Información en español sobre Ucrania

Historiador americano: el verdadero objetivo de Putin no era Ucrania

Deja un comentario

Los acontecimientos de Ucrania no hacen efecto sobre la propaganda rusa, puesto que no se basa en hechos, sino en las versiones deseadas de los hechos que pudieran causar efecto en Europa.

timothy-snyderis-66368680

Foto Timoti Snayder.

“El verdadero objetivo de la política rusa- no es Ucrania en sí, sino Europa, y a Europa le cuesta mucho reconocer eso”, dijo el historiador y profesor de la Universidad de Yale, Timoti Snayder, en una exclusiva entrevista concedida al portal DELFI.

¿Qué opina usted sobre la actual situación en Ucrania? En sus artículos usted escribe que, pese a todos los esfuerzos de Putin y la propaganda, vemos un estado unido y luchando por un futuro independiente.

Sí, Ucrania está floreciendo como sociedad, aunque el mayor problema de este país es la corrupción o así mismo la inutilidad de las leyes, aparte el gobierno ucraniano debe solucionar la crisis humanitaria en las poblaciones de Lugansk y Donetsk. Aunque, todo ha mejorado en el aspecto político, el país necesita ayuda económica seria y reformas.

¿Qué más podemos esperar de Rusia? Después de la guerra húngara, el Kremlin consecuentemente planeaba una nueva invasión, y pudo demostrar nuevos métodos de guerra convencional, y una maquinaria de propaganda profesional, bien financiada y sin precedentes.

Lo más importante, es ser consciente de que el objetivo principal de la política rusa en relación con Ucrania, no es  Ucrania en sí, sino Europa. Los esfuerzos de Rusia por desestabilizar Ucrania, es parte de un gran plan para desestabilizar Europa.

No hay que albergar esperanzas de que la tregua o las elecciones en Ucrania cambien la política de Rusia. Ningún acontecimiento cambiará eso, aunque lo creamos así. Hasta que Rusia no cambie realmente su política en relación con EU, no podremos esperar un cambio.

¿Qué aspectos de la propaganda rusa fueron efectivos y cuales no lo fueron? ¿Qué acciones adicionales moldeará el Kremlin para el Occidente?

Debemos entender la propaganda rusa como un marketing político: a sus autores no les preocupa ni la verdad, ni las consecuencias, ni la opinión sobre las mentiras difundidas.

La primera mentira efectiva fue que todos los revolucionarios ucranianos son fascistas. Esto, obviamente, es una estupidez y no tiene nada en común con la realidad, aunque ha creado confusión en los medios de comunicación durante meses, sobre todo en Alemania.

La segunda mentira efectiva fue la lucha geopolítica. Si es una guerra geopolítica, esto quiere decir que en ella están implicados solamente Rusia y EEUU, podemos olvidarnos de los ucranianos. Esta mentira era cómoda porque la mayor parte de los europeos no quiere asumir responsabilidad sobre Ucrania, según ellos si esto es así, EEUU debe encargarse del asunto.

Yo creo que estas dos cosas se van a repetir durante mucho tiempo. Los acontecimientos en Ucrania no influyen sobre la propaganda rusa, puesto que en ella no importa el hecho en sí, sino una versión conveniente, una que pueda causar impacto en Europa.

Si hablamos de impacto, ¿por qué la propaganda rusa e incluso su política reciben apoyo entre los europeos, tanto políticos como intelectuales, o por lo menos encontraba este apoyo al comienzo de la agresión?

Para empezar, tras la anexión de Crimea muchas personas estaban impresionadas por el hecho de que el orden en Europa puede quebrantarse, ya que un país europeo ha atacado a otro.

Si hablamos de propaganda, al Kremlin no le importaba tanto demostrar la verdad, sino asegurarse con un método de acción rápida. Mientras mentía abiertamente, diciendo que en Crimea había un conflicto ciudadano, que allí no hay presencia de militares rusos, y la gente digería esta información, la anexión estaba completada. Entonces los europeos comprendieron que fueron engañados y no quisieron volver a tocar el tema.

Aparte, la propaganda rusa está destinada a puntos clave. Los rusos nos comprenden mucho mejor a los americanos, que nosotros a ellos, y conocen nuestros puntos sensibles. Uno de ellos es que toda la culpa es de los americanos. Los rusos repetirán en innumerables ocasiones, que Estados Unidos es culpable de lo que está sucediendo en Ucrania. Para los americanos todo esto es algo lioso, mientras que los europeos se han desentendido completamente, por lo tanto también pueden no hacer nada al respecto y culpar a los americanos.

La cuarta razón por la cual la propaganda rusa es efectiva son los estándares occidentales de los medios de comunicación: los periodistas occidentales creen en que hay dos partes, y si la versión ucraniana de los hechos es débil (lo cual tristemente es cierto), y la rusa, sin embargo, es más fuerte,  llegamos a la conclusión de que vence la de mayor peso, aunque se aleje de la realidad. Los periodistas occidentales nunca serán conscientes de cómo están siendo utilizados, que no les están mostrando a una de las partes, sino una versión política y propagandística.

Y la última razón, aunque ya no sea actual, es que pocos periodistas occidentales acudieron a Kyev para ver los hechos con sus propios ojos.

¿Ha aprendido Europa la lección que le ha dado Rusia? ¿Tendrá más cuidado, actuará con mayor rapidez en el futuro?

Creo que sí, aunque la propaganda rusa todavía está ocupándolo todo. El Kremlin no se rige por ninguna norma ética o principios de ningún tipo y ninguna ley, con lo cual puede invertir toda su energía en la táctica y la técnica, consiguiendo muy buenos resultados. Aunque repetir la situación de la propaganda en Crimea será imposible, ya que se conoce la existencia de la propaganda rusa.

Claramente, se podría embaucar, ya que hace medio año los europeos no tenían ni la menor idea de que existe esta propaganda.

Hay que añadir que toda la clase política de Europa ha comprendido, que la propaganda rusa y su comportamiento, son dos cosas diferentes. Esto perjudica a Rusia: aunque influye sobre la opinión general como antes, los políticos europeos ya no confían en ella. Pero lo más importante es, que a Europa le cuesta mucho reconocer que este conflicto no es por Ucrania, sino por Europa; Rusia en realidad está intentando debilitar a Europa.

¿Ha alcanzado Putin sus objetivos y dividir Europa, cuestionar su poder y principios?

Todavía es pronto para afirmar en qué se resumirán los esfuerzos de Rusia, aunque, lidiando con Ucrania han humillado a Europa y han mostrado los defectos de ésta. Además, apoyan sistemáticamente fuerzas políticas escépticas con Europa, movimientos separatistas, apoyaron a los separatistas en Ucrania, han incluido países de Europa central en proyectos energéticos. Tengo la esperanza de que los líderes europeos vean esto como un aviso y reconsideren la independencia energética de Europa y su futuro. Aún así no está nada claro con que va a acabar todo, puesto que destruir es más fácil que crear.

El presidente de Rusia dijo hace poco, que el orden mundial actual únicamente conviene a EEUU, y a nadie más. También asegura que el conflicto ucraniano es una muestra de la pérdida del equilibrio de poder mundial. En ocasiones China también menciona que EEUU dicta el orden mundial. Según su opinión, ¿podemos ver países descontentos, que tratarán de cambiar el equilibrio de poderes, un bloque?

El equilibrio de poderes cambia constantemente, eso está claro, lo que preocupa es la convicción de que el orden, el poder, la ley y EEUU son la misma cosa. De esto se saca la conclusión de que ya no se deben seguir las normas de derecho internacional, puesto que no es un derecho, sino algo descubierto por los americanos.

Esto es peligroso en primer lugar porque el derecho internacional beneficia prácticamente a todos los países.

Putin ha desestimado la autoridad internacional y la confianza de los gobiernos, y eso lleva el mundo a la anarquía, que no conviene a nadie, incluso a la propia Rusia. Es la frontera oriental con China, y no es solo una frontera, mantiene relaciones de comercio con este país.

Me parece que esas afirmaciones perjudican en primer lugar a Rusia en sí misma y no tanto a China. Lo curioso es, que los chinos comprueban hasta qué punto son capaces de quebrantar las leyes, pero no alardean de ello y además utilizan a los rusos, los cuales sí están encantados de gritarlo a los cuatro vientos. Los rusos ni siquiera son conscientes de cómo están siendo utilizados por China, de que no son los líderes, de que están jugando a un juego, proporcionado por otro país.

Monica Harbachiauskaite, para DELFI desde Washington.

Fuente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s