El presidente de Ucrania es judío, ¿quién será el nazi?

Dentro del discurso que Vladímir Putin emitió minutos antes de lanzar una invasión y bombardeo contra Ucrania, a una escala jamás vista después de la segunda guerra mundial, enfatizó en que la intención de su «Operación militar especial» era «liberar» a Ucrania de neonazis, en especial el presidente Volodýmyr Zelenskyi.

Este es el fragmento:

Su objetivo es defender a las personas que han sido objeto de abusos y genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años. Y, para ello, procuraremos desmilitarizar y desnazificar Ucrania….

Y más adelante tanto el propio presidente de la Federación de Rusia, como su portavoz o embajadores alrededor del mundo, continúan sosteniendo que «el presidente de Ucrania es Nazi», y explican todos los crímenes de guerra, actos inhumanos, asesinatos a civiles, bombardeos a escuelas, hospitales, asilos de ancianos, destrucción completa de ciudades, basándose en que «quieren liberar a Ucrania del nazismo».

«Mientras el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se ha mostrado crecientemente errático -acusando a Ucrania de «genocidio» en las repúblicas separatistas de Donetsk y Luhansk y hablando de la necesidad de «desnazificar» el país-, Zelensky, de familia judía de habla rusa, se ha mantenido articulado, decidido y solemne.:» (pinchar la imagen para acceder al artículo)

Pero es al contrario. Los actos de guerra que está realizando Putin en contra de Ucrania son espeluznantemente similares a los que realizó Adolfo Hitler, comenzando con sus razones de «liberar a la población»: Hitler lanzó su invasión a Polonia el 1 de septiembre de 1939 con el pretexto de que estaban siendo infringidos los derechos los alemanes que vivían en la región de los sudetes, al oeste de Checoslovaquia, y anexó ilegalmente esa región un año antes de la segunda guerra mundial; en similitud, Putin anexó ilegalmente Crimea y desató la guerra desde el 2014 en el Donbás bajo el pretexto de que el gobierno ucraniano infringía los derechos de los rusos que vivían en esas regiones.

Pero volvamos a la acusación de «Nazi» a Volodymyr Zelenskyi.

Comencemos con el bisabuelo de Zelenskyi quien, siendo judío, falleció junto con tres de sus hermanos en el holocausto.

El abuelo de Zelenskyi, Seymon, es judío también.

Oleksandr Zelensky, de origen judío, nació el 23 de diciembre de 1947. Esposo de Rymna Zelenska, padres de Volodymyr Zelensky. Al pinchar la imagen se accede a su biografía, en inglés

El padre se llama Oleksandr Zelensky y es profesor y director en el departamento de cibernética y hardware informático en el Instituto de Economía en Krivih Rih. Y es judío.

La madre se llama Rimna Zelenska y trabajó como ingeniera en la fábrica Antonov.

Candidatura

Antes de 2019, el ahora presidente Volodýmyr Zelenskyi trabajó para la televisión ucraniana, teniendo más éxito en papeles cómicos. Desde los 17 años de edad inició su carrera, uniéndose a un grupo.

Sin embargo, estudió derecho y se graduó de abogado, aunque no practicó su profesión, sino que continuó creciendo en su carrera artística. En 2015 produjo y protagonizó una serie televisiva que llamó «El sirviente del pueblo». En ella, Zelenskyi actúa como un maestro de secundaria que se lanza en candidatura y gana la presidencia de Ucrania, luego de postear un video viral que desenmascara la corrupción en el gobierno.

Comediante judío que intetpreta a un presidente, se convierte en presidente de Ucrania. Noticia en inglés, pinchar la imagen para leer

El éxito de tal serie desencadenó que Volodymyr se animara en 2017 a crear un partido político, de carácter centrista, y lanzar «en la vida real» su candidatura en 2019. Ganó las elecciones para presidente de Ucrania el 21 de abril de 2019.

Al ser Volodymyr Zelensky una figura pública desde hacía muchos años, el pueblo ucraniano conocía sus orígenes judíos. Y ganó la presidencia, con un 73% de votos a favor, en contra de 25% para Petró Poroshenko, su predecesor. Esto nos demuestra que para el pueblo ucraniano, el hecho de que Zelensky fuera judío, no era nada malo. Si los ucranianos fueran antisemitas, Volodýmyr no hubiera ganado.

Un presidente judío

No nos concentraremos en este artículo en la forma de gobierno de Zelensky, sino que en su carácter de judío, pues Putin en su acusación lanzada el 24 de febrero, lo tacha de «nazi».

Pero no fue el presidente de Ucrania, sino que el de Rusia, Vladímir Putin, quien el miércoles 2 de marzo lanzó misiles en contra de dos sitios emblemáticos de los judíos en Ucrania: Babyn Yar, sitio memorial conmemorativo del holocáusto, y Uman, en donde nació el judaísmo Hasídico.

En un video, Zelenskyi llama al pueblo judío a notar: «La noche pasada fuimos bombardeados todos en Kyiv. Y todos morimos de nuevo en Babyn Yar, en un ataque con misiles … Ahora me dirijo a todos los judíos del mundo, ¿no podéis ver lo que está pasando?. Entonces, es muy importante que los millones de judíos en todo el mundo, no se queden callados en este momento. El nazismo nace del silencio. Por eso, gritad sobre los asesinatos a civiles. Gritad por los asesinatos a ucranianos».

Protestas de Israel y Ucrania por el bombardeo a Babyn Yar

Babyn Yar fue el escenario de genocidio por parte de los nazis a fines de septiembre de 1941, cuando un escuadrón especial de las SS asesinó a más de 33000 judíos en el transcurso de dos días. Y este 2 de marzo ya murieron otras 5 personas más en el bombardeo con misiles, a pesar de que el mundo había dicho «nunca más».

El presidente se refiere a si como «nacido en una familia muy judía», aunque aclara que, ya que nació y creció en un país que, antes de 1991 estuvo bajo el régimen soviético, y que para los soviéticos «la religión es el opio del pueblo», lógicamente su familia no era «muy religiosa».

Bajo la administración de Zelenskyi fue que Ucrania adoptó la «IHRA», que es una ley que condena el antisemitismo como crímen, con fuertes multas e incluso un tiempo en prisión. El antisemitismo es definido como «una percepción sobre los judíos expresada en forma de odio hacia ellos», o también como «la negación al pueblo judío de su derecho de autodeterminación». Es una definición declarada en 2017 por el gobierno de Israel, que ya han adoptado 35 países en el mundo, dentro de ellos Ucrania, bajo el mandato de Zelenskyi.

Noticia: «Por qué lo de Ucrania parece una historia muy judía: Porque lo es». Pinchar la imagen para leer.

Opiniones de expertos

Shelly Cline, en la dirección del departamento de historia en el Centro de Educación para el Holocáusto, dijo que «El gobierno de Ucrania no se parece en nada al de la Alemania Nazi, incluso el presidente es judío; es más, el gobierno es democrático, legítimo», y luego condena las mentiras de Vladímir Putin al decir que «intenta distorsionar la memoria de tales acciones sólo para justificar sus propias ambiciones en Europa».

El comentario de Annalena Baerbock, Ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, mencionó en la Asamblea General de la ONU que «La guerra de Rusia es una de agresión y está basada totalmente en mentiras».

Es al contrario, Putin es conocido como Putler

Uno de los diseñadores gráficos de la revista Time creó una imagen que superpone el rostro de Vladímir Putin con el representativo bigote de Adolf Hitler. Aunque tal portada no fue publicada, la mayoría de usuarios de Twitter, en donde fue compartida por primera vez la imagen, anotó que «es lo que todos pensamos sobre la guerra #UkraineRussiaWar».

El 28 de febrero de 2022 el creador de la fotografía, de nombre Patrick Mulder, confirmó en Twitter que su equipo era el responsable de la imagen, con la siguiente explicación:

«Yo creé la portada de la TIME el día que Rusia lanzó la invasión a Ucrania. Es una de una secuencia de tres. Quería hacer algo que capturara la opinión del público sobre los eventos».

Pero un vocero de la revista anunció que no fue considerada una portada típica de la Time, y fue cambiada por una imagen de personal militar dentro de un tanque.

Timothy Snyder compara a Putin con Hitler

El diseñador gráfico de la Time, Patrick Mulder, no está tan mal. Un politólogo especializado en Europa Oriental y Central, Timothy Snyder, realizó una comparación entre los peores genocidas que ha tenido la historia, con Vladimir Putin. Esa y otras opiniones del experto son narradas por Sławomir Sierakowski en un artículo que publicó Euromaidan Press el 30 de marzo.

La filosofía de Vladimir Putin con respecto a Ucrania es que no existe como nación, ni como pueblo, ni debería de existir desde ningún punto de vista. Por eso, su meta final es limpiar la tierra, eliminar a todo ucraniano y eliminar a Ucrania de la geografía mundial y el topónimo de todo diccionario.

Enlace Judío México e Israel – Resulta asombroso que Putin califique a Ucrania como estado nazi cuando el Presidente Zelensky es judío. (Pinchar imagen para acceder al articulo)

Eso significa genocidio y de esta forma podríamos compararlo con Stalin quien, por medio del hambre, asesinó a alrededor de 10 millones de ucranianos durante las hambrunas que conocemos como «Holodomor». Su intención era la misma: eliminar a todo ucraniano.

Pero el experto Timothy Snyder cree que Iosif Stalin al menos respetaba a Ucrania como nación y, excepto por el terror estalinista de los 1930s y el holodomor, trataba a este país con precaución. Pero Vladímir Putin cree que Ucrania no existe. Sus ideas se equiparan más bien a las de Adolf Hitler, en cuanto a que las grandes masas humanas pueden ser quebrantadas rápidamente por medio de poderosas acciones de violencia. Es el tirano clásico.

Timothy Snyder en Kyiv en 2019

El «nuevo zar ruso» como se le dice, sarcásticamente, en los medios, piensa que la perestroika, la disolución de la URSS y todos los sucesos de fines de los 1980s, fueron la peor tragedia que pudo haber existido en la historia. Quiere «reunificar» todos los pueblos que existieron durante la época soviética, es una obsesión. Piensa que Rusia no existe hasta que no se reuna con Ucrania.

Su obsesión llega a tal grado, que afirma que «es la voluntad de Dios» que Ucrania y Rusia se reúnan, que sean una sola nación (Novorrusia). Desde las elecciones de 2012 lo mencionó en la duma estatal, y en 2013 viajó a Kyiv, tras lo cual declaró que esa reunión se tiene que dar «si o si», pues insiste que es la voluntad divina y que los políticos no se pueden oponer a ella.

La destrucción de Mariúpil (pinchar la imagen para acceder al artículo)

Agrega a este tema el politólogo que la intención de Putin con el objeto de su soñada reunificación, sería por medio de la rusificación, pero no una al estilo de Brezhnev o el Zar Alejandro, sino que más bien la realizaría de la forma más rápida y simple posible: eliminando a todo ucraniano, en especial a la elite y a los ucranianos «puristas», a cualquiera que se resista a volverse ciudadano ruso y renunciar a su idioma por hablar ruso. Únicamente se realizaría una rusificación a largo plazo en caso de que el kremlin notara que la eliminación de la élite y de los ucranianos nacionalistas no fuera suficiente.

Este plan sólo tiene similitud con el de Hitler. Incluso el experto Timothy Snyder afirma que Vladimir Putin es peor en ese sentido, pues «es nuevo y muy radical».

Yaroslav Hrytsak es un historiador ucraniano, profesor de ciencias de la historia en la Universidad Católica de Lviv

La opinión de Yaroslav Hrytsak

El historiador ucraniano dijo en una entrevista para la Deutsche Welle, que esta guerra tenía que suceder, sobre todo por la enfermedad de Vladimir Putin de que «Ucrania no existe como nación, que los ucranianos y los rusos son una sola nación». Según el experto, ésto significa que hará todo lo que pueda para reducir a los ucranianos a un simple grupo étnico minoritario, no a una nación.

Eso es genocidio, eso es lo que Adolf Hitler quiso hacer con el pueblo judío.

Raphael Lemkin fue un jurista polaco de familia judía que acuñó el término genocidio y fue el principal impulsor para que fuera reconocido como delito por el derecho internacional.

Lemkin, el creador del concepto de «genocidio», dijo que «es un acto que lleva a la destrucción de un pueblo y su cultura, incluída la destrucción de la identidad». La eliminación de judíos, armenios y ucranianos durante el holodomor involucraba también la destrucción de su cultura. Luego de la invasión y toma de gobierno, se procede a eliminar a toda persona que viole las prohibiciones de hablar el idioma ucraniano, de utilizar algún elemento de la cultura ucraniana, etc.

El entrevistador de la Deutsche Welle le preguntó a Yaroslav sobre el propósito de Putin de eliminar a los ucranianos. Y el historiador le aseguró que Vladímir Putin no actúa en términos racionales. Que habla con Dios (realmente, habla con Satanás), que cree que está pasando a la historia como un salvador, que está salvando al mundo de la pudrición que procede de occidente. Y Ucrania es el primer país que representa a occidente, pues se estaba tornando al pensamiento occidental, se estaba «comenzando a podrir».

«Esta máquina de guerra avanza y, repito, se está acercando cada vez más a nuestras fronteras. dijo Putin en el discurso del 24 de febrero, justo antes de lanzar la invasión.

El presidente de Rusia mira a la OTAN como la fase armada de la pudrición de occidente. Y Ucrania como nación, es para él el producto de fabricación occidental. Está convencido de que es todo un complot para «arrodillar a Rusia» frente al capitalismo occidental.

Putin, poseído por Satanás – Afirma el jefe de la Iglesia ortodoxa ucraniana – Pinchar la imagen para acceder al articulo

Al igual que Adolf Hitler, Vladímir Putin está fuera de toda realidad. No está invadiendo, no está agrediendo a Ucrania, sino a occidente. Su guerra es contra occidente. Y él ha sido llamado por Dios para salvar al mundo. Todo ésto nos dice que no se rendirá, que si se logra alguna negociación, dirá: «No. Elimínenlos a todos».

No sólo Vladímir Putin piensa así, sino la mayoría del pueblo ruso

La postura del pueblo ruso es similar en la falta de realidad y alucinaciones de grandeza. Tengamos en cuenta que Putin ha tenido el control por 22 años y que ha logrado «intoxicar» al pueblo ruso a través de los medios. La idea de la «Gran Rusia», en cultura, territorio, política, poderío militar y económico, es general. Pero no. Rusia tal vez sea grande en territorio, pero en política, economía, cultura, es pequeña. Incluso su cultura es robada a los ucranianos.

Acceso al articulo (en inglés)

En frases de Turgenev, Dostoevsky, Brodsky, Belinsky, grandes pensadores rusos, se puede ver el pensamiento de este pueblo, que está convencido que los polacos y los ucranianos son quienes evitan que el pueblo ruso sea grande, que son un lastre para la grandeza rusa.

Eso pensaba también Hitler sobre el pueblo judío, que era el culpable de que Alemania no prosperara, que era el que arruinaba el progreso de la raza aria y que debía ser eliminado.

Ucrania se libró de Rusia en 1991, y tomó la dirección del capitalismo, siguiendo el modelo europeo, de democracia con cambio de gobierno, de libre economía y otras libertades. Rusia quedó como un anacronismo del siglo XIX, aunque tuvo la misma oportunidad de avanzar, prefirió quedar con la autocracia, la ortodoxia, con gobiernos que nunca cambian, con la ilusión y nostalgia a la vez de una época de grandeza que nunca volverá, ni aunque destruyan Ucrania y eliminen a los ucranianos, y luego Polonia y eliminen a los polacos, o restructuren con violencia la antigua URSS como ha dicho Vladímir Putin constantemente en sus discursos.

Publicado por Ucrania Fantástica

Слава Україні! ¡Que viva Ucrania! Libre, independiente, soberana

Un comentario en “El presidente de Ucrania es judío, ¿quién será el nazi?

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: