Información en español sobre Ucrania

Donde las personas mueren de hambre (fotoreportaje)

Deja un comentario

Acabo de volver de ATO (zona de guerra). Ha sido mi sexto viaje. Hasta ahora hemos estado llevando ayuda a nuestro ejército cerca de Lugansk, Kramators y Volnovaja.

A pesar de la dificultad, estos viajes nos inspiran esperanza y fe en nosotros como sociedad.

Ayer regresé de mi primer viaje a Maryinka, adonde llevamos kits de alimentos para las personas que viven en la zona cercana al frente. Este viaje me hizo pensar en si, como sociedad, aprobaremos este examen de humanidad.

Fue la primera vez que repartíamos alimentos entre los ancianos de Maryinka. En un kit había: un paquete de arroz, uno de alforfón, uno de macarrones, uno de azúcar, un litro de aceite de girasol y dos conservas. El dinero para comprarlos lo recogimos a través de nuestra página de Facebook. Enumero el contenido para que todos vean lo insignificante que es este kit para la dieta de una persona que vive en una ciudad.

Si vierais  los ojos de estas personas…Yo mentalmente sigo ahí, no puedo creer que lo que vi realmente está pasando en estos días.

люди_1

¿Cómo es posible? ¡Aquí en Ucrania, en el año 2014 los ancianos mueren de hambre! Entre lágrimas cuentan que ya han visto la segunda guerra en su vida. Pero en aquellos tiempos todo estaba claro: quién es el enemigo, a quién hay que tenerle miedo.

Nos han estado preguntando: contra quién es la guerra, quién destruye sus casas, cuándo esto terminará. Lamentablemente, aquí todavía emiten los canales televisivos rusos, donde cuentan sobre los “castigadores” ucranianos. Pero esos “castigadores” son los que les trajeron ayuda, comida. La gente está totalmente confundida, no saben a quien creer.

__2

Nosotros seguimos perdiendo la guerra informativa y tengo miedo de que también perdamos la guerra contra el hambre.

La casa de María Vasilievna está parcialmente destruida por un proyectil. La otra parte de la casa puede desmoronarse en cualquier momento. La anciana vive en una caseta donde la temperatura es igual que la de la calle. Le hemos llevado alimentos y un calentador.

La abrazo a María Vasilievna para despedirme, ella llora en voz alta como un niño pequeño. Mi mejilla se quema con sus ardientes lágrimas. El corazón se encoje. Despidiéndome de cada uno, no puedo deshacerme del pensamiento de que muchos de ellos no sobrevivirán a este invierno. El frío y el hambre son los enemigos más despiadados y horribles.

__4_1

¿Sabéis cómo huelen las personas que están muriendo de hambre? Ese olor, no es posible de explicar ni olvidar.

Si tenéis familiares en Maryinka, llevároslos de ahí. Ellos no saldrán solos, están muy débiles, ya no confían en nada. Si existe la pobreza total, está ahora ahí.

Nosotros trajimos la comida para los ancianos y la repartíamos según unas listas que hicieron los activistas de la zona. Pero no podíamos decirles que no a los que se nos acercaban por la calle y nos pedían ayuda entre lágrimas.

En Maryinka no solo los ancianos pasan hambre. Casi nadie tiene trabajo, no tienen dinero para comprar comida. Hay muchas familias con niños. La ciudad está llena de casas destruidas, se ha dañado el sistema de gas. Las casas no tienen calefacción, hay problemas con el agua y la electricidad. Antes de la proclamación de la tregua la gente vivía en sótanos escondiéndose de los bombardeos.

__5

A medida que repartíamos los kits se me ponía más peso en el corazón, por las lágrimas de los ancianos, por el dolor y la soledad en sus ojos, por mi propia impotencia.

Ahora estoy en mi casa, en un caliente piso de Kiev, pero no me abandona la pesadez de todo lo visto y la mente ya está en mi próximo viaje.

No quiero pensar en el menú navideño, en la compra de la comida para festejar, o en los regalos para los niños.

Ahora divido todos mis gastos en 60 grivnas que es lo que vale un kit de alimentos. Ayer la cena de mi familia costó 300 grivnas. Me culpo por ello. ¡Porque por ese dinero podía haber mantenido 5 ancianos con vida durante 2 o 3 semanas más!

¿Podréis celebrar este Año Nuevo tranquilamente, sabiendo que quizás, muy cerca, hay personas que mueren de hambre? Yo no.

El día 27 de diciembre volveremos a estar en Maryinka y “las alas de la generosidad y bondad”, como antes, seguirán recogiendo la ayuda, cosas y comida.

__3

__4

Maia Mykhailiuk, voluntaria de Крылья щедрости и заботы (Alas de generosidad y cuidado)

Artículo original

Autor: Anna Khrunyk

Traductora y revisora

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s