¿Qué hacer para ayudar a Ucrania?



1. Informarse sobre la situación de Ucrania

El desconocimiento es un arma muy poderosa hoy en día. Las personas que no tienen información son fácilmente manipulables, llegan a fiarse de cualquier información que se publica, incluso, en las redes sociales y, ya sabemos que una mentira repetida varias veces, si no hay información suficiente, se convierte en la verdad.

Así, la guerra en Ucrania no comenzó ahora, en el año 2022, sino ya hace 8 años, es decir, en el año 2014, cuando Ucrania estaba formando un gobierno provisional, cuando no estaba preparada para una agresión externa, cuando el ejército ucraniano carecía no sólo de suficientes soldados, sino tampoco tenía armas, ni munición suficiente. Durante este tiempo ha habido más de 42 miles de víctimas, de ellos mas de 13.000 son personas fallecidas y mas de 33 miles de lesionados.

2. Informarse de la fuente fiable y fuente directa.
Puede ser muy evidente que la información cuanto más directa es, es más verídica y fiable. Sin embargo, muchas veces, no es fácil de conseguir información directa de Ucrania, especialmente teniendo en cuenta la barrera del idioma y la falta de información proporcionada por Ucrania en español.
Sin embargo, cuando leemos una noticia sobre Ucrania tenemos que verificar quién (qué medio) publica esta noticia o dónde está ubicado el corresponsal que hace el artículo.
Así, muchísima información que procede de Ucrania, procede de medios de comunicación rusos como Russia Today (RT) o Sputnik, entre otras. Evidentemente en estas noticias se podrá encontrar una información «revestida» de neutralidad con inclinaciones hacia las grandes «fake news» que se propagan por la maquinaria de «fake news» rusa y que preparan el terreno para que esas noticias sean más fácilmente aceptadas como verdaderas al lector hispanohablante.

3. Compartir información sobre Ucrania

Kremlin tiene toda una maquinaria propagandística a su servicio que desde hace años, se ha vuelto experta en difusión de noticias falsas y con la que no puede competir el Gobierno Ucraniano.
Sin embargo, si las noticias sobre Ucrania se comparten, llegarán a más personas que comprenderán mejor la situación de Ucrania, y por tanto, les será más difícil de creer en los «fake news»

4. Apoyar Ucrania
Apoyar no solo significa lamentar lo que esta pasando con las personas residentes en Ucrania.
Significa algo más. El apoyo se puede manifestar en diferentes formas, puede ser tan fácil, como escribir correctamente las ciudades ucranianas (Kyiv, Jarkiv, Dnipro) y no hacer uso de los gentilicios impuestos en la era soviética y continuados por la política usurero de Kremlin. Todos los ucranianos hispanohablantes sabemos que el uso común de la denominación de la capital ucraniana fue «Kiev» y que debido a ello, incluso la Real Academia Española reconoce su uso, sin embargo, de lo que no se da cuenta el lector hispanohablante es que ese uso es un signo de la opresión que hacia Kremlin sobre Ucrania durante todos esos años y que incluso después de la independencia del país en el año 1991 Ucrania no ha tenido la necesidades de difundir internacionalmente su historia, su cultura o su forma de expresar los gentilicios (tampoco es que hubiera mucho interés en ello por el resto de los países) y mientras tanto, la herencia soviética se calaba en el uso cotidiano y en la conciencia de la gente de otros países, siendo que actualmente la mentalidad de una persona a pie no conoce cual es la diferencia entre los idiomas de los dos países, su cultura o su historia, lo que hace, a su vez, que la propaganda rusa funcione mejor.

5. Condenar la actuación de Rusia

El Gobierno de la Federación rusa no está actuando correctamente. Está atacando a un país vecino más débil a sabiendas que no podrá defenderse apropiadamente sólo, y además, ahora mismo está chantajeando a otros países para que acepten sus exigencias para conseguir más beneficios no sólo económicos, sino políticos, geostrategicos e imponer su egemonia en el continente euroasiatico con importantes consecuencias en el orden de seguridad europea.

Rusia ha vulnerado sendos acuerdos internacionales (¿sabías que Ucrania ha sido del tercer arsenal de armas nucleares y los destruyó a cambio de la protección que le ofrecían de su soberanía e integridad por parte de varios países Europeos y, ejem ejem, Rusia? Es el acuerdo de Budapest), está incumpliendo ahora mismo los acuerdos de Minsk, (ojo, de los que Kremlin ha sido parte durante estos años) y esta exigiendo cambios en los estructura de organismos internacionales gestores de la seguridad europea, como es la OTAN.

Asimismo, la Federación Rusa es un vecino que siempre está presente en las oportunidades de desequilibrio de sus países vecinos, ha propiciado directamente varias crisis en la política de los países cercanos, en la crisis de migración europea, mismamente en la cuestión del independentismo catalán (hablando de España) …

Son ya muchas las actuaciones de Kremlin que han sido llevadas a cabo con dolo (conducta antijurídica, culpable y punible de realizar una acción con conocimiento y plena voluntad de ello) pero que apenas ha tenido reproche y castigo proporcional por parte de los demás espectadores y víctimas directas o indirectas de esta conducta.
Todo ello se debe a que, por una parte, de forma aislada, ningún país puede hacer frente al agresor ruso, por otra parte, todos los implicados estaban inmersos en problemas de diversa índole internos, así como ninguno quería mermar las relaciones económicas con la Federación rusa.

Es por ello que cualquier forma de justificar la actuación rusa, o bien, aminorar la gravedad del ataque a la soberanía de un país, o bien, buscar la supuesta culpa en la actuación de otros sujetos internacionales, es, sencillamente, inaceptable.

Es por ello, y, para concluir, no sólo para ayudar a Ucrania, sino en la conciencia de cada uno, no se puede dejar de plantear la siguiente pregunta ¿si ahora mismo echamos la vista atrás y nos acordamos de la I o II Guerra Mundial, seríamos capaces de dejar que ocurra un escenario semejante?

3 comentarios sobre “¿Qué hacer para ayudar a Ucrania?

  1. Lamentablemente la lucha de los poderosos por perpetuarse en el poder, con llevan a la toma de estas mediadas, sin importar vidas, la cultura y las consecuencias. Buena entrada. Lo voy a rebloguear en mi blog. Abrazos y ojalá esto no llegue a mayores

    Me gusta

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: