Información en español sobre Ucrania

Ruslana: “Nosotros ya no nos escuchamos los unos a los otros”

Ruslana Lyzhychko, conocida por el nombre escénico Ruslana, es una cantante, ex diputada del Parlamento y activista política ucraniana. Representó a Ucrania en Eurovision en el año 2004 y ganó, por lo que obtuvo el  título de “Artista del Pueblo Ucraniano”. Durante el Euromaidán fue una de las principales activistas y defensores de los manifestantes, herida por gases lacrimógenos, crítica de la política del Kremlin sobre Ucrania y, al mismo tiempo, se pronuncia muy crítica hacia el  nuevo gobierno de Yatsenuk. Así es como se dirige Ruslana hacia los habitantes de Rusia durante estas fechas conmemorativas dedicadas a los 70 años de la victoria en la Segunda Guerra Mundial. El texto, público, está subido en la página de Facebook de la activista.

54ca5139e0176_3ba49aab-f209-424a-b12b-6dd8335aaad5

Ruslana: ” Posiblemente, hace un par de años yo hubiera empezado mi discurso con las palabra “hermanos”…

Puede que hace un año hubiera empezado con la palabra “amigos”…

Pero no hoy. No ahora.

Ahora me dirijo a vosotros como a los vecinos con quienes compartimos idiomas parecidos, pero cada palabra tiene que ser traducida y explicada. Incluso si se dijo en vuestro idioma, en Ruso.

Nosotros ya no nos escuchamos los unos a los otros.

Vosotros, por los caudales de las mentiras sin tapar que siembran odio.

Nosotros, por la desconfianza y dolor que no nos deja perdonaros, y por ello entendernos.

Pero yo voy a hablar una y otra vez. Con la esperanza de ser escuchada por vosotros y entendida por mis compatriotas.

No en vano me dirijo a vosotros el día 8 de Mayo, el día de la capitulación histórica del fascismo, este día es realmente el Día de la Victoria. En este día, toda la humanidad está de luto por los fallecidos en la guerra atroz y está orgullosa de la victoria del Bien sobre el Mal, de la Vida sobre la Muerte, de la Luz sobre la Oscuridad.

No es la victoria de Stalin sobre Hitler o de la URSS sobre la Alemania nazi.

No es la absorción  de un mal por otro.

Es el triunfo de la Justicia, no de la Fuerza.

La Victoria hubiese sido imposible sin la unión alrededor de los principios humanos, sin el entendimiento claro de que el fascismo es el Mal.

En aquel entonces las millones de madres, no solo de la Unión Soviética, sino también de Europa, Estados Unidos, Asia e incluso Australia les decían las palabras: “Vuelve vivo…”

Ahora estas palabras se las dicen decenas de miles de madres ucranianas a sus hijos.

Yo también pronuncio estas palabras. No las canto, pero las susurro en silencio cada minuto, cada instante. A todos mis amigos, conocidos y no conocidos, a todos los chicos que están ahora en el campo de batalla, en las trincheras.  Y no es una maqueta, ni la decoración de vuestras películas de guerra y cortos propagandistas. Es el día de hoy en mi Patria.

ruslana

Hoy nosotros los ucranianos conmemoramos a nuestros nuevos héroes y protectores, igual que a sus abuelos y bisabuelos que dieron su vida en la lucha contra el fascismo.

Hoy nosotros, igual que hace 70 años, damos todo lo más valioso al frente, vidas, fuerzas y esperanzas. Compartimos lo último, todo el país ayuda. Porque es nuestra tierra y nuestra historia. No una historia robada ni re-escrita, inventada o elogiada.

Perdimos más de nueve millones de vidas en la trágica lucha contra el fascismo.

Ahora nosotros perdemos vidas por culpa del guion sangriento escrito en los gabinetes del Kremlin y que se muestra a nosotros y a todo el mundo gracias a la propaganda al estilo de Goebbels.

A nosotros nos llaman “fascistas” los que igual que Hitler y Stalin en el año 39, han violado todos los tratados internacionales, como el tratado de Budapest, y han anexionado parte de nuestro territorio.

Nos llaman “fascistas” los que, igual que los nazis del Tercer Reich, niegan nuestra existencia como nación y país.

Nos llaman “fascistas” los que, tomando el ejemplo de Goebbels ya no esconden los retratos de Stalin.

Los que entierran a sus soldados en secreto, como criminales y los que llaman criminales a nuestros soldados que defienden su tierra.

Los que llenan a nuestra tierra con armas y técnica para la guerra, llenan los  cerebros con la mentira y el odio, llenan sus bolsillos con  dinero, dejando sin futuro a sus propias generaciones y quitando el futuro de las nuestras.

Es una cara torcida del pasado, la que encuentra y combina la experiencia del NKVD y de la GESTAPO, se proclama “luchador contra el fascismo”, y nos llama “fascistas” a nosotros.

Pero, lo que intenta, aunque mal, es esconder el actual gobierno del Kremlin, esto es precisamente el fascismo en su fase inicial.  Llamadlo  como queráis, fascismo, estalinismo, putinismo, terrorismo, patriotismo rusomundista… El 8 de Mayo, en el día de la victoria sobre el fascismo, esto se deja ver y se nota claramente como nunca.

Nosotros lo podemos celebrar el día 8, el día 9, lo importante es su sentido, ¡no el deseo de Stalin de celebrarlo por separado del resto del mundo!

Este día significa el final de una guerra atroz y la gran Victoria sobre la plaga marrón. Pero hasta final total de la guerra faltaron aún algo menos de 5 meses. Y hasta la caída de la otra plaga, la roja, quedaban 45 largos años.

Y este día, como muchos otros días de memoria de nuestra historia conjunta, podríamos haberlo  conmemorado  juntos, pero…

Hoy, el día de la Victoria, está entristecido por la guerra no declarada contra Ucrania, la tierra que pagó el precio más alto durante la Segunda Guerra Mundial.

Otra vez muerte, otra vez agresión.

Hoy en el papel del agresor de esta Rusia.

Estáis construyendo el nuevo muro de Berlin, para que el espíritu de la libertad, por dios, no penetre en vuestro sistema.

¿Qué lección habéis aprendido durante la SGM?

¿Creéis que la verdad está de parte de la Fuerza?

¡No es así! ¡Todo es exactamente al revés!

¡La fuerza está de parte de la Verdad!

¡Cualquier ideología o doctrina construida sobre la mentira siempre será derrotada!

La mentira se puede apoyar con el dinero, petróleo, gas, intereses actuales, incluso con la intimidación de los oponentes, pero no se puede convertir en Verdad.

Y todo lo Misterioso será Evidente.

En la guerra gana aquel que tiene la Verdad de su lado, quien defiende los principios morales, quien sigue fiel a la Justicia.

¿Podrá el Kremlin ganar la guerra que ha empezado contra Ucrania con la ayuda de su máquina propagandista llena de mentiras? ¡NO!

El Kremlin lucha por el fruto de su propia mentira, en concreto, con el inexistente “fascismo” ucraniano, justificando así la sangre y las muertes de los ucranianos y sus propios ciudadanos que han creído esta monstruosa mentira.

La ocupación nunca traerá ni paz ni bondad, es la conquista de algo que no te pertenece. Y todos los imperios del pasado tarde o temprano han pagado por sus apetitos conquistadores, por su propia vida. Y lo que el Kremlin intenta reanimar no es ni más ni menos el imperio del pasado.

Crimea y la parte del Donbas que ha creído a Kremlin han perdido junto a  Rusia y han perdido lo más importante, el reconocimiento internacional, confianza y la perspectiva civilizada.

En caso de que Rusia intentara empezar una gran guerra, conseguirá destruirse en primer lugar a sí misma.

Hoy no es una simple fiesta, hoy es el Día del recuerdo de lo que puede pasar con aquel quien no es capaz de calmar su apetito imperial, y cuál es su precio.

¿Qué le va decir Rusia hoy a Ucrania que en su mareo propagandista a lo que no considera ya ni país, ni nación, ni cultura?

¿Qué le dirá hoy Rusia a Ucrania que ha perdido 9 millones de los fallecidos por la lucha de la libertad mundial del fascismo?

¿Qué?

Yo intento imaginar ¿qué les van a decir hoy los veteranos rusos a los veteranos ucranianos?

A sus nietos que mueren defendiendo a su país de la ocupación “fraternal”.

A sus hijos que han salido por su libertad a la plaza de Maidán y fueron fusilados por orden del Kremlin.

¿Qué? ¿Otra vez “fascistas”?

Hoy los ucranianos le van a decir a vuestra propaganda, ¡basta!

Estas palabras las tenéis que pronunciar vosotros.

Pero en realidad estáis diciendo todo lo contrario.

Vuestras celebraciones de mañana contienen la reanimación de las “tradiciones” del estalinismo y del “unánime” apoyo de la guerra “fraternal” contra los ucranianos.

Contra los que hace 70 años junto a vosotros vencieron al fascismo.

Contra los que están hoy humillados y difamados por justificar vuestra propia codicia y debilidad.

Celebrando el Día de la Victoria, vosotros al mismo tiempo les estáis cavando las tumbas frescas a los jóvenes soldados ucranianos y a vuestros propios hijos que en contra de su voluntad se han encontrado en tierra extranjera.

Y cuando escucháis de vuestros propagandistas valientes  cuantas tumbas frescas hay en Ucrania de los héroes fallecidos por su Patria, no escondáis la mirada.

Mirad a la verdad a la cara. Son vuestros convoyes ‘humanitarios’ con armas, munición, técnica militar y los “hombrecillos verdes”, las caravanas de la muerte.

Habiendo heredado el derecho de llamaros vencedores, hoy estáis heredando el derecho de llamaros agresores y asesinos.

Los que vosotros hoy llamáis “fascistas”, justificando la política post-soviética de vuestros “lideres”, en realidad son simplemente personas que quieren vivir en libertad, honestamente y de manera civilizada.

Vosotros, habitantes de la Federación Rusa, ¿cómo vais a celebrar mañana el Día de la Victoria?

¿Con las manos manchadas de sangre?

¿Con la sangre de los ucranianos que junto a vosotros y otras naciones hombro con hombro lucharon contra el fascismo?

¿Puede que las productoras rusas querrán hacer películas de cómo vosotros matabais a los ucranianos en 2014-2015?

Conmemorando la memoria de los asesinados hace 70 años vosotros seguís y ayudáis a matar hoy en día.

¿Qué clase de victoria intentáis ganar hoy?

¿Por qué y para qué ahora estáis sembrando la muerte en tierra ucraniana?

Solo para decir a vuestra propia generación que sueña con la libertad ¿esto es lo que queréis?

Habéis profanado, con vuestra guerra no declarada, la memoria de los ucranianos fallecidos en la Segunda Guerra Mundial.

[…]

Posiblemente mis palabras no van a caer en vuestros corazones, empedernidos con la propaganda sin piedad.

En el final de mi apelación, quiero citar las palabras del veterano de la SGM, el capitán del 1 rango retirado, Ivan Zalizhnyj. Tiene 96 años. Estas palabras las decía de rodillas delante del ataúd de su único nieto, el héroe Ivan Gutnik-Zaluznyj, de 23 años.

bez_ymeny-3_0

“¡Camaradas! ¡Rusos! ¡Mis compañeros de la frente! ¡Hermanos!

Amigos míos, ¿qué estáis haciendo?

¡Juntos estuvimos en la frente! ¡Compartíamos un trozo de pan entre varias personas! ¡Fumábamos un cigarro entre 20 personas!

¡Y ahora los hijos de aquellos abuelos han matado a mi nieto!

Yo no culpo a los soldados.

Hay uno que lo hace, el dictador.

Es Putin y los que lo rodean.

Paradlo ya, ¿quién necesita esta guerra?

La guerra es dolor, tragedia y lágrimas.”

Hace 70 años Ivan Zaluzhnyj combatía por el futuro de sus nietos.

También combatía por el futuro de sus nietos  Vanya Gutnik-Zaluzhnyj

Pero él jamás tendrá nietos.

Pero la Patria no olvidará a sus héroes y no dejará que sus nombres se queden en el olvido.

Ivan Anikeevich, ¡su nieto se merece ser un héroe como Usted!

Nosotros recordamos, conmemoramos y tenemos fe: “¡La Victoria será nuestra!”

Sgw9g75khcM

Los comentarios están cerrados.