Información en español sobre Ucrania

Putin usa el FSB para intimidar a los periodistas que dan cobertura a sus oponentes

Deja un comentario

Foto de Grigory Pasko de la ciudad de Neman en el enclave ruso de Kaliningrado, en la antigua Prusia Oriental, donde Grigory fue a pesar del intento de intimidación por parte de la policía secreta del FSB. (Imagen: echo.msk.ru)

Foto de Grigory Pasko de la ciudad de Neman en el enclave ruso de Kaliningrado, en la antigua Prusia Oriental, donde Grigory fue a pesar del intento de intimidación por parte de la policía secreta del FSB. (Imagen: echo.msk.ru)

En la era de Internet, no es suficiente para un gobernante autoritario controlar lo que aparece en los periódicos y la televisión. Si realmente quiere aislar a sus oponentes, debe tratar de intimidar a los periodistas para que no informen sobre la oposición y menos si publican sus informes en internet y ofrecen ayuda, consuelo y sobre todo cobertura a sus opositores.

Esa es una línea que Vladimir Putin ha cruzado en el caso de Grigory Pasko, periodista independiente que ha estado investigando el caso de Igor Bitkov, un empresario ruso que está detenido en Guatemala ante la insistencia de Moscú porque aparentemente afrento a Putin personalmente o a alguien de su séquito.

El caso Bitkov es un flagrante ejemplo de la combinación de corrupción y extralimitación oficial en la cúpula del sistema político de Rusia, no es sorprendente que esto haya atraído la atención de periodistas y activistas, tanto en la Federación de Rusia como en Occidente.

La atención de esta gente, cuyas historias Putin puede bloquear en los medios de comunicación controlados por el gobierno, pero no puede censurarlas con éxito en internet o en las publicaciones fuera del alcance del Kremlin, ha llevado a este a tomar medidas para evitar que incluso los periodistas independientes puedan cubrir historias como ésta.

El miércoles, Pasko escribe en Ekho Moskvy que estaba tratando de visitar una fuente en el caso Bitkov en Neman, una ciudad en el enclave ruso de Kaliningrado. Fue detenido por 4 hombres armados, claramente agentes del FSB (el FSB es el servicio de seguridad estatal ruso descendiente de la KGB), quienes le dijeron que estaba en una zona de la frontera estatal sin la autorización necesaria.

Pero pronto se hizo evidente que no estaban actuando porque Pasko haya violado alguna ley sino más bien porque, según las palabras de uno de ellos, habían “recibido órdenes” de evitar la entrevista y habían usado un cargo que probablemente no fuese suficiente para alcanzar su objetivo.

Pasko dice que fue retenido durante tres horas, tiempo que describe como una especie de “máquina del tiempo” que le llevo de nuevo a la era soviética, cuando este tipo de cosas sucedían a menudo a los periodistas que intentasen investigar una historia que los comunistas no querían que se revelase. Ahora, Putin está resucitando este enfoque, utilizando el aparato de seguridad del estado para mantener ciertas cosas en secreto.

Sin embargo, esta maniobra no está funcionando, al menos en lo que se refiere a Pasko. Él se compromete a seguir adelante con su periodismo de investigación, un valiente paso dado los recursos que el Kremlin puede desplegar en su contra. Pero el esfuerzo de Putin es contraproducente exactamente de la manera en que uno podría haber predicho: otros periodistas online están siguiendo esta historia y atrayendo así más atención a esta y así como al caso Bitkov.

Traducción de: Original

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s