Información en español sobre Ucrania

Odesa, la perla del Mar Negro

Hace ahora casi dos años, un compañero de mi infancia, me remitía un correo electrónico muy interesante de “Diario de Ferrol” sabedor de mi pasión por la historia, en el que se comentaba una extraña y curiosa circunstancia, como tantas otras, acaecidas durante el siglo XVIII

. … el contralmirante vigués Eugenio Díaz del Río Jáudenes, y el capitán de fragata ferrolano Fernando Álvarez Blanco homenajearon en la ciudad ucraniana de Odesa al fundador de la ciudad, el almirante español José de Ribas –1759-1800–…

http://www.diariodeferrol.com/articulo/ferrol/f-103-homenajea-odesa-fundador-ciudad/20130726215356053789.html

En dicho artículo narraba, muy brevemente, las peripecias de un español en la corte de de la zarina Catalina la Grande, aunque parezca el inicio rocambolesco de un chiste, no es así, y de esta forma empezó mi búsqueda de conocimiento sobre José Pascual Domingo de Ribas y Boyons,un napolitano de origen barcelonés, y por lo tanto de origen español, en aquella época aún orgullosos de ambos sentimientos ,sic.

Nuestro país está lleno de cientos de exploradores, conquistadores, héroes, y villanos, muchos villanos, eso hace que, juntando al autoostracismo característico del español por su historia, muchos sucesos sean desconocidos. Seguro que algunos ucranianos conocen el personaje, y, aún más los habitantes de la Perla del Mar negro, Odesa, pero reconozco , para mi ignorancia de mi desconocimiento hasta la lectura del artículo.

Relatemos, ahora, las tribulaciones de un español en la corte de Catalina la Grande, Don José de Ribas y Boyons, miembro de la nobleza española(Осип Михайлович Дерибас, iz ispánskij dvorián), conocido así en la corte de la zarina. Mientras residía en Nápoles, por una serie de hechos, al estilo James Bond, espías de la zarina Oleksiy Orlov; intrigas palaciegas con la Princesa Tarakanova, Ribas ayuda a Orlov en sus objetivos, finalmente todo hizo que acabase sirviendo para Catalina la Grande.

Desde su nuevo lugar y como oficial de la armada, ayuda a ganar varias batallas, el Príncipe Grigori Potemkin, lo coge bajo su tutela y se lo lleva hacia Ucrania, donde tras nuevos acontecimientos bélicos, como si no tuviese bastante, nuestro personaje, infatigable en la lucha, apoya la conquista de la península de Crimea.

También fue primordial en la victoria en la batalla naval del estuario del Dniéper , con lo que le dieron la Flotilla de Lyman, en gran parte formada por cosacos. Con el tiempo, y una imparable carrera, consiguió que tras uno de los hechos más importantes conquistó la fortaleza de Izmail, en ese tiempo en manos de los turcos, que tenían órdenes de “aguantar casa por casa” , y se convirtió en una de las batallas más crueles y sangrientas…

En 1795 es promovido a vicealmirante, y en 1796 recibe el grado de Almirante. Tras la guerra, propuso a la zarina la conversión de la guarnición turca de Khadjibey en una gran ciudad portuaria rusa, Catalina aceptó, y el 27 de mayo de 1794 promulgó un edicto ordenando su construcción y desarrollo como un centro portuario y comercial, y nombrando a de Ribas jefe del proyecto. Había nacido Odesa, la Perla del Mar Negro.

José de Ribas comenzó sus planes urbanísticos, con edificios al estilo europeo de la época, sugiriendo como nombre de la ciudad el de una antigua factoría griega: Odessos. Sin embargo, no se sabe si por indicación de la zarina, o como halago hacia ella, se feminizó el nombre, quedando finalmente en Odesa, se dice, se cuenta, se comenta que incluso un hijo bastardo llego a tener con ella, pero eso es otra historia.

http://deribashouse.narod.ru/index.html http://

www.mujeresenlahistoria.com/2012/06/la-supuesta-zarina-la-princesa.html

Los comentarios están cerrados.