Información en español sobre Ucrania

El Robo de la Historia y Cultura de Ucrania

Deja un comentario

Artículo de Lesia Kuruts-Tkach para Atlantic Council

Artículo original en inglés

Hasta hace poco, la cultura ucraniana se percibía internacionalmente como parte de la cultura rusa. Incluso ahora, después de que Ucrania ha tenido casi veintisiete años de independencia y con cientos de años de historia a cuestas, la historia de Ucrania a menudo se presenta como rusa. Mykola Gogol, Volodymyr el Grande, Kyivan Rus’, Anna de Kyiv; todo esto es ucraniano, pero ha sido hábil y fraudulentamente presentado como ruso. La historia de Ucrania ha sido reescrita, cambiada e interpretada durante años para adaptarse al gusto y el orden de los rusos.

Esto incluso incluye los logros actuales de los ucranianos. ¿Por qué, por ejemplo, en los carteles publicitarios de Praga de Onuka, la banda electro-folk ucraniana, la descripción se refiere a un “artista ruso”? Durante una gira por Francia, ¿por qué la palabra “Ucrania” no se menciona en ningún lugar de los carteles de la Ópera Nacional y el Ballet de Ucrania, describiéndose como el “Ballet ruso”?

Se presentan dos grandes e importantes interrogantes, ¿por qué Rusia utiliza los logros de Ucrania como material para promover su propia cultura? ¿Y qué debería hacer Ucrania para desprenderse finalmente de Rusia, incluso en el frente cultural?

La respuesta a estas preguntas es obvia. Con su agresión militar en el este de Ucrania, Rusia busca destruir todo lo ucraniano, no solo geográficamente sino también moral y mentalmente. La rusificación progresiva, que ha estado en curso durante cientos de años en Ucrania, ha ido a un nivel superior: la depreciación de los ucranianos en su conjunto.

La imposición de tales “atajos” sobre el pasado común, hace que hoy los ucranianos no tengan rostro. Un artista ucraniano puede estar nominado a un premio de Rusia, borrando el límite entre dos países diferentes con diferentes visiones del futuro. Por ejemplo, en el otoño de 2017, el cantante ucraniano Ivan Dorn fue nominado para los MTV Europe Music Awards como representante de Rusia. Y el artista ucraniano Kazimir Malevich ha sido considerado durante mucho tiempo como parte de la cohorte rusa, sin duda porque es probable que Ucrania no de importancia a tales “errores inocentes”.

La desinformación rusa no teme llenar espacios en los que falta información. Además, dicen, que para ganar todo vale. En el caso de la banda de Onuka, sin embargo, se corrigió con éxito: la cantante se negó a actuar y pidió que se quitaran los carteles.

Rusia también utiliza con éxito la técnica de “transferencia”, en la cual la propaganda mezcla cosas que las personas respetan con lo que el gobierno quiere que acepten. Por ejemplo, el Príncipe Volodymyr el Grande, quien, según la propaganda rusa, era un “príncipe de toda Rusia” y “sentó las bases para la creación de una nación rusa única y allanó el camino para la construcción de un Estado ruso fuerte y centralizado.” A principios de 2015, Moscú incluso instaló un monumento de 25 metros de Volodymyr el Grande. El hecho de que el príncipe de Kyiv no tenga nada que ver con Moscú es irrelevante. La grandeza, patriotismo y leyendas sobre el patrimonio histórico son mucho más importantes para los rusos.

Esta técnica se utilizó de nuevo más recientemente en el caso de la Ópera Nacional y el Ballet de Ucrania en su tour por Francia en febrero de 2018. Pero la intervención de los ucranianos también funcionó aquí. Aunque los carteles no se cambiaron, la comunidad ucraniana escribió una carta abierta, publicada por Ukrainian Week dirigida a la dirección del teatro y el ministro de cultura para reiterar el punto de que los ucranianos deben presentarse como ucranianos, no rusos, bielorrusos o polacos.

¿Qué podemos concluir de estos ejemplos? Rusia usa la información de manera flexible. Es decir, su gobierno y su pueblo permitirán que algo ucraniano sea visto como ruso, pero si alguien afirma que pertenece a Ucrania, Rusia no discutirá. Después de todo, de acuerdo con la propaganda rusa, “somos pueblos hermanos con un pasado, presente y futuro común”. Obviamente, un enfoque tan generalizado de la información tiene como objetivo confundir y distraer.

En consecuencia, Ucrania, se defiende constantemente, refuta la mentira y como resultado, se percibe de manera más negativa. El referéndum holandés sobre el Acuerdo de Asociación Ucrania-Unión Europea en 2016 es un buen ejemplo. Aunque Ucrania habló sinceramente sobre su búsqueda del cambio democrático, el país fue representado como un país corrupto y fracasado, y esta propaganda triunfó con la subsecuente derrota en el referéndum.

¿Por qué? Porque la propaganda no se puede superar. Aún así, los ucranianos deben tratar de proteger su historia y cultura para crear una nueva perspectiva y aumentar la visibilidad de Ucrania en los medios de comunicación extranjeros y eventos de alto nivel. Un buen ejemplo de esto fue la Casa de Ucrania en el Foro anual de Davos en Suiza.

Los ucranianos deben estar bien informados sobre su historia y conocer los logros de sus contemporáneos para que no tengan miedo de hacer frente a la desinformación. Rusia ha sembrado las semillas en el campo de la información liberalmente. Es hora de verificar si son válidos o no. Si no, la respuesta es comunicarse, abogar y defenderse.

Lesia Kuruts-Tkach nació en Ucrania y es miembro asociado de STRATPOL, el Strategic Policy Institute, en Bratislava.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s