Información en español sobre Ucrania

La Iglesia Ortodoxa robada hace 332 años por Moscú, podría regresar a Kyiv

Deja un comentario

Otra injusticia de la larga y brutal ocupación de Ucrania por Rusia puede estar próxima a su fin: la iglesia fundada hace 1,030 años en Kyiv puede volver a Ucrania después de 332 años en poder de Moscú.

La actual invasión de Ucrania por parte de Rusia ya lleva más de cuatro años. La nación ucraniana está más unida que nunca frente a la agresión rusa que en toda su historia moderna. Los ucranianos eligieron el camino europeo con la Revolución de la Dignidad de 2013-2014. La invasión por el ejército extranjero de Moskovia en Crimea y Donbas ha acelerado el acercamiento de Ucrania a occidente. Ucrania está en camino de separarse de Rusia y de los restos de la URSS y del Imperio ruso imperio a paso acelerado.

Ucrania recuperó verdaderamente su independencia con la Revolución de la Dignidad y con su lucha contra la invasión extranjera de Rusia. Liberarse del “mundo ruso” es una reocupación física y espiritual también. La idea de Ucrania, es convertirse en “maîtres chez nous” (“Amos de nuestra propia casa”) y no ser más los habitantes de las tierras fronterizas. Parte de la recuperación de la soberanía espiritual de la nación, es corregir una injusticia de 332 años de antigüedad, y devolver el Metropolitanato de la Iglesia Ortodoxa ucraniana, a Kyiv.

El Metropolitanato de Kyiv era parte del Patriarcado de Constantinopla desde 988 hasta 1686, cuando se le quitó a Constantinopla (hoy Estambul) para hacerse parte del Patriarcado de Moscú. El Patriarcado Ecuménico de Constantinopla nunca ha reconocido este cambio de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana de Kyiv a Moscú. Tampoco muchos creyentes ucranianos lo han reconocido. Después de 1991, cuando la independencia y democracia fueron restauradas en Ucrania, se formó el Patriarcado de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana de Kyiv y la Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala. Esta iglesia tampoco fue reconocida por el Patriarcado de Moscú, que continuó a llamándose a sí mismo “Iglesia Ortodoxa Ucraniana”.

En Ucrania, alrededor del 70 por ciento de la población se identifica con el cristianismo ortodoxo oriental. Un número considerable de ucranianos consideran que el Patriarcado de Moscú no es una iglesia en absoluto, sino una creación de Stalin durante la Segunda Guerra Mundial como instrumento de la política estatal de la Unión Soviética. El actual prelado, Vladimir Gundyayev, que representa al “Patriarca Kirill de Moscú”, es un ex KGB y amigo de Putin desde hace mucho tiempo. Cuando Rusia invadió Ucrania el 20 de febrero de 2014, Gundyayev dirigió su organización en Ucrania, que lleva el nombre de “Iglesia Ortodoxa Ucraniana (del Patriarcado de Moscú)”, para apoyar a Rusia, la llamada “anexión” de Crimea en Rusia y el terrorismo organizaciones rusas en Donbas, la llamada “República Popular de Donetsk” y “República Popular de Luhansk”. Dar ayuda y consuelo al enemigo ruso causó descontento entre muchos creyentes ortodoxos. Ver a sus sacerdotes rezar por las personas que los bombardean y disparan y rehusarse a orar por los defensores de la patria no se corresponde con la mayoría de los ucranianos. Alrededor de 60 parroquias han cambiado a la iglesia con centro en Kyiv desde 2014.

El 19 de abril, la Rada (parlamento) aprobó una medida para apelar al jefe de la iglesia ortodoxa global para que reconozca una iglesia ortodoxa autocéfala ucraniana unida. El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, se había reunido días antes con el Patriarca Ecuménico Bartolomé en Estambul, Turquía, y sus esfuerzos diplomáticos demostraron que era el momento adecuado para tal movimiento. El presidente Poroshenko se reunió con los prelados de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Kyiv y la Iglesia Ortodoxa Autocéfala de Ucrania, y recibió una carta de apelación firmada por todos ellos para llevar a la Rada y luego al Patriarca Ecuménico Bartolomé. Si el jefe de la iglesia ortodoxa mundial aprueba el estado de autocéfalo para la Iglesia Ortodoxa de Ucrania, entonces las dos iglesias ortodoxas existentes que no son de Moscú se unirán y habrá un solo metropolitano de Kyiv. Se corregirá un error de 332 años.

Recuperar la iglesia del dominio extranjero, es una etapa esencial en la formación de la nación ucraniana. La ruptura con Rusia, que por la locura de Putin ha llegado a invadir Ucrania, se hará irrevocable con el establecimiento de una Iglesia Ortodoxa autocéfala ucraniana. El Patriarcado de Moscú no se seguiría reconociendo como una “iglesia ortodoxa ucraniana ” y pasaría a llevar su verdadero nombre: la Iglesia Ortodoxa rusa. Los feligreses ortodoxos en Ucrania tendrían a Kyiv como el metropolitanato de sus iglesias, y abandonarían al de Moscú, la capital de el invasores.

El Patriarcado de Moscú es un brazo del estado ruso disfrazado de iglesia: un agente de Putin y Gundyayev para apoyar la guerra de Rusia guerra contra Ucrania. Por este motivo, la creación de una Iglesia autocéfala en Ucrania para los creyentes ortodoxos es principalmente para ganar la guerra, y en segundo lugar un asunto de religión o fe. Los ucranianos exigen libertad e independencia real, con asociaciones que se eligen y no se fuerzan. es la razón de que Ucrania elija la OTAN. la UE, una auténtica democracia con elecciones impugnables y una vibrante sociedad civil. Es la razón por la cual Ucrania elige una Iglesia Ortodoxa Ucraniana unida y autocéfala con un Metropolitanato en Kyiv bajo el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla.

Artículo original de Michael MacKay para Radio Lemberg

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s