Información en español sobre Ucrania

La lucha entre el oligarca Kolomoyskyi y el Gobierno se endurece

Deja un comentario

 Ihor Kolomoyskyi

Lo que comenzó como una disputa empresarial se está convirtiendo, rápidamente, en una batalla entre el Estado y un multimillonario gobernador regional, al que una vez se apoyó para frenar el separatismo en su región.

El enfrentamiento entre las autoridades de Kiev y el gobernador de Dnipropetrovsk,  Ihor Kolomoyskyi, está convirtiendo en una farsa las conquistas del Maidán de hace un año (que derrocó al ex presidente corrupto y a sus compinches), y está ayudando a los esfuerzos rusos para desestabilizar a la nación.

El 23 de marzo, las acusaciones a  Kolomoyskyi de pertenecer al crimen organizado fueron el último giro en el culebrón de la pugna con el oligarca.

Valentyn Nalyvaichenko, jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania, leal al presidente Petro Poroshenko, sospecha que los vicegobernadores del Oblást de Dnipropetrovsk, Gennady Korban y Svyatoslav Oliynyk, están involucrados en una trama del crimen organizado, responsable de secuestrar a funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. Esto implicaría a Kolomoisky, al menos indirectamente, porque estas personas son muy cercanas a este último.

Ambos dijeron que las acusaciones eran falsas, y Olinyk indicó en su página de Facebook que planeaba demandar a Nalyvaichenko por difamación.

Nalyvaichenko por su parte dijo que seis sospechosos del asesinato del agente del Servicio de Seguridad, Dmytro Manzyk, habían sido detenidos a principios de este mes en Dnipropetrovsk, la región sobre la que Kolomoisky tiene un férreo control.

“No entiendo si se trata de un tema político o algún tipo de bacanal”, comunicó a Kyiv Post Borys Filatov, miembro del parlamento y un fiel aliado de Kolomoisky.

Volodymyr Fesenko, del think tank Penta, dice que las acusaciones son parte de una “guerra de información” entre Poroshenko y Kolomoisky, con el fin de desacreditar al gobernador de Dnipropetrovsk. Sin embargo, descarta que esto desemboque en un enfrentamiento armado.

“Lo más racional en este conflicto sería evitar una guerra de verdad, ya que sería un regalo para (el presidente ruso Vladimir) Putin”, comenta.

Guardias privados de Kolomoyskyi protegiendo la sede de Ukrnafta en Dnipropetrovsk.

La lucha de  Kolomoyskyi por los activos

La acusación se produjo un día después de que Kolomoyskyi enviase a docenas de guardias de seguridad privados, equipados con armamento letal, para evitar la entrada al edificio de la petrolera Ukrnafta, así como levantar una valla de hierro a su alrededor.

El Grupo Privat, de Kolomoisky, posee el 42 por ciento de Ukrnafta, mientras que la empresa estatal Naftogaz tiene el 51 % de la misma. El oligarca tiene también intereses en la banca, los medios de comunicación y el acero, así como en otros activos.

El drámatico despliegue de los guardias se debió a la llegada el 19 de marzo al Parlamento, de un proyecto de ley para reducir el quórum en las juntas de accionistas de sociedades anónimas controladas por el Estado, del 50 por ciento al 60 por ciento, y privar así a Kolomoisky del control de facto sobre la petrolera estatal.

El mismo día, el gobierno procedió a despedir al gerente de Ukrtransnafta, una compañía de transporte de petróleo de propiedad estatal, que estaba controlada por un aliado de Kolomoisky. El oligarca respondió presentándose en la oficina con un grupo de hombres armados. En ambas ocasiones, apareció en persona y afirmó que estaba tratando de “proteger” a las empresas del saqueo.

Un ejército privado

La facilidad con que  Kolomoyskyi ha sido capaz de reunir grandes grupos de hombres armados, para “proteger” tanto Ukrnafta y Ukrtransnafta, ha aumentado los temores sobre la enorme influencia que tiene sobre los batallones de voluntarios que él mismo ayudó a organizar la primavera pasada, cuando comenzó la ofensiva apoyada por Rusia en el este de Ucrania.

Su generoso patrocinio de los batallones de voluntarios, así como su férreo control sobre la situación en la región, han evitado la extensión del separatismo pro-ruso en su Oblást natal de Dnipropetrovsk, así como en Zaporizhya y otras regiones del sureste de Ucrania .

La semana pasada,  Kolomoyskyi dijo que podía llevar 2.000 combatientes a Kiev para proteger tanto a Ukrtransnafta como a Ukrnafta.

El ministro del Interior, Arsen Avakov, dijo que los hombres armados que custodiaban las oficinas de las empresas en realidad eran guardias privados, y que todos los batallones de voluntarios se mantenían en las líneas del frente.”Ninguna empresa de seguridad privada, de acuerdo con las leyes de Ucrania, tiene el derecho a llevar armas”, dijo Avakov en su página de Facebook.

También Poroshenko comentó el 23 de marzo que : “No vamos a tener a ningún gobernador que financie sus propias fuerzas armadas”.

Alexei Makarkin, subdirector del Centro de Expertos de Tecnologías Políticas con sede en Moscú, dijo que esto indica que Kolomoisky ya no tiene tanta influencia como antes, y que puede ser apartado del cargo.

“Para las autoridades de Ucrania, la importancia de estos batallones financiados por Kolomoisky ha caído significativamente; de hecho el batallón más cápaz ya se ha integrado en las fuerzas oficiales … Así que no se excluye la posibilidad de que Kolomoisky tenga que abandonar su puesto [como gobernador] dentro de poco, a pesar de que probablemente se mantendrá en la política, gracias a los diputados que aún le son leales”, dijo Makarkin.

descarga

Insignia del batallón Dnipro-1, inicialmente financiado por Igor Kolomoisky, y ahora integrado en el Ministerio del Interior.

No caerá sin luchar

Pero Kolomoisky ya ha dejado claro que va a luchar para mantener el control sobre las dos empresas y la región. Un grupo de diputados que apoyan al gobernador han convocado una manifestación pública en Dnipropetrovsk a las 18:00 del miércoles, una convocatoria que se recuerda inquietamente parecida a otras anteriores que provocaron movimientos separatistas en otras partes de Ucrania.

Preguntado por el canal Francia 24 TV acerca de si era posible el alzamiento del separatismo en Dnipropetrovsk en la manifestación del 24 de marzo, Kolomoisky dijo: “Yo no quiero eso … pero puede pasar cualquier cosa”.

Fuente original.

Traducido y editado por Adrián Nieve

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s