Información en español sobre Ucrania


Deja un comentario

10 mitos sobre el Ejército Insurgente Ucraniano. Mito 10: Los Procesos de Núremberg condenaron a los nacionalistas ucranianos

Ni el líder de la OUN, Stepán Bandera, ni el comandante del UPA, Román Shujevych, ni las organizaciones en general fueron reconocidas culpables de los crímenes de guerra por el Tribunal Militar Internacional de Núremburg.

Publicamos la versión resumida del artículo del Instituto ucraniano de memoria nacional.

Los datos abiertos de Núremburg

El material de los Juicios de Núremburg contienen la lista completa de personas y organizaciones cuyas acciones reconocieron delictivos. Los nacionalistas ucranianos están fuera de la lista. El expediente cuenta con 42 volúmenes. En los tiempos de la URRS, habían publicado 7 volúmenes en ruso, lo que provocó muchas falsificaciones y distorsiones. Los críticos del nacionalismo ucraniano esperaban descubrir la sentencia contra Stepán Bandera entre los volúmenes no publicados. Pero el análisis realizado demuestra que existe ninguna referancia a Bandera.

Los hechos de Núremburg

En el volumen 25, se indica que cada vez más ucranianos en los campos labores se unían a las filas del “bando de Bandera”.

El volumen 27 contiene datos de que algunos masacres realizados por el ejército alemán fueron en venganza a “los grupos de Bandera”.

En el volumen 29 se menciona “el movimiento de Bandera” como dirigido a establecer el Estado ucraniano.

En el volumen 38 se trata de fidelidad de los ucranianos y del “movimiento de Bandera” a la idea de independencia.

El volumen 39 contiene la orden para einsatzgruppen (grupos operativos formados por los miembros de las SS) para que eliminen a los banderivtsi (seguidores de Bandera) por ser combatientes de la independencia ucraniana. Adjuntamos el documento en su totalidad (NOTA: la publicación original contiene una foto del documento. Sería mejor publicarlo también):

Einsatzkommando C/5

Para Policia de seguridad y la SD

El 25 de noviembre de 1941

Kyiv

Dnipropetrovsk

Mykoláiv

Rivne

Zhytomyr

Vínnytsia

Objeto: la OUN (movimiento de Bandera)

Se constató de manera cierta que en el territorio del Comisariado del Reich el movimiento de Bandera preparaba una rebelión cuyo objetivo final era crear una Ucrania independiente. Todos los miembros del movimiento debían ser detenidos inmediatamente. Al pasar un detallado interrogatorio, debían ser eliminados con carácter secreto bajo el pretexto de pillaje. Los actos interrogatorios debían ser presentados en Einsatskommando C/5. Deshaced el documento después de ser visto por los jefes de las unidades.

Obersturmbannfuhrer de las SS

Firmado (ilegiblemente)

Erwin Stolze y la OUN

Los investigadores rusos suelen referirse a los materiales del interrogatorio del coronel de la Abwehr (inteligencia militar alemana) Erwin Stolze. El coronel mencionó una orden para “los líderes de nacionalistas ucranianos” Melnyk (alias Cónsul I) y Bandera para que se hubiesen preparado sin demora para provocar demostraciones en Ucrania durante el ataque alemán contra la URSS. Su objetivo era eliminar la retaguardia del ejército soviético y convencer el público internacional de “ruina de la retaguardia soviética”.

Pero, primero, esta mención se quedó en el discurso del acusador soviético Mykola Zoria (7º volumen) y no se encontró en la sentencia. Segundo, durante los Juicios la Abwehr no reconocieron una organización criminal. Por eso, desde el punto de vista del Tribunal, la cooperación con la Abwehr no fue algo que se haya acordado.

Y además, durante los interrogatoros del NKVD incluso los comandantes torturados soviéticos del alto mando se reconocieron a sí mismos como “espías fascistas”.

Traducción de Denys Zauets

Edición de Valentina Kobernyk


Deja un comentario

10 mitos sobre el Ejército Insurgente Ucraniano. Mito 9: el UPA disparó por la espalda a los soldados del Ejército rojo liberador

En el período febrero-marzo de 1944 el Ejército rojo realizó un avance en el territorio occidental de Ucrania. En aquel entonces en Volyn y Galicia de los Cárpatos funcionaba activamente el Ejército Insurgente Ucraniano (el UPA por sus siglas en ucraniano) que solía enfrentarse con las tropas nazis. El Ejército Rojo también representaba al régimen totalitario, enemigo del sistema estatal ucraniano, pero la actitud ante las tropas soviéticas fue totalmente distinta.

El 24 de diciembre de 1943, a punto de la llegada del Ejército rojo a Ucrania de oeste, el alto mando del UPA publicó las instrucciones tácticas dedicadas al avance próximo del Ejercito rojo y conducta del UPA ante esta nueva situación. Según el documento, a las unidades del UPA les prohibieron lanzarse a batallas contra el Ejército rojo, incluso para obtener armas. Los soldados ucranianos tuvieron orden desplegarse en las aldeas cercanas y literalmente esperar hasta que el frente marchara fuera del territorio ucraniano.

Había algunas causas para tal decisión. Los enemigos principales de la clandestinidad antisoviética fueron partido comunista y el NKVD. Al mismo tiempo el Ejército rojo se consideraba como un campo de propaganda nacionalista cuyo objetivo era atraer los soldados de las filas del UPA.

La segunda causa fue más pragmática. Lanzarse a batallas contra un éjercito mejor equipado, armado y superior de cantidad, el UPA solo se debilitaría si mismo sin conseguir ningún resultado importante.

Hubo ocasiones bastante conocidos cuando la clandestinidad ucraniana, poseyendo datos de inteligencia sobre el acercamiento de las unidades compuestas por ucranianos, eludió batallas con estas unidades del Ejército rojo.

Enfrentamientos

A pesar de las buenas intenciones del alto mando, no se siempre consiguieron cumplir las instrucciones. En el terriorio de Ucrania del oeste permanecía una gran cantidad de tropas. Por eso evitar batallas fue una tarea muy difícil. Además muchos jefes actuaron, guiándose ante todo por la situación “aquí y ahora”. Por eso hubo combates entre el UPA y el Ejército rojo. Según diferentes datos, desde enero hasta marzo de 1944 estos dos ejércitos tuvieron entre 153 y 200 combates; desde abril hasta mayo, 350. También hubo grandes batallas. Por ejemplo, la del 22 de marzo cerca de Dermán (Volyn).

El NKVD provocó aún más combates, utilizando las unidades del Ejército rojo durante las operaciones punitivas. Así sucedió a finales de septiembre – octubre de 1944. Tales situaciones se hicieron más frecuentes desde primavera de 1945, después del final de la guerra en Europa. Los soldados del UPA se encontraron en la situación “si no disparas te disparan” y tenían que lanzarse a batalla.

El alto mando del UPA no dejó de recordarles a sus soldados que no hacían guerra contra el Ejército rojo, si no contra el NKVD. Un decreto particular obligó a los soldados no atacar al Ejército rojo, salvo que la situación demanda abrir fuego. Había una instrucción especial que controlaba la actitud ante prisioneros, publicada el 5 de agosto de 1945, segunda versión el 26 de abril de 1946. Los prisioneros  estaban sujetos a comportamiento apropiado, interrogatorio educado, evitar la falta de tacto, alimentar, conceder descanso y – según sea el caso – medicar. La instrucción prohibió todo tipo de burlas de sistema soviético.

Interacción de los dos bandos

A pesar de las condiciones desfavorables, se notaron muchas ocasiones cuando encuentros entre soldados del UPA y del Ejército rojo resultaron de modo amistoso. En agosto de 1945 cerca de la aldea Nevochyn (Ivano-Frankivsk) los soldados del Ejército rojo delataron a los insurgentes la disposición de las unidades del NKVD y en la despedida pidieron que “derrotaran a esos canallas”. Un mes antes de esto los soldados de ambos bandos convivieron en paz en la aldea Pidpechary (Ivano-Frankivsk). Por gajes del destino allí estaba acuartelada la sotnia (unidad del ejército ucraniano compuesto de 100 soldados) Dzvony y una unidad del Ejército rojo. Tuvieron una relación muy cordial, los insurgentes compartieron su literatura propagandista.

A menudo los soldados del UPA dejaron ir a los prisioneros soviéticos, luego de realizar un discurso propagandista. En marzo de 1944 los soldados del UPA dejaron partir a 10 prisioneros que estaban buscando alimentos para caballos. Hay muchas ocasiones así documentados.

No hay nada de que sorprenderse, porque el enemigo principal del UPA fue el NKVD. Los ucranianos nunca cesaron de combatirles. El UPA hizo las mayores batallas contra las unidades del NKVD. Por ejemplo, la batalla de Gurby (Rivne) en abril de 1944 o la batalla de Univ (Lviv) de septiembre de 1944. La lucha contra las fuerzas de ocupación duró hasta mucho después de 1945. Los útlimos combates se señalaron a principios de los años 60.

Traducción: Denys Zaiets

Edición: Valentina Kobernyk


Deja un comentario

10 mitos sobre el Ejército Insurgente Ucraniano. Mito 8: El UPA luchó por un estado monoétnico

Traducción Denys Zaiets

Edición Valentina Kobernyk

Crear un estado ucraniano independiente y soberano fue el objetivo fijado por los insurgentes ucranianos, en los documentos oficiales. En ninguna parte de los documentos dice que solo los ucranianos étnicos podían ser ciudadanos del Estado. Los ucranianos realizaron el trabajo informativo clandestino, orientado a los representantes de diferentes grupos étnicos para incorporarles en la lucha común contra régimenes nazi y soviético. En las filas del UPA entraron no solo ucranianos, también otros pueblos.

Publicamos la versión resumida del artículo de Novoie vremia.

Creación del UPA y sus objetivos

El Ejército Insurgente Ucraniano (el UPA por sus siglas en ucraniano) fue fundado a finales de 1942. Tiene sus orígenes en los líderes de la Organización de Nacionalistas Ucranianos. En particular, se trata de un ala de la organización establecida por Stepán Bandera (por entonces encarcelado por los nazis) – conocida como la OUN(b). Por lo tanto las líneas directrices de la OUN(b) formaron la base de la estrategia política del UPA.

El ala encabezada por Bandera apareció en febrero de 1940. En diciembre publicó su primera promesa pública, Manifiesto, hacia los ucranianos y otras naciones de la URSS sobre la lucha común para crear los estados nacionales. Proclamaron como su fin principal la lucha contra el régimen soviético de ocupación: “Somos, ucranianos, izamos la bandera de nuestra lucha por la libertad de las naciones y de las persona”.

La lucha consistía en llevar la libertad de vivir su propia vida en su tierra natal a las naciones esclavizadas por Moscú. También entre sus objetivos proclamaron dignidad y libertad de las personas, libertad de conciencia, religión y opinión. 

No existieron llamadas o exigencias de exterminar a ninguna minoría nacional en el Manifiesto. Al contrario, el Manifiesto se acabó con una llamada de lucha común de todas las naciones esclavizadas para destruir el imperio soviético. El lema clave de los insurgentes ucranianos – ¡Libertad a las naciones! ¡Libertad a las personas! – fue creado precisamente en el Manifiesto de diciembre de 1940.

En abril de 1941, en Cracovia, tuvo lugar la segunda gran reunión de la OUN(b). En un decreto de la reunión, se estableció un plan de lucha por la independencia de Ucrania en las condiciones de guerra con las mismas ideas del Manifiesto: la necesidad de lucha por el Estado ucraniano independiente, por “la libertad de las naciones esclavizadas por Moscú y su derecho de tener su propio estado”.

Respecto a judíos y polacos

Entre las minorías nacionales mencionaron aparte a los judios y polacos. Señalaron que el UPA sostenía la lucha solo contra las unidades polacas cuyo objetivo era restaurar la ocupación sobre las tierras ucranianas.

En cuanto a los judios se barajaron hipótesis, desde los tiempos entre las dos guerras mundiales, culpándoles de apoyo en gran escala al régimen comunista. Al mismo tiempo los nacionalistas evaluaron “los pogromos de judios” como un intento de Moscú de distraer la atención del objetivo principal, que era conseguir la independencia. El decreto no hace llamados eliminar a todos los polacos, judíos u otras minorías nacionales por etnicidad.

En mayo de 1941 publicaron instrucciones basadas en el decreto, pero algunas tesis sufrieron cambios. La realización de las instrucciones tuvo que favorecer la toma del poder por los nacionalistas ucranianos después de la retirada de las tropas soviéticas por presión del ejército alemán. Las instrucciones tampoco incluyeron la eliminación de las minorías nacionales. Solo había un lema “Ucrania para los ucranianos” lo que había significado que el poder en el país debe pertenecer a los ucranianos y no a los ocupantes. Se trata de posibles atentados contra personalidades – rusos, polacos, judios – por cooperar y ser el báculo de los regimenes de ocupación pasados, polaco o soviético.

Pero la orden de posible liquidación no se trató de grupos étnicos, sino activistas concretos que habían cooperado con el enemigo o habían luchado contra el OUN y el estado ucraniano. Los demás representantes de los grupos étnicos habrían tenido mismos derechos que los ucranianos étnicos.

Tesis parecidas acerca de los grupos étnicos se formularon durante la Segunda conferencia de la OUN en 1942. También mencionaron a los polacos y judíos. Con relación a los polacos enfocaron la necesidad de “arreglar las relaciones entre los dos países”, con relación a los judíos mencionaron inutilidad de participar en los actos antijudíos, porque esto distrae del enemigo principal. Además se propuso establecer relaciones amistosas y cooperación con otras minorías nacionales, basándose en terreno común de ser pueblos esclavizados. En febrero de 1943 la Tercera conferencia de la OUN volvieron a proclamar esta misma idea.

Diversidad étnica en las filas del UPA

Los decretos de la Tercera reunión extraordinaria del UPA de agosto de 1943, ratificaron en firme la tesis sobre “la capacidad plena de las minorías nacionales para realizar su propia cultura de forma y contenido deseados” e “igualdad de todos los ciudadanos de Ucrania sin distinción de su etnicidad en los derechos, obligaciones nacionales y cívicos”. El texto no contiene excepciones para los grupos étnicos “sospechosos”. Precisamente estas decisiones se convirtieron en la base del programa político del UPA representado en le documento “Para qué lucha el Ejército Insurgente Ucraniano”.

Por excelencia en las filas del UPA entraron los ucranianos, que constituían la mayoría en el territorio incluido en la lucha. Pero había muchos representantes de otras nacionalidades. Por ejemplo, el judío Leiba-Itzik Dobroskyi fue funcionario del departamento político del Estado Mayor del UPA en Volyn. Fue autor de folletos para los pueblos del Cáucaso y Asia Central, llamándoles entrar en las filas del UPA. En los documentos y memorias figuran nombres de otros judíos representantes del UPA como médicos. Son Shia Varm, quien durante 1943-1944 salvó muchas vidas, Samuel Noiman, Aron Kozlovskyi, Abraham Stertzer y otros. En una de las unidades del UPA batalló un joven judío Mandik Jasman.

En 1943-1944 existieron unidades nacionales – uzbekos, georgianos, azerbaiyanos etc. A principios de 1944, según informes de los guerrilleros soviéticos, una parte considerable de los soldados del UPA no eran ucranianos étnicos. Los documentos registaron muchos casos de cooperación entre la clandestinidad ucraniana y judíos, polacos, checos y otras minorías nacionales.

El objetivo principal de la lucha del UPA consistió en la independencia de Ucrania en las fronteras de los territorios étnicos. Los insurgentes formaron la actitud ante los representantes de las minorías étnicas únicamente, basándose en la actidud de las personas concretas o estructuras (y no de naciones como sociedad) ante la lucha del UPA y Ucrania.


1 comentario

10 mitos sobre el Ejército Insurgente Ucraniano. Mito 7: Stepán Bandera encabezaba personalmente el UPA

Traducido por Denys Zaiets

Editado por Valentina Kobernyk

Stepán Bandera nunca ha sido capitán general del UPA. Encabezaba la Organización de Nacionalistas Ucranianos (revolucionaria) – la OUN(r)– y las Unidades Extranjeras de la OUN. El Ejército Insurgente Ucraniano estaba bajo el mando de Vasyl Ivajiv, Dmytró Kliachkivskyi, Román Shujevych y Vasyl Kuk.

Publicamos la versión resumida del artículo de Novoie vremia.

Origen del mito

El 10 de febrero de 1940 en Cracovia (Polonia) durante una reunión de los líderes del movimiento nacionalista, Bandera fundó y encabezó el Provid Revolucionario de la OUN (órgano ejecutivo de la organización), agrupándose con la generación joven de nacionalistas. Su visión estratégica de la guerra de liberación era distinta a de la de los líderes de la OUN de entonces.

En abril de 1941, durante la Segunda Gran Reunión de la OUN, la organización de Bandera se constituyó definitivamente como la la OUN (revolucionaria). Pero la literatura periodística le asignó otro nombre: la OUN(b) que proviene del apellido de Bandera para contrapesar la otra ala de la organización, la OUN(m) encabezada por Andriy Melnyk.

Bandera lideró la OUN (revolucionaria) hasta el 5 de julio de 1941. Aquel día los invasores alemanes arrestaron Bandera por negarse a retractarse del Acto de Restauración del Estado Ucraniano proclamado en Lviv el 30 de junio de 1941.

El líder de los nacionalistas fue arrestado y llevado a prisión en Berlín. Desde entonces Bandera no pudo volver a visitar el territorio ucraniano. Mykola Lebed reemplazó a Bandera.

Aparición del UPA

A finales de 1942 el Provid regional de la OUN de Volyn, impulsó la creación del Ejercito Insurgente Ucraniano (el UPA por sus siglas en ucraniano). Al principio las unidades rebeldes fueron dirigidas por el referente militar de la organización Vasyl Ivajiv – alias Pez gato, SONAR. Ivajiv falleció durante un combate contra el ejército alemán. El 13 de mayo de 1943 el UPA fue encabezado por Dmytro Kliachkivskyi (alias Klym Savur), líder de la OUN en Volyn.

Desde diciembre de 1943 y hasta su muerte, el 5 de marzo de 1950, Román Shujevych (alias Tarás Chuprynka) estuvo a cabeza del UPA. El 13 de mayo de 1943 Shujevych fue elegido el Jefe de buró del Provid de la OUN en vez de Lebed. Por lo tanto desde diciembre de 1943 la misma persona piloteó la OUN y el UPA.

El último líder del movimeinto liberador ucraniano fue Vasyl Kuk (alias Lemish, Vasyl Koval), hasta su arresto el 23 de mayo de 1954 por los agentes de la inteligencia política de la URSS (la Cheká).

“La conexión” entre Bandera y la UPA. Causas

La OUN(b) y el UPA recurrieron a la popularidad nacional de la persona de Stepán Bandera. Siguieron considerándole su líder, incluso durante la cautividad de Bandera. Por esta razón a los miembros de la OUN y a los soldados del UPA les llamaban banderivtsi (seguidores de Bandera).

Bandera no fue liberado del campo de concentración nazi de Sachsenhausen hasta el 27 de septiembre de 1944 y solo pasando algún tiempo los poderes alemanes dejaron de vigilarle.

En febrero de 1945 se hizo miembro del buró del Provid, como resultado de una votación a distancia. Cuando en febrero de 1946 se levantaron las Unidades extranjeras de la OUN, Bandera fue elegido el líder de su Provid. Ocupó este cargo hasta su muerte de manos un agente soviético en Múnich el 15 de octubre de 1959.

Stepán Bandera nunca ha sido capitán general del UPA. Encabezó la Organización de Nacionalistas Ucranianos (revolucionaria) y las Unidades extranjeras de la OUN. El mando del UPA lo tuvieron Vasyl Ivajiv, Dmytró Kliachkivksyi, Román Shujevych y Vasyl Kuk. Todos ellos eran compañeros de lucha de Bandera y reconocieron su influencia. Al mismo tiempo Bandera por sí mismo siguió siendo un símbolo de movimiento liberador ucraniano. Pero no pudo hacer una dirección operativa de la OUN y del UPA, ya que estaba encarcelado en prisiones y campos de concentración nazis.

Igor Bigún, el Centro de investigación del movimeinto liberador


Deja un comentario

Testimonios del Holodomor. Donbas también murió de hambre.

Oleh Pshenychnyi:

mi abuela padeció el holodomor y me contó cómo logró sobrevivir y salvar a mi madre de la muerte. Ella fue afortunado al ser contratados por unos búlgaros que tenían algunos parcelas en concesión. Trabajaba como obrera en la granja para conseguir comida. Pero le fue estrictamente prohibido llevarse incluso un solo grano a su hogar. Su madre sobrevivió porque mi abuela tenia bastante leche en su pecho. Y lo interesante es que los búlgaros no fueron afectados, mientras los ucranianos sufrían, porque toda su comida era confiscada. También la familia de mi madre fue salvada por el hecho que mi abuela tenía sal y ella salía a intercambiar la sal por comida. Ella visitaba provincias vecinas en Rusia, porque ella vivió cerca de Yenakiieve, Donetsk, para entonces.


Deja un comentario

Testimonios del Holodomor. “Casi no podía sentir el sabor de la comida”

Mariana Pimkina:

Mi abuela es de Volhynia, una región histórica que incluía los oblasts (regiones) modernos de Volyn, Rivne y partes de Zhytomyr, Jmelnytskyi, Ternopil. El Holodomor atacaba en las partes de Volhynia ocupadas por los soviéticos mientras que no había hambre en las áreas bajo el dominio polaco.

La gente tuvo que cocinar la corteza de los árboles en invierno, piñas de abeto y en verano comían setas y bayas del bosque.

Mi abuelo era originario del Oblast (región) de Jmelnytskyi y su familia sobrevivió gracias a remolachas congeladas, que ellos, niños pequeños, enterraron en la nieve. Es por esas remolachas congeladas, desde entonces y hasta la muerte de mi abuelo, apenas podía sentir el sabor de la comida.
Para sobrevivir también tuvieron que comer el cadáver de un caballo muerto. Por eso nadie murió en su familia.

Y en un pueblo cercano, decían, que se comieron a varios niños e, incluso, me mostraron la casa donde vivían los caníbales.


Deja un comentario

Testimonios del Holodomor. Los ucranianos de Kuban también murieron de hambre.

Los ucranianos de Kuban también murieron de hambre

Tamara Mykhailets:

Originalmente, soy de Kuban, una región del sur de Rusia poblada principalmente por colonos ucranianos desde la edición de Holodomor. La hambruna también azotó esta tierra fértil. Tanto mi abuela como mi madre nos lo contaron. La gente de las ciudades vagaba por las aldeas con la esperanza de intercambiar cerámica u otras cosas por cualquier alimento.

La abuela horneaba bollos y tortas de aceite, comían dientes de león, raíces de plantas. También me contaron que en 1933 fue mucho más duro. La gente temía recoger una espiga de trigo, y mucho menos se atrevía a robar grano.

Mi suegro nació en el pueblo de Chaplynka, Dnipro Oblast. Perdió a sus padres en el Holodomor, y a tres hermanos. Su hermana mayor sobrevivió porque en ese momento estaba casada y se fue de casa.

El suegro, entonces un niño de 10 años, huyó a Dnipropetrovsk [ahora la ciudad de Dnipro] y vivió allí en un cementerio durante varios meses. Se alimentaba de lagartos, pájaros, plantas. Luego fue puesto en un orfanato como un niño sin hogar. Hasta el final de su vida, procuró que el pan no faltara en casa. En medio de la noche, podía ir a una tienda si no quedaba suficiente pan en casa.

Cuando visitamos a nuestra abuela, nos contó historias horribles sobre la hambruna y nos mostró, aún niños, un hogar donde una mujer supuestamente se había comido a su hija. Esa niña vino a jugar con los hijos de mi abuela y luego desapareció.

Fuente en inglés

Fuente en ucraniano


Deja un comentario

10 mitos sobre el Ejército Insurgente Ucraniano. Mito 6: el UPA no causó bajas del ejército del invasor alemán

La lucha del Ejército Insurgente Ucraniano (el UPA por sus siglas en ucraniano ) contra las fuerzas alemanas duró desde 1943 hasta la mitad de 1944. En ese lapso, los insurgentes ucranianos eliminaron cerca de 12 mil soldados alemanes, sus aliados y cómplices.

Publicamos la versión resumida del artículo del Novoie vremia.

Distinción de objetivos, recursos y pasos

¿En qué se diferenciaban los objetivos estratégicos del UPA y los del movimiento guerrillero soviético?

Los guerrilleros soviéticos fueron unidades formados por el Estado y combatían a favor del Ejército rojo en la retaguardia del Wermacht. El Estado Mayor del movimiento guerrillero, situado en Moscú y otros ciudades no ocupados, suministraba el alto mando, armamento, equipamiento, medicamenos y todo tipo de recursos, incluso cigarillos. Los guerrilleros soviéticos tuvieron como fines principales: explorar los territorios, sabotaer el funcionamiento de las comunicaciones alemanas, destruir materiales bélicos, cometer atentados contra los altos funcionarios de la administración de ocupación.

El UPA estableció el objetivo de conquistar la independencia para el Estado Ucraniano. Por eso los miembros del UPA abogaron tanto por liberar el país del ejército alemán como por no permitir el regreso de las autoridades soviéticas. De esa manera, el alto mando del UPA no quería favorecer la marcha triunfal del Ejército rojo.

Los soldados del UPA no recibieron ninguna asistencia y tuvieron que sostener la lucha con sus propios recursos. La línea esencial de su lucha antialemana fue la resistencia a la explotación económica de Ucrania y la protección de la población del terror y deportación para trabajos forzados en Alemania.

El UPA tuvo la prioridad de establecer control sobre el medio rural para que los nazis perdieran su fuente de producción agrícola. Durante primavera de 1943 los elércitos UPA consiguieron tomar el control sobre muchas comarcas del distrito general Volyn – Podillya. El 30 de mayo Heinrich Schoene, titular del distrito, tuvo que reconocer que “los alemanes controlan solo los territorios de carreteras y ferrocarriles”.

En las tierras liberadas por los soldados del UPA, se crearon “las repúblicas insurgentes”. El Estado Mayor del UPA organizó el funcionamiento de la administración local, convocó elecciones, organizó escuelas, repartió tierra y reconsituyó entidades en repúblicas. La república de Kolky fue la más famosa de todas. El 13 de junio de 1943 “Kotlovyna”, una de las unidades del UPA, liberó este centro local de la región de Volyn e impuso el poder ucraniano en su alrededor. Los rebeldes renovaron los trabajos de una central eléctrica, panaderías, plantas lácteas, oficinas postales, escuelas y administración ucraniana. Hasta el 3 de noviembre vivió fuera de la ocupación, pero los Nazis reconquistaron Kolky con el apoyo de la aviación, tropas blindadas y de desembarco.

El famoso comandante guerrillero soviético Petró Vershygorá reconoció: “el UPA había controlado la orilla occidental del rio Goryn, las comarcas Stydyn, Stepán, Dubrovytsia, Kolky-Rafálivka… Volyn, en particular las comarcas Gorodysche, Turiysk, Porytsk, Gorojiv, Volodymyr-Volynskyi eran gobernadas por el UPA. Las comandancias hostiles [alemanas] ocuparon solo localidades grandes a lo largo de las líneas de comunicación y en los centros regionales…”.

Hasta finales de abril de 1944 en Galitzia el UPA controló los territorios de 40 aldeas (los distritos de Bibrka, Przemysl, Berezhany, Rogatyn). La aldea de Dusaniv fue la capital de la “república” por estar ubicada en la zona forestal, fuera de las carreteras principales.

Para privar a los soldados alemanes de la posibilidad de robar a los ucranianos locales, los insurgentes atacaron las fábricas alemanas, almacenes y explotaciones agrícolas estatales. El 25 de junio Erich Koch, reichkommissar de Ucrania, admitió que “los insurgentes y los guerrilleros atacan los puntos ferroviarios importantes para el acceso al país y para el suministro del frente, carreterras y puentes, explotaciones agrícolas, plantas lácteas, almacenes de pan y heno, tal como las entidades industriales más cercanas”. La clandestinidad del ejército polaco había informado que en julio en el territorio del distirito de Volodymyr-Volynskyi los soldados del UPA quemaron 15 explotaciones agrícolas alemanas y en el distrito de Lutsk 24.

Exterminación de los funcionarios alemanes

Los soldados del UPA declararon una verdadera cacería de los “landwirt”, funcionarios de ocupación responsables de recaudación de alimentos de campesinos ucranianos. En la noche del 19 al 20 de marzo de 1943 una sotnia (unidad militar ucraniana de 100 soldados) de Iván Klymyshyn (alias Kruk – Cuervo) mató a un landwirt en su casa en el pueblo Krémenets. El 20 de junio otra sotnia exterminó a un landwirt durante un combate en Berezhtsi. En julio los soldados insurgentes mataron a los landwirts de las comarcas Verbske y Demydivske de la región de Rivne. El 2 de octubre durante una incursión del UPA fueron asesinados un landwirt y dos sus vigilantes en la aldea Popivka (comarca de Volochysk) de la región de Jmelnytskyi. Durante el tiempo de ocupación, todos los landwirts de Volyn corrieron riesgo verdadero de ser asesinados por los soldados insurgentes.

Asalto contra la economía e infraestructura

En 1943 los ataques permanentes realizados por el UPA contra la infraestructura del Reichskommissariat de Ucrania en la región de Volyn causaron los daños siguientes:

  • el 74,82% de tierra laborable;

  • el 76,45% de tasa de pan;

  • 77,86% de suministro de ganado;

El mismo comandante guerrillero Vershygorá confirmó que “En los territorios controlados por el UPA la situación económica es más favorecida que en los territorios soviéticos. El nivel de vida de población es más alto, los locales no sufren robos…”.

También el UPA y la Organización de Nacionalistas Ucranianos consiguieron destruir la saca de los ostarbeiters (personas llevadas desde la URSS durante la Segunda Guerra Mundial para realizar trabajos forzados en Alemania). En 1943 el número de las personas transportadas desde el distrito general Volyn – Podillya hacia Alemania disminuyó más de 5 veces en comparación con 1942: 43 mil personas contra 233 mil personas.

Las unidades del UPA no solían hacer sabotaje ferroviario. A diferencia de los guerrilleros soviéticos, los ucranianos no tenían el suministro aéreo de materiales explosivos. Por eso los soldados insurgentes realizaron sabotaje ferroviario solo en las líneas locales.

Totales

Ya en primavera de 1943 las unidades locales del UPA volaron la vía de Sokal – Volodymyr-Volynskyi – Kovel en varios lugares. Allí la comunicación ferroviaria no funcionó más hasta el movimiento del frente en 1944. El 7 de junio los soldados ucranianos dañaron vía en la línea ferroviaria Lviv – Lutsk. Además, entre las aldeas Brany y Stoianiv descarrilaron un tren alemán matando a 30 nazis. La administración alemana mencionó que en julio de 1943 los insurgentes ucranianos realizaron 683 acciones de sabotaje ferroviarion, mientras que en el siguiente mes, 1034.

La lucha antialemana del UPA duró un año y medio, desde 1943 hasta la mitad de 1944. Hay que mencinar que durante este período los insurgentes ucranianos eliminaron cerca de 12 mil soldados alemanos, sus aliados y lacayos. Esto coincide con las bajas reales (y no artificialmente aumentados durante la época soviética) del ejército alemán causados por los guerrilleros soviéticos de Ucrania: cerca de 15 mil personas.

Los insurgentes causaron grandes daños a la economía alemana en los territorios ocupados; de hecho, destruyeron la saca de los ostarbeiters desde Volyn y liberaron la mayor parte de medio rural de los ocupantes alemanes.

Traducción de Denys Zaiets

Enlaces a mitos anteriores

Mito 1

Mito 2

Mito 3

Mito 4

Mito 5


Deja un comentario

La Iglesia Ortodoxa robada hace 332 años por Moscú, podría regresar a Kyiv

Otra injusticia de la larga y brutal ocupación de Ucrania por Rusia puede estar próxima a su fin: la iglesia fundada hace 1,030 años en Kyiv puede volver a Ucrania después de 332 años en poder de Moscú.

La actual invasión de Ucrania por parte de Rusia ya lleva más de cuatro años. La nación ucraniana está más unida que nunca frente a la agresión rusa que en toda su historia moderna. Los ucranianos eligieron el camino europeo con la Revolución de la Dignidad de 2013-2014. La invasión por el ejército extranjero de Moskovia en Crimea y Donbas ha acelerado el acercamiento de Ucrania a occidente. Ucrania está en camino de separarse de Rusia y de los restos de la URSS y del Imperio ruso imperio a paso acelerado.

Ucrania recuperó verdaderamente su independencia con la Revolución de la Dignidad y con su lucha contra la invasión extranjera de Rusia. Liberarse del “mundo ruso” es una reocupación física y espiritual también. La idea de Ucrania, es convertirse en “maîtres chez nous” (“Amos de nuestra propia casa”) y no ser más los habitantes de las tierras fronterizas. Parte de la recuperación de la soberanía espiritual de la nación, es corregir una injusticia de 332 años de antigüedad, y devolver el Metropolitanato de la Iglesia Ortodoxa ucraniana, a Kyiv.

El Metropolitanato de Kyiv era parte del Patriarcado de Constantinopla desde 988 hasta 1686, cuando se le quitó a Constantinopla (hoy Estambul) para hacerse parte del Patriarcado de Moscú. El Patriarcado Ecuménico de Constantinopla nunca ha reconocido este cambio de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana de Kyiv a Moscú. Tampoco muchos creyentes ucranianos lo han reconocido. Después de 1991, cuando la independencia y democracia fueron restauradas en Ucrania, se formó el Patriarcado de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana de Kyiv y la Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala. Esta iglesia tampoco fue reconocida por el Patriarcado de Moscú, que continuó a llamándose a sí mismo “Iglesia Ortodoxa Ucraniana”.

En Ucrania, alrededor del 70 por ciento de la población se identifica con el cristianismo ortodoxo oriental. Un número considerable de ucranianos consideran que el Patriarcado de Moscú no es una iglesia en absoluto, sino una creación de Stalin durante la Segunda Guerra Mundial como instrumento de la política estatal de la Unión Soviética. El actual prelado, Vladimir Gundyayev, que representa al “Patriarca Kirill de Moscú”, es un ex KGB y amigo de Putin desde hace mucho tiempo. Cuando Rusia invadió Ucrania el 20 de febrero de 2014, Gundyayev dirigió su organización en Ucrania, que lleva el nombre de “Iglesia Ortodoxa Ucraniana (del Patriarcado de Moscú)”, para apoyar a Rusia, la llamada “anexión” de Crimea en Rusia y el terrorismo organizaciones rusas en Donbas, la llamada “República Popular de Donetsk” y “República Popular de Luhansk”. Dar ayuda y consuelo al enemigo ruso causó descontento entre muchos creyentes ortodoxos. Ver a sus sacerdotes rezar por las personas que los bombardean y disparan y rehusarse a orar por los defensores de la patria no se corresponde con la mayoría de los ucranianos. Alrededor de 60 parroquias han cambiado a la iglesia con centro en Kyiv desde 2014.

El 19 de abril, la Rada (parlamento) aprobó una medida para apelar al jefe de la iglesia ortodoxa global para que reconozca una iglesia ortodoxa autocéfala ucraniana unida. El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, se había reunido días antes con el Patriarca Ecuménico Bartolomé en Estambul, Turquía, y sus esfuerzos diplomáticos demostraron que era el momento adecuado para tal movimiento. El presidente Poroshenko se reunió con los prelados de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Kyiv y la Iglesia Ortodoxa Autocéfala de Ucrania, y recibió una carta de apelación firmada por todos ellos para llevar a la Rada y luego al Patriarca Ecuménico Bartolomé. Si el jefe de la iglesia ortodoxa mundial aprueba el estado de autocéfalo para la Iglesia Ortodoxa de Ucrania, entonces las dos iglesias ortodoxas existentes que no son de Moscú se unirán y habrá un solo metropolitano de Kyiv. Se corregirá un error de 332 años.

Recuperar la iglesia del dominio extranjero, es una etapa esencial en la formación de la nación ucraniana. La ruptura con Rusia, que por la locura de Putin ha llegado a invadir Ucrania, se hará irrevocable con el establecimiento de una Iglesia Ortodoxa autocéfala ucraniana. El Patriarcado de Moscú no se seguiría reconociendo como una “iglesia ortodoxa ucraniana ” y pasaría a llevar su verdadero nombre: la Iglesia Ortodoxa rusa. Los feligreses ortodoxos en Ucrania tendrían a Kyiv como el metropolitanato de sus iglesias, y abandonarían al de Moscú, la capital de el invasores.

El Patriarcado de Moscú es un brazo del estado ruso disfrazado de iglesia: un agente de Putin y Gundyayev para apoyar la guerra de Rusia guerra contra Ucrania. Por este motivo, la creación de una Iglesia autocéfala en Ucrania para los creyentes ortodoxos es principalmente para ganar la guerra, y en segundo lugar un asunto de religión o fe. Los ucranianos exigen libertad e independencia real, con asociaciones que se eligen y no se fuerzan. es la razón de que Ucrania elija la OTAN. la UE, una auténtica democracia con elecciones impugnables y una vibrante sociedad civil. Es la razón por la cual Ucrania elige una Iglesia Ortodoxa Ucraniana unida y autocéfala con un Metropolitanato en Kyiv bajo el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla.

Artículo original de Michael MacKay para Radio Lemberg


Deja un comentario

La Doctrina Ashmanov en Rusia: escudo y espada de la propaganda del Kremlin

Cualquier gobierno “puede justificar

la intervención armada en un estado extranjero” a través de ataques de información, y prevenir tales ataques contra sí mismo con la ayuda de la ideología. Esta es la doctrina de Igor Ashmanov, quien desarrolló el concepto de “soberanía informativa de la Federación Rusa”.

¿Quien es Ashmanov?

En una manifestación en apoyo de Vladimir Putin el 3 de marzo de 2018, Igor Ashmanov (segundo desde la izquierda) llamó a Rusia un “país en guerra”

Igor Ashmanov es uno de los gerentes más famosos de Runet, o la comunidad de lengua rusa en Internet, y esposo de Natalia Kaspersky, presidenta del grupo de compañías InfoWatch y cofundadora y ex presidenta ejecutiva de la compañía rusa de software de seguridad antivirus. Kaspersky Lab.

Actualmente administra la propaganda de Putin durante la campaña presidencial rusa. Durante la manifestación previa a las elecciones presidenciales, Ashmanov dijo:

“Somos un país en guerra, no nos equivoquemos. Él (Putin) colecciona territorios, gana guerras e introduce nuevas armas. ¿Cómo puede un país en guerra cambiar a su comandante en jefe?”

En sus entrevistas y artículos, Ashmanov habla sobre el “vbrosy” informativo (publicaciones controvertidas en redes sociales diseñadas para distraer la atención), virus mentales y erosión de la memoria. En 2012, probó el “vbrosy” sobre el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, explicando cómo esta rápida difusión de rumores y falsedades difiere de las noticias regulares, y el álgebra de cómo puede convertirse en noticias, dando forma a la percepción del público del mundo.

El “Vbrosy” puede provocar la propagación de información falsa a una velocidad increíble en grandes volúmenes, encendiendo las emociones de las personas. Y luego esta información se desvanece y se olvida rápidamente.

¿La “guerra de información” de EE. UU. Contra Occidente y Rusia?

Igor Ashmanov es partidario de las teorías conspirativas que son extremadamente populares en Rusia, incluso entre personas con mentalidad crítica.

Una de ellas es la creencia de que la libertad de expresión rompe la soberanía de las naciones y su objetivo es crear un gobierno mundial con un centro en Washington.

En su opinión, la libertad de expresión es un instrumento pro occidental utilizado por los liberales para evitar que los estados construyan su “soberanía informativa”. Al mismo tiempo, la libertad de expresión es un medio de “guerra de información de los Estados Unidos contra otros países”, al permitir que el contenido extranjero penetre en el espacio de información de estos países.

Al mismo tiempo, los estados occidentales no poseen “soberanía informativa” en absoluto porque es incompatible con los procesos de globalización.

Rusia, “en guardia por el sistema de derecho internacional”

Igor Ashmanov explica cómo el “Vbrosy” da forma al campo de noticias. Instantánea del programa de TV en Rossiya-1

Según Igor Ashmanov, la globalización y en cierta medida, la cultura de los derechos humanos “destruyen la soberanía y todo el sistema de derecho internacional”.

Por el contrario, la “soberanía informativa” es beneficiosa para los estados que desean seguir sus políticas sin tener en cuenta a la comunidad internacional: “Si no tienes soberanía informativa, puedes perder la soberanía ordinaria, es decir, dejar de ser un estado independiente”.

Él predice que Internet colapsará en “muchas Internets soberanas”, cuando cada estado “nacionalice” su Internet para poder filtrarlo de acuerdo con su sistema de seguridad nacional.

De acuerdo con esta perspectiva, los estados más pequeños necesitarán cooperar con los grandes: las superpotencias. Entonces, según él, Rusia no puede abandonar el estatus de una superpotencia, porque “es demasiado grande y tiene demasiadas armas nucleares”. En su opinión, los países pequeños no podrán construir una “soberanía informativa” completa, por lo que pueden unirse con Rusia.

Creando ideologías para proteger la soberanía

Igor Ashmanov durante el IForum-2013. Foto: wikimedia commons

Durante IForum-2013, la mayor conferencia de Internet en Ucrania, Igor Ashmanov dijo que para mantener la independencia total, los gobiernos deberían controlar el flujo de información dentro de sus fronteras mediante la creación de sistemas de guerra de información y propaganda. Dado que, según él, “la soberanía se está rompiendo por las potencias extranjeras, principalmente a través de la difusión de información y luego a través de la ‘sustitución de la ideología’, los gobiernos deben proponer una ideología a sus ciudadanos, y esta ideología debe ser el núcleo de “soberanía informativa”.

Para protegerlo, el gobierno debe crear un “escudo de información” y una “espada de

información”.

Defensa de la información

Según Ashmanov, un “escudo de información” puede proteger la información de interferencias externas. Para crear uno, el estado debe garantizar una cadena tecnológica completa para crear y permitir el flujo de información dentro del país.

Los elementos del escudo incluyen:

-Un alto nivel de informatización del país y rotación de información y comunicación; software nacional y antivirus

-Una fuerte imagen positiva nacional e internacional del país

-Una idea nacional clara (ideología) para unir a un gran número de personas con un propósito

-Una infraestructura nacional de Internet (motores de búsqueda y redes sociales)

-Legislación

-Sistemas nacionales de pago.

Ataques de información

El concepto de “espada de la información” prevé ataques que interfieren de manera activa o preventiva en los flujos de información de estados extranjeros, con el objetivo de “socavar la soberanía informativa del enemigo”.

Los elementos de la espada incluyen:

-Crear propaganda y sistemas de medios, incluidos los canales de comunicación externa;

-Producir y promover productos culturales nacionales como películas, música, marcas nacionales que pueden usarse en particular para socavar la legitimidad del gobierno en ciertos países, en particular a través de comerciales, documentales, películas y pseudo-documentales

-Distribuir las ideas estatales necesarias en internet a través de noticias, redes sociales, Wikipedia, etc.

-Promover una imagen positiva del país a través de Internet y la cultura de masas y negativizar la imagen de los estados enemigos y socavar su credibilidad internacional

-Institucionalizar la esfera de información a través de la creación de una jerarquía de cuerpos de influencia informativa (ministerios, departamentos, tropas cibernéticas)

-Crear legislación como mecanismo para una respuesta rápida a los intentos de socavar la soberanía de la información, por ejemplo, sanciones contra hackers e instigadores de revoluciones, así como restricción de distribución de contenido gubernamental desfavorable, etc.

Ejemplos de “escudo y espada” en la política de información rusa

Los paralelismos entre “escudo y espada” de Ashmanov y las actividades de información rusas son obvios. Bajo este método, las ideas del “mundo ruso” y “La Gran Rusia”, así como la propaganda a través de conciertos, actos políticos, servicios internacionales de información como Russia Today, Ruptly y Sputnik, redes sociales, noticias falsas, etc., se unen en una sola estrategia.

Además, el asesor de Putin, German Klimenko, ha declarado que Rusia está “lista para desconectarse de Internet porque tiene su propia red”, lo que demuestra las ambiciones del país de crear un sistema de información aislado.

Declaraciones recientes de líderes extranjeros sobre la influencia informativa de Rusia en sus procesos internos, investigaciones periodísticas y publicaciones de grupos de expertos sugieren que el Kremlin ha implementado elementos de una “espada de la información”. Ha adoptado herramientas de información para interferir en los asuntos de los estados que no poseen tal “soberanía informativa”. Que serían todos los

estados europeos.

Esta interferencia es posible debido a que los ataques de información no están prohibidos por el derecho internacional, con algunas excepciones.

Al mismo tiempo, Ashmanov dijo que las mismas leyes que se aplican a los abusos en la vida real deberían aplicarse a la esfera de la información. Es difícil no estar de acuerdo en esto con el “gurú” de influencia informativa. Los Estados deberían acordar entre ellos las reglamentaciones legales internacionales de los ataques de información. De hecho, esto es algo que debería haber ocurrido hace tiempo, dado que las operaciones de información hostil de Rusia en el exterior se han debatido durante varios años.

Por lo tanto, el concepto de “soberanía informativa” personifica el doble rasero del enfoque ruso: “salvar su propia soberanía” a costa de la soberanía de otros estados, interfiriendo en sus asuntos internos.

Esto significa que la soberanía como tal no es un valor para Rusia. Su “espada y escudo” se trata de una justificación unilateral de las interferencias que juegan en los intereses de un estado que no quiere acatar el derecho internacional y los derechos humanos: La Federación Rusa.


Marta Barandiy, PH.D. en Derecho Internacional (Universidad de Saarland), fundadora y presidenta de la ONG Promote Ukraine, Bruselas

www.promoteukraine.org

Artículo original en Euromaidan Press