Información en español sobre Ucrania

Confesión de un guerrillero. Parte IV

Deja un comentario

El regreso

La información más importante: la ubicación de las tropas enemigas, la cantidad y la salida de Sloviansk, la recogía y transmitía poco a poco. La salida de la ciudad la prepararon con antelación. Los comandantes discutían sobre la ruta que tenían que coger. Yo sabía que había sólo un camino abierto. Estimé que el tiempo que llevaría la salida serían más o menos dos horas.

La carretera principal no estaba bloqueada, porque había un acuerdo entre los ucranianos y los separatistas. Entonces pensaba que lo mejor era dejar salir a los separatistas, pero ahora pienso que teníamos que entrar en combate.

Trabajando como espía, tenía miedo de que me descubrieran. A algunos hombres, sospechosos de espionaje, los detenían durante cinco días, pero después los dejaban ir.

Antes de que me fuera al grupo de Girkin, nuestro batallón había detenido a un separatista. Después, ya en el grupo de Girkin, ví a este hombre y pude hablar con él. Me contó cómo le  sacaron desde la prisión. Era un hombre importante para Girkin, por eso han hecho tanto esfuerzo para liberarlo.

Cuando me enteré de toda la información necesaria, decidí irme. Pero al mismo tiempo mataron al comandante ucraniano Kulchytsky, eso fue un desastre para mí, no sabía a dónde y a quién dirigirme. Toda la información que tenía la  transmitía a un hombre de mi batallón. Sólo dos personas sabían de qué trabajaba: uno fue asesinado y con el segundo no tenía ninguna conexión.

Decidí huir. Pero en el grupo de Girkin había tres prisioneros ucranianos. Querían cambiarlos por sus militantes. Decidí llevármelos bajo la condición de ayudantes en trabajos comunitarios, pero me lo prohibieron y no pude hacerlo. Entonces, engañé a un comandante y me llevó en coche. De camino paramos y entré en una tienda, aprovechando que estaba sólo huí en la dirección de Kramatorsk.

Caminé unos 70 kilómetros en cinco días. Buscaba el camino más seguro. Cuando llegé a Kramatorsk unos amigos me llevaron a Svyatogorsk y desde ahí a la sede de la ATO.

Parte I Parte II Parte III

Fuente

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s