Información en español sobre Ucrania

Confesión de un guerrillero. Parte I

3 comentarios

El menor sargento Igor Lukyanov es un “hombre paradoja”. Nacido y criado en Kramatorsk, no apoyó el Maidan, pero cuando entraron los separatistas en su ciudad, inmediatamente se fue a la guerrilla.

Un chico de 31 años que físicamente se parece a un atleta: enjuto, bajito, con la nariz rota más de una vez. De hecho, tiene dos carreras universitarias, una del Instituto de Ingeniería y Gestión de Donbas y otra  del Instituto de Aviación de Zukovskiy de Járkiv. Es abogado y programador.

Lukyanov no se parece a un guerrillero que podemos ver en películas, pero gracias a eso y a una carrera de siete años como militar profesional pudo serlo. Entre el final de primavera y principios de verano del año pasado, Lukyanov pasó cerca de un mes en el Sloviansk, la ciudad ocupada por la agrupación de Strelkov-Girkin.

Bajo la apariencia de tener un deseo de proteger la “Paz rusa” en Donbas, ha conseguido hacer amistades con los comandantes de los separatistas como Rys, Motorola, Bai, luego pasó la información a la sede de ATO, del número de personas en el grupo, de los tiempos de su salida de la ciudad, etc. Durante la rehabilitación de las lesiones, contó a TSN.ua (medio ucraniano) cómo fue su de espionaje y las cosas que le sorprendieron cuando estuvo con los separatistas.

LA GUERRA. INICIO

Para mí todo empezó con el seguimiento de la situación en la península de Crimea. Creí que la ciudad no cedería. Parecía que los tártaros no lo permitirían. Pero todo fue diferente. Los tártaros no fueron suficientes y Crimea se rindió. Entonces comencé a seguir el desarrollo de la situación en nuestra ciudad. Me di cuenta de que la situación se iba a calentar.

La gota que colmó el vaso fue la toma del departamento de la ciudad de Sloviansk. Después de esto, traté de defender el departamento de la ciudad de Kramatorsk, pero ya estaba perdido también. Todo lo que podía hacer era llevarme la bandera, que todavía está en mi casa. Me la llevé intencionadamente para entregársela al próximo jefe del departamento de la ciudad.

Al principio Kramatorsk era pro-ucraniano en un 70 %. Pero debido a la inacción de las autoridades, este apoyo era insuficiente para más de dos o tres manifestaciones. Mi amigo desapareció. Junto con él llevábamos material al aeropuerto, cuando había combates. Al principio se llevaron su coche, después se lo llevaron a él al departamento de la ciudad del Kramatorsk, después de esto nadie lo ha vuelto a ver. Con eso, todo apoyo pro-ucraniano en la ciudad terminó.

Cuando llegó la DNR (Auto-proclamada República Popular de Donetsk), como todos, me fui a la guerrilla. Entre mis logros: cuando los militantes se apoderaron de la torre de televisión en Kramatorsk, dejaron de transmitir todos nuestros canales y empezaron a transmitir los rusos; con algunos amigos hablamos y decidimos que no podíamos recapturar la torre, y que tal vez sería mejor destruirla. Es lo que hicimos. Después de eso, ya no se transmitiría ningún canal.

Después, fui donde la Guardia Nacional, que asaltaba el tercer puesto de control en Slavyansk. Yo ajustaba el fuego en el momento de la ofensiva, y luego luché con ellos como partisano. Más tarde, me reuní con nuestras fuerzas especiales, Alfa y Omega.

Luché con ellos, mi trabajo era guiarlos por la zona. El 3 de mayo asaltamos Kramatorsk y entramos en la ciudad. Capturamos el Servicio de Seguridad de Ucrania y entramos en el aeródromo de Kramatorsk. El mismo día, destruimos algunos puestos de control. Fuimos a Konstantinovka, a la torre de televisión, donde estaban rodeados nuestros infantes de la marina. Los sacamos de allí.

Durante todo esto había pocos rusos en el este. Solo el grupo de Strelkov, unas 15 personas. Dos veces nos encontramos con pequeños grupos de chechenos, de hasta 30 personas. Ellos trabajaban solo con la información que recibían y nunca se habían visto con los separatistas. Los chechenos combatían por dinero, los separatistas, por aquel momento, aún por una idea.

Fuente

3 pensamientos en “Confesión de un guerrillero. Parte I

  1. Pingback: Confesión de un guerrillero. Parte III | Con Ucrania – Actualidad

  2. Pingback: Confesión de un guerrillero. Parte IV | Con Ucrania – Actualidad

  3. Pingback: Confesión de un guerrillero. Parte II | Con Ucrania – Actualidad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s