Información en español sobre Ucrania


1 comentario

25 de junio – Nacimiento de Ivan Krypiakevych

Іва́н Крип’яке́вич nació el 25 de junio de 1886 en Lviv.

Fue un historiador ucraniano, académico, profesor de la universidad de Lviv y director el Instituto de Ciencias Sociales de Ucrania. Especializado en historia de Ucrania de los siglos XV, XVI y XVII, escribiendo extensivamente sobre la historia social de la región occidental y la historia política de los kozakos ucranianos, especialmente durante el período del Hetman Bohdan Jmelnytskyi. Además escribió una gran cantidad de libros de texto para uso escolar, con popularizaciones y algo de ficción histórica para la educación infantil.

Falleció el 21 de abril de 1967.

Nació dentro de la familia de un sacerdote greco-católico que había emigrado de la región de Chełm. Durante sus años en la escuela, Ivan hablaba sólamente en polaco.

Mas adelante estudió historia, bajo dirección de Myjailo Hrushevsky, en la Universidad de Lviv. Su tesis de doctorado, escrita en 1911, fue sobre “Los Kozakos y los Privilegios de Bathory”, un estudio sobre los orígenes de los kozakos ucranianos.

De 1908 a 1914 publicó extensamente en periódicos ucranianos de Galitzia, y tomó parte en la Prosvita, o movimiento de iluminación, creado para elevar el nivel educativo del campesinado ucraniano de esta región. A partir de 1905 comenzó a publicar también en la revista de eruditos de la Sociedad Científica Shevchenko que, bajo el liderazgo de Hrushevsky, se convirtió en una Academia Ucraniana de Ciencias no-oficial, sirviendo al pueblo ucraniano a ambos lados de la frontera Austria-Rusia.

En 1907, tras denuncia por Andrzej Kazimierz Potocki, gobernador del reino de Galitzia y Lodomeria, fue encarcelado por protestas estudiantiles que se llevaron a cabo en la cercanía de la Universidad de Lviv. Inicialmente fue detenido como terrorista, pero más adelante el cargo fue degradado a “disturbio de la paz pública”.

De 1911 a 1939 impartió clases en el Gimnasium polaco en Zhovkva y Rohatyn, además del Gimnasium Académico de Lviv. De 1918 a 1919 impartió clases en la recién establecida Universidad de Kamianets-Podilskyi, pero regresó a Galitzia, a una región actualmente absorbida por Polonia, tras la caída de la República Popular de Ucrania. De 1921 a 1925 trabajó como profesor en la Universidad Ucraniana clandestina de Lviv.

Durante el período entre guerras, excluido de todo puesto en docencia en universidades por el gobierno polaco, continuó dando clases en gymnasia y apoyó activamente la Sociedad Científica Shevchenko. De 1921 a 1924 retornó a impartir clases universitarias, en una universidad secreta en Lviv, y fungió como secretario de su senado.

Después de esto, de 1934 a 1939, impartió clases en la Academia Teológica Greco Católica. Todos sus trabajos realizados durante esta época fueron publicados exclusivamente en idioma ucraniano. También se dedicó a proyectos de preservación de sitios de entierro de soldados ucranianos caídos y en promover la literatura de la Galitzia ucraniana. A partir de 1934 fue jefe de la Academia Shevchenko.

A diferencia de otros estudiantes de Hrushevsky, Ivan Krypiakevych nunca manifestó públicamente su rebelión contra la autoridad tanto política como intelectual de su mentor y, aunque se desvió del populismo de Hrushevsky a una interpretación pro-estatal en cuanto a la historia de Ucrania, veneraba la memoria de su mentor, publicando incluso una biografía de éste en 1935.

En 1939 cae la República de Polonia y la anexión de Galitzia trajo cambios drásticos en las instituciones académicas, asi como en las políticas y sociales, y Krypiakevych fue nombrado profesor de historia en la Universidad de Lviv, parcialmente sovietizada. Aunque la institución fue anulada durante la ocupación nazi, Ivan encontró trabajo en una casa editorial en Lviv. Por razones familiares permaneció en Lviv cuando Alemania se retiró al oeste y los soviéticos tomaron Lviv. Las represiones en contra de ucranianos en Lviv causó que Ivan fuese deportado al este, a Kyiv, junto a muchos de sus colegas, acusados por “Nacionalismo burgués”. Luego sufrió persecución durante muchos años, hasta 1948 que se le permitió regresar a Lviv.

A partir de 1951 estuvo a cargo del Instituto de Ciencias Sociales en Lviv, y en 1958 fue nombrado “Académico” en la Academia de Ciencias de Ucrania.

Falleció en 1967 en Lviv, y sepultado en el cementerio Lychakivskiy, de esta ciudad.

Dentro de sus primeros trabajos menciona la historia reciente de Lviv y la historia social de Halytsia. Más adelante sus temas se tornaron a la historia sobre los kozakos y fue cuando publicó la disertación sobre las reformas de Báthory; luego realizó estudios sobre la política internacional kozaka y, más adelante, sobre el Estado Kozako creado por Bohdan Jmelnytsky en 1648. La mayoría de estos trabajos fueron publicados en “Memorias de la Sociedad Científica Shevchenko”.

Durante el período de gobierno polaco, Krypiakevych publicó, como autor o coautor, muchas obras con historia popularizada, dentro de los cuales los mas importantes son “La Gran Historia de Ucrania” en 1935 y su “Historia del Ejército Ucraniano” en 1936, junto con “Historia de la Cultura Ucraniana”. Estos trabajos fueron usados como libros de texto en escuelas tanto de Galitzia como entre la diáspora ucraniana en Norteamérica. Otra obra tuvo que ser publicada bajo el pseudónimo “Ivan Jolmsky” en 1949, que tituló “Historia de Ucrania”.

Durante la época soviética fue conocido como erudito en la época de Bohdan Jmalnytskyi y, para el 300 aniversario del Tratado de Pereiaslav entre los Kozakos y el zar ruso, su libro “Bohdan Jmelnytsky” apareció en ediciones bastante lujosas en 1954.

Su monografía sobre el principado medieval de Galitzia-Volhynia fue publicado post-mórtem en 1984 y, tras la independencia de Ucrania, fueron reimpresos, ya sin censura, la mayoría de trabajos sobre la época del Hetman Jmelnytskyi.

El Instituto de Estudios Ucranianos de la Academia de Ciencias Nacional en Lviv fue nombrado en su honor en 1993.

Ivan Krypiakevych tuvo dos hijos, Petro-Bohdan (1923 a 1980) y Roman (1925 a 1999), ambos renombrados científicos ucranianos.

Archivo de obras de Ivan Krypyakevych en psf descargable


Deja un comentario

24 de junio – Nacimiento de Myroslav Ivan Lubachivsky

Мирослав Іван Любачівський nació el 24 de junio de 1918 en Dolyna, ciudad de Austria-Hungría en ese entonces, actualmente Ivano-Frankivsk.

Fue un cardenal ucraniano, obispo de la Arquiparquía católica ucraniana en Filadelfia, EEUU y, de 1984 en adelante, Arzobispo mayor de Lviv y cabeza de la Iglesia Greco-Católica Ucraniana (UGCC).

Falleció el 14 de diciembre del 2000 en Lviv.

Fue ordenado sacerdote de la Arquiparquía de Lviv en 1938 por el Metropolitano Andrey Sheptytsky, aunque luego continuó sus estudios para doctorado en teología en Austria. Después de la segunda guerra mundial, incapaz de retornar a Ucrania, emigró a los EEUU, en donde continuó con su trabajo pastoral, al principio como sacerdote en la Iglesia de los Santos pedro y Pablo en Cleveland, Ohio, a partir de 1949 y hasta 1968. Luego estuvo en el cargo de maestro en el Seminario Católico Ucraniano San Josaphat, en Washington. También dio clases en el la Academia de San Basilio en Stamford, Connecticut, antes de ser consagrado como arzobispo en 1979.

El Santo Sínodo Ucraniano lo eligió coadjutor del Cardenal Josyf Slipyj en 1979. Éste falleció en 1984, y entonces Myroslav ocupó el cargo de jefe de la UGCC. En 1985, el Papa Juan Pablo II le otorgó el título de Sacerdote Cardenal de Santa Sofía a Via Boccea.

Escudo de su patriarcado

En 1989 fue levantada la prohibición en contra de la iglesia y Lubachivsky, junto con otros líderes de la UGCC, regresó a Lviv del exilio el 31 de marzo de 1991.

Luego de esto estableció el coro del arzobispado, reorganizó la estructura administrativa y estableció varias instituciones educativas para la formación de pastores; creó 4 nuevas diócesis, prestando especial atención a la restauración del sistema patriarcal, y reviviendo también las buenas relaciones con la iglesia ortodoxa, reconstruyendo varias instituciones sociales, resolviendo las necesidades del sacerdocio y estableciendo enlaces con representantes de organizaciones seculares; también ordenó cientos de nuevos sacerdotes y estableció el catequismo para educación religiosa de la gente.

Entre 1995 y 1996, por deterioros en su salud, el sínodo de Obispos de la UGCC escogió a Lubomyr Husar para la asistencia al jefe de esta Institución. Después de ésto, se involucró únicamente en actividades científicas y teológicas.

Falleció el 14 de diciembre del 2000 a las 4 horas. Fue sepultado en la cripta de la Catedral de San Jorge en Lviv.

En su honor fueron nombradas calles y avenidas en Ivano-Frankivsk y Dolyna, su pueblo natal. El 14 de agosto del 2014, unos meses después de cumplirse el centésimo aniversario de su natalicio, se estableció una placa memorial en la Iglesia de la Natividad de Teothokos en la parte antigua de la ciudad de Dolyna, proyecto a cargo de Ruslan Romanyshyn y Basyl Zalyasko.

En 2012 también se le dedicó el festival y concurso «З піснею до Бога» “Con la canción a Dios”, de música dedicada a Dios, celebrado en la provincia de Ivano-Frankivsk, en Dolyna, a fines de septiembre.


Deja un comentario

Las Veladas de Dikanka – de Mykola Hóhol – Historia y Reflexiones

Las Veladas de Dikanka, también traducido como “Tardes (o noches) en una aldea (o granja) cerca de Dikanka”, es una colección de cuentos cortos por Mykola Hóhol, escrita entre 1829 y 1832.

Es importante aclarar que las traducciones “granja” o “aldea” no son tan apropiadas como sería “Jútir”:

Una Хутір (plural – ху́тори) es un caserío, traducido al español también como “casco”.

Es un término muy utilizado durante la época del Imperio Ruso, y la posterior Unión Soviética, para designar un asentamiento rural saparado, construido en tierra de propiedad privada, consistente en una sola finca o granja, generalmente. El nombre era utilizado también en ramales de aldeas campesinas, además de las regiones en los que los kozakos zapórogos se establecieron en el Don bajo o en la región ucraniana de Kuban. A comienzos del siglo XVI los kozakos construían asentamientos de invierno, para albergar sus caballos y ganado. Los Jútory se expandieron en Ucrania luego que la servidumbre fuera abolida en 1861, y se continuó difundiendo durante la reforma agraria de Stolypin, que inició con el decreto del 9 de noviembre de 1906, que permitía que el casco de un asentamiento demandara la comuna (obshchyna) como propiedad suya. Si el caserío se asentaba en esta tierra, tanto el casco como el caserío circundante eran llamados Jútir; pero si el caserío era parte de una aldea, la tierra que el casco recibía era llamado “otrub” (plural: otruby).

Durante los años de reforma (1906– 1916) fueron registrados 400,000 jútory y otruby (14% de los caseríos), en un área de 2.7 desiatins. Las regiones en las que existían mas Jútory era en el sur y en la Ucrania Slobidska. En Jerson y Járkiv, por ejemplo, el 22.5% de todas las granjas era Jútory u otruby, mientras que en Poltava sólamente era el 12.9%. Las familias lo suficientemente grandes como para realizar todo el trabajo necesario para manejar una granja, se asentaban a menudo en Jútory, por lo que, en consecuencia, el área de campo de la que disponían era mayor que la de los habitantes de las obshchyny. De esta manera, un caserío tipo jútir en la provincia de Poltava, en promedio poseía 26.7 hectáreas, mientras que los de una obshchina promedio poseía 7.7 hectáreas. Los propietarios de una Jútir, cuando lograban tener una cantidad de dinero para ser considerados ricos, eran llamados kulaks.

Después de la revolución de octubre de 1917, una redistribución de la tierra, afectó a terratenientes y propietarios de jútory por igual. Alrededor del 20% de las granjas más acaudaladas fue distribuido dentro de campesionos pobres, con un 89% que se dio luego de lucha violenta. Para 1922 había bajado la proporción de jútory y otruby a 4%, aunque durante la colectivización desapareció por completo el formato de jútir como manejo de la tierra. A pesar de ello, la población continuó viviendo en este formato, de forma únicamente habitacional.


Estos cuentos aparecieron en varias revistas y fueron publicados en forma de libro hasta que Hóhol tuvo veintidós años de edad. El autor nació en la aldea de Velykyi Sorochyntsi, cerca de Poltava, y pasó su juventud en Ucrania hasta los diecinueve años. Sus primeras impresiones y vivencias de la niñez y juventud fueron las que inspiraron estas obras, tan agradables a la lectura a pesar de presentar episodios de terror, como en “La víspera de San Juan”, colmados de bellas descripciones sobre su gente, mitología, paisajes de Ucrania.

En una serie de cartas a su madre, pedía a ésta que le escribiera descripciones de las costumbres, vestidos, supersticiones y leyendas de su aldea, para recordar sus vivencias tempranas.

Aunque no fue su primera obra, si fue la pionera y fundamento que formó la esencia de su estilo y, especialmente, su sentido a lo macabro. Fue esta la obra que probó que él era un nuevo poder en la literatura de la rusia imperial, con la cuidadosa entremezcla de lo horrorífico y lo humorístico.

Alexander Pushkin tuvo algo de influencia sobre la escritura de esta colección, que presenta varias referencias a Ucrania o, de hecho, fuertemente enlazada al folclore y cultura de su pueblo natal, ofreciendo una nueva perspectiva del tiempo de vida de Hóhol. De hecho, el autor marca más la diferencia entre las culturas ucraniana y rusa en esta obra; Ucrania para él es belleza, tradiciones, mitología, escenas cómicas pero cándidas, y las obras que hablan sobre su tierra natal son muy distintas en los sentimientos que infunden al lector, de las que luego clasifican los estudiosos de la literatura como “historias de San Petersburgo”.

La estructura de la obra se convirtió en una de las características propias de Hóhol para sus obras posteriores, encontrada claramente de nuevo en “Almas Muertas” (enlace). Esta obra, “Veladas” le ganó a Hóhol el mérito que lo llevó al notorio puesto dentro del círculo literario ruso, lo que le abrió las puertas para futuros trabajos.

Todos y cada uno de los cuentos, aparentemente independientes, fueron basados en el folclore ucraniano y presentan elementos cómicos y a un narrador que los enlaza, apicultor, Pan’ko-el-Pelirrojo, quien es el que dicta las historias al lector. Otros pocos caracteres se mencionan en términos de las historias que presentan, pero, a pesar de ello, son narrados por el apicultor. Esta corta sección (el prefacio) nos presenta al apicultor Rudy Panko, quien nos introduce al tema al informar al lector que lo siguiente consiste en una serie de cuentos fantásticos que él ha escuchado. Habla con seguridad, al punto y directamente al lector, como si éste estuviese sentado frente a él a la mesa o en las afueras de su aldea. Habla sobre la placentera serenidad de la vida campesina y menciona abundantes festividades. Continúa contando sobre las historias en estas fiestas nocturnas, y luego comenta que nadie puede contar historias como Rudy Panko. Su nombre significa “rojo” en ucraniano, y es un apodo, de nuevo para hacerlo ver informal y personal.

Y es importante hablar en primer lugar del prefacio, en el que el escritor nos ambienta, nos coloca en el lugar mencionado: hablando con Rudy frente a frente sentados a la mesa en una fiesta nocturna a las afueras de la aldea. Sería interesante que el lector de este análisis se familiarice con las Vechornitsi, leyendo el artículo enlazado aquí, pues a eso se refiere el “Veladas” del título. Es difícil traducir la palabra «Вечори》 del título en ucraniano al español, aunque la palabra que más se acopla es realmente “Veladas”, debemos conocer primero qué son las Vechory, quién es la Hospodarka (enlace) y el Hospodar (enlace), y cómo se celebran estas fiestas vespertinas.

Desde el título, entonces, ya nos ubicamos de lleno en Ucrania.

Es importante ver también la primera frase, una cita que coloca al principio del primer capítulo del primer libro:

Me aburro en la choza solo,
llévame fuera de casa,
donde reine el alboroto,
donde dancen las muchachas
y se diviertan los mozos.
(De una vieja leyenda)

Esta frase nos transmite el sentimiento que esperaremos del libro completo. Ya sea con las graciosas aventuras de la familia que va a la feria de Soróchintsi a vender su trigo, y paran casando a la hija, a regañadientes de su madre, tras pasar alegres aventuras con un demonio disfrazado de cerdo que busca una casaca roja perdida.

Una obra artística, ya sea literaria, de arte plástica, musical, danza, escultura y otras formas de expresión, es exitosa si nos transmite sentimientos, además de lo racional. Y “Las Veladas de Dikanka” nos transmite sentimientos del lado positivo, es decir, agradables. Nos reímos al leer la Feria de Soróchintsi, y no nos aterramos, sino mas bien nos sorprendemos, boquiabiertos, por las aventuras del joven con la bruja que vive en una casa con patas de gallina y satanás convenciéndolo de cortar una flor mágica. Y asi son los demás cuentos de esta recopilación. Algunos aterradores, pero inocentes en comparación con uno de sus últimos trabajos, “Almas Muertas” que, a pesar de estar ambientado en el mundo real, y a pesar de haber sido planeado por el escritor como una comedia, presenta tan clara la realidad de la sociedad de la Rusia imperial, que para siendo más terrorífico, inspira más sentimientos negativos que “El Viy” (enlace), por ejemplo, también ambientado en Ucrania y su maravillosa mitología.

Hóhol nos presenta en esta obra algo agradable. Nos describe rebosando de adjetivos calificativos que nos hacen sentir lo maravilloso que es el pueblo ucraniano y sus costumbres, tradiciones y mitología. Al leerlo, nuestra mente se transporta casi literalmente a la escena que nos está describiendo el autor.

Si una persona que no conoce gran cosa sobre Ucrania pregunta a un filólogo o historiador sobre la época de los Kozakos, éste probablemente le recomiende que lea “Taras Bulba” de Hóhol; y si le pregunta sobre la mitología ucraniana, es alta la probabilidad que le recomiende que lea “Las Veladas de Dikanka”. Es una obra en la que se describen las principales criaturas de la mitología ucraniana, asi como las principales tradiciones de un pueblo de corazón puro porque, quien cree en estos seres mitológicos, por más que sea el demonio, tiene el alma mas pura que aquel que no cree más que en “la realidad” y le importa más lo material.

Veamos ahora cada una de los cuentos:


1. LA FERIA DE SORÓCHINTSI

La feria de esta ciudad se ha celebrado desde la antigüedad, prohibida sólamente durante la época soviética. El 18 de agosto de 1999 obtuvo el título de “Feria Nacional” del país, por medio de un decreto presidencial. Llega todo tipo de producto, desde artesanías hasta maquinaria pesada en la actualidad; se reúnen alfareros, fabricantes de alfombras, agricultores de todo tipo de producto, apicultores, ganaderos; en fin, de todo. Y en cuanto a entretenimiento, aún llegan titiriteros, como nos narra Hóhol y aparece en la película, y actualmente se realizan festivales musicales y varios eventos divertidos.

En esencia, la feria de Soróchintsi es un lugar agradable. Y asi nos la presenta Hóhol. Una familia va a vender sus animales y trigo, la hija va por primera vez, ilusionada y maravillada por lo que ve, y termina enamorada y hasta casada con un joven kozako. No es necesario visitar esta feria, ni siquiera visitar Ucrania, por el éxito de este primer cuento en presentàrnosla.

Nos introduce también, de una forma que da más risa que temor, tanto al lector como a los personajes participantes, a ciertos seres malignos, mitológicos, que rondan siempre en estas alegres reuniones: un demonio disfrazado de cerdo. Uno, como lector, salta cuando súbitamente aparece el hocico del cerdo, supuesto demonio, y los señores que se encuentran contando la historia salen huyendo.

Este primer cuento inspiro algunas películas y una ópera, escrita, pero sin terminar, por Modest Mussorgsky, que luego finalizaron otras manos.

En el artículo que enlazamos aqui (pinchar), explicamos más a fondo la feria en sí, y enriquecemos la información sobre las películas y ópera.

Y por medio de este enlace (pinchar), accedemos al cuento traducido al español.


2. LA VÍSPERA DE SAN JUAN

Sería buena idea familiarizarse con la festividad de IVAN KUPALA antes o después de leer esta obra, así como con el personaje mitológico BABA YAHA, y la FLOR DEL HELECHO, o también las reuniones de brujas en LYSA HORA. (Pinchar las mayúsculas para acceder).

La Víspera de San Juan nos ubica en una aldea muy humilde, ¡Sus viviendas eran simples agujeros excavados en la tierra!, en un punto geográfico, ….pero que se alzaba a menos de cien pasos de Dikanka…, y en una época: ya que en aquella época casi todos los hombres participaban en las incursiones de los kozakos.

Como en el resto de la obra y de todas las historias de Hóhol que pertenecen al grupo “Ucrania”, los hechos son agradables a pesar de hablar de demonios, un niño sacrificado, brujas y desgracia; a diferencia del grupo de historias agrupadas en la categoría “San Petersburgo”, como “La Nariz” (enlace), “Diario de un Loco” (enlace) y culminadas con “Almas Muertas”.

Mientras que el primer cuento sobre la feria de Soróchintsi nos presenta a una familia completa, en La Noche de San Juan es una pareja, muy pobre; al yerno no lo aceptan los padres de la novia, por no tener dinero, y cae en una serie de sucesos por conseguirlo, obedece sin saberlo al demonio y entrega a un niño a la bruja; participan muchos más criaturas mitológicas que en el primer cuento, y hay más acción; el sentimiento que infunde es que la ambición y la codicia son obras del demonio, y el ser humano bondadoso se pierde al caer en ellas. Fácil caen las buenas personas, ingénuas y codiciosas a fuerza, por la necesidad.


3. NOCHE DE MAYO O LA DONCELLA AHOGADA

Nuevamente enlazamos otros artículos que nos pueden ampliar la información en este análisis. Comenzamos con la conocida canción folclórica “¡QUE NOCHE, ESTRELLADA!” que, al igual que la ópera “La doncella ahogada”, está inspirada en este cuento.

Hóhol no se detiene en su bella descripción de su querida Ucrania: ….hacia el cielo azul de Ucrania, tibio e inmenso, medio oculto por las frondosas ramas de los cerezos que se alzaban ante ellos…

En este cuento, es una pareja de enamorados, de “diecisiete primaveras” la muchacha Halia, y Levko un fuerte mozo kozako, quienes nos introducen la historia.

Un cuento en el que la malvada es la madrastra, y por el que conocemos más criaturas de la mitología ucraniana. Recurrentemente aparece la RUSALKA en la mitología ucraniana, y MAVKA es una rusalka especial. Ambas criaturas también juegan un papel importante en la obra de LESYA UKRAYINKA: LA CANCIÓN DEL BOSQUE. (Ver también “Personajes de la Canción del Bosque”). La rusalka, como se puede leer en el artículo enlazado, es una ninfa de agua, que proviene de una niña que se ahogó antes de ser bautizada, o de una jovencita que murió por amor, como es este caso, despechada por su padre.


Opera de Mykola Lysenko, titulada “Noche de Mayo o la Ahogada”, basada en el cuento del mismo nombre de Mykola Hóhol, parte del libro “Las veladas de Dikanka”.

4. EL MENSAJE DESAPARECIDO

Este cuento, el último de la primera parte, inspiró una película, filmada en 1945. La historia sobre una carta que se perdió, que iba destinada a la zarina, es narrada por Foma, quien luego vuelve a aparecer en “Un lugar embrujado”, en la segunda parte.

Hóhol nos presenta aquí la feria de Konotop, en donde el protagonista entabla amistad con un kozako zapórogo que vendió su alma al diablo. Pide a otro amigo que lo cuide, pero ambos fallan y a la mañana siguiente nota que desapareció su sombrero, en donde había cosido la importante carta, y su caballo, junto con el kozako que debían cuidar. Un mesonero le dio instrucciones para encontrar el sitio de reunión de los demonios, que el protagonista sigue, encontrando el lugar.

Por el momento es el cuento de este libro con mayor cantidad de criaturas malignas:

Había tal cantidad de brujas como copos de nieve en Navidad, todas emperifolladas y pintarrajeadas como señoritas en una feria……//….No obstante, a pesar de su miedo, mi abuelo se echó a reír cuando vio cómo los diablos, con sus hocicos de perro y sus patas de alemanes, movían sus colas y cortejaban a las brujas, tal como hacen los muchachos con las jóvenes bonitas; mientras tanto, los músicos se daban puñetazos en las mejillas como si fueran panderetas y silbaban por las narices como si fueran flautas.

Logra recuperar su sombrero, con la carta, tras tres partidas de cartas contra estos seres malignos, perdiendo en las primeras dos, pero encontrando que, al hacer la señal de la cruz sobre la baraja, logra vencerlos. El caballo lo recupera ya muerto:

….cuando delante de él cayeron ruidosamente los huesos de su caballo.

Logra cumplir su misión, y la única consecuencia que queda de esta experiencia es que su esposa baila sin poder detenerse una vez al año, para el aniversario de su trinfo sobre los demonios y brujas.

PARTE 2: 1. NOCHEBUENA

Este es un extracto de otro artículo en ConUcrania sobre este libro:

Cada uno de los segmentos se basaron en el folclore ucraniano y presenta elementos de comedia y un narrador de enlace, el apicultor Rudi Pankó (“Pankó el Pelirrojo”), quien está dictando las historias al lector. Se mencionan otros personajes en relación con las historias que proporcionan, pero a pesar de ello estos segmentos se siguen narrando a través del colmerero Rudi Pankó.

Enlace

En Nochebuena, traza Hóhol un cuadro de costumbres muy vivo enmarcado en la víspera de Navidad en un pueblecito ucraniano. Así, el lector puede degustar la gastronomía típica de esa noche, como el kutiá o LOS VARENYKY o el BORSHCH, o unirse a los jóvenes que cantan las KOLYADKY de puerta en puerta, algo así como nuestros villancicos. En ese contexto, una historia de amor con la desdeñosa y altiva Oksana que cifra su corazón al precio de quien pueda conseguirle unos zaptaos como los de la zarina; Vakula, el herrero, con la ayuda del demonio, volará hasta San Petesburgo para conseguirlos; entretanto, la madre del herrero, Soloja, da juego a tres pretendientes: el kozako Chub, el diácono (casado) y el alcalde, lo que configura divertidas coincidencias en la línea de las comedias de enredo.

En este cuento, el demonio roba la luna para dejar a oscuras a los enamorados; una bruja colecciona estrellas, que juegan cogidas de las manos en el cielo; magos sentados sobre pucheros surcan el éter; “más allá veíase un enjambre de espíritus que se extendía a modo de nube. Un diablejo que bailaba cerca de la luna, se quitó el gorro al ver pasar al herrero montado a caballo sobre el demonio. Una escoba tornaba a su destino al quedar abandonada por su dueña”, y estas imágenes de fantasía, alternan con el realismo costumbrista sin transición y con total normalidad, lo que da lugar a capítulos de plena comicidad.

Sin embargo, tras la aparente juguetona estampa, Hóhol realiza una radiografía de todas las clases sociales y, veladamente, presenta la superstición, calibra la moralidad de los altos estamentos y de las jerarquías eclesiásticas e, incluso, se atreve a poner en tela de juicio la política de los zares, en la entrevista que mantiene un kozako ante la zarina Catalina, actitud que se adelanta a sus obras mayores, donde Hóhol llevará a cabo una peligrosa crítica contra la Rusia autocrática y feudal.

Esta actitud incomodará su vida durante toda su carrera literaria hasta lo insoportable: Hóhol morirá en Moscú al borde la locura.

TERRIBLE VENGANZA

Probablemente escrita a fines del verano de 1831 y publicada en 1832; aparecen de nuevo espíritus malignos, y aquí, especialmente, aparece el anticristo:

….¿Sabes que tu padre es el anticristo? El año pasado, cuando me disponía a marchar con los polacos contra los crimeanos (en aquel entonces todavía mantenía buenas relaciones con ese pueblo infiel), el superior del monasterio de Bratsk, que era un hombre santo, esposa mía, me dijo que el anticristo posee la facultad de invocar el alma de cualquier persona, pues cuando dormimos, nuestra alma vaga a su voluntad,….

Este cuento es un ejemplo del pensamiento de Hóhol en el que el demonio está siempre presente en la vida de todos nosotros, y una muestra muy obvia de su filosofía religiosa en general.

El formato literario de esta obra fue luego clasificado como “skaz”, en el que el autor identifica los personajes con términos lingüísticos específicos según su forma de hablar, además de varias alteraciones del flujo literario, como pies de página. Una pieza incomparable en la presentación del folclore ucraniano.

A diferencia de otros cuentos dentro del mismo libro, éste es ambientado en la gran ciudad de Kyiv, empezando en la boda del kozako Yesaul Gorobets, y como invitados están Danilo Burulbash y su esposa Katerina. Más adelante aparece el padre de la señora Katerina, luego de 21 años viajando por el extranjero.

Pero durante la feliz boda aparece un brujo, vestido como kozako, que es espantado por el anfitrión, presentándole dos ÍCONOS religiosos. Al regreso, la pequeña familia, junto con su pequeño hijo Ivan, pasan en su travesía por el DNIPRÓ a la par de un cementerio, y tanto la esposa como el pequeño tenían terror, pero el valiente kozako los tranquilizó con que estos guerreros no temen a los brujos; al día siguiente llega el suegro, quien se comporta como un polaco, evita comer los platos típicos ucranianos, y se pone violento, tras lo que se desata una pelea en la que el suegro dispara en el brazo al esposo de Katerina, pelea que sólo ésta puede detener.

Eventualmente se descubre que el hechicero es el suegro, a quien lo capturan entre varios kozakos, y encadenan en una prisión, pero éste engaña a su hija para que lo libere. A pesar de ser un hechicero, no puede salir por si mismo del cautiverio, pues fue bendecido especialmente, pero si engaña a su carcelero, quien le coloca los grilletes a una rama en vez de su brazo. Logra huír gracias a su hija.

Casi al final, Hóhol nos describe la geografía de Ucrania por medio de un evento especial en el que todos podían verla desde un solo punto:

Aquellos que habían visto mucho mundo reconocieron incluso Crimea, emergiendo cual montaña del mar, y el cenagoso Sivash. A la izquierda se veía la tierra de Galitzia.

Hóhol presenta de nuevo en este cuento varios elementos del folclore ucraniano, incluso canciones:

La madre llora por el kozako.
¡No llores, madre, no te aflijas!
Tu hijo ya se ha casado.
Ha tomado a una joven por mujer.
En la vasta llanura tiene su casa,
sin puerta ni ventanas.

Así acaba la canción. “El cangrejo bailaba con el pez… “

O las RUSALKY:

de las ondas del Dnipró emergen en hilera las vírgenes que han perdido sus almas; los cabellos de sus cabezas verdes caen sobre los hombros

Al final, una historia coloca al lector atrás en el tiempo, en la que la venganza contra el hechicero es implacable.

El cuento inspiró una película, filmada en 1988 por Kievnauchfilm, que mantiene el tono oscuro, aunque el director Mijail Titov realza especialmente las escenas surreales.

IVÁN FIÓDOROVICH SHPONKA Y SU TÍA

Es una historia sin terminar, pero que Hóhol explica con la introducción en la que indica que un amigo de su amigo Rudy Panko se la dio completa a éste, y él la dejó accidentalmente en un sitio del que su esposa, que no puede leer, utilizó una parte para cocinar unas tartas. El amigo del amigo quedó de darle la parte perdida en un viaje a Gadyach, pero lo recordó ya muy tarde, pasadas 10 km de ella.

Esta historia no lleva seres mitológicos; el personaje principal, Ivan Fiódorovich, recuerda un poco al protagonista de “Almas Muertas”, Chichikov, en cuanto a ser una persona aplicada y callada en sus estudios y trabajo. Sin embargo, dejando eso de lado, luego nos presenta la vida cotidiana en la granja, las conversaciones entre los campesinos y entre sus madres o tías (en este caso); nos presenta un poco sobre la vida en un Jútir.

En abril de 2002 fue transmitido por la radio “BBC Radio 4” una adaptación de esta historia, que titularon “Tres Ivanes, dos tías y un capote”, en el que el desenlace pone a Ivan enlistándose de nuevo en el servicio, lo más lejos posible, en Siberia; sin embargo, su superior no lo acepta y lo envía de regreso a enfrentar el terrible destino de casarse y continuar trabajando con su tía.

UN LUGAR EMBRUJADO

Enlace al Cuento
Es la última historia, incluida como último capítulo de “Iván Fiódorovych Shponka y su tía” de esta recopilación, y es narrada por el Sexon Foma, un kozako, cuyo abuelo fue el protagonista, en la iglesia de N… Esta forma de nombrar un pueblo indefinido, un poblado promedio, como decimos ahora, “Un lugar X”, es utilizada por Hóhol en otras historias, pasadas y futuras.

El narrador es el mismo que contó la última historia de la primera parte, “La carta Perdida”.

En este cuento, mas corto que los demás, de nuevo el escritor coloca criaturas mitológicas, aunque no tan claramente descritas como en La Carta Perdida, por ejemplo, pues aqui es el diablo; nadie lo ve realmente, aunque le hace travesuras al abuelo de Foma.

Es una forma del escritor de decir que el diablo está presente en nuestra vida diaria, y nos realiza jugarretas en cualquier momento. Un aspecto de la vida de Mykola Hóhol que lo llevó a profundizar en este tema, e incluso le hizo perder la cordura tras escribir su obra “Almas Muertas”, en la que, a pesar de haberla querido presentar como comedia, resultó siendo muy seria. En esta historia, el diablo sigue siendo un criatura que, aunque malévola, la maldad es de forma cándida hasta cierto punto, tanto como en las historias anteriores, aunque no lo describe tan claramente como en ésas, con hocico de cerdo o de perro.

Más adelante, Hóhol presenta en un cuento mas serio, “El Viy” (enlace al análisis), a demonios y criaturas más espeluznantes.


A continuación, repitamos los enlaces al los cuentos traducidos al español y listados en orden:

  1. La Feria de Soróchyntsi
  2. La Noche de San Juan
  3. La Noche de Mayo o La Ahogada
  4. El mensaje desaparecido

PARTE II

  1. Nochebuena
  2. Terrible Venganza
  3. Ivan Fyódorovych Shponka y su Tía
  4. Un lugar embrujado


Deja un comentario

17 de junio – Nacimiento de Franz Rubó

Франц Олексійович Рубо́ nació el 17 de junio de 1856 en Odesa.

Fue un artista plástico ucraniano que creó algunos de los más grandes y mejores cuadros panorámicos conocidos. Algunos de forma circular, expuestos sobre una estructura cilíndrica que eran contemplados desde el interior. Se cree que el cuadro reproduciría la escena original, no sólo con gran fidelidad, sino también a 360°.

Falleció el 13 de marzo de 1928 en München, Alemania.

Franz (François) Roubaud navió en la familia de Honoré Fortuné Alexis Roubaud y su esposa Madelaine née Sénèque. Fue el cuarto de cinco hijos de una familia católica. Su padre era librario que había llegado a establecerse desde Marsella a Odesa.

El joven estudió en la Escuela de Dibujo de Odesa. En 1877 fue a estudiar en la Academia de Bellas Artes de München. Luego se estableció en San Petersburgo, trabajando en la Academia Imperial de Artes y haciendo pinturas, en enormes panorámicas, de batallas históricas. De 1904 a 1912 impartió clases en la Academia de Arte de la ciudad.

Fue durante este tiempo que pintó su cuadro más conocido: “El sitio de Sevastopol”.

Fue un innovador al utilizar esta forma de representar paisajes y eventos históricos en este formato panorámico, con vista de 360 grados , aunque el sistema había sido patentado por Robert Barker en 1787, en esta región era novedoso. Sus pinturas llegaron a ser una sensación en el momento, pues el espectador se sentía en una realidad virtual, creando la sensación de estar físicamente en el medio de los eventos o el paisaje.

Se necesitaba de pabellones especiales dedicados a sus obras, por lo gigantesco de estas, sobrevivientes aún y únicas representantes de esta técnica durante el siglo XIX.

Jugando Kokpar, una competencia a caballo acostumbrada en Kurguistán y Kazajstán

En 1913 el artista fue a Alemania, estableciéndose en München, en donde vivió hasta su fallecimiento en 1928.

Su obra más destacada, titulada “El sitio de Sevastopol”, fue exhibido en una rotonda, y lo comenzó a pintar en 1901, finalizándolo hasta 1904. Investigó los eventos incluso en persona, viajando a Sevastopol, y leyendo documentos específicos que describían con exactitud lo sucedido, de forma de reproducirlo con la mayor exactitud posible.

El tamaño del lienzo es de 14 m de altura por 115 m de longitud.

Es muy conocido también por sus cuadros representando kozakos en acción, y escenas de las estepas, del cáucaso.

Jinete circasiano

Jinete con arma

Jinete Kirghiz

Kozakos cerca de un río de montaña

Escena deel Cáucaso

Día de mercado

Jinetes circasianos en el río

Kozakos zapórogos atacan


Deja un comentario

16 de junio – Nacimiento de Heorhyi Schleifer

Гео́ргій Па́влович Шле́йфер nació el 16 de junio de 1855 en la ciudad de Kyiv.

Fue un arquitecto ucraniano, quien trabajó en Kyiv y en San Petersburgo.

Falleció el 9 de abril de 1913 en Kyiv

Nació en la gran ciudad de Kyiv como hijo del arquitecto y artista Paul Schleifer (1814–1879), miembro de la comunidad evangélica luterana de Kyiv, y constructor de la Iglesia de Santa Catalina.

A partir de 1874 visitó el Gymnasium de Kyiv y luego se fue a San Petersburgo a estudiar en el Instituto de Ingeniería Civil. Tras completar sus estudios retornó a Kyiv en 1882, impartiendo clases de dibujo en el Instituto para hijas de nobles.

Luego estuvo en un puesto alto para la municipalidad de Kyiv, en el que realizó trabajos importantes relacionados con la provisión de agua a la ciudad. En 1885 entró a la Sociedad de Crédito de Kyiv, y en 1897 ascendió a jefe de la misma, puesto que mantuvo hasta su muerte.

La sinagoga coral en Kyiv

Dominó el estilo medieval de construcción, aunque también se lució en barroco y construcciones en ladrillo; al estar en un buen puesto, con buenos ingresos económicos, no se interesaba por proyectos pequeños, por lo que la mayoría de sus obras son basadas en proyectos a gran escala.

Sus obras más conocidas son la Sinagoga Coral, o Sinagoga Brodsky, en conjunto con Eduard Bradtman; también el teatro actual nombrado Ivan Franko, ambos edificios en Kyiv. También varios edificios en la calle Kreshchatynskyi que, lamentablemente, no han sobrevivido hasta el presente, excepto un edificio residencial en la Десятинна вулиця, 14.

Su último proyecto fue su propia “Villa Schleifer” en Kyiv, en 1909.

Falleció a los 57 años de edad el 9 de abril de 1913 en Kyiv.

Casa Ginzburg, año 1900, Kyiv

Además de un gran arquitecto, fue coleccionista de piezas de arte; en su poder tenía algunas pinturas de Tarás Shevchenko.

Teatro Ivan Franko, plaza Mykolayiv, 1900s


Deja un comentario

15 de junio – Nacimiento de Ivan Vasylyovych Mykolaichuk

Іван Васильович Миколайчук nació el 15 de junio de 1941 en Chortoryia, actual provincia de Chernivtsi.

Fue un actor ucraniano, productor y guionista. Más conocido por interpretar al Hutsul Ivan en “Sombras de los Ancestros Olvidados” – Тіні забутих предків, en 1964, basado en el libro de Myjailo Kotsyubynsky. Recibió el premio ucraniano Komsomol en 1967 y el premio de “Artista meritorio de Ucrania” en 1968; recibió post-mórtem el premio Taras Shevchenko.

Falleció el 3 de agosto de 1987, a los 46 años de edad.

Nacido, durante la segunda guerra mundial, dentro de una familia de campesinos. Se graduó de la escuela secundaria en la aldea vecina de Brusnytsia. En 1957 salió del colegio de música y en 1961 de los estudios de teatro del Teatro de Drama y Música de Chernivtsi.

El 29 de agosto de 1962 contrajo matrimonio con Maria Karpiuk, actriz del mismo teatro.

De 1963 a 65 estudió en el Instituto Memorial Karpenko-Karyi de Artes Teatrales en Kyiv, con Viktor Ivchenko como instructor. Durante esos años, Ivan hizo su debut en la película de Leonid Osyka llamada Dvoye (Los dos).

Sus películas siempre fueron controversiales, y prohibidos por las autoridades soviéticas. Él mismo fue baneado en la industria del cine durante cinco años debido a incidentes relacionados con la pelicula “Sombras de los Ancestros Olvidados” de Parajanov; en esencia fue por ser demasiado nacionalista (Ivan) y una persona “de ideología hostil”. La peliculamisma, que recibió el Premio de Oro en el 7mo festival de cine de Moscú en 1971, fue percibida como un ataque hostil por fuerzas nacionalistas ucranianas.

En 1979 le fue otorgado permiso para participar en la película Babylon XX – Вавилон ХХ, ayudado por Volodymyr Ivashko.

Su casa en Chortoryia, en el municipio de Kitsman, ha sido desde entonces un museo dedicado a él.

Dejó un legado en el cine ucraniano y es considerado el más grande actor en la historia de la cinematografía de Ucrania. Inspiró a próximos actores ucranianos a mostrar su identidad ucraniana durante la época soviética.


Deja un comentario

Jaraktertnyky – Kozakos magos – Kozakos lobos

Ucrania es una tierra bendita. Las cuencas de ríos como el Dnipró (enlace), Dniester o el Donets, y el clima que proviene del mar negro y el mar de azov, proveen condiciones climáticas, geográficas, silvícolas y edafológicas ideales para la agricultura, además de poseer otros recursos naturales muy valiosos. Y no se diga su gente, un pueblo dotado de gran inteligencia y habilidades para el trabajo.

La alfombra voladora – Representación del héroe de la Rus de Kyiv, Ivan Tsarevych, por Victor Vasnetsov – 1880

Es una bendición, pero también ha hecho que su tierra haya sido deseada por muchos pueblos a lo largo de la historia. Desde antes de Cristo, luego el reino de la Rus de Kyiv, y hasta la actual Ucrania, aún en nuestros días, han intentado quitar al pueblo ucraniano esta tierra. Y han, lamentablemente, logrado dominarla, mas no conquistarla. Los mongoles, y sus herederos, los rusos, durante el siglo XIII, y hasta ahora, han querido incluso exterminar la cultura y pueblo ucraniano (ver “Holodomor”).

Por lo tanto, los ucranianos, desde la antigüedad hasta el día de hoy, y el futuro, han tenido que defender su tierra. Existen las guerreras “semi-legendarias” conocidas como “Amazonas” (enlace), tribus de sólo mujeres que incluso, se llegó a decir en exageraciones griegas, comían hombres; lo cierto es que las amazonas eran, según muchos historiadores y etnógrafos, las esposas de los ucranianos que también luchaban por la libertad de su pueblo, mientras los hombres defendían en contra de otro invasor. Las mujeres ucranianas eran grandes guerreras, y lo siguen siendo.

Las polyanitsi fueron mujeres entrenadas en combate, con poderes especiales, que actuaban como guardia privada de los reyes de la Rus de Kyiv. Y no se diga los grandes guerreros que protegían el reino mas grande y poderoso de la edad media, el centro de comercio entre vikingos y griegos, y entre napolitanos, incluso egipcios y otros pueblos del medio y lejano oriente, además de Europa occidental.

El sich zapórogo – Reconstrucción en museo actualmente, en la Isla de Jortytsya

Dentro de estos guerreros había algunos que tenían habilidades especiales, tanto hombres como mujeres. Pero, tras la cristianización de la Rus de Kyiv en el año 988 por el rey Volodymyr el Grande, la nueva iglesia comenzó a condenar estas habilidades, diciendo que eran obra del demonio; los hechiceros, llamados “Voljyv Jarakternik”, debieron ocultarse.

Se dice que habían obtenido sus poderes de dioses como Perun, Yarilo (dios de la primavera), o Lada. Pero, dada la comunión y entendimiento que ha existido entre el pueblo ucraniano con la naturaleza, desde toda su historia, no es de extrañarse que haya sido ésta, la naturaleza, quien les haya enseñado sus secretos, por observación de mentes inteligentes. Recomendamos leer también sobre “Molfar”, chamán de los cárpatos, en el articulo enlazado aquí.

Tras la invasión y destrucción de la Rus de Kyiv por las hordas mongolas en el siglo XIII, Ucrania cayó en manos de los polacos, y luego la mancomunidad Lituano-Polaca. Los campesinos eran esclavizados por polacos y tártaros, y maltratados por los terratenientes polacos, especialmente.

Entonces surgió, aunque ya existía, un grupo de “hombres libres” (eso significa la palabra), autodenominados “kozakos” (enlace a más artículos sobre el tema).

En Ucrania Fantastica utilizamos la tipografía “Kozakos”, con k y z, pues la consideramos mas fiel en pronunciación al ucraniano Козак, aunque en español se escriba “Cosacos”.

Estos kozakos lucharon en contra de dicha esclavitud, y defendieron su tierra también de otros pueblos que, como introdujimos, querían conquistarla; tártaros, lituanos, otomanos, pueblos del este, y no se diga el imperio ruso, desde el norte.

Estos kozakos habían heredado el conocimiento de los mencionados hechiceros de la Rus de Kyiv y anterior. Se llamaron Kozakos Jarakternyky (Козаки-характерники)

Modelo de cómo se veía un sich zapórogo durante el siglo XVI

El término, aunque nos recuerda la palabra “carácter”, tiene una etimología que va más lejos del griego, al sánscrito, en el que “jara” significa “energía”; con la desinencia “ник” (nyk) y el plural и – y. Dicha desinencia indica “poseer” en este caso, por lo que los Jarakternyky serían “Quienes poseen la energía (de Dios)”.

Estos kozakos especiales poseían una gran cantidad de habilidades, de las que hablaremos luego en detalle, y se dividían según éstas, en voljvy y voljvyni (sacerdotes o magos), viduns, vishchuns y veshchunkas, vidmaks and vidmas (de la palabra “vidaty” -Відати – saber), charodiiy y charivnytsi (magos), znajary y znaharky (curanderos con hierbas), vorozhbyty y vorozhky (videntes), zilnyky y zilnytsi, y los hromnyky y hromovytsi (fulminadores).

Soportar largo tiempo bajo el agua, atrapar o evadir balas, no sentir frío durante los intensos inviernos, hablar muchas lenguas extranjeras, transportarse de una estepa a otra en segundos, abrir las puertas de fortalezas sólo con las manos, cambiar el sentido de los fuegos salvajes en las estepas con sólo un conjuro, clarividencia, telequinesis (de montañas completas, inclusive), hipnotizar gente, y también viajar a otras dimensiones a voluntad.

Guardia kozaka sobre el Dnipró – por Józef Brandt

La habilidad de crear ilusiones o espejismos es narrada en un documento histórico que menciona que cierto grupo de kozakos había quedado aislado de sus compañeros en una batalla contra los polacos; éstos los iban persiguiendo, y los kozakos, ya cansados, se ocultaron enterrando sus lanzas en la tierra en forma de círculo, dentro del cual se colocaron. El espejismo consiste en que los enemigos sólamente vieron un gran roble (y el tipo de árbol no es coincidencia), retirándose del lugar. Ésta habilidad les permitía descansar con seguridad al punto de dormir durante 2 ó 3 días para recuperarse fisicamente y continuar luchando.

Los jaratkterniky kozakos poseían una personalidad excéntrica; se entusiasmaban exageradamente con temas inusuales, como la cacería de tesoros. Existen muchas historias y leyendas sobre los zapórogos jarakterniky y tesoros; se dice que los enterraban ellos mismos (el origen del nombre del rio Skarbna, que significa, justamente, tesoro). Pero lo más impresionante es que, siguiendo los fuegos fátuos, que parece ser ellos dominaban, y cúmulos de neblina que se formaban sobre antiguos montículos mortuorios, más otros signos como estrellas fugaces, lograban hallar tesoros ocultos y desenterrarlos.

El kozako Mamay – Pintura ucraniana antigua – Siglo XIX

También podían curar heridas, con sólo un acercamiento, y revivir muertos, atrapar balas en el aire.

Otra gran habilidad que poseian era la de cruzar rios caminando; simplemente colocaban una piel sobre el agua, y podían caminar sobre el rio o lago. Se dice que cuando la zarina Catalina los exterminó como organización, y los desterró por no aceptar estar a su servicio, los kozakos le demostraron su poder llenando sus botas con tierra, sus botellas de horilka y finalmente colocando varias pieles sobre el mar negro para irse caminando sobre ellas a Turquía, en donde estuvieron algunos años en el exilio. (Enlace a “їхав козак за дунаї).

Retaguardia de los zapórogos – Cuadro por Józef Brandt

En la época de los kozakos vivía el mago Fesko en la gran estepa. Los demas, incluso otros kozakos, tenían miedo de acercarse a Fesko y, si él daba alguna orden, la obedecían sin rechistar.

Porque demostraba sus poderes con un rábano negro que extraía del suelo en su amplio conocimiento de hierbas. Cortaba el rábano y vertía su jugo sobre la persona. Primero el jugo se tornaba blanco, y dicha persona enfermaba; luego se ponía negro, y ésta fallecía.

Pero Fesko luego la revivía; con unas palabras, el rábano absorbía el jugo negro, y luego el blanco, y la persona revivía.

Hubo varios jarakterniky que vivieron más de 100 años (ver artículo sobre la longevidad en Ucrania), y algo que no es muy sabido es que también había guerreras kozakas jarakterniky. Recientemente se realizó un hallazgo arqueológico, de una tumba kozaka, en donde había dos mujeres y 8 hombres enterrados.

Existen varios hetmanes kozakos jarakterniky; Ivan Sirko, de quien hablamos más adelante, Petro Sahaidanachy, o Ivan Bohun, son algunos ejemplos. Este último, por ejemplo, tenía la fama, históricamente documentada, de poder entrar con toda su tropa en un campamento enemigo tan sigilosamente, que ni los perros los percibían. Y, como ya mencionamos, enterraban sus lanzas en el suelo y causaban al enemigo, generalmente polacos, la ilusión que eran juncos.

Los jarakterniky producían un “grito” especial, tomando un haz de juncos, metiéndolos entre agua y cera y gritándoles. Luego cada uno de estos juncos era esparcido por la estepa; cuando los caballos del enemigo pisaban un junco de estos, se liberaba el grito, que el batallón kozako escuchaba a larga distancia para ubicar por dónde venía el enemigo.

Estos kozakos magos utilizaban suelo como medicina en varios casos. En caso de una herida fuerte, con abundante sangrado, un jarakternyk envolvía tierra en una telaraña y la colocaba sobre la herida para detener la hemorragia; pero este método tiene sus secretos, pues todo médico sabe que ésto no causa más que infecciones.

Se dice que eran los rápidos del Dnipro los que otorgaban cierto campo energético que daba sus poderes a los kozakos magos; el agua pasaba por ciertas rocas, parte de los rápidos (de hecho, “zaporizhzhia significa ‘más allá de los rápidos’), y obtenía la mencionada energía. Algunos dicen que, en su temor a dichos kozakos magos, fue que se construyó el dique y la planta eléctrica de Zaporizhya durante la época soviética, eliminando los rápidos y, por ende, la fuente de poder de los jarakterniky.

Eran muy bienos herbólogos. En sus pipas fumaban una amplia variedad de hierbas (leer articulo), por ejemplo la artemisia, para calmar los nervios y estar asi concentrados y centrados en un combate; al amanecer, rodaban sobre el pasto fresco para absorber e impregnarse del “agua de hierro”, el rocío de la mañana que tiene poderes mágicos (ver artículo que amplía). Además, al recolectar dicha agua con telas, las exprimían luego y agregaban hierro oxidado; al beber el agua, curaban una buena cantidad de dolencias, incluida la anemia.

Otra forma de curar heridas para que no se infectara era mezclar horilka con pólvora y aplicar. La herida sanaba con prontitud y podían continuar luchando, o labrando el campo.

Otra herramienta que siempre cargaban, ademas de la pipa, era una herradura. Solían sobar con la herradura los cadáveres, para ayudar a las almas de los muertos, y esa misma herradura la utilizaban luego con los heridos o con desgarres musculares.

Al poseer poderes de la magia, eran considerados malignos por la iglesia; por ello eran enterrados boca abajo y no se realizaban ritos cristianos, además de ensartar una estaca de madera en su corazón. Se supone que, de esta forma, no resucitarían durante el dia del rapto, o arrebatamiento, mencionado en la Biblia.

Como indicamos al principio de este artículo, dominaban las fuerzas naturales, que ya hemos conocido con su conocimiento de herbología o su uso del agua de gutación y el rocío de la madrugada; pero el jarakternyk que más destacó en esto fue el hetman Ivan Sirkó.

De hecho, se piensa que ese no era su nombre real, sino su nombre jarakternik, pues la palabra “Sirko” proviene de “Siryi” que significa “gris”, en referencia al lobo gris. Y existe un buen número de leyendas en torno a este gran líder kozako. La primera de ellas, relativa a su nacimiento, menciona que vino al mundo con dientes; esta característica en un bebé era alarmante, pues se relacionaba con que éste iba a ser asesino durante su vida adulta, y los pobladores querían matar al niño; pero el padre les dijo:

Este niño morderá, señores, y ¡vaya que lo hará!, pero a nuestros enemigos

Se dice que, desde niño, el joven Ivan ya movía objetos sólo con la vista, y más adelante sus enemigos, que le temían, los tàrtaros, lo apodaron “Shaytán (шайтан)”, es decir, Satán.

Pero la leyenda que da origen a su pseudónimo y al término “Kozakos-lobo”, es la siguiente: durante la noche de Ivan Kupala (enlace) el jovencito desapareció, y no regresó sino hasta los tres días, y con la ropa deshilachada. Las personas pensaron que había tenido una lucha con el diablo, pero la verdad es que había estado caminando sin rumbo, sólo guiado e inspirado por la luna llena cuando, en un claro, se había topado con una loba y su cachorro; la loba lo atacó, pero el niño la derrotó y se quedó con el lobezno, que fue su acompañante por muchos años. Esta historia se supo sólo cuando se la contó a sus hijos.

Otra historia sobre Ivan Sirko es que en cierta ocasión, cuando tenía 12 años, llegaron los kozakos a su aldea. Al escuchar las historias sobre los jarakternyky, el pequeño se identificó con dichos kozakos magos, y quiso ir con ellos. Pero era muy delgado y no se veía físicamente capaz de ser uno de ellos aunque, sin embargo, se lo llevaron.

La prueba de iniciación para ser un jarakternyk era correr durante la noche, sin luna, a campo abierto, sin saber que había un profundo precipicio. Pues un verdadero kozako-mago puede ralentizar el tiempo (por eso pueden detener balas), e incluso pasar a otras dimensiones otros mundos (ver artículo). El jovencito Ivan Sirko logró evitar el precipicio al pasar a otra dimensión, ganando el examen de admisión.

Y, finalmente, otra cualidad que tenían los kozakos jarakternyky era la de convertirse en cualquier animal, aunque su favorito era el lobo. Se dice que, parte del entrenamiento para los aprendices, que eran reconocidos desde bebés por los maestros, era someterlos al candente sol durante horas y arrojarles agua fría y, por la noche, llevarlos al bosque y atacarlos de improviso. Este estado de debilidad y semiconciencia al que llegaban, los llevaba a desarrollar la habilidad de convertirse en lobos, en su instinto de superviviencia.

Otro personaje que inspiró, ya en el siglo XIX, y recordó a la población sobre estos grandes magos, fue el kozako Mamay.

Si bien no se han hallado grandes vestigios sobre la existencia de estos kozakos magos, o kozakos lobos, se la tiene por verdadera. Claro, muchos etnógrafos piensan que son resultado de la exageración de la percepción de habilidades reales de los guerreros kozakos.

Asi como con los héroes griegos, piensan varios, cuya fama los precedía y ganaba la mitad de la batalla por causar predisposición entre los soldados enemigos, los kozakos magos tenían realmente el dominio de la naturaleza; de hecho, la mayoría de la población rural de Ucrania conoce muy bien la naturaleza, y se mantiene en comunión con ella.

Enlace 1

Enlace 2 (Amar Ucrania)

Enlace 3


Deja un comentario

14 de junio – Nacimiento de Ivan Soshenko

Іван Максимович Сошенко nació el 14 de junio de 1807 en Bohuslav, provincia de Kyiv.

Fue un pintor ucraniano.

Falleció el 31 de julio de 1876 en Korsun-Shevchenkivskyi, provincia de Cherkasy

Retrato con Yakim Zabolotskyi (1834)

Su abuelo fue Kindrat Soja, quien le dejó alguna herencia a Ivan. Y Maksym Soshenko fue su padre. Sin embargo, fue su abuela quien lo introdujo en el mundo del arte.

En su juventud trabajó en una granja de sus abuelos, con salario, y luego, por influencia de su propia abuela y de sus nexos con la religión, Ivan pintó su priner ícono en 1923. Después estudió en la Academia de Artes de San Petersburgo de 1834 a 1838, impartiendo luego clases en gymnasiums de Nizhyn, de 1839 a 1846, Nemyriv de 1846 a 1856 y, finalmente, en Kyiv.

Vendiendo paja en el Dnipró

Dentro de sus obras encontramos retratos, escenas de género, paisajes e íconos religiosos (enlace).

Conoció en 1835 a Taras Shevchenko (enlace), convirtiéndose en amigosz e incluso compañeros de cuarto en San Petersburgo. Luego se juntaron en Nizhyn en 1846 y en Kyiv en 1859. Acompañó el cortejo funebre del gran poeta en Kaniv. Se mudó a Nizhyn debido a problemas de salud, y en esa ciudad contrajo matrimonio con Martselina Virhinska. También durante esta época tuvo acceso a la galería Potocki, copiando, con autorización de los propietarios, algunos de los cuadros, que vendió por 300 rublos, monto que utilizó para ayudarse al tratamiento de su enfermedad.

Tarás Shevchenko realizó varias obras en acuarela, técnica pictórica que le enseñó Iván Soshenko, ademas de presentarle también a otros colegas artistas, como Yevhen Hrebinka,Vasily Zhukovsky, Karl Briullov y Alexey Venetsianov, y ayudó a Shevchenko en su lucha por liberar a su pueblo de la servidumbre. También ayudó a su amigo Taras a entrar en la Academia de Artes de San Petersburgo.

Retrato de la abuela de Soshenko

El 15 de diciembre de 1973 fue establecido un museo memorial en su casa apternal en Bohuslav, y el 12 de junio de 1982 se develó un monumento, frente al misno museo, en honor al pintor. También, varias calles y avenidas de toda Ucrania fueron nombradas en su honor.

Una biografía de Soshenko fue publicada en 1876 por Natalia Okolitenko, nombrada “Ros-Maria” (Рось-Марія).

Tarás Shevchenko y su maestro Karl Bryullov

La batalla de Alejandro el Grande contra Darío

Niños pescando – 1857


Deja un comentario

Taras Shevchenko en español

 

 

Shevchenko.png

José Andrés Alvaro Ocáriz nos presenta un nuevo libro, dedicado, en este caso a Tarás Shevchenko, excelente pintor y magnífico poeta que se ha convertido en uno de los símbolos de Ucrania.

El motivo principal que le ha llevado a escribir esta obra es el de divulgar, dar a conocer o rememorar a Tarás Shevchenko. Por ello, el libro está destinado a quienes aman la cultura en general y tal vez desconozcan la existencia de Shevchenko. También a quienes se acercan a la cultura ucraniana sin tener la suerte de conocer el idioma ucraniano. Y a todas las personas que han nacido en Ucrania y que residen tanto en España como en países de lengua castellana.

Sigue leyendo


Deja un comentario

8 de junio – Nacimiento de Olha Zhovnir

О́льга Богда́нівна Жо́внір nació el 8 de junio de 1989 en la ciudad de Netizhyn, provincia de Jmelnytskyi

Es una deportista ucraniana, especialista en esgrima en la categoría de sable. Ganadora de oro en Pekin 2008 (junto con Olha Jarlan, Olena Jomrova y Halyna Pundyk); también ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Bakú en 2015, de nuevo en equipos; y oro en campeonatos como Plovdiv en 2009 y Leipzig en 2010. Además varias medallas de plata y bronce.

Su equipo ganó el título de “Equipo del año” en la ceremonia del abril de 2010 en Ucrania, “Héroes deportivos del año 2009”.

Olha comenzó a practicar esta disciplina deportiva en el año 2000, a sus 11 años de edad, y ya para el año 2004 era maestra en esgrima. Sus entrenadores han sido Olha Shturbabina y Valeriy Shturbabin.

En 2005 ingresó a la Universidad de Jmelnytsky.

En varios sitios aparece, como información errónea, que su fecha de macimiento es el 18 de junio, y el lugar Ostroh.

Enlace a su perfil de FaceBook