Información en español sobre Ucrania

“Valoración de los ciudadanos de la situación en Ucrania, el estado de las reformas en proceso y la percepción de las reformas de la Constitución Ucraniana”

Deja un comentario

Encuesta realizada por servicio sociológico del Centro Razumkov desde el 12 hasta el 19 de septiembre de 2015.  Fueron encuestados en varias fases 2008 participantes de más de 18 años en todas las regiones de Ucrania, excepto Crimea y los territorios ocupados de los oblasts de Donetsk y Luhansk, con el fin de comprobar las impresiones de los ciudadanos acerca de las reformas en Ucrania. El error de la encuesta no excede del 2,3%, con una fiabilidad de 0,95.

Encuesta

Valoración de la situación en el país y la perspectiva de su desarrollo a corto plazo

Sólo el 16,7% de los encuestados opina que la situación del país está bien encaminada, mientras que el 66% cree que no es así. Este indicador prácticamente no ha variado a lo largo del año 2015. Además, estas cifras son aproximadamente las mismas que las de 2013, aunque el porcentaje de quienes opinan que la situación del país se desarrolla en la dirección correcta es ahora mucho menor que la que hubo tras el cambio de gobierno en Ucrania en marzo de 2014, cuando éste era del 32,3%.

El 18,7% de los encuestados considera que Ucrania será capaz de superar los problemas y las dificultades actuales en el transcurso de los años venideros, el 43,6%, que lo hará a largo plazo; y el 22%, que no será capaz de superarlas. En comparación con mayo de 2015, ha disminuido la cantidad de ciudadanos que cree que Ucrania podrá superar los problemas y dificultades actuales a corto plazo del 26,9% al 18,7%, pero no a causa del crecimiento de porcentaje de los que opinan que los superará a largo plazo o que no los superará, sino a causa del crecimiento del número de indecisos.

Sólo el 6,9% de los encuestados considera que en 2015 finalizará la crisis económica y habrá crecimiento económico, el 23,1%, que la crisis dejará de agravarse, pero que la economía se estancará; el 33,8%, que la crisis económica que agravará, pero sin consecuencias catastróficas; y el 23,1%, que la economía colapsará. En comparación con mayo de 2015, ha disminuido la cantidad tanto de optimistas (aquellos que creen que en 2015 habrá crecimiento económico), pasando del 10,4% al 6,9%, como de los “extremadamente pesimistas” (aquellos que consideran que la economía colapsará), decreciendo del 26,1% al 23,1%. Sin embargo, ha crecido el número de “pesimistas moderados” (aquellos que creen que la crisis se agravará, aunque sin consecuencias catastróficas), aumentando del 27,1% al 33,8%.

Valoración de la actuación de los organismos gubernamentales y las reformas en proceso

La mayoría de ciudadanos ucranianos creen que la intensidad de las reformas es baja. Las valoraciones medias de la puesta en marcha de las reformas en una escala del 1 al 10 se encuentran sobre todo entre los 2 y los 3 puntos, aunque en la mayoría de ámbitos se observa un ligero crecimiento de la valoración media del éxito de las reformas en comparación con mayo de 2015. Tan solo las políticas dirigidas a popularizar Ucrania en el mundo con 4,2 puntos, la reforma del sistema de defensa de la ley con 3,6 puntos y la reforma del sistema de seguridad nacional y defensa con 3,4 puntos obtuvieron una valoración superior a los 3 puntos. El aumento más notable de la valoración del éxito de las reformas se observa en lo referente al sistema de defensa de la ley: la valoración media en este ámbito en comparación con mayo de 2015 ha crecido desde los 2,5 hasta los 3,6 puntos.

El conjunto de ciudadanos no percibe la influencia de las reformas en su vidas cotidiana. La opinión más extendida entre los encuestados es que la influencia de las reformas en la mayoría de ámbitos es nula. El único ámbito donde menos de la mitad de los encuestados, el 47,3%, dijeron no percibir la influencia fue en el programa de independencia energética y la reforma energética. Además de esto, el 43,1% de los encuestados dijeron percibir una influencia negativa de las reformas en este ámbito y sólo para el 9,1% es positiva.

En cuanto a la mayoría de ámbitos, las percepciones negativas son más frecuentes que las positivas. Las excepciones son la reforma del sistema de seguridad nacional y defensa, donde las cantidades de quienes perciben una influencia positiva y de para quienes ésta es negativa no presentan importantes diferencias: 20,7% y 19,8% respectivamente; la reforma del sistema de defensa de la ley, en relación a la cual los encuestados definen más frecuentemente su influencia como positiva, del 24,4% frente al 14,2%; y la popularización de Ucrania en el mundo, del 27% frente al 11,7%.

A la hora de valorar con qué efectividad el nuevo gobierno de Ucrania cumple con sus distintas tareas, una mayoría de encuestados valoraron positivamente el pago sin demoras de salarios, becas y pensiones. Ésta es la única tarea cuya realización es percibida más frecuentemente de forma positiva que negativa, con un 44,1% frente a un 27,5%, respectivamente. La realización del resto de tareas es valorada negativamente por la mayoría de encuestados, absoluta o relativa según el caso. Las peores valoraciones corresponden a la lucha contra la corrupción (el 78,9% opina que el gobierno no la lleva a cabo correctamente), la disminución de la inflación (76,3%) y la estimulación del crecimiento económico (74%).

Puesto que la efectuación de las reformas puede conllevar un descenso temporal del nivel de vida de los ciudadanos, a los encuestados se les preguntó si estarían dispuestos a aguantar verdaderas dificultades materiales. El 10,1% respondió que sí estaría “dispuesto a aguantar cuanto hiciese falta si ello conllevare el éxito para el país”, el 28,4%, que “estaría dispuesto a aguantarlo un cierto tiempo, pero no demasiado (no más de un año)”; el 26,7%, que no estaría dispuesto ya que no creen en el éxito de las reformas, y el 29,5% no estaría dispuesto a que su situación actual empeorase. Este indicador prácticamente no varió en comparación con mayo de 2015.

Impresiones sobre las reformas de la Constitución

Dos terceras partes (66,5%) de los encuestados saben que hace poco la Rada Suprema ejecutó unas reformas de la Constitución de Ucrania. Sólo el 2% de los encuestados tomaron parte en debates acerca de estas reformas. Un 35,6%, no ha participando aún en la encuesta, pero hubieran querido participar, y un 62,3% no hubieran querido participar en tales debates.

Sólo un 4,4% de los encuestados conoce bien el contenido de las reformas de la Constitución, un 43,9% “escuchó algo” acerca de éstas, un 27,9% no sabe casi nada, y un 23,6% no sabe nada en absoluto de éstas.

En general, un 21% de los encuestados apoya, en distintos grados, las reformas propuestas para la Constitución (el 4% las apoyan totalmente, un 17% respondió que lo más probable es que las apoyen), un 32,1% de los encuestados no apoya en alguna que otra medida las posibles reformas (el 14% no las apoya totalmente, un 18,1% contesta que lo más probable es que no las apoye). Casi la mitad de los encuestados (41,9%) no se definió. Entre los que contestaron que conocen bien el contenido de las reformas o, aunque sea, escucharon algo sobre su contenido, las apoyan en alguna que otra medida un 33,7%, no las apoyan un 33,7% y no se definió un 25,2%.

A la pregunta “¿Apoya la cláusula de la Constitución “Particularidades de la implementación del gobierno autónomo en algunas regiones de Donetsk y Luhansk se definan por la ley especial”? contestó afirmativamente el 24,2% de los encuestados, mientras que un 44,4% no apoya tal modificación de la Constitución (el 31,4% no se definió). Los que menos apoyan estas reformas en la constitución son los habitantes del centro de Ucrania (las apoyan un 13,5%, mientras que no las apoyan un 57,8%). Al oeste (un 21,7% las apoya mientras un 54,9% no). Al este, estas reformas son apoyadas por un 29,6%, mientras que un 37,2% no las apoya. En el sur, la parte de los que las apoyan y los que las rechazan es más o menos igual, (un 30,7% y un 27,4% respectivamete). Sólo en Donbas la mayoría de los encuestados apoya estas reformas, (un 39,7% y un 21,8% respectivamente).

Un 41,5% de los encuestados opina que las reformas de la Constitución deben realizarse por el Presidente y el Parlamento, pero después de una amplia discusión pública. Un 37,2% opina que debe realizarse después de un referéndum y sólo un 3,6% piensa que estas deben realizarse por el Presidente y el Parlamento sin participación ciudadana.

Evaluando los acontecimientos del 31 de agosto cerca de la Rada Suprema, y opinando acerca de quién fue el principal culpable de la muerte de unas cuantas personas durante estos acontecimientos, la mayoría de los encuestados (cuando podían escoger más de una versión de la respuesta) apuntaban a los representantes del poder ucraniano que, sin discusión con los ciudadanos, decidieron las reformas de la Constitución por lo que provocaron un rechazo en parte de la población. Por este motivo lo arguyó un 49,7%. Un 21,0% echó la culpa a los líderes de los partidos que convocaron el mitin cerca de la Rada Suprema. Por último, un 18,8% señaló a la gente que tiró las granadas.

Original en ucraniano: Результати соціологічного дослідження «Оцінка громадянами ситуації в Україні, стану проведення реформ та ставлення до поправок до Конституції України»

Traducción de Isabel Okulik y Jaime García.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s