Información en español sobre Ucrania

¿Es Ucrania fascista? -Primera parte-

3 comentarios

¿Es Ucrania un nido del fascismo tal como el Kremlin y sus partidarios propagan? ¿O es una democracia tolerante tal y como Kiev y sus defensores defienden?

El tema es importante,  puesto que los mismos miembros del nuevo gobierno griego, incluyendo al primer ministro Tsipsas, han sugerido hace poco que el nuevo gobierno en Kiev tiene vínculos neofascistas, que nos evoca a los recuerdos de la Segunda Guerra Mundial. Esa visión es la que se asemeja con la promovida por el Kremlin desde el inicio del conflicto.

Aunque muchas veces hay dos lados en una historia, en este caso, en realidad no los hay. La visión del Kremlin es, a todas luces, errónea. Si bien Ucrania no es exactamente la democracia consolidada que su gobierno quiere dar a ver, el país es, sin duda, mucho más democrático ahora de lo que era hace poco más de un año. Y, a pesar de algunos zigzags, cada vez es más democrático a mediada que los días pasan.

Vamos a empezar con un breve análisis de lo que es el fascismo, luego repasaremos si alguno del presente gobierno de Ucrania o del gobierno anterior encaja.

¿QUÉ ES EL FASCISMO?

El fascismo se utiliza a menudo como un epíteto, sobre todo por parte de la izquierda, pero en realidad es un término académico perfectamente definido que hace referencia a un tipo específico de sistema político. Todo el mundo puede estar de acuerdo en que los estados fascistas son autoritarios, es decir, carecen de los atributos fundamentales de la democracia. A diferencia de las democracias, los estados fascistas tienen parlamentos sin utilidad real, partidos políticos, contestación política y elecciones, entre otras cosas. En los sistemas fascistas, como en todos los sistemas autoritarios, los parlamentos son instituciones de pega afines a todo lo dicho por la autoridad máxima , los poderes judiciales hacen lo que el líder les dice, los partidos de oposición son marginales y los resultados electorales son predeterminados.

Al igual que todos los estados autoritarios, los estados fascistas son altamente centralizados y jerárquicos, dan un lugar de honor dentro de la estructura de poder a los soldados y a los policías, policía secreta normalmente, y siempre tienen un líder supremo. De hecho, no puede haber un estado fascista sin un líder supremo. Al igual que los demás tipos de estados autoritarios, los estados fascistas limitan la libertad de prensa, la libertad de expresión y la libertad de reunión; y adoptan algún tipo de etnocentrismo glorificando su nación y su estado, su fabuloso pasado, presente y futuro.

Pero los estados fascistas no son los únicos tipos de estados autoritarios. Este último connota también una imagen de hombres viejos adustos que gobiernan una población hosca. Los estados fascistas exaltan la juventud y el vigor, y siempre implican la población en su propia represión. Los líderes fascistas se pavonean. Quieren aparentar ser juveniles, varoniles y activos: son machos, por excelencia. También apelan a esas cualidades en la población, por lo general reclutan a los jóvenes en sus movimientos o partidos. También es muy importante que los estados fascistas sean populares: incorporan a la población en el sistema de gobierno, prometiendo un futuro grande y glorioso a cambio de su entusiasmo y apoyo.

No es sorprendente que los estados fascistas tiendan a sonar y a actuar de forma agresiva. Los soldados y policías que se trabajan en los estados fascistas tienen una tendencia natural a la tenacidad y al armamento. El etnocentrismo apela a la gloria nacional y estatal, y el culto del vigor ve enemigos por todas partes. El machismo -el culto básico- igual que el estado de los líderes, los anima a golpearse el pecho con abandono. Y la implicación de la población en su propia represión conduce a equilibrar su auto-humillación con los intentos de humillar a otros.

Desde esta perspectiva, la España de Franco, la Chile de Pinochet y la Grecia de los coroneles eran realmente sólo unos estados autoritarios promedio. Así, también, es la China de hoy. En contraste, la Italia de Mussolini era claramente fascista, como lo fue la Alemania de Hitler y la Turquía de Atatürk. ¿Qué está pasando en Ucrania hoy?

Confío en que la pregunta se responda sola.

Ucrania tiene una estructura de gobierno tripartito (separación de poderes) que se caracteriza por una presidencia independiente, un parlamento y, aunque corrupto, un poder judicial semi-independiente, un sistema multipartidista vigoroso, elecciones justas y libres, más recientemente, tanto el presidente y el parlamento – una (a veces irresponsable) libertad de prensa y la protección de los derechos humanos, civiles y de las minorías.

Especialmente importante es el hecho de que el gobierno de Ucrania está dirigido únicamente por civiles y que su presidente, Petro Poroshenko, no tiene ninguna de las características que se le atribuyen a un líder supremo fascista que promueve mediante un culto a la personalidad basada en el machismo. Además, Ucrania no ha llevado a cabo ninguna de las políticas represivas asociadas con el fascismo. Las oposiciones, las minorías y los grupos marginales prosperan, la sociedad civil es fuerte, y en todo caso, los ucranianos acusan al gobierno de ser demasiado débil.

Ucrania está lejos de ser una democracia consolidada. Sus instituciones democráticas son jóvenes y débiles; su compromiso con las prácticas democráticas aún no ha superado la prueba del tiempo. La policía, los jueces y los políticos son a menudo corruptos, y las malas políticas se adoptan con frecuencia. Estas fallas hacen de  Ucrania una democracia imperfecta, posiblemente, una democracia muy defectuosa, pero eso no significa en ningún caso que sea un estado fascista.

Traducido por Victoria Yavorska

Fuente: http://m.huffpost.com/us/entry/6600292

3 pensamientos en “¿Es Ucrania fascista? -Primera parte-

  1. Pingback: ¿Es Ucrania fascista? -Segunda parte- | Con Ucrania – Actualidad

  2. Pingback: ¿Es Ucrania fascista? -Tercera parte- | Con Ucrania – Actualidad

  3. Discrepo, tanto el Chile de Pinochet y la España de Franco , eran estados claramente fascistas.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s