LO QUE EL HAMBRE NO PUDO MATAR

LA IDENTIDAD DE UNA NACION       Esa bandera sigue ondeando al viento libre como su pueblo, orgullosa de sus colores patrios. Enseña de una tierra bendecida por el Creador con las tierras más fértiles que se pueden encontrar en toda Europa, regada con las aguas que esos cielos azules descargan sobre ella paraSigue leyendo «LO QUE EL HAMBRE NO PUDO MATAR»