Información en español sobre Ucrania


Deja un comentario

24 de mayo – Nacimiento de Krylo Stetsenko

Kyrylo Hryhorovych Stetsenko – Кирило Григорович Стеценко nació el 24 de mayo de 1882 en Kvitkiv, provincia de Cherkasy (Cherkashchyna)

Fue un compositor ucraniano, muy prolífico, director, crítico y maestro. Más adelante en su vida se convirtió en Sacerdote Ortodoxo ucraniano y jefe de la sección de música del Ministerio de Educación de la República Popular de Ucrania.

Falleció el 29 de abril de 1922

Su padre era Hryhoriy Myjailovych, muy conocido como artista, pintor de íconos religiosos (enlace) y también de iglesias de las aldeas vecinas. Su madre era Maria Ivanivna, hija de un diácono de la misma aldea.

Kyrylo fue el octavo de once hijos, y cuando tenia 10 años de edad, su tio, hermano de la madre, Danylo Horyanskyi, lo llevó consigo a estudiar en la Escuela de la Iglesia de Santa Sofía, en donde estuvo durante cinco años, de 1892 a 1897. El joven Kyrylo vivió con su tio en Kyiv, sólo visitando a sus padres durante el verano. Aunque, ya que su familia era “pobre”, el joven tenía que trabajar durante estas “vacaciones”, y su madre le compraba ropa nueva con su sueldo.

Durante su época de escuela, Stestenko cantó en el coro y, después de 3 años, incluso lo llegó a dirigir. Aprendió también a tocar el piano y el harmonium. A los trece años de edad compuso su primera obra musical: “Siempre Adoraré al Señor” para coro.

Al finalizar su educación básica en 1897 comenzó a asistir al Seminario de la Academia Teológica de Kyiv, época durante la que compuso una gran cantidad de obras corales.

Stetsenko se relacionó con Mykola Lysenko, desde 1899 y al principio como conocidos, pero luego se desarrolló una amistad; esto ayudó y marcó su carrera como compositor. Fue incluso asistente de dirección en el coro de dicho compositor.

Su composición llamada “Burlaka” fue interpretada por el coro de Lysenko durante la inauguración de al monumento en honor a Ivan Kotlyarevskyi en Poltava, lo que lo llevó a ser conocido nacionalmente. Incluso el propio Lysenko lo presentaría a su grupo de intelectuales, diciendo “Este es quien me remplazará cuando muera”. Dentro de estas personas estaban Myjailo Starytskyi, Lesya Ukrayinka, Vasyl Stefanyk, Myjailo Kotsiubynskyi, Olena Pchilka, Volodymyr Samiylenko, Mykola Arkas, Ivan Steshenko, Hnat Khotkevych, y muchísimos más.

Al finalizar sus clases, en 1903, decidió trabajar como maestro de música, crítico, conductor de coro eclesiástico y compositor, en vez de ordenarse inmediatamente como sacerdote.

1908/9

Su vida era afectada constantemente por los eventos políticos; fue cómplice en la publicación de la publicación en un arreglo coral al himno nacional, sin aprobación por el censor ruso en 1911. El imprentero (A. Chokolov) fue quien tomó la responsabilidad total, rehusándose a implicar a Stetsenko y, en consecuencia, fue condenado a muerte. Las autoridades rusas no pidieron probar su complicidad, pero fue exiliado de Kyiv. Se las arregló después para regresar, pero sólo le duró un año, pues las presiones económicas y políticas no lo dejaban.

En 1911 se ordenó de sacerdote ortodoxo, a petición de su tío. Esta seguridad financiera tuvo su precio, pues fue enviado a una aldea en el suroeste de Ucrania, lejos de la vida culta de Kyiv. En este exilio autoimpuesto fue que sobrevivió a la primera guerra mundial.

“Shevchenkobi”. Cantata para coro mizto con acompañamiento de piano, con letra por Konstantyn Malitsyka, escrita para el 100 aniversario del natalicio de T. Shevchenko. 1914

Después de la revolución de 1917 regresó a Kyiv. Y cuando fue declarada la República Nacional Ucraniana, Stetsenko fue nombrado jefe de la sección de música del ministerio de educación. En este cargo creó dos coros nacionales, uno dirigido por el compositor Oleksandr Koshyts, y realizó giras por Europa y Norteamérica, difundiendo a Ucrania como nación independiente. El otro coro fue dirigido por el propio Stetsenko, y se dedicó a dar giras internas por Ucrania, promoviendo la unidad nacional.

Lamentablemente los bolcheviques tomaron Ucrania en 1920, y el coro de Koshyts fue varado en el extranjero, mientras el de Stetsenko fue disuelto por el nuevo gobierno comunista.

Entonces dejó de nuevo Kyiv para trabajar en una parroquia en la aldea de Vepryk, al sur de la ciudad. En esta parroquia se hablaba exclusivamente ucraniano y, en 1931, se convirtió en uno de los fundadores de la Iglesia Ortodoxa Autocéfala Ucraniana. En Vepryk fundó un coro, y un teatro para que éste pudiese presentarse. En este pueblo era nombrado “el Padre brillante” por los habitantes.

Con su esposa e hijos en Bila Tserkva, 1908/9

Épocas muy duras, la represión política de Stalin, con el Holodomor (enlace), y enfermedades a consecuencia, cobraron la salud de Kyrylo Stetsenko en primavera de 1922, y falleció de tifus durante un repunte de esta enfermedad.

Su nieto, Kyrylo Vadymovych Stetsenko, es un violinitsta y compositor en Ucrania. Él es quien ha aportado información sobre su abuelo.

Su hija fue Dora Kuzmenko, quien escapó a los soviéticos durante la segunda guerra mundial, aunque vivió en un campamento para refugiados en Austria durante varios años, y luego emigró a los EEUU desde allí. Falleció en Syracuse, Nuea York, en la década de 1960. Dora habia sido cantante de ópera en Ucrania.

Stetsenko se esforzó en dar continuidad a la lucha de Mykola Lysenko de mantener el enfoque nacional ucraniano a la música. Compuso más de 30 obras corales para solo, inspirado y como letra poemas de Taras Shevchenko, Ivan Franko, Lesya Ukrainka, Oleksandr Oles y otros. También escribió 42 canciones artísticas, más de 100 piezas corales sacras y seculares, incluídas dos liturgias y un réquiem, y música para una docena de obras escénicas. Sus canciones artísticas han sido retomadas por el Barítono Británico Pavlo Hunka.

Sus trabajos que más se conocen en la actualidad fueron los compuestos casi al final de su vida. El último fue una Panaquida en memoria de su maestro y amigo, Mykola Lysenko.

En 1982 fue transformada en museo su casa en Vepryk, por celebración del 100 aniversario de su natalicio, con una exhibición de lo que hizo durante su vida. Además fue restaurada la iglesia en la que trabajó.

Su tumba fue ornamentada con una gran lápida.


Veamos un par de sus obras:

Canción Vespertina, cantada en el video por Serhey Lemeshev, con Música de Kryrlo Stetsenko y letra por V. Samiylenko.

También conocida como Тихесенький вечiр – Noche de tranquilidad, noche de paz.

Тихесенький вечір на землю спадає,
І сонце сідає в темнесенький гай.
Ой сонечко ясне, невже ти втомилось,
Чи ти розгнівилось? Іще не лягай!

Una tranquila noche cae sobre la tierra
Y el sol se posa en la oscura arboleda
Oy, brillante solecito, ¿realmente estas tu fatigado,
¿O tú estás enojado? ¡No te vayas a acostar!

Світи ще годину, бо рано ще спати,
Милуй нас, як мати, теплом обгортай!
Ой сонечко ясне, невже ти втомилось,
Чи ти розгнівилось? Іще не лягай!

Aún una hora en el mundo, pues es aún temprano para dormir
¡Perdónanos, como madre, envuélvenos con tu calor!
Oy, brillante solecito, ¿realmente estas tu fatigado,
¿O tú estás enojado? ¡No te vayas a acostar!

Без тебе так страшно і темно надворі,
Хоч місяць і зорі освітять наш край.
Ой сонечко ясне, невже ти втомилось,
Чи ти розгнівилось? Іще не лягай!

Sin tí es espeluznante y oscuro allá afuera,
Aunque la luna y estrellas nos muestren la tierra
Oy, brillante solecito, ¿realmente estas tu fatigado,
¿O tú estás enojado? ¡No te vayas a acostar!

Не слухає сонце, за гору сідає
І нам посилає на всю ніч: прощай!
Ой сонечко ясне, невже ти втомилось?
Чи ти розгнівилось? Іще не лягай!

No escucha el sol, sobre la montaña se posa
Y a todos nosotros la noche envía: ¡Adiós!
Oy, brillante solecito, ¿realmente estas tu fatigado,
¿O tú estás enojado? ¡No te vayas a acostar!


Літньої ночі – Noche de verano

Música ppr Kyrylo Statsenko y Letra por O. Oles.

Дихають тихо акації ніжні,
Злегка колишуться в сутіні срібній,
Дивляться мовчки на місяць, на зорі,
Дивляться в світ, ним ясним зачаровані…

Respiran tranquilas las delicadas acacias
Suavemente se calman al plateado ocaso
Observan silenciosamente a la luna, a las estrellas,
Observan al mundo, claramente fascinante…

Чом я, скажіть, не акація ніжна,
Нащо думки мене спалюють, мучать?!
Чом я не можу забутись остільки,
Щоб лише міг я дивитись і дихати?..

¿Porque yo, di, delicada acacia,
Nuestros pensamientos me queman, me atormentan?
¿Porqué no puedo olvidar a medida,
Que sólamente pude yo ver y respirar?



Deja un comentario

22 de mayo – Nacimiento de Marko Kropyvnytsky

Marko nació el 22 de mayo de 1840 en la ciudad de Bezhbairaky (ahora Kropyvnytske), en ese entonces provincia de Yelysavethrad, Jerson

Fue un reconocido actor, director de escena, dramaturgo y compositor musical; fundador y director del primer grupo teatral en la Ucrania bajo el yugo ruso. Fundador del Teatro Ruska Besida.

Durante su carrera, Kropyvnytskyi escribió 40 obras, actuó en más de 500 personajes de repertorio variado, y también compuso varias canciones.

Falleció el 21 de abril de 1910 en el camino que conduce de Mykolaiv a Járkiv, y fue sepultado en Járkiv.

Nació en la familia de los nobles Luka Ivanovych Kropyvnytsky y de Kapitolina Ivanivna (apellido de soltera Dubrovynska).

En 1862, como estudiante oyente, Marko fue a clases en la Facultad de Leyes de la Universidad de Kyiv. Sin embargo, quedó profundamente impresionado con un drama que vió presentado en el Teatro de Kyiv, que le llevó a escribir su primer guión: “Mykyta Starostenko o Tú sabes cuándo despertará el desastre” (Микита Старостенко, або Незчуєшся, як лихо спобіжить). Más adelante autocriticó este trabajo, aduciendo que había sido un intento por un autor inexperto. Ahora esta obra se conoce en una versión que ha pasado por varias modificaciones fundamentales.

M. Kropyvnytsky no completó su educación debido a varias razones; a pesar de todo, logró complementar su conocimiento de forma independiente, especialmente cuando se mudó a Elisavetgrad, en donde había una biblioteca. Allí tuvo la oportunidad de familiarizarse con la obra de autores como Robert Owen, John Stuart Mill, Shakespeare, Byron, Goethe, Heine, Dumas, George Sand, Thackeray y varios más. A servicio del gobierno, como abogado, nunca tuvo un ascenso, y a menudo perdía su salario por completo debido a su devoción al arte y a presentaciones amateur.

En 1871 se unió a un grupo de actores profesionales y accedió a trabajar en la compañía del Conde Morkov, en Odesa. Allí ganó una enorme experiencia en teatro, pues trabajó con ellos durante 10 años; estudió profundamente las reglas específicas del género teatral y conoció el lugar del teatro dentro de la sociedad. Generalmente participaba interpretando al personaje ucraniano dentro de la obra. En 1872, el periódico “Novorossiysk Telegraph” publicó dos comedias musicales escritas por Marko: “Reconciliado” y “Dios protegerá un huérfano o Propuesta Inesperada”.

En 1875 participó en una gira por Halitzia, en la que trabajó como actor y director de la compañía teatral “Habla Rutena”.

Realizó varios esfuerzos por lograr un cambio en el repertorio y estilo artístico del teatro para llevar más realismo y un carácter nacional.

En 1881 fue abolida la prohibición al teatro ucraniano y, aunque aún existían varias restricciones y limitaciones, varios grupos teatrales emergieron en Kyiv, Járkiv u Odesa. A pesar de todo, estos grupos no lograron satisfacer a Marko Kropyvnytsky, quien buscaba cambios más dramáticos en este arte escénica. Entonces organizó su propia compañía en 1882, que surgió de dentro del grupo de Myjailo Starytsky, y Marko se convirtio en su director.

Entonces inició una nueva era dentro de la historia del teatro ucraniano profesional.

Muchos actores famosos actuaron en el grupo de Kropyvnytsky, como Maria Zankovetska, Mykola Sadovsky, y más adelante M.Sadovska-Barilotti, Panas Saksahansky e Ivan Karpenko-Kary.

Al principio, el director escribió varias piezas para comedia: “Reconciliados” en 1869, Actor Sinitsa en 1871, Una Revisión en 1882, Bigote en 1885 y varias más.

Marko Kropyvnytsky en el papel de Taras Bulba

Durante la década de 1890, Kropivnitskiy llamó a sus obras “cuadros”, y no sólo una vez, pues “cuadros del movimiento rural” eran “Konon Blyskavychenko” de 1902, “Un día difícil” en 1906, y también “Cuadros de la Vida rural” varias otras.

Incluso en sus años finales, forzado a vivir en una casa de granja, Marko viajaba a menudo para participar en representaciones teatrales y también siguió escribiendo obras. Y hasta, aún dentro de la granja, se preocupó por la organización de una escuela para los aldeanos y sus hijos, y escribió dos obras para los niños, basadas en motivos folclóricos, “Ivasik-Telesyk” es una de ellas, y trabajó en su escenificación en la misma granja.

Marko Kropyvnytsky falleció el 21 de abril de 1910 de camino a Odesa, durante una gira.

El mayor legado que dejó Marko es que, la ciudad que antiguamente se llamaba Kirovohrad, fue nombrada Kropyvnytsky en julio de 2016.

En 2008, su nieto, Ihor Kropyvnytskyi, dijo que

Creado por Marko Kropyvnytskyi bajo brutales condiciones de opresión, el teatro profesional se convirtió en una de las principales fuentes de resurgimiento cultural de una nación bajo el yugo durante muchos años, considerando que muchos de nuestros compatriotas eran iletrados en esa época y no eran capaces ni tenian acceso a la maravillosa poesía e historias de Taras Shevchenko, Marko Vovchok, Ivan Franko y otros escritores ucranianos.

El teatro de Marko Kropyvnytskyi no sólo impulsó en posterior desarrollo de la cultura ucraniana, sino que también tuvo un rol sociopolítico prominente dentro de la vida de los ucranianos, se convirtió en uno de los cimientos espirituales sobre los que muchas décadas después fue construido el estado ucraniano”.

Postal en la que se representa uka obra puesta en escena por Marko Kropyvnytsky en 1885

Otra gran personalidad que escribió sobre Marko Kropyvnytskyi fue Maksym Rylsky:

Bajemos nuestras cabezas: un genio estuvo aquí, trabajó para la gente y se preocupó por la gente para que fuera tratada con justicia y la tierra fuera verde en floración de jardín”

Fotografía tomada el 10 de abril de 1888 – el coro de Mykola Lysenko – al centro, Marko Kropyvnytsky, con Mykola Lysenko y Mykola Sadovsky

En esta fotografía se refieren a Marko Kropyvnytsky como “El Shakespeare Ucraniano”

Enlace a varias de sus obras (en ucraniano)


Deja un comentario

21 de mayo – Nacimiento de Nikifor Drovnyák

Епіфа́ній (Ники́фор) Дровня́к- Epifániy Drovnyák nació el 21 de Mayo de 1895 en Krynica, Imperio Austrohúngaro.

Nació como Epifaniy Drovnyak (Epifanio), pero usó el pseudónimo de Nikifor Krynicki. Fue un artista Naïve, primitivista, del grupo étnico Lemko.

Nikifor es el equivalente a Nicéforo en español.

Sus temas artísticos incluyen autorretratos y panorámicas de Krynika, con sus spas e iglesias ortodoxas y católicas. Pintó más de 40,000 obras, ya sea en hojas de papel, páginas de cuaderno, cajetillas de cigarros, e incluso en trozos de papel pegados entre sí. La mayor parte de su vida fue ignorado como artista, y hasta los últimos años de su vida fue cuando se le dio la importancia como artista Naïve (naif).

Epifaniy Drovnyak tenía nacionalidad ucraniana.

Falleció el 10 de octubre de 1968 en Folusz, Polonia.

Se conoce poco sobre la vida privada de Nikifor. La mayor parte de su vida vivió solo y en extrema pobreza en Krynica, e incluso se le consideraba como mentalmente especial, pues tenia dificultades para hablar y apenas podía leer y escribir. Y no fue hasta muy avanzada edad que se descubrió que, de hecho, su lengua estaba parcialmente pegada a su paladar, causando que su habla fuera ineninteligible para la mayor parte de la gente.

En 1930 el pintor ucraniano Roman Turyn descubrió su arte, y llevó sus primeros cuadros consigo a Paris. Eso le generó algo de fama a Nikifor, especialmente dentro de un grupo de jóvenes pintores en torno a Józef Pankiewicz, que se nombraba “Los Kapistas”. No causó mayor diferencia a corto plazo, pues su arte continuó subestimado en Polonia.

En 1938 Jerzy Wolff publicó una reseña sobre el arte de Nikifor en la revista mensual Arkady, polaca, y compró algunos de sus trabajos. Sin embargo, con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, cesó la poca fama que había logrado. Durante la operación Vístula, en 1947, durante la que tanto ucranianos como Lemko (también ucranianos) fueron reestablecidos (forzosamente) en el norte y oeste de Polonia, lejos de sus tierras ancestrales en el sureste. Tres veces intentó regresar, y fue hasta la tercera que finalmente le permitieron las autoridades.

En 1960 conoció a Marian Włosiński, también pintora, habitante de Krynica. Ella decidió dedicar su carrera y vida a ayudar a su amigo y promocionó su obra en las más grandes galerías de Polonia, lo que llevó a una enorme y exitosa exposición personal en la galería de arte Zachęta en Varsovia.

Nikifor falleció el 10 de octubre de 1968 en un asilo público de ancianos en la aldea de Folusz.

Su obra fue preservada por Włosiński y donada a varios museos, aunque la colección más completa se encuentra en dos museos: el Museo Regional de Nowy Sącz y el museo de Nikifor en Krynika.

Durante los principios de su vida, Nikifor recibió sus servicios en el hospital local de Krynika, y pagaba con pinturas por ellos. Aunque en cierta ocasión alguien notó que utilizaba saliva en sus obras, por lo que temieron que tuviese tuberculosis, y varios cuadros fueron destruidos.

El nombre y apellido pseudónimos de Nikifor han sido motivo de disputa dentro de historiadores del arte durante más de medio siglo, pues no tenía parientes conocidos o documentos y era casi iletrado. Firmaba sus obras como Nikifor, Netyfor o Matejko. En 1962 las autoridades comunistas de Polonia escogieron arbitrariamente el nombre de Nikifor Krynicki (Nikifor de Krynica, por su lugar de residencia) para que pudieran emitirle un pasaporte, aunque en 2003 esto fue anulado gracias a una sentencia de la Asociación Lemko, que identificó que Nikifor realmente había sido bautizado como Epifaniy Drovnyak (Epifaniusz Drowniakin) y su madre había sido Eudokia Drowniak, una mujer Lemko, de nacionalidad también ucraniana.

De acuerdo a esta sentencia, también el nombre en su lápida fue alterado, por lo que actualmente lleva dos nombres grabados: Епіфа́ній Дровня́к en cirilico, y “Nikifor Krynicki” en alfabeto latino.

Museo en su honor en Krynicki.

Los últimos años del artista fueron el tema de una película “Mi Nikifor” por Krzysztof Krauze, en la que actuó la actriz Krystyna Feldman en el papel del artista.

En 1968 el grupo de rock polaco No To Co sacó el álbum “Nikifor” en el que incluyó una canción dedicada al artista, con también una de sus obras como arte de la cubierta del disco.

Góral

“Kościół w Tarnowie”

Monumento a Nikifor en Lviv, sobre la calle Ivana Fedorova. Al pinchar la imagen se accede a google maps y aa su ubicación.

Enlace para descarga en pdf (44,6 MB) con la obra de Nikifor en la “Biblioteca de Artistas Ucranianos”

Enlace a “Encyclopedia of Rusyn History and Culture” en Amazon


Deja un comentario

19 de mayo – Nacimiento de Gavrylo Gluck

Гаври́ло Марти́нович Глюк nació el 19 de mayo de 1912 en el poblado de Сигіт – Syhit, actual Rumanía, en ese entonces Imperio Austro-Húngaro

Fue un pintor y artista gráfico ucraniano, miembro de la Academia de Artes y galardonado como Trabajador Honorable de las Artes de Ucrania. Considerado uno de los mejores representantes del arte de la Transcarpatia, en paisajismo y retratismo.

Falleció el 2 de noviembre de 1983 en Uzhhorod, a los 71 años de edad.

Comenzó en el taller de su padre, de carpintería, en donde se familiarizó y enamoró del dibujo, al ser ancargado del diseño de los muebles.

De 1928 a 1933 estudió en la Escuela de Arte Industrial de Budapest, y luego, en la misma ciudad, en la Escuela de Bellas Artes. En ese entonces, su familia se mudó a Uzhhorod, en ese entonces gobernado por Checoslovaquia.

Ahi comenzó a dibujar frente al público, obteniendo cierta fama y, sobre todo, vendiendo sus primeras obras; debido a los cambios en la política de Hungría, dejó Budapest en 1933 y se fue a Rumanía. Pero en este país tuvo que prestar su servicio militar, que finalizó en 1936 con la demovilización; paró luego en Bucarest. Sus planes artísticos se truncaron de nuevo durante la segunda guerra mundial.

Al finalizar la guerra entró como miembro de la Unión de Artistas de Moldavia y a partir de 1954 de la filial transcarpatiana de la Unión de Artistas de Ucrania. En 1956 obtuvo diploma en la Exhibición Veneciana y en 1958 en Bruselas. En 1963 recibió el galardón de Honorable Trabajador del Gremio Artístico de Ucrania.

Madereros en contemplación de la paz – 1950

A su propio costo realizó ciento cincuenta exposiciones personales. Los críticos e historiadores de arte lo distinguen por sus brillantes imágenes en motivos totalmente patrióticos. Por ejemplo, el crítico E. Polyanskaya anota que “el constante anhelo del artista por pintar a trabajadores es una característica distintiva en la obra del artista”. Uno de los trabajos considerados sus mejores es “Madereros en contemplación de la paz” realizado en 1950. Los críticos opinan que no hay nada artificial, que al contrario, las figuras de los cortadores de madera son brillantes y monumentales.

El artista continuó con el tema de la industria maderera en Zakarpatia, en los obreros, la tecnología que utilizaban y en su relación con el mundo que los rodeaba, tema que destacó en otra obra maestra, llamada “Leñadores” realizada en 1954, que resultó luego de gran cantidad de bosquejos e intentos. La cortesía y buena disposición de las personas es un elemento destacado también en su trabajo.

Sus últimas obras son consideradas por expertos como un himno a la naturaleza, a la alegría de la existencia, en actos integrales y coloridos. Pero Gavrylo fue en vida una persona muy modesta y confiada en el camino que había escogido.

En el campo – 1950

Su obra se encuentra en el Museo Nacional de Arte de Ucrania, el Museo de Arte Transcarpatiano y varios otros museos y colecciones privadas por todo el mundo. En 2007 se realizó una exhibición con motivo del 95 aniversario de su nacimiento en la Casa Central de Artistas en Kyiv, en la que fueron presentadas mas de 300 obras del artista de diversas épocas de su carrera. Luego se organizó otra exhibición en 2012 , a los 100 años de su nacimiento.

Verano

Fuente, con portafolio de sus obras


Deja un comentario

Almas Muertas – Obra de Mykola Hóhol – Historia y Análisis

Mykola Hóhol nació en Ucrania, y se vislumbra en sus obras el amor por su pueblo y por sus tradiciones; incluso el cuento corto, de terror, que nombró “El Viy” ( enlace) se queda corto con su descripción de la sociedad rusa, pero ilustra de manera genial y luminosa las tradiciones y mitología de Ucrania.
Considerado el primer novelista ruso, al leer su obra, el lector percibe y distingue, de forma alternada por el orden de sus obras, la abismal diferencia entre la vida en Ucrania, rebosante de tradiciones, mitología, alegría y la vida campestre, representando personas con el alma pura festejando, temiendo, y mostrando sentimientos humanos, vivos, cuya obra máxima es “Veladas en un caserío cerca de Dikanka”; por otro lado, sus representaciones de la sociedad rusa, de San Petersburgo al principio en “La Nariz”, “El Capote” o “Diario de un Loco”, rebosan de escenas desagradables, de representaciones que muestran a esta sociedad como banal y vacía; y su máxima obra en este aspecto es “Almas Muertas”.

Hóhol era un ser esencialmente contradictorio y enigmático en todos los aspectos de su carácter y reacciones, e incluso en sus más elementales sentimientos, hasta el punto de hacerse incomprensible. Esa dualidad fue notable sobre todo en el aspecto religioso, y a medida que avanzaba su vida iba haciéndose cada vez más evidente; en los últimos tiempos su espíritu oscilaba continuamente entre los pensamientos del diablo y de Cristo. A causa de su debilidad espiritual, llegó incluso a creer que percibía al diablo casi de un modo físico.

Su vida estuvo caracterizada por un miedo casi místico a la muerte y a tener que presentarse ante el Dios justiciero; ese sentimiento, heredado de su madre, presidió toda su vida y aumentó conforme pasaban los años. Era un miedo injustificado, una melancolía, que quizá también en cierta parte se debiera a su salud enfermiza, fortalecida a partir de los 24 años, pero no por ello superada.

Se mantenía alejado de todo el mundo y jamás confesaba por entero sus pensamientos ni sentimientos, ni tan siquiera a su madre o a sus amigos; espíritu nada abierto, reconcentrado, prefería guardar siempre para sí algún pequeño rincón, algún secreto, por simple que fuera, porque, según él, de este modo conservaba siempre la libertad, aunque quedó plasmado en su obra.

Hóhol no se limitaba a copiar la realidad; al mismo tiempo que la describía, aparecieron en sus obras numerosas escapadas hacia el mundo de la fantasía (mediante la intervención de diablos, brujos, como otros personajes, vivos) y hacia una reforma a la moral. Hóhol mismo atestigua lo evidentes que son ambos planos cuando explica la impresión que le causó a Pushkin la obra “Almas muertas” al leerla ante éste:

“Pushkin, tan aficionado a reír, a medida que yo leía se iba poniendo cada vez más sombrío, y al acabarse la lectura exclamó con desesperación: “¡Dios mío, qué triste es nuestra Rusia!”. Pushkin había interpretado como amarga revelación de la realidad aquello que a primera vista aparecía como una obra caricaturesca

Entonces Hóhol sigue diciendo:

“En aquel momento me di cuenta de la importancia que podía tener todo cuanto saliera directamente del alma, y, en general, todo cuanto poseyera una verdad interior”.

Hóhol acababa de ver la superioridad de lo real, y advirtiendo que esto obliga al escritor a esforzarse más, exclama:

“Cuanto más común es un objeto, más por encima de él debe hallarse el artista a fin de conseguir de él lo no-común, para que esto llegue a ser verdad completa”.

Al principio tal vez resaltó más el aspecto romántico, pudiéndose decir que casi entró en la literatura como un típico romántico; pero no por ello sus primeras obras dejaron de ser auténticamente realistas; cuanto más avanzaba en su carrera literaria, más iba destacándose este segundo aspecto, y así Hóhol llegó a convertirse en director del nuevo movimiento novelístico, hasta que el realismo cristalizó definitivamente.

Hóhol acentuó el interés de la literatura por el hombre, y concretamente por el hombre en el ambiente ruso. En sus obras hizo gala de un gran espíritu de observación, de una gran capacidad para penetrar en la mente y en el alma humanas, pero al mismo tiempo no quiso liberarse de algunos elementos característicos del romanticismo. Esto hizo que unos le consideren como romántico y otros como realista, e incluso yendo más allá, llevando todo esto al campo de la vida político-social, hizo que los primeros le consideraran conservador y otros como liberal.

Si recorremos todas sus obras, vemos que en la primera, las Veladas en la granja de Dikanka, son totalmente realistas las descripciones de los tipos, de la naturaleza, y el estilo en que están escritas, mientras, como acabamos de decir, intervienen numerosos elementos fantásticos, siéndolo también incluso el tema de alguno de estos relatos. De aquí que los estudiosos lo denominen “realismo fantásrico”. En los siguientes cuentos, Mirgorod, en los que se incluye Taras Bulba, una corta novela, aparecen no sólo elementos épicos y líricos en abundancia, sino que los temas están basados en la vida real y en la historia. En Arabescos, Las memorias de un loco y El retrato, aparece también el elemento fantástico. Su comedia “El inspector general” es una sátira contra la corrupción burocrática y la sordidez de la vida de provincias, y, como tal, está basada en la realidad, viéndose aquí el predominio de ésta. En adelante ambos elementos van alternando hasta llegar a “Almas muertas” (concebida más tarde como la primera parte de una trilogía que habría de “regenerar a Rusia”), en que, a pesar de que el mismo Hóhol había afirmado que su propósito era pintar una caricatura, y que todo cuanto había escrito sólo era fruto de su imaginación, da la impresión de que no pretendió otra cosa que ofrecer una pintura realista y verdadera de la vida rusa. No cabe duda de que la realidad fue el último fin de su arte; en la reproducción de esa realidad la imaginación juega un papel básico; de ella se sirvió Hóhol, así como de esa fantasía creadora que le acerca a los románticos.

La novela que hoy conocemos como “Almas Muertas” fue escrita por Hohol realmente como “Poema”, y el título era “Las aventuras de Chichikov”, con “Almas muertas” como subtítulo.

Inició la escritura de la primera parte en 1835 y la obra publicada en 1842. La denominación de “poema” era algo muy frecuente en aquellos tiempos. Hóhol consideraba que lo que había escrito hasta aquel momento carecía de valor, y se propuso trabajar en serio. Su poesía resultó ser luego la más verdadera, la más cómica y la más cruel de todas sus obras.

Su argumento es muy sencillo; dotado de un gran poder de transformación, triunfa al detallar siempre lo pequeño, lo absurdo, enreda y desenreda los caracteres, y, en consecuencia, apenas si hay acción. En Almas muertas, cuyo tema se lo proporcionó Pushkin, se relatan las aventuras de Chichikov, un personaje procedente de la nobleza, aunque de origen un tanto oscuro, que después de pasar por la experiencia de ser funcionario, de formar parte de una comisión de obras, de trabajar en Aduanas y de haber intentado repetidas veces enriquecerse, fracasando siempre tras conseguirlo por descubrirse todo, organiza un plan que está seguro no le ha de fallar para lograr hacer fortuna. Y como hace Hóhol en obras anteriores, nos presenta la situación en primer lugar, y en el capítulo final nos describe al protagonista y nos explica el porqué es asi.

Mediante la compra de siervos muertos después del último censo (aquellos censos se llevaban a cabo cada diez años) y que aún figuran como vivos en los registros a efectos de impuestos, conseguirá que el Estado le facilite tierras, e incluso obtener dinero, como anota en el capítulo XI:

Busco los guantes y los tengo en el bolsillo. Imaginemos que adquiero todos esos que han fallecido antes de que sea presentada la nueva relación en el Registro; imaginemos que adquiero mil y que el Consejo de Tutela me entrega doscientos rublos por cada uno. ¡Resultará un capital de doscientos mil rublos!

Hay que hacer notar que la expresión “almas muertas” era utilizada comúnmente para designar a los siervos de la gleba que habían fallecido después de cada uno de los censos, los que se realizaban cada diez años. A esos siervos se les llamaba “almas” y todavía figuraban en los registros como vivos.

Por supuesto que se trata de una especie de fraude, es decir, un fraude legal, ya que estas tierras son facilitadas a quien posea cierto número de siervos, y Chichikov, para poder demostrar que está en posesión de ese número, compra siervos fallecidos a un precio mucho más reducido, haciéndolos pasar por vivos a fin de transferirlos, en el papel, a dichas tierras.

Pero aquí, y en la obra completa, y comenzando y finalizando con Chichikov, el protagonista, Hóhol plasma la falta de moral de la sociedad rusa, de la sociedad esclavizante y que considera a los siervos como “cosas”, como bienes que es posible vender, comprar o hipotecar incluso; pero que “no se está haciendo nada malo”:

¿Quién de entre vosotros, impulsado por la humildad cristiana, se ha preguntado en silencio, sin palabras, en los momentos de conversación consigo mismo, profundizando en vuestra propia alma, si tiene algo de Chichikov?
…..
Todo lo más me he limitado a tomar lo que sobraba, a tomar allí donde otro cualquiera habría tomado. De no haberme aprovechado yo, se habría aprovechado otro cualquiera. ¿Por qué unos prosperan y yo tengo que quedarme en gusano? ¿Qué soy ahora? ¿Para qué sirvo?

Volviendo a la trama: con ese propósito Chichikov va recorriendo diversas provincias rusas (ya no sólo San Petersburgo, como obras previas) y trabando relaciones con toda clase, de terratenientes, muchos de los cuales, ignorando las verdaderas intenciones de Chichikov, le ceden o le venden a bajo precio esos siervos muertos a causa de enfermedades que han asolado la comarca, con lo que se libran al mismo tiempo de pagar las cargas fiscales.

De este modo Hóhol ofrece un cuadro de muchos aspectos de la vida rusa, y hace desfilar por la obra un gran número de personajes verdaderamente típicos, situados en los medios más diversos; es un cuadro realista visto, sin embargo, a través de un prisma caricaturesco.

Representa los típicos “humores” que se estudian en psicobiología, no sólo de la sociedad rusa, sino de la humanidad: Sobakevich, el hombre fuerte, callado, preocupado por la economía, cuadrado y que equipara con el temperamento y físico de un oso; Manilov es el tonto sentimentalista, de labios fruncidos; la señora Korobochka es la viuda tonta, que desconfía por de cosas no muy inteligentes, mientras no nota las intenciones importantes, ocultas; Nozdryov es el bully, el tramposo, con modales de rufián; Plyushkin, es el que ha caído en miseria, que se he ha apartado de todo, al que Hóhol coloca una nota de tragedia, el hombre arruinado en su “humor”, que trasciende la poshlost, que en su profunda degradación no es complaciente sino miserable, con una grandeza trágica, y cuya descripción de su jardín fue alabada por Nabokov como “el pinnáculo del arte de Hohol”.
E incluso incluye al arquetipo de otras nacionalidades, como hace referencia al alemán, en comparación con el ruso, en varias ocasiones:

En resumen, demostró una paciencia comparada con la cual no es nada la paciencia de leño del alemán….

(cap XI)

Antes de su publicación, este “poema” pasó por diversas dificultades; el autor envió el manuscrito a un censor llamado Sneguiriov, profesor de la Universidad de Moscú, a quien consideraba más inteligente que a sus colegas; probablemente temía que la censura pusiera reparos a una obra como aquélla, sobre todo teniendo en cuenta lo sucedido con “El inspector general”. Sneguiriov aclaró que estaba dispuesto a conceder el permiso de publicación sólo a condición de que hiciera algunos pequeños cambios, y Hóhol se mostró satisfecho. No obstante, después surgieron problemas, puesto que el presidente del comité de censura de Moscú interpretó de otro modo el título de “Almas muertas”, en el sentido de que no eran inmortales, y no sólo mostró indignación por esto, sino que cuando lograron convencerlo del auténtico sentido de la frase, declaró que se trataba de un ataque contra la institución de la servidumbre.

Otros, en cambio, constataron que la empresa llevada a cabo por el protagonista era una pura estafa, a lo que Sneguiriov replicó que, si bien era así, el autor no justificaba su conducta; entonces alegaron sus oponentes que tal vez habría alguien que se atrevería a imitarlo. A otros les pareció inmoral que por seres humanos se pagara la irrisoria cantidad de dos rublos y medio como máximo, replicando Sneguiriov, siempre en defensa de Hóhol, que no había que olvidar que aquellos seres eran “almas muertas”, no vivos. Y por último hubo quien en la figura del terrateniente arruinado, que a pesar de ello se hizo construir una magnífica casa en Moscú, pretendió ver al zar, que acababa de edificar allí un palacio. Por todo esto decidieron, finalmente, no conceder la autorización para publicar la obra, y Hóhol probó en San Petersburgo, adonde envió el manuscrito y en donde sí consiguió al fin la autorización, y Almas muertas fue publicada mayo de 1842.

Hóhol, al iniciar su “poema”, tenía la intención de presentar al publico una caricatura de la vida rusa, presentar al hombre ruso con todas sus virtudes y sus defectos. No llevaba ningún propósito de reforma, y es probable que al comenzar a escribir no le diera gran importancia a su obra. Sin un plan preconcebido, se abandonó a la fantasía y no previó las dificultades que se le podrían presentar, ni el alcance de su obra. Sin embargo, apareció Pushkin, su amigo y protector, y le leyó los primeros capítulos de la nueva obra. La reacción del amigo sorprendió al autor, y entonces vió cada vez con mayor claridad y adviertió el significado y la importancia que iba tener su libro.

Decidió, según sus propias palabras, “endulzar la impresión penosa que podía causar Almas muertas”. Llegó un momento en que, tras una interrupción, al reanudarla y leer lo que había escrito, él mismo se asustó, llegando a afirmar que si alguien hubiera visto los monstruos que había pintado, habría sentido terror. Y no es de extrañar que así fuera, teniendo en cuenta cómo es la versión “suavizada”.

Dos años después de iniciarla, dijo:

“Si llego a escribir este libro como es preciso que sea escrito, entonces… ¡Qué tema original, inmenso! ¡Qué diversidad en esta masa! Toda Rusia aparecerá en mi poema. Será mi primera obra pasable, la obra que salvará mi nombre del olvido.”

Y poco más tarde escribió a un amigo:

“Mi obra será inmensa y todavía no veo su fin. Numerosas gentes se dirigirán contra mí, tendré contra mí clases enteras. Pero, ¡qué puedo hacer! Mi destino es batallar contra mis contemporáneos.

¡Paciencia! Una mano invisible, pero poderosa, escribe misteriosamente bajo mis ojos. Sé que mi nombre será más feliz que yo mismo. Quizá los descendientes de mis compatriotas, con lágrimas en los ojos, se reconciliarán con mi nombre”.

.

Y de hecho, así fue, como si Hóhol lo estuviera presintiendo.
Almas muertas es, de todas las obras de Hóhol, la más realista, si bien esta realidad está presentada de un modo grotesco, como una caricatura. Hóhol tiende aquí a la exageración, pero ello no significa en modo alguno que no represente los tipos y las cosas tal como son.

En Las aventuras de Chichikov aparecen innumerables personajes de todas las clases sociales y profesiones, colocados todos y cada uno en el medio que les corresponde; esto permite a Hóhol presentarnos un cuadro completo de todos los ambientes rusos, a la vez que a nosotros conocerlo. Terratenientes, nobles y aristócratas, gobernadores, militares, funcionarios, campesinos, aparecen en la obra, cada uno en su medio social. Son muchos los terratenientes con quienes Chichikov se relacionó mientras iba en busca de las “almas muertas”; todos ellos aparecen con las características propias de los propietarios de la época: grandes bebedores en general, buenos comedores (son muy notables sus comidas, en las que abundan toda clase de manjares y en gran cantidad), ambos menesteres, comer y beber, en los que a menudo dilapidan una considerable fortuna; arruinados, con sus propiedades hipotecadas, no sólo a causa de sus caprichos y continuos derroches, sino también por su imprevisión y la incapacidad de dirigir una hacienda; extremadamente vagos, que nunca se molestan en lo más mínimo, a excepción de Konstantin Kostanzhoglo, que sabe llevar las riendas de su hacienda con sumo acierto; excéntricos, cualidad que queda perfectamente retratada en Nozdriov, así como en el coronel Koshkariov y en Jlobnev, y que era muy normal en aquella época, de modo que no resulta nada extraño que a Nozdriov se le ocurra ordenar a sus criados que azoten a Chichikov por la simple razón de que éste se niega a proseguir una partida de damas en la que aquél hacía trampas.

Todas estas características se daban en los terratenientes y en los nobles del momento.

De igual manera desfilaron también por el “poema” los campesinos, aunque ninguno de ellos sea una figura principal de la obra. Esta es una de las novelas en que mejor se describe el ambiente y la vida de los siervos campesinos, las condiciones en que se hallan según sea su amo, aunque en general, menos los que pertenecen a Kostanzhoglo, suelen vivir en condiciones ínfimas, especialmente los que pertenecen a un señor arruinado, como es el caso de Jlobnev.

En el capítulo V menciona lo que la clase media y alta de la Rusia imperial pensaban en ese entonces sobre campesinos y siervos en general:

—No obstante pensará usted como yo que tampoco son personas.
…..
Por otra parte, ¿qué decir de los que aún están vivos? ¿Qué es esa gente? Son moscas, no seres humanos.

Y en el VI describe un poco los impuestos que pagaban:

Al mismo tiempo la hacienda rendía los mismos beneficios de antes: el campesino tenía que pagar iguales cargas, cada mujer debía traer tal cantidad de nueces y almendras, la tejedora estaba obligada a entregar tanto lienzo.

Pero quizá lo que mejor retrata el escritor es la ciudad, la atmósfera de capital de provincia, con sus calles, sus fiestas, sus comilonas, sus chismes y sobre todo el mundillo de los funcionarios, ya descrito anteriormente en El inspector general y en El capote, y tal vez el más conocido de Hóhol, por haber sido funcionario público en San Petersburgo; en ellos se ve ese servilismo y adulación, el afán de enriquecerse, los sobornos, tan peculiares entonces; asimismo se habla de las oficinas, en general sucias y repugnantes. (Ver enlace a análisis de “La Nariz”)

Otro aspecto que aparece en su libro es la educación; no sólo nos narra la manera en que fue educado Chichikov, sino que en determinado momento nos habla de la educación recibida por la señora de Manilov en el pensionado, en el que se enseña, como en todos, piano, francés y economía doméstica. Es importante notar que Hóhol no identifica la ciudad que retrata, llamándola simplemente ciudad de N, como ahora diríamos “Una ciudad X”, es decir, cualquier ciudad dentro del imperio.

Pero esto no es todo; Hóhol se introduce a menudo en la novela, habla él directamente al lector, como cuando le aconseja que tenga paciencia para leer el relato, añadiendo después que es muy aficionado a los detalles y a la minuciosidad: en otras ocasiones expone sus ideas acerca de la observación requerida para retratar con fidelidad a los personajes, incluso en cierto momento habla brevemente de sí mismo. A menudo expone sus opiniones, como al hablar de los escritores y de la suerte que corren; también son frecuentes sus alusiones al idioma (no olvidemos que éste preocupaba en extremo a Hóhol) y a la costumbre de la nobleza rusa de valerse del francés para expresarse; a este respecto es muy significativo el párrafo que sigue:

“Con el fin de ennoblecer todavía más el idioma ruso, en la conversación se había prescindido de la mitad aproximadamente de las palabras, razón por la que muy a menudo se recurría al francés; por el contrario, cuando hablaban en francés era otra cosa: entonces estaban permitidas palabras mucho más fuertes que las mencionadas anteriormente.”

Satirizando, más adelante,

“la lamentable costumbre de nuestra alta sociedad, que se expresa en ese idioma a todas las horas del día, claro es que movido por un hondo sentimiento de amor a la patria, y hasta critica el afán que les lleva a imitar a los franceses incluso en el baile, cuando el baile no cuadra con el espíritu ruso.

Es curioso notar que en algunas ocasiones Hóhol defiende en su obra a Rusia, a la patria. En parte por evitar la censura. Pero también porque numerosos escritores de la época sentían un enorme amor por su tierra natal, al mismo tiempo que, paradójicamente, hablaban mal de ella y a veces la llenaban de insultos y agravios, o bien huían de ella; Hóhol estuvo bastante tiempo en el extranjero, y se hallaba en Italia cuando escribió lo que sigue, casi al final de Almas muertas, en un arrebato de amor patriótico: “¡Rusia! ¡Rusia! Te veo, te veo desde este portento que es mi maravillosa lejanía. Te veo pobre, dispersa, poco acogedora. No alegran ni asustan a la mirada los atrevidos prodigios de la naturaleza… No se levanta la cabeza para contemplar los peñascos que se levantan sin fin sobre ella. No deslumbra la luz a través de los oscuros arcos… No brillan a través de ellos, a lo lejos, las eternas líneas de las montañas resplandecientes…”

Sale después en defensa de su “patria” reprochando a sus lectores el mostrarse contrarios respecto a conocer la verdad de su país, la realidad, la “miseria humana al descubierto”, quienes le acusan por ello llamándose a sí mismos patriotas, patriotas “que permanecen tranquilos en sus rincones, se dedican a asuntos completamente ajenos y amasan un capitalito, arreglando sus asuntos a expensas de los demás. Pero en cuanto se produce algo que ellos consideran ofensivo para la patria, cuando aparece un libro en el que se dicen amargas verdades, salen de sus rincones como arañas que vieron una mosca enredada en la tela, y empiezan sus gritos”…

Narra a continuación un breve cuento defendiendo su punto de vista, “para contestar modestamente a las acusaciones de ciertos fogosos patriotas, que hasta ahora se ocupaban tranquilamente en alguna cuestión filosófica o de incrementar su hacienda a expensas de esa patria que tan tiernamente aman; no piensan en no hacer nada malo, sino únicamente en que no se diga que hacen cosas malas”. E inmediatamente les reprocha su cobardía por no pararse a pensar, por no atreverse a mirar el fondo de las cosas, acusándoles a su vez de que lo que les mueve a sus reproches no es el patriotismo, ni tan siquiera ningún otro sentimiento puro.

Hace notar la corrupción que impera en Rusia:

Chichikov sacó un billete de su bolsillo y lo colocó ante Iván Antonovich quien, como quien no ve la operación, puso con toda rapidez un libro sobre él. Chichikov quería que se diera cuenta de la presencia del billete, pero Iván Antonovich le indicó mediante un movimiento de cabeza que no era preciso.

Y también, como hace en los cuentos cortos en los que “alaba” al imperio, muestra su patética realidad de forma muy sutil:

Esos troncos se levantaban y se hundían, como si se tratara del teclado de un piano, y el viajero que no se preparaba convenientemente recibía un cardenal en el cogote o un chichón en la frente, o con sus propios dientes se mordía la punta de su propia lengua.

El subtítulo de la obra, “Almas Muertas”, fue dado por el autor en referencia a los campesinos muertos que compraba Chichikov para sus objetivos personales, pero Hóhol iba más allá, pues las verdaderas “almas muertas” eran realmente los terratenientes vivos.

Las aventuras de Chichikov se ha convertido en el poema de la vulgaridad, un poema en el que todos sus personajes son terriblemente vulgares, “almas muertas”.

Al comenzar su carrera literaria, Hóhol dotó a sus obras de seres libres, “almas vivas”, hasta que en uno de los relatos de Mirgorod, en el cuento Viy, aparece Jomá Brutt, un muchacho arrastrado por una fatalidad interior que no le deja moverse libremente, que no le permite luchar contra esas fuerzas poderosas que le atacan, y al fin cae vencido. Jomá es un ser encadenado, y la línea iniciada por él fue continuada por los personajes de “Las aventuras de Chichikov”, todos ellos “almas muertas”, seres también encadenados, los seres que pueblan el mundo, en fin, todos nosotros.(Enlace a análisis de Viy). Por ello el libro suscitó tan encontradas oposiciones, y por ello el mismo Hóhol dijo:

“Si ha asustado a Rusia y ha producido tal alboroto, no es porque ha revelado sus llagas, sus enfermedades, o porque haya mostrado el vicio triunfante y la inocencia perseguida. ¡Nada de esto! Mis héroes no son del todo criminales… Pero lo que asustó al público es la vulgaridad general, el hecho de que mis héroes son todos tan vulgares el uno como el otro, que el desgraciado lector no encuentra la menor imagen consoladora, la menor ocasión de reposar un momento y de respirar a sus anchas, de suerte que cuando se termina el libro se tiene la impresión de salir de una cueva. Se me habría perdonado con gusto si hubiera mostrado algún monstruo pintoresco, pero no me han podido perdonar la vulgaridad. El lector ruso ha tenido horror de su nada, más que de sus defectos y de sus vicios.”

Esos muertos a través de los vivos que nos presenta Hóhol son los rostros de la vulgaridad humana, y esa vulgaridad es en “Las aventuras de Chichikov” donde queda expresada con mayor fuerza.

En todo el libro sólo hay un personaje que se mantiene alejado de la vulgaridad general: el avaro Pliushkin, el único que es “algo”, en contraposición con los demás, que son “nada”, aunque al mismo tiempo lo son “todo”; es decir, si por un lado no se distinguen en nada de la inmensa multitud de seres que pueblan el universo, por otra son poderosas individualidades a las que sólo se puede designar, por su nombre, hasta el punto de que estos héroes se convirtieron en nombres alegóricos, y no sólo son personajes típicamente nacionales, sino que llegan a convertirse en tipos universales. Todo lo que en ellos pueda haber de grandioso, que les haga típicos, se encuentra precisamente en su mediocridad, ninguno de ellos posee rasgo alguno que le caracterice, algún rasgo dominante, una pasión, un vicio o sentimiento que le distinga de los demás personajes; sólo Pliushkin, a quien le domina su avaricia. Los demás son seres mediocres, “muertos vivos”, cadáveres, que no poseen ninguna característica particular, pero que todos ellos son arrastrados por algo que llevan en su interior, algo que mina las fuerzas de su alma y que no les permite dejar de ser como son, transformarse. Son seres limitados incluso en su bajeza, y que de la vida no tienen más que la apariencia.

Viendo Hóhol el alcance de su obra, pensó que la primera parte fuera equiparable con un “Inferno” moderno, haciendo referencia a “La Divina comedia”. Una representación literaria que abarca el decadente y enfermizo sistema social de Rusia luego de la fracasada invasión francesa.

Pero, a diferencia de sus cuentos cortos, la obra “Almas muertas” pretendió en algún momento ofrecer soluciones, en vez de simplemente hacer notar los problemas.
Cuando Hóhol concluyó la primera parte, se dio cuenta de que no había retratado en su obra más que un aspecto de Rusia, de que sólo aparecía en ella el aspecto negativo. Vio que lo único que había retratado eran “almas muertas”, cadáveres, y pensó en resucitar esos cadáveres, en hacer que tomaran conciencia de su vulgaridad y nacieran de nuevo.

Todos eran tipos negativos inmersos en un panorama de tal suciedad moral, entre tales miserias y angustias, que a pesar de haber “suavizado” la obra, a pesar de los fragmentos líricos y de presentarlo todo como una caricatura, Hóhol vio que de este modo había presentado involuntariamente un cuadro tendencioso de la realidad. Entonces la primera parte paró siendo una violenta solicitud contra la inmoralidad y la corrupción de la vida social rusa.

A medida que avanzó en su obra, Hóhol vió cada vez más claro, y decidió que el primer volumen sería, según decía él, como el vestíbulo de ese enorme palacio que tenía intención de edificar y que veía ya en su imaginación. Pero él había concebido una idea distinta de lo que reclamaba su público. Este quería que se continuara la obra, pero del mismo modo que la primera, como una caricatura, y Hóhol no podía hacerlo. Hóhol tomaba en serio su obra, y se resistía a valerse en adelante de su vena cómica. Pensó que Almas muertas era como la historia de él mismo, él, que en cierto aspecto era también un “alma muerta”. Por ello pensó también que para continuar la obra por el camino que quería, era imporrante antes conocerse a sí mismo, perfeccionarse, y por ello también, tras haberse publicado la primera parte, quiso enterarse de cuáles habían sido las reacciones del público, de lo que decían los críticos, porque esto le ayudaría a conocerse y, al mismo tiempo, a conocer mejor el estado de las almas rusas.

Se halló entonces convencido de cuál era su misión; creyó que el arte debía reconciliar a los hombres con la realidad, y para esto le fue preciso resucitar a sus muertos, aunque antes debía resucitar él mismo. Hóhol en esta época estaba imbuido de ideas religiosas; esa obsesión que le persiguió toda su vida se hizo ahora más fuerte, se dieron en él frecuentes crisis morales. Estaba convencido de que su obra estaba destinada a regenerar a Rusia, y en adelante es esa idea la que le dominaba al proseguirla. Pero en Hóhol había existido siempre un enfrentamiento entre el hombre y el artista, creía que su impotencia artística estaba originada por su imperfección moral. Entonces, para llevar a cabo la segunda parte de Las aventuras de Chichikov, en la que iba a hacer resucitar a los muertos, en la que éstos podrían llegar a la virtud, era necesario que él mismo se perfeccionara; si él no es mejor, no podrá hablar de un hombre virtuoso.

Así, pues, inició la segunda parte cuando aún no había concluido la primera (en 1840); en ella estudió caracteres más profundos, en ella intervinieron todas las clases sociales. Si hasta entonces sólo había retratado lo malo de Rusia, en adelante pintaría también lo bueno; en Rusia, como en otros países o incluso quizá más, según él, hay muchos seres generosos y nobles, no sólo miserables y gentes mediocres. Si hasta entonces en su obra aparecía únicamente la mediocridad, ahora quería pintar al hombre en sus más diversas facetas, mostrándole en toda su diversidad; no sólo al hombre generoso, sino al hombre que renace, por vil y bajo que sea; todo ser humano, toda “alma muerta”, todo cadáver es capaz de resucitar.

No lo logró.

Hóhol no consiguió llevar a cabo su empresa; a pesar de su convicción de que perfeccionándose él mismo llegar a la perfección artística, cada vez le era más difícil al artista hacerse obedecer; de sus manos surgían personajes que resultaban cómicos, aunque se había propuesto lo contrario; la virtud de esos personajes (como el terrateniente Kostanzhoglo, el contratista Murazov o el gobernador) no inspiraba más que disgusto. Se veía en ellos claramente que el autor fundaba la prosperidad material del ser humano en su perfeccionamiento interior.

Al darse cuenta el autor de la debilidad de esos bosquejos, quemó el manuscrito de la segunda parte, en 1843, y más tarde, en 1845, lo volvió a quemar, descontento de su trabajo. Vió que para resucitar es necesario antes morir, y en 1846 emprendió de nuevo otra segunda parte, pero concebida de un modo distinto; pensó que su obra tuviera tres partes, a semejanza de La divina comedia de Dante; la primera habría sido como el Infierno, en ella había presentado todo lo malo de Rusia y sus habitantes, esos seres que sin darse cuenta se debaten entre las garras del diablo; la segunda representaría el Purgatorio, sería el tránsito hacia la purificación de los personajes, mostraría su arrepentimiento y sus sufrimientos en la expiación de sus culpas; y la tercera, en suma, equivaldría a la Gloria, y en ella aparecería el hombre ya resucitado, el hombre auténticamente vivo.
Sin embargo, aquí también fracasó en sus intenciones; presentó almas virtuosas, sí, pero que todavía seguían “muertas”; no vio que para resucitar no basta convertirse en un ser virtuoso y bueno; sus héroes permanecían aquí tan muertos, tan vulgares como en la primera parte. Cada vez más preocupado y más sumergido en sus inquietudes religiosas, frecuentaba a un sacerdote que intentaba convencerle de que la literatura sólo es obra del diablo; el escritor no le creía pues, por el contrario, pensaba que con ella se puede hacer mucho bien.

Pero llegó un momento en que se dejó arrastrar por la convicción del sacerdote, y un día, al levantarse, ordenó a su criado que arrojara el manuscrito al fuego. Inmediatamente mandó llamar al conde Tolstoi, y le dijo:

“¡Ved lo que he hecho! ¡Qué poderoso es el diablo! ¡He aquí a qué me ha empujado!”

Tolstoi intentó consolarle, pero para Hóhol ya no hubo remedio; destruida su obra, se consumió lentamente y falleció a los pocos días.

Según el testimonio de los que leyeron aquella segunda parte, era una obra admirable.

Por estúpido que sea lo que dice el necio, en ocasiones es más que suficiente para confundir al hombre inteligente.(Capítulo VIII)

Mijail Bulgakov adaptó la novela para el escenario en una producción para el Teatro de Arte de Moscú. Fue dirigida por Constantin Stanislavski y se estrenó el 28 de noviembre de 1932.

Fue la base también para una ópera compuesta por Rodion Shchedrin, ruso, en 1976. En esta obra el compositor captura la personalidad de los diferentes personajes con los que Chichikov tuvo relación, en episodios musicales aislados, intentando evocar la personalidad de cada uno por medio de un estilo musical diferente.

La novela fue adaptada liego para la pantalle en 1984 por Mijail Schweitzer en forma de una miniserie para la televisión, de nombre “Almas Muertas”.

En 2006 fue dramatizada para la radio en dos partes y transmitida por la BBC en Radio 4.


Enlaces a la obra

Enlace a capítulos 1 y 2
Enlace a capítulos 3 y 4

Enlace a capítulos 5 y 6

Enlace a capítulos 7 y 8

Enlace a capítulos 9 y 10

Enlace a capítulo 11


Enlace en pdf descargable a la obra traducida al español y fuente del análisis


Deja un comentario

La Vyshyvanka – Símbolo de Ucrania (Recopilatorio)

El día de la Vyshyvanka, que se celebra este 16 de mayo (2019) en Ucrania y más de 50 paises, data de 2007.

Una estudiante de historia, ciencias políticas y relaciones internacionales de la Universidad de Chernivtsi, llamada Lesya Voroniuk, notó que sus compañeros vestían sus Vyshyvanky de vez en cuando como muestra de unidad y orgullo por su patria y su cultura. Se le ocurrió que un día al año todos vistieran vyshyvanky al mismo tiempo.

Desde entonces todos, ucranianos, descendientes de ucranianos y quienes amamos Ucrania, visten especialmente ese día sus camisas bordadas, en simbolo de apoyo a nuestra amada nación y de solidaridad.

No es una fecha especifica, sino que es el tercer jueves de mayo.

Adornemos nuestra foto de perfil con motivos de Vyshyvanka; los que tienen una, póngansela con orgullo y lúzcanla por las calles de su ciudad. Demostremos públicamente nuestro amor, apoyo y solidaridad a Ucrania.

En este artículo no hacemos más que in recopilatorio de información publicada por ConUcrania y sus colaboradores en el pasado:


LA VYSHYVANKA (I)

La Vyshyvanka (que significa Bordado – del ucraniano Вишива́нка ó виши́ванка) o también conocida como Sorochka (Camisa del ucraniano сорочка) es la prenda de vestir tradicional de Ucrania.

No se sabe cuándo se empezó a utilizar, pero existen registros de los Escitas, una de las tribus antiguas, habitantes de la región, que ya vestían este tipo de ropa. Antes se le conocía como “camisa rutena” (Ucrania y Bielorrusia)

Pinchar el enlace o la imagen para acceder al artículo completo


VYSHYVANKA (II)

Vyshyvanka (en español la traducción más cercana sería “el bordado”) – actual nombre tradicional de vyshyvankas de Ucrania (bordados) de los hombres y camisas de las mujeres, así como sus diseños contemporáneos, que en la cultura ucraniana a partir del siglo XX se ponen a parte, junto con un traje europeo, como ropa de fiesta, patriótica e icónica. Vyshyvanka es el único elemento del dispositivo de Ucrania que se trasladó a la ciudad de una verdadera cultura y servió de inspiración para muchas de prendas y diseños, tales como camisas, vestidos, blusas, corbatas, trajes de baño, etc., que están decoradas con motivos del bordado.

Pinchar el enlace o la imagen para acceder al artículo completo


VYSHYVANKA -ВИШИВАНКА

Se puede pronunciar con el acento en la segunda “y” o en la primera “a”. Y otro nombre que se utiliza es ‘Sorochka’ (Сорочка), que significa ‘Camisa’.

Vyshyvanka es el nombre del traje típico ucraniano. No se sabe cuándo se empezó a utilizar, pero existen registros de los Escitas, una de las tribus antiguas, habitantes de la región, que ya vestían este tipo de ropa. Eso data de entre los años 6000 y 3000 antes de Cristo.

Antes se le conocía como “camisa rutena”.

Pinchar el enlace o la imagen para acceder al artículo completo


EL CÓDIGO DE LA VYSHYVANKA

Desde épocas ancestrales, los ucranianos tienen a la belleza como un arma para combatir el mal y esto se refleja en todos los ámbitos de su vida, especialmente en su vestimenta tradicional que suele ser muy ornamentada.

La vyshyvanka, camisa tradicional bordada de Ucrania, nace en los tiempos en que nuestros antepasados tenían una conexión mágica con el mundo natural, las plantas, animales y cuerpos celestes. Plasmaron con bordados los símbolos del Sol, la Tierra y el Universo, escribiendo signos misteriosos como un hechizo, como amuletos o como una especie de código. De esta manera, su diseño era individual. Se tenía un “lenguaje” escrito ornamental, donde a través de colores, líneas y patrones se creaba algo único, codificado para la buena fortuna propia o de un ser querido.

Pinchar el enlace o la imagen para acceder al artículo completo


Вишиванка Пісня – Canción a la Vyshyvanka

Existen especialmente dos canciones folclóricas ucranianas que hablan sobre la Vyshyvanka. La primera se llama Вишиванка y fue escrita por Oscar Sandler Aronovych (Оскар Аронович Сандлер), y Микола Сом (Mykola Som).

He aquí la letra, en ucraniano y traducida, y algunas partituras.

Pinchar el enlace o la imagen para acceder al artículo completo


Simbolismo en la Vyshyvanka

La vyshyvanka o “camisa bordada” es mucho más que una prenda de vestir; es probablemente el máximo símbolo de identidad patriótica ucraniana.

Es un elemento muy antiguo de la cultura; se han encontrado versigios dentro de entierros escitas y tripilanos en los que los esqueletos vestían lo que parecen rastros de vyshyvanky primitivas.

Su bordado no es decorativo, pues se utiliza para protegerse malos espíritus o deseos, y traer bendiciones al hogar. El color blanco del lino para que el esposo sea fiel. Se viste con ella a bebés.

Pinchar el enlace o la imagen para acceder al artículo completo


La leyenda de la vyshyvanka

Hubo un tiempo en el que la gente empezó a caer al suelo y a morir súbitamente uno a uno.

Nadie sabía que era lo que causaba esta enfermedad. Una persona cualquiera caminando por la calle simplemente caía al suelo, su piel se ponía negra y rápidamente expiraba.

La gente huyó hacia los bosques, pero la enfermedad los persiguió. La peste no distinguía entre jóvenes o viejos, mujeres u hombres, y en muchas aldeas ya no quedaba nadie que enterrara a los muertos.

Pinchar el enlace o la imagen para acceder al artículo completo


El día de la vyshyvanka

El dia internacional de la Vyshyvanka, o del traje tipico bordado ucraniano es dedicado a la preservación de las tradiciones folclóricas de este pueblo de crear y vestir la ropa étnica bordada.

La Fecha en la que se celebra es el tercer jueves de mayo de cada año que, por lo general, es entre el 15 y el 20 de este mes.

Esta festividad no tiene relación ni con asuetos nacionales ni con celebraciones religiosas y durante este día, especialmente, las personas salen a la calle, al trabajo, universidad, etc., vistiendo una vyshyvanka.

Pinchar el enlace o la imagen para acceder al artículo completo


10 datos interesantes sobre la vyshyvanka

El bordado es uno de las principales características de la vestimenta típica ucraniana. Los patrones y figuras difieren según la región (más que según la provincia administrativa, según la región histórica y étnica). Y estos patrones tienen un simbolismo muy especial, según artículos que enlazamos al final. La mayoría de los motivos bordados en las vyshyvanky son para protección, o para contar una historia específica sobre el propietario de la camisa, para traer suerte, etc.

Lo más común es tela blanca bordada con hilo negro y rojo, aunque existen muy coloridas también en varias regiones.

Pinchar el enlace o la imagen para acceder al artículo completo


10 maravillas sobre la vyshyvanka. La camisa bordada ucraniana

La Vyshyvanka (camisa bordada) siempre ha sido nuestro símbolo nacional, nuestro orgullo y autenticidad.

Sin embargo, hoy incluso las estrellas de Hollywood quieren sentirse parte de Ucrania. Entre las últimas tendencias de la moda: los colores amarillo y azul, la corona y por supuesto, el bordado real ucraniano.

Actores y músicos aparecen con vyshyvanka en las calles, los diseñadores usan adornos ucranianos en sus colecciones. Después de todo, la vyshyvanka no es solo ropa, es un escudo real.

Éstos son algunos de los hechos más interesantes sobre esta obra de arte que puede que aún desconozcan.

Los primeros bordados en el territorio de los países eslavos tenían un contenido religioso y protegían a sus dueños del mal. Es por eso que las camisas fueron decoradas con patrones en las mangas, cuellos, bajos y en todas partes donde el cuerpo esté abierto. Hubo bordados especiales para rituales religiosos y eventos festivos. Y a los bebés al nacer, les regalaban una camisa bordada para protegerlos de los malos espíritus.

Pinchar el enlace o la imagen para acceder al artículo completo


Sinceros. Los trajes de mujeres casadas de la región de Poltava

el traje nacional ucraniano, PoltavaEl coleccionista, Igor Perevertnyuk, comenta:

La coreógrafa Olena Shopenko y la cantante Kasha Saltsova llevan puestos trajes de mujeres casadas de la región de Poltava del final del siglo XIX – inicio del siglo XX.
La cabeza de una mujer casada siempre tenía que estar cubierta con un pañuelo para que no se le viera el pelo. Esta manera de atar el pañuelo se llamaba “tocado de liebres”.

Pinchar el enlace o la imagen para acceder al artículo completo


Sinceros. Traje de novia de la región de Odesa

El proyecto “Sinceros” es una serie de artículos, dedicada al traje tradicional, que tiene como objetivo mostrar la riqueza y lo colorido de la ropa típica ucraniana.

El coleccionista Vladimir Schybrya comenta:

La modelo lleva un traje ceremonial, característico de la región de Odessa.

La corona es original de principios del siglo XX. Se llamaba “corona de caramelos”. En realidad es algodón envuelto en papel corrugado

Pinchar el enlace o la imagen para acceder al artículo completo


Sinceros. Traje de principios del siglo XX de la región de Ternópil

“Sinceros” es una serie de artículos, dedicada al traje tradicional, que tiene como objetivo mostrar la riqueza y lo colorido de la ropa típica ucraniana.

El coleccionista, Igor Perevertnyuk, comenta:

La modelo, Santa Dimopulos, está vestida con el traje de la región Borschiv (región moderna de Ternópil), al oeste. El traje es de principios del siglo XX.

Pinchar el enlace o la imagen para acceder al artículo completo


Sinceros. Traje de boda de Ivano-Frankivsk

El coleccionista Igor Perevertnyuk comenta:

La modelo, Elena Kravets, lleva un traje de boda característico de la zona de Horodenka de la región de Ivano-Frankivsk, de principios del siglo XX. Algunos accesorios, de los que lleva Elena, son de hace 150 años. Por debajo de la capa superior de los adornos están los llamados “falsos collares” hechos de cerámica.

Pinchar el enlace o la imagen para acceder al artículo completo



Deja un comentario

14 de mayo – Nacimiento de Petro Doroshenko

Petro Dorofeyevych Doroshenko -Петро Дорошенко nació el 14 de mayo de 1627 en Chyhyryn, provincia de Cherkasy.

Fue un gran kozako, hetman del lado derecho de Ucrania, líder político y militar. Precedido en el cargo de hetman por Pavlo Teteria, y sucedido por Ivan Samoylovych.

Falleció el 19 de noviembre de 1698.

Petro Doroshenko nació de una familia kozaka noble, con un fuerte pasado de liderazgo. Su padre fue un kozako con rango de coronel, y su abuelo, Myjailo, tuvo la bulava en la década de 1620 como hetman del ejército kozako.

No se sabe en dónde estudió Doroshenko, pero los historiadores coinciden en que recibió una excelente educación. Hablaba con fluidez el latín y polaco, y tenía gran conocimiento en historia. En 1648 se unió a las fuerzas de Bohdan Jmelnytsky en el levantamiento contra el dominio polaco de Ucrania (ver articulo).

Durante las primeras etapas de dicho levantamiento, Doroshenko sirvió tanto en el ámbito militar como en el diplomático.

Al principio sirvió en el regimiento de su ciudad natal Chyhyryn, en donde llegó al rango de secretario de artillería, eventualmente quedando como candidato a coronel del regimiento de Pryluky en 1657. Tras la muerte de Bohdan Jmelnytsky, Doroshenko apoyó la candidatura de Ivan Vyhovsky como sucesor del hetman.

Entre 1657 y 1658 ayudó al nuevo hetman Vyhovsky a contener el levantamiento prorruso de Iakiv Barabash y Martyn Pushkar, un conflicto fratricida muy sangriento que terminó en unas 50,000 muertes.

El hetman Pavlo Teteria ascendió a Doroshenko al rango de general en 1663, y éste se convirtió en líder de la starshyna kozaka (de los oficiales mas antiguos) y elementos de autoridades eclesiásticas que se habían opuesto en 1654 al Tratado de Pereiaslav. Fue apoyado por los tártaros de Crimea y la Turquía Otomana en 1665 para aplastar las bandas kozakas prorrusas y, eventualmente, llegó a ser Hetman del lado derecho de Ucrania.

En el lado derecho de Ucrania se presentaron numerosos levantamientos campesinos y kozakos, cuyos integrantes pretendían asegurar su libertad con apoyo militar de países que no fueran Polonia o Moscú. Hallaron este apoyo con el Imperio Otomano y el Khanato de Crimea. El Sotnyk (capitán) Stepan Opara de la compañía de Medvedesky fue el primero reconocido por el khanato, que en verano de 1665 fue reemplazado con Doroshenko.

Para afianzar esta nueva posicion, Doroshenko desarrolló reformas esperando el respeto dentro de los kozakos. Creó los regimientos de Serdiuk, que consistían en 20,000 unidades de infantería que obedecían óredenes diréctamente de él. Cuando inició su hetmanato, Doroshenko siguió una linea pro polaca, como sus antecesores, pero rápidamente cambió la politica tras el Tratado de Andrusovo de 1667, el que repartía las tierras de Ucrania entre Polonia y Rusia; ésta ganaba soberanía también sobre el lado izquierdo de Ucrania, mientras la primera el lado derecho. Al llegar la noticia de ello a Doroshenko, se dice que sufrió un ataque de agarrotamiento. Inmediatamente cambió la postura propolaca y decidió buscar ayuda del Imperio Otomano.

En otoño de 1667, con apoyo de los tártaros de Crimea, derrotó a las fuerzas polacas en la batalla de Brailiv (Brailiv) en Podolia. Luego de la batalla, la oposición al hetman, liderada por el Kosh Otaman Ivan Sirko y los tártaros, detuvo su avance contra los polacos. Ya con el lado derecho aparentemente seguro, Doroshenko y su gente cruzaron al lado izquierdo para ayudar el levantamiento de Ivan Briukhovetsky contra Moscovia.

Briukhovetsky fue ejecutado, tras lo que Doroshenko fue proclamado Hetman de toda Ucrania el 18 de junio de 1668.

Mientras el gran hetman realizaba sus sueños de unir Ucrania, sus enemigos se unian en su contra. La ofensiva polaca renovó fuerzas y obligó al hetman a regresar al lado derecho, dejando a Demian Mnohohrishny como hetman del lado izquierdo. En enero de 1668, el Consejo de 0ficiales antiguos de Chyhyryn manifestó su apoyo a las intenciones del Hetman de aliarse con el Imperio Otomano, que se propuso en una embajada enviada a Estambul en otoño de 1668.

Esta alianza fue aprobada en 1669 en el Concilio Kozako de Korsun, entre el 10 y 12 de marzo, que fue ratificada el 1 de mayo de 1669 por el Sultan Mehmed IV.

En 1668 se presentaron desacuerdos entre los líderes kozakos, y algunos eligieron a Petro Sujovyi que retó a Doroshenko, aunque fue luego derrotado en la batalla de Oljivets por las tropas del Hetman Doroshenko y de Ivan Sirko. No tranquilo, volvió a atacarlo en verano de 1669 junto con tártaros, pero el Imperio Otomano les pidió que retiraran su apoyo a Sujovyi. En junio de 1669 éste fue depuesto y escapó a Crimea.

En 1670 intentó, infructuosamente, revivir los principios del tratado de Haidach de 1658, en Ostroh.

Ганна Старша Половець,Hanna Starsha Polovets, esposa de Petro Doroshenko (1637-1655)

En 1672, con un ejército de 12,000 hombres ayudó a los 100,000 del Imperio Otomano que invadieron Polonia y derrotaron a su ejercito en la batalla de Chertvenivka y pusieron sitio sobre Kamenets y también Lviv. Esta acción finalizó con el tratado de Buchach. De acuerdo con este tratado, la provincia de Podolia pasaba a ser una provincia otomana, y la provincia de Bratslav junto a la region sur de Kyiv eran reconocidas como territorio Kozako administtado por Doroshenko, bajo protectorado turco.

Pero esto dejó consecuencias en el hetman y Ucrania, pues devastó la tierra, con miles de sus compatriotas tomados cautivos por los tártaros de Crimea, ciudades quemadas y saqueadas, dándose cuenta que, aunque la alianza fue parte integral de sus éxitos, su pueblo sufría a manos de los turcos que, además, al profesar el islam, eran contrarios a la religión Cristiana ortodoxa profesada profundamente por la mayoría de kozakos.

El 17 de marzo de 1674 fue proclamado como hetman de toda Ucrania Petro Samoylovych, aunque dicho titulo no podía ser puesto en marcha hasta que Doroshenko abdicara. En verano de ese mismo año, entonces, Samoylovych y el moscovita Grigory Romodanovsky tomaron Chyhyryn, en donde Doroshenko abdicó en otoño de 1675. El gobierno de Moscovia demandó que también abdicara al hetmanato del lado izquierdo, hecho que tenia que ser presenciado por Samoylovych y Romodanovsky, a lo que Doroshenko se negó, por lo que en otoño de 1676 fue tomado de nuevo Chyhyryn por Samoylovych y 30,000 hombres.

En 1676 pidió perdón al Zar Feodor III y fue declarado voyevoda de Vyatka, en Rusia central. Falleció en 1698.


Doroshenko juega un papel controversial en la historia de Ucrania; muchos lo ven como un gran Hetman que luchó por la unidad de su pueblo, quien logró que ambos lados de Ucrania fueran libres del dominio de Polonia y Moscovia, aunque también varios hacen notar que luego, su alianza con el Imperio Otomano, no fue nada favorable para el pueblo que él amaba.

Dentro de sus descendientes están Natalia Pushkina, esposa del poeta Alexander Pushkin, con quien tuvo una hija llamada también Natalia, condesa de Merenberg; también Maria Nirod, y Dmytro Doroshenko, una figura política importante de Ucrania durante la revolución rusa, e historiador.

En 2013, con el apoyo del museo “muzei Hetmanstva” fue creada la fundación “Petro Doroshenko”, que realiza investigación histórica sobre los hetmanes de Ucrania:
Myjailo y Petro Doroshenko, comparte sus descubrimientos e investiga la genealogía del hetman.

Se menciona a Doroshenko en la canción “Oy en la montaña los segadores” (Fragmento de la letra traducido al español)

Oh en, oh en la montaña los segadores cosechan,
Y debajo de la montaña, por el desfiladero, por el valle los cosacos
marchan
Hey, por el amplio valle, hey, los cosacos marchan.

Delante va Doroshenko
Como es debido guía sus tropas, las tropas de Zaporizhzhia
Hey, por el amplio valle, hey,
Como es debido.

Enlace a artículo completo



Deja un comentario

13 de mayo – Nacimiento de Panas Myrny

Su nombre real era Пана́с Я́кович Ру́дченко – Panás Yákovych Rúdchenko, nació el 13 de mayo de 1849 en Myrhorod, provincia de Poltava.

Fue un escritor de prosa ucraniano, y también dramaturgo.

Falleció el 28 de enero de 1920 en Poltava, a los 70 años de edad.

Nacido dentro de la familia de un contador dentro de la tesorería municipal de Mirhorod (ahora Myrhorod). Tras varios años de estudiar en una escuela parroquial de la ciudad, y luego una escuela municipal de Hadyach, a sus catorce años de edad, Panás tuvo que buscar su sustento.

En 1863 trabajó como oficial de bajo rango en la corte municipal de Hadyach. Al año siguiente, Myrny trabajó como asistente de contabilidad en la tesorería local. Más tarde, tras una breve tarea en Pryluky, continuó trabajando en el mismo puesto. En 1871 Panás Rudchenko se estableció en Poltava, en donde obtuvo el rango de Concejal Estatal.

En 1889 contrajo nupcias con Oleksandra Mijailovna Sheydeman, 14 años menor que él. Su hijo mayor se llamó Viktor, quien falleció en 1915, en batallas en Rivne; su hijo de enmedio se llamó Myjayl, y más adelante dirigió el museo en honor a su padre en Poltava; y el hijo menor, Leonid, fue muerto durante la guerra soviético-ucraniana.

La actividad literaria era su verdadera alegría. Incansable, se sentaba frente a su escritorio y de dedicaba con devoción a su “pasatiempo”. Poco tiempo antes de morir, en una carta a J. Zubkovsky, solicitó que no se revelara su nombre: “A pesar de que muchos de mis amigos saben quién es Panas Myrny, pero que en mi vida no quisieron anunciar mi nombre, seriamente no lo consideraban merecedor de esas glorificaciones, que fueron creadas en torno al apellido de Myrny”.

En 1951, en su ciudad natal en Poltava, se erigió un monumento en los jardines del museo estatal. En 1925 se nombró una avenida importante en su honor, en 1999 se acuñó una moneda; el 7 de abril de ese mismo año se estableció el premio a la literatura “Panas Myrny”.

Sus trabajos mejor conocidos son su novela Propashcha syla (La fuerza en ruinas), aunque también la obra titulada “Jiba revut’ voly, yak yasla povni?” (¿Braman los bueyes si sus comederos estan llenos?), en coautoría con su hermano Ivan Rudchenko (también conocido como Ivan Bilyk). Este trabajo puede ser caracterizado como una crónica novelística sociopsicológica que cubre casi un siglo de la historia de una alfea ucraniana, de la servidumbre a la era posreforma. En ella, Myrny representa la opresión social, la lucha interna entre varios grupos sociales, el sistema legal zarista, la vida de un soldado durante la época del zar Nicolás I, la violencia policíaca, y las protestas espontáneas contra las mentiras e injusticia. Este es el enlace a un artículo más extenso sobre la mencionada obra

La idea principal es: el pueblo viviría en paz, a no ser por la discriminación de los poderosos contra los humildes, y también que sólo con el uso de la violencia se pueden realizar cambios en el orden mundial.

La obra de Taras Shevchenko fue la que mayor influencia tuvo en el trabajo de Panás Myrny y en su visión sobre el mundo, preferencias artísticas e ideología. Sus primeras incursiones en la literatura incluyen algunos poemas, historias cortas y dramas; en 1872 escribió “Lyjyi Poputav” (El mal lo hizo), al estilo de Marko Vovchok. En 1877 también “Lyji lyudi” (Gente mala), sobre la vida de la intelligentsia.

Una segunda novela sociopsicológica, Poviia (La mujer en libertad, 1884) describe los nuevos procesos sociales a consecuencia de las reformas de 1861.

El escritor también retrató la dinámica de los cambios sociales en la aldea luego de la abolición de la servidumbre en su historia “Lyjo davnie i s’ohochasne” (El mal antiguo y contemporáneo, 1903) y en Sered stepiv (Entre las Estepas, 1903).

Un trabajo de Leonid Ushkalov sobre Myrny y su obra (pdf descargable – en ucraniano)

Enlace para leer su obra “Лихий попутав” (en línea – en ucraniano)

Enlace para leer su obra “Хіба ревуть воли, як ясла повні?” (¿Braman los bueyes…) en línea, en ucraniano

Enlace acceso a varias de sus obras – todas en ucraniano

Tetyana Ivanivna Rúdchenko – Madre de Panás


Deja un comentario

9 de mayo – Nacimiento de Volodymyr Hnatiuk

Володимир Михайлович Гнатюк nació el 9 de mayo de 1871 en Velesniv, reino de Halytsya, Imperio Austro-Húngaro

Fue un escritor ucraniano, además de erudito literario, traductor y periodista, y uno de los más notables e influyentes etnógrafos. Se enfocó principalmente en Ucrania Occidental, reuniendo información sobre canciones folclóricas, leyendas, costumbres y dialectos.

Era compañero cercano de Myjailo Hrushevsky e Ivan Franko. En 1899 pasó a ser secretario de la Sociedad Científica Shevchenko, y editor de la publicación de dicha sociedad, “El periódico histórico ucraniano”. También director de la Unión Ucraniana de publicación.

Falleció el 6 de octubre de 1926, a los 55 años de edad, en Lviv.

El poblado en el que nació, Velesniv, pertenece ahora a la provincia de Ternopil. Estudió en las secundarias de Buchach y Stanislavska, y la Universidad Nacional de Lviv, Ivan Franko. Sus primeros trabajos científicos fueron publicados en las revistas “Vida y Palabra”, “La Nación” y varias más.

Estudió arte folclórico en estrecho contacto con las condiciones socioeconómicas de los obreros. Sistemáticamente hizo un buen trabajo sobre el folclore de Halytsya Oriental de 1893 a 1902. De 1859 a 1903 realizó seis expediciones investigativas sobre folclore y etnografía de la Ucrania Transcarpàtica.

Transcribió alrededor de 1500 canciones folclóricas, y compuso algunas como “Kolomiyka”, el que incluye baile y música, en 3 partes- entre 1905 y 1907; también “Hayivka” en 1909, y otra fue “Villancicos y Canciones”, en 1914.

Otras obras investigativas incluyen “Líricos: lírico, oraciones, palabras, noticias y otros datos sobre líricos del distrito de Buchach”, escrito cuando era aún universitario, publicado en 1896.

También realizó la colección entogràfica “Materiales para etnología ucraniana”, bajo asesoría de Ivan Frankó; y además un gran número de publicaciones sobre los grupos étnicos residentes de la región transcarpàtica, como los Lemky y los rutenos.

Tradujo además, al ucraniano, trabajos de autores extranjeros sobre los temas de su interés; tradujo del búlgaro, polaco, ruso, serbio, checo, sueco y varios más.

Algo que distingue su obra es la precisión de los registros de la vida de ucranianos, especialmente los residentes de los Cárpatos.

En sus 30 años de investigación y publicación, Volodymyr Hnatiuk realizó alrededor de mil diferentes obras. Fue el primero en impulsar el folclore ucraniano dentro del ancho camino de la ciencia europea. Ivan Frankó lo llamaba “un fenomenalmente afortunado coleccionista de material etnográfico en el cual, entre nuestros coleccionistas anteriores, nadie creía”

Dentro de sus obras más notables encontramos “Material etnográfico de la Rutenia húngara”, “La leyenda folclórica de Galitzia-Rutena”, “Kolomiyky”, “Hayivkas”, “Historias populares sobre opryshky”, “Villancicos y Canciones”, “Cuentos folclóricos ucranianos”, “Resurgimiento nacional del ucraniano austro-húngaro”, “Historias populares”, “Historias folclóricas”, “Cómo era el mundo antes de Cristo – Leyendas folclóricas de la historia de la naturaleza y vida humana”, “Quemación y nado de brujas de Galitzia”.

Varios monumentos e instituciones a lo ancho de Ucrania fueron erigidos en su nombre, como el Museo Volodymyr Hnatiuk en Velesniv, o la Universidad Nacional Pedagógica de Ternopil, nombrada en su honor. También el gymnasium de Buchach.

Enlace para leer en línea “Пригоди наймолодшого брата” (Las aventuras del hermano menor)

Enlace para ver o descargar la obra “НАРИС
УКРАЇНСЬКОЇ
МІФОЛОГІЇ” – Bosquejo de la Mitología ucraniana


2 comentarios

7 de mayo – Nacimiento de Petró Illich Chaykovskyi

El 7 de mayo de 1840 nació Петро́ Іллі́ч Чайко́вський en el poblado de Votkinsk, provincia de Vyatka en los montes urales, Rusia.

Es conocido como uno de los más notables músicos románticos ̶R̶u̶s̶o̶s̶ .

Falleció el 6 de noviembre de 1893, de cólera, en San Petersburgo.

Muchos hemos escuchado sus grandes obras, como “El cascanueces”, o “El Lago de los Cisnes” entre una gran cantidad que compuso. Pero pocos mencionan que, tanto en sus orígenes ancestrales como en su estilo musical de composición, Petro Ilych Chaykovskyi era Ucraniano..

La familia de la que este compositor nació, proviene de Kremenchuk, Ucrania, en donde su abuelo y bisabuelo llevaban el apellido Чайка – Chayka, que significa “Gaviota”, un típico apellido kozako, ucraniano.

Su bisabuelo fue el kozako Fyodor Afanasyevich Chayka (1695-1767), quien luchó en la batalla de Poltava.

Su tatarabuelo se llamó Opanas Chayka (? – 1709), un oficial del ejército Kozako, quien falleció en 1709 en la batalla de Poltava, por heridas.

Foto de la familia Chaykovskyi en 1848, de izquierda a derecha: Petro, su madre Alexandra Andreyevna, su hermana Alexandra (sentada), su hermana Zinaida (de pie), hermano Nikolai (de pie), hermano Ippolit (sentado), y su padre Illya Petrovich.

La batalla de Poltava se libró entre el Imperio Sueco, cuyas fuerzas fueron comandadas por Carolus Rex, y el zarato de Moscovia, liderado por Petro I.

De acuerdo con el historiador Theodore Mackiw, la batalla de Poltava fue clave en el desarrollo de la historia de Ucrania. Luego de esta batalla, el zarato de Moscovia ocupó los territorios de Ucrania y desplegó fuertes restricciones sobre el hetmanato kozako, que regía en ella. Estas políticas fueron incrementadas y, eventualmente, llevaron a la subyugación total del pueblo ucraniano.

El bisabuelo de este compositor fue Fedir Chayka (1695 – 1767), también con carrera militar dentro del hetmanato kozako.

El abuelo de Pyotr Ilyich Chaykovsky se llamó Petro Chayka (1745 – 1818), quien nació en la provincia de Poltava, Ucrania. Nacido ya bajo el régimen de dominio del zarato de Moscovia (luego autonombrado “Imperio ruso”), en 1785 el abuelo de Petro Chaykovskyi estudió en la academia Kyiv-Mohyla, en donde su apellido Chayka cambió a Chaykovskyi. Más adelante, después de la guerra Ruso-Turca, sirviendo cono médico de regimiento (sus estudios en la academia), fue nombrado Mayor de Slobodsky y Glazov en la provincia de Vyatka y, en 1785, asignado el título de noble de la provincia de Kazan (junto con otros 127 compañeros). Tenía también parentezco con el poeta Yevhen Hrebinka, autor del romance “Ojos Negros(enlace a un artículo sobre ély otro más), ucraniano.

El padre de Petro Ilyich se llamó Ilyia Chaykovsky (1795 – 1880), primogénito de Petro Chayka, y un ingeniero a servicio del imperio ruso. Fue enviado a los 13 años a un campamento militar en Izhevsk, y tenía que escoger cuál profesión seguir, escogiendo ingeniería. Mantuvo varios puestos en el departamento de Minería y asuntos sobre la sal, y llevó a cabo varios estudios relacionados con minería en la provincia de Novgorod.

Por parte de madre, Alexandra d’Assier (1813 – 1854), este compositor tenía ascendencia francesa; incluso su madre le hablaba exclusivamente en francés a sus hijos y fue quien les enseñó música también. Ella era nieta del escultor francés Michel Victor Acier; se dedicaba al canto y podía tocar el piano. En 1833 se convirtió en la segunda esposa de Ilyia Chaykovskyi y le dio seis hijos; Petro fue el segundo.

El compositor en Odesa, en donde presentó 5 conciertos en enero de 1893

Dentro de la musicología, se considera que un compositor y sus piezas pertenecen a un pueblo en especial, en este caso Ucrania, si cumplen uno de estos puntos: ser nacido en Ucrania, vivir en Ucrania, tener orígenes (ascendencia) ucraniana, o influencia del pueblo ucraniano en su música.

Tres de los cuatro puntos son llenados por Petro Chaykovskyi; este compositor era amigo de un grupo de músicos rusos conocidos como “Los cinco”: Mily Balakirev, Alexander Borodin, Cesar Ciu, Modest Mussorgsky, Nikolai Rimsky-Korsakov. Estos compositores son considerados realmente rusos en la esencia y naturaleza de sus obras, catalogada como “realismo socialista”, muy influenciado por esta ideología social y patriotismo, que era utilizada para controlar al pueblo.

El estilo musical de Chaykovskyi es, sin embargo, totalmente distinto, por mucho, en filosofía y estética. La musicóloga Halyna Poberezhna nota que en la obra del compositor de ascendencia ucraniana existe un aspecto que no poseen los músicos rusos, pero que es típico dentro del folclore ucraniano: la culminación: un resurgimiento intenso de la melodía previo a la culminación, con un grandioso dominio de los picos melódicos y una gradual dispersión de la energía en lo que llama “el encumbrado melódico“. O incluso la culminación en octava, también típica dentro del folclore musical de Ucrania, es una de las características que delatan la influencia ancestral en el compositor, en una de sus obras en las que es más difícil verla: su primer concierto para piano.

Casa de Chaykovskyi en Nyzy, actualmente museo dedicado al músico

Chaykovsky visitó Ucrania por primera vez en 1864, y después de eso pasó casi todos sus veranos en Kamianka, cerca de Chyhyryn, en la provincia de Cherkasy, en la casa de su hermana, y también en Nyzy, en la provincia de Sumy, donde vivió de 1876 a 1879. En estas ciudades se encuentran ahora museos memoriales dedicados a su vida. También en Brailiv, en donde compró una finca en 1868, que había pertenecido a la familia de magnates ucranianos Potocki por más de 200 años, y en donde “Los viajes a Brailiv han permanecido en mi memoria como un sereno recordatorio de los días más poéticos en mi vida” (citando al artista).

Casa en la que el compositor vivió en Kamyanka

Hablando de Kamianka, Chaykovsky escribió:

Encontré mi paz mental aquí (Kamianka), que infructuosamente había buscado en Moscú y Petersburgo

Mas de 28 años en la vida de Chaykovsky están asociados al pueblo a la orilla del Tiasmyn. Aquí fue donde compuso obras como “El Lago de los Cisnes”, “La doncella de Orleans”, “La Bella Durmiente”, “Eugene Onegin”, mencionando unos pocos.

Es notable la influencia del folclore ucraniano que se percibe en casi todas sus obras, pero al menos en 30 ese aspecto es mucho más claro: la ópera Mazepa, basada en un poema de Aleksandr Pushkin, o la pieza “Pequeños zapatos”, basada en “La noche antes de Navidad” (o “La víspera de Navidad”), una obra muy conocida de Mykola Hóhol (enlace), parte de su obra “Las Veladas de Dikanka”.

Cuadro representando al compositor en Kamianka, en donde escribió su segunda sinfonía, rápidamente conocida como “Sinfonía ucraniana”

Durante sus frecuentes y numerosos viajes a Ucrania, Petro se familiarizó con la música del pueblo de sus ancestros, e incluso colaboró con Mykola Lysenko (enlace) en la producción de su Ópera “Taras Bulba” (basada en la obra homónima de Mykola Hóhol), y en varias piezas más.

También las sinfonías No. 2 (La Pequeña Rusia, como se le llamaba a Ucrania durante la época), además de la No. 4, y No. 7 (finalizada y editada por S. Bogatyrev); el Concierto para Piano y Orquestra no. 1 en si bemol menor; la Obertura 1812, de la cual, la introducción está basada en un cántico Kyivano; y varias canciones de traducciones al ruso de obras de Taras Shevchenko (enlace) tal como “Sadok vyshnevyi” (Jardín de Cerezos – enlace).

Tchaikovsky también editó 10 volúmenes de obras corales de Dmytro Bortniansky, que fueron republicadas en Moscú en 1882.

Existen varios estudios musicológicos sobre las conexiones de la obra de Tchaikovskyi con Ucrania, publicados en Kyiv, cuyos autores son Andrii Olkhovsky (1940), Halyna Tiumenieva (1955), y N. Semenenko (1989).

Monumento en Kamianka

Fuente1
Fuente2
Fuente3


Jardín de cerezos en torno a la jata, poema por Taras Shevchenko, música de Petro Illych Chaykovskyi


Los zapatitos, Las zapatillas de la zarina, Los caprichos de Oksana y Gli stivaletti son los nombres con los que se conoce esta obra de Chaykovskyi, basada en “Nochebuena” de Hóhol.


Sinfonía #2 de Petro Chaykovskyi, conocida como “La ucraniana” o luego “La pequeña rusia (Ucrania)”.


Entreacto de “La doncella de Orleans”, compuesta por Petro Chaykovskyi en Kamyanka, Cherkasy, Ucrania


Danza Kozaka, de la ópera “Mazepa”


Obertura 1812