Información en español sobre Ucrania

Hoy celebraremos el día de St. Valentín

Deja un comentario

Hoy celebraremos el día de St. Valentín, pero pocos saben que los restos del santo, que pago con su vida por la realización de bodas secretas, se almacenan en Ucrania.

Desde hace ya 250 años los restos del santo patrón de los enamorados San Valentín se guardan en el templo principal de Sambor – en la Iglesia de la Natividad de la Santísima Virgen. La autenticidad de los restos lo confirma el documento del Papa desde 1759.

Estas reliquias, escribe Francia Arabiyasa que era un pastor y decano de Sambir en el comienzo del siglo 20, han sido desenterrados en el cementerio de San Pristsyly en Roma, donde el santo fue sacerdote y en 270 fue martirizado. En Roma, en los archivos del Pontificio, hay breves apuntes sobre que el mártir de San Valentín es el patrón de la diócesis de Przemysl y Sambor. Los documentos originales que han sido transferidos a Ucrania junto con los restos fueron destruidos en el momento de la liquidación de la iglesia.

Es difícil saber a que se debe el traslado de las reliquias de San Valentín a este templo. Probablemente para mejorar la grandeza del templo, donde ya se encontraba su imagen milagrosa. En 1728 en Sambor fue revelada la imagen milagrosa de este santo, y en 1736 fue consagrada esta iglesia recién reconstruida y ahí se estableció su icono. Junto a ella tenían lugar numerosos milagros reconocidos por la Santa Sede, y para recompensar a la ciudad, elegida por la Madre de Dios, desde Roma se trajo las reliquias del santo mártir.

Recientemente, se decidió mirar en el interior del ataúd con los restos, pero no se pudo abrir la cerradura ni por el especialista, quien fue invitado a la iglesia. Pero forzarla no querían. Los sacerdotes acuerdan que no hay ninguna necesidad de abrirlo. A través del cristal se puede ver parte de los huesos del cráneo y un objeto como una piedra (tal vez de la tumba del santo en Roma) y la cápsula con el mirto.

¿Quién es él, San Valentín? Según otra leyenda – un predicador cristiano, que fue apresado en una prisión romana por su fe y pronto condenado a muerte. Sentado en la prisión, Valentín se enamoró de una chica ciega, hija de un guardia de la prisión. Debido a sus conocimientos médicos sanó a la chica de su ceguera. En otra versión, la hija ciega del carcelero se enamoró de San Valentín. Como sacerdote que dio promesa del celibato, no podía responder a sus sentimientos, pero en la noche antes de su ejecución (la noche del 14 de febrero) le envió una conmovedora carta, firmada por “tu Valentín”.

Según la leyenda eclesiástica, el sacerdote cristiano Valentín vivió en una ciuidad romana Terni en la época del emperador Claudio II del Gotha. Hay pruebas de que, junto con su vocación principal, Valentín estudió ciencias naturales y medicina. El emperador militante Claudio, supuestamente creía que la familia impedía que los soldados luchen por el imperio y emitió una ley que prohibía a los soldados casarse. San Valentín, a pesar de este decreto, continuó en secreto casando a todos los interesados. A finales del año 269 fue arrestado, transportado a Roma y encarcelado bajo la guardia del oficial, cuya hija adoptiva fue ciega. Sacerdote la sanó, y más tarde convirtió al cristianismo al padre y a toda su familia. Al enterarse de esto, el Emperador ordenó cortarle la cabeza, que ocurrió 14 de febrero de 273.

Las reliquias de San Valentín – no es un amuleto, es mucho más profundo. Es la capacidad de aprender de los demás, y del mismisimo San Valentín, que defendía los derechos de matrimonio y trató de llevar a un hombre y una mujer que viven juntos a hacerlo de acuerdo a la ley de Cristo.

Según el abad de la iglesia de la Natividad de la Santísima Virgen el padre Bohdan Dobriansky, tanto los jóvenes como los mayores llegan en búsqueda de la ayuda de San Valentín, vienen también las personas con problemas familiares donde no hay paz y entendimiento. Desde que las peticiones a San Valentín son personales, e íntimas, no hay publicidad de los agradecimientos al santo. Además, se cree que San Valentine es el patrón de los pacientes con epilepsia, la denominada “enfermedad de negra”.

10945280_753462121388723_5013393731487009226_n-1

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s