Editado por: Mat Babiak.

Fuente original: Euromaidanpress.com

Traducción: Ganna Katoula.

Autor: AK

"El hombre grande es aquel que en medio de las muchedumbres mantiene con perfecta dulzura la independencia de su soledad". Emerson cita la frase que mejor me describe. Estudiante de Medicina y tesorera de la asociación ME.I.GA, IFMSA-Spain, Actual Activista y Defensora de Ucrania. Amante de la verdad y la transparencia, sin fondos oscuros ni ocasos sombríos.

Un pensamiento en “5 Hechos sobre Novorrusia que no aprenderás en clase de historia en Rusia

  1. Pingback: 500 días en la ocupación: la realidad de la vida en Donetsk | Con Ucrania

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s