Información en español sobre Ucrania

Una amenaza para la seguridad nacional

1 comentario

Prólogo

Informe independiente de Ilya Yashin

Traducción de Isabel Okulik

CAPÍTULO 1 DE MENDIGO A PRÍNCIPE

Ramzan Ajmátovich Kadýrov nació el 5 de octubre de 1976 en Tsentaroy, entonces, República Autónoma de Chechenia-Ingushetia. Segundo hijo de la familia del futuro presidente de la república chechena, acabó secundaria en 1992, pero no pudo acceder a la educación superior en aquel momento. Tras de la desintegración de la URSS, Chechenia se vio arrastrada a un enfrentamiento con el poder central de Rusia. En 1992, la República de Chechenia adoptó una constitución en la que se autoproclamó estado independiente.

1.1    LAS LIMPIEZAS ÉTNICAS

1

Este período de la historia de Chechenia se caracteriza por un fuerte aumento de la criminalidad. Además, las nuevas autoridades chechenas pusieron en marcha medidas de expulsión del territorio de los residentes de otras nacionalidades, proceso que se desarrolló acompañado de asesinatos, robos y limpieza étnica. El periodista Paul Klebnikov tachó los hechos de genocidio de rusos antes incluso de las operaciones militares en Chechenia en 1994. «Fue una guerra sangrienta contra la población civil étnica rusa en Chechenia, la así llamada chechenización forzada», — escribió el periodista.
El presidente de la Federación, Vladimir Putin, describió en el año 2000 los acontecimientos como «genocidio a gran escala contra la población rusa». Estos hechos fueron el resultado tanto del debilitamiento del poder central como de la demanda por parte de la población chechena de justicia tras la deportación de chechenos por parte de Stalin. Las nuevas autoridades chechenas explotaron con éxito tales sentimientos». En julio de 1999, el Ministerio ruso de Asuntos de Nacionalidades comunicó que en Chechenia, entre 1991 y 1999, fueron asesinados más de 21 mil rusos étnicos (sin contar los perecidos durante las campañas militares), y que fueron ocupadas más de cien mil viviendas que pertenecían a personas de las etnias distintas a la chechena. Más de 46.000 personas fueron prácticamente convertidas en esclavos, les privaron de sus posesiones y pasaportes, con la connivencia tanto de las autoridades federales como locales. Fue entonces cuando se dio a conocer el hasta ese momento desconocido Ramzan Kadýrov. «No ocultamos el hecho de que, entonces, luchábamos contra Rusia. Yo también combatí en la primera guerra, eso lo saben todos. La primera ametralladora que tomé en mis manos fue cuando aún no tenía ni diecisiete años», — admitió Kadýrov. Además de ello, según el testimonio de la periodista Yuliya Latynina, fue en cierta ocasión en la que Ramzan Kadýrov se encontraba en la oficina del enviado plenipotenciario ruso a la Circunscripción Federal Sur cuando pronunció aquella frase que posteriormente se hizo célebre: «Al primer ruso lo maté con 16 años». No es difícil calcular que Kadýrov cumplió 16 años en el año 1992, dos años antes de la entrada del ejército ruso en Chechenia. Es decir, según sus propias palabras, empezó a matar incluso antes de la primera campaña militar chechena y no utilizó las armas sólo contra militares.

1.2 LA PRIMERA GUERRA CHECHENA

El 11 de diciembre de 1994, el entonces presidente de la Federación, Boris Yeltsin, firmó un decreto para la entrada de unidades militares del ejército ruso en Chechenia, con el fin de restablecer el orden constitucional. Esto supuso el inicio de la primera guerra entre los separatistas armados y las fuerzas del orden rusas.
En agosto de 1995, en una reunión de los jefes de campaña en Vedeno [Chechenia], el que fuera entonces líder de la República Chechena, Dzojar Dudayev, designó a Ajmat Kadýrov muftí supremo de la República. Su candidatura la habían recomendado los terroristas que, más tarde, adquirirían fama en toda Rusia: Shamil Basayev y Ruslan Gelayev. Ajmat Kadýrov era entonces compañero de armas de Basayev, solían emitir declaraciones conjuntas. Así, en 1996, en un vídeo emitido en el canal NTV, Basayev, sentado junto a Kadýrov, proclamó: «¡Seguiremos luchando! ¡Si podemos, vamos a conquistar Vladivostok, Jabarovsk; vamos a conquistar Moscú! ¡Vamos a luchar hasta el final, y nadie, excepto Alá, nos impedirá llegar al final!».
En 1995, Ajmat Kadýrov le declaró a Rusia la guerra santa, la yihad, es decir, en esencia, llamó a los musulmanes a matar a todos los infieles. En ese momento, el patriarca de los Kadýrov dijo: «Hay un millón de chechenos, hay 150 millones de rusos. Si cada checheno mata a 150 rusos, venceremos». Sin embargo, el propio Kadýrov, años más tarde, matizó esta declaración: «No, yo… en los años 95 y 96 llamé a los chechenos a matar tantos cuantos pudieran. No dije 100, 150, 200, sólo cuanto pudiesen. Y convoqué la yihad, no es ningún secreto. Pero no dije nada de 150…».
En el año 2000, Vladimir Putin subrayó públicamente que «el muftí Kadýrov combatió durante la primera guerra chechena contra Rusia, con armas».
Ramzan Kadýrov no era muy conocido en la primera guerra chechena por el gran público. En la última entrevista antes de su muerte, la periodista Anna Politkóvskaya mencionó que entonces «tenía la reputación de un chico que está en un rincón mientras los mayores hablan, y, solo cuando se lo piden, se acerca a servirles el té ». Politkóvskaya describió las «pasadas hazañas» de Ramzan Kadýrov de «disparar, matar y secuestrar». Dos días después de esta entrevista, la asesinaron a balazos en su apartamento en Moscú.
En 2013, se emitió en el canal Rossiya TV la película documental El corazón de Kadýrov. El corresponsal le preguntó directamente al líder checheno acerca de si se arrepentía de participar en la primera guerra chechena en el lado de los separatistas. «No. No me arrepiento de haber estado en ese bando. Si no lo hubiera hecho, no sabría la verdad. Fue un gran aprendizaje», — declaró Ramzan Kadýrov.

2

R. Kadýrov con S. Basayev y otros terroristas, año 1996.

1.3    CAMBIO DE BANDO

Tras la firma de los acuerdos de Jasaviurt en 1996 entre los líderes separatistas chechenos y los representantes oficiales del Kremlin, la parte rusa retiró sus tropas del territorio de la república y reconoció de facto su independencia. Pasado un tiempo se agudizaron los conflictos en Chechenia. De una parte del conflicto estaban los partidarios del presidente del gobierno de la república, Shamil Basayev, que apoyaba la formación de un estado islamista que abarcase el territorio de Chechenia y la vecina Ingushetia. Sus oponentes eran los seguidores del presidente de Chechenia Aslan Masjadov, que insistían en mantener el poder laico en la república. La crisis política en Chechenia llevó a enfrentamientos armados y a una dualidad de poderes de facto.
En este contexto, el muftí de la república, Ajmat Kadýrov trató, en 1999, de tomar el poder en Chechenia conspirando con la mayoría de los líderes de las estructuras de poder de Masjadov. Se opuso a Masjadov como a los wahabíes de Basayev.
En agosto de 1999 comenzó la segunda guerra chechena: tras la entrada en Daguestán de combatientes de Basayev, el ejército ruso activó la operación que tenía como objetivo aniquilar a los combatientes de Daguestán y el restablecimiento de la soberanía de la Federación Rusa en Chechenia.
El aliado principal del Kremlin en este enfrentamiento fue Ajmat Kadýrov. En el año 2000, tras ser elegido Vladimir Putin presidente de la Federación, nombró a Ajmat Kadýrov jefe de la administración de Chechenia. Teniendo en cuenta la biografía de Kadýrov, Putin subrayó que fue una «decisión difícil», que «suscitó diversidad de reacciones en Rusia».
Ramzan Kadýrov se unió a su padre al pasarse al bando de las fuerzas federales y fue admitido en la estructura federal del Ministerio del Interior de la Federación Rusa. Tras obtener el rango de teniente de la policía, Kadýrov dirigió oficialmente un pelotón de la compañía de servicio de patrulla del Ministerio del Interior, pero se convirtió en jefe de facto del servicio de seguridad de su padre y dispuso bajo su mando de unos mil combatientes.
La mayor parte de soldados que ingresaron al servicio de seguridad del presidente de Chechenia provenía de las filas de combatientes que luchaban contra el ejército ruso, amnistiados a raíz del acuerdo con Ramzan Kadýrov. Los que antes fueron combatientes y terroristas y se pusieron bajo el mando de Kadýrov recibieron nuevas armas, una paga y estatus legal. A cambio, juraban lealtad personal al joven Ramzan Kadýrov, que, de esta manera empezó a formar su guardia personal.

6

Umar Israilov, exguardaespaldas de Kadýrov, y exiliado en Viena, donde lo asesinaron a balazos.

Cabe señalar que no se tenían miramientos con los combatientes amnistiados que no se mostraran dignos de la confianza de Kadýrov. Como ejemplo, Umar Israilov, que fue combatiente separatista y, tras la amnistía, guardaespaldas personal de Ramzan, huyó a Europa y relató públicamente los crímenes de su antiguo jefe: sobre todo, secuestros y torturas en el periodo 2003-2005. Según las palabras del fugitivo, Kadýrov solía bajar a las mazmorras después de almorzar, a prisiones secretas donde se confinaba a los sospechosos de pertenecer a la clandestinidad armada y, «de postre», torturaba él mismo a los prisioneros. En 2006, Israilov obtuvo asilo político en Austria. Según dijo, las fuerzas de seguridad chechenas retuvieron y torturaron a su padre para tratar de que regresara a Grozny. En 2009, a Israilov lo asesinaron a tiros camino a una tienda de comestibles en Viena.
Fueron arrestados y después juzgados tres chechenos acusados de la organización de este asesinato: Ramzan Edilov, Suleimán Dadayev y Turpal-Ali Yesherkayev. Según la versión de la fiscalía austríaca, el motivo del asesinato fue la venganza por las revelaciones de los crímenes de Kadýrov, al que Austria consideraba el inductor del asesinato. Entre las pruebas incriminatorias había fotos en el móvil de Erdilov en las que podía verse a este en compañía de Kadýrov. Las imágenes mostraban de forma patente la amistad entre ambos. Sin embargo, los investigadores austriacos no pudieron concluir su investigación, ya que la fiscalía de Rusia no respondió a ninguno de los requerimientos de sus homólogos europeos, y el propio Ramzan Kadýrov hizo caso omiso de la citación judicial.

1.4    EL ASESINATO AJMAT KADÝROV

3

Vladimir Putin y Ajmat Kadýrov

Pese al incremento de los servicios de seguridad del entonces presidente de Chechenia, estos no fueron capaces de cumplir su principal tarea: el 9 de mayo de 2004 se produjo un atentado en el estadio Dinamo, en Grozny, con 63 víctimas, de las que siete fueron mortales, entre ellas, el presidente de Chechenia en ese momento, Ajmat Kadýrov.
Ramzan Kadýrov, que era el responsable de la seguridad de su padre, estaba fuera de Grozny cuando se produjo el atentado. El día de atentado fue recibido por el presidente de la Federación en el Kremlin, en donde Vladimir Putin le transmitió su pésame. Hay que señalar que acudió a la recepción presidencial vestido con un chándal.
En el entierro, Kadýrov tuvo un desliz al prometer seguir con la tarea de su padre, que «había hecho muchos sacrificios para establecer la ley sharia en Chechenia». Tal desliz resultó, en muchos sentidos, profético.
El 29 de enero de 2008, Ramzan Kadýrov anunció que todos los implicados en el asesinato de su padre habían sido eliminados. «El responsable, eliminado; los implicados indirectamente en el asesinato, eliminados. Lo que haga la fiscalía no tiene importancia», — dijo en una entrevista a la emisora de radio Ejo Moskvy [El eco de Moscú] ». Eso sí, ni mencionó nombres, ni aportó prueba alguna de la culpabilidad de esas personas supuestas responsables del crimen.
La investigación del atentado por parte de los órganos de instrucción rusos también resultó fallida en cuanto a encausar a los responsables y organizadores, cuyos nombres tampoco fueron revelados.

1.5    LA LUCHA POR EL PODER EN CHECHENIA

4

Shamil Basayev y Ajmat Kadýrov, 1996.

Tras el asesinato de su padre, Ramzan Kadýrov inició su lucha por la sucesión del poder en Chechenia. Después de haber cultivado una relación informal con el presidente Putin, y dado que disponía de un alto grado de control sobre las fuerzas de seguridad locales, no tardó en convertirse en figura clave en la república. Tal como subraya el experto del Centro Carnegie de Moscú, Alexei Malashenko, hasta la muerte de su padre, Kadýrov no tenía una biografía política, ni tampoco había contraído grandes méritos ante el pueblo checheno. La única causa de su ascenso al poder era su parentesco con el presidente de la república asesinado. Es importante recordar que entre las víctimas del atentado en el estadio Dinamo que acabó con la vida de Ajmat Kadýrov se encontraban otros posibles candidatos a altos cargos de la república. En concreto, en la explosión murió el presidente del consejo gubernamental de Chechenia Huseyn Isayev, una persona culta y un político experimentado al que la prensa situó en repetidas ocasiones como sucesor de Ajmat Kadýrov.
El obstáculo legal para que Kadýrov se convirtiese en el nuevo líder de Chechenia era su edad. Según la Constitución, Kadýrov no estaba legitimado para presentar su candidatura a la presidencia al no haber cumplido aun los treinta años. Sin embargo, Kadýrov declaró abiertamente sus ambiciones. Así, el 13 de mayo de 2004, durante una reunión conjunta del Consejo Estatal y el gobierno de Chechenia, se admitió una solicitud dirigida a Putin para que apoyase la candidatura de Kadýrov a la presidencia de Chechenia y adoptase «todas las medidas para la eliminación de cualquier barrera que impidiese su inscripción».

5

Kadýrov en una escena del vídeo Los que aun no han comprendido pronto comprenderán

No obstante, las autoridades federales rusas apostaron por el Ministro del Interior de Chechenia, Alu Aljanov, al que estaba obligado a apoyar públicamente Kadýrov. El 29 de agosto de 2004 Aljanov fue elegido presidente de manera oficial. Como compromiso, antes incluso de las elecciones, Aljanov integró oficialmente los servicios de seguridad del presidente de Chechenia, cuyo jefe era Kadýrov en el sistema del Ministerio del Interior24. Se creó la brigada especial de la policía, que acabó convirtiéndose en la «guardia personal de Kadýrov» a modo de formación armada legal, lo que suponía que los combatientes amnistiados, además de armas, disponían de carnets oficiales del Ministerio del Interior. Desde entonces, los subordinados a Kadýrov percibían un salario directamente del presupuesto federal.
El moscovita Serguei Abramov, que ejercía las funciones del presidente de la república después de la muerte de Ajmat Kadýrov, fue nombrado Primer Ministro del gobierno de Chechenia tras de las elecciones. Pero no tuvo un mandato largo en Chechenia. El 13 de julio de 2004 tuvo lugar en Grozny un atentado contra él, resultando muerto a balazos su guardaespaldas. El 18 de noviembre de 2005, en Moscú, un camión KamAZ embistió el coche oficial de Abramov, y el Primer Ministro de Chechenia tuvo que ser evacuado al hospital en estado grave. El presidente Aljanov firmó un decreto aceptando la dimisión de Abramov debido a su estado de salud y, en marzo de 2006 designó a Ramzan Kadýrov primer ministro del gobierno de Chechenia.
Al parecer, tras la muerte de Kadýrov padre, el presidente de la Federación, Putin, había tratado de construir en la república un sistema de equilibrio de poderes. Por una parte, al ambicioso y odioso Kadýrov, que aspiraba al poder y que luchó en los años noventa contra el ejército ruso, opuso un dirigente del Ministerio de defensa con experiencia, Aljanov, que pasó la primera guerra chechena en las filas de las fuerzas federales y obtuvo la Orden al Valor por defender Grozny de los separatistas. Este tándem, según el concepto del Kremlin, debía crear en un equilibrio necesario. Pero el fracaso de la iniciativa no tardó en hacerse patente.
En 2006, Kadýrov cumplió 30 años, con lo que estaba legalmente habilitado para concurrir a la presidencia de Chechenia. En cuanto comenzó a ejercer sus funciones como primer ministro del gobierno, dio inicio a una batalla abierta con Aljanov, al que criticaba públicamente. Se formó, de facto, una dualidad de poderes. Así, según una información aparecida en la publicación Nezavisimaia Gazeta [Diario Independiente] en mayo de 2006, el poder constitucional en Chechenia correspondía a Alu Aljanov, mientras que el verdadero poder lo detentaba Ramzan Kadýrov, que se había hecho con el control del enorme flujo de fondos que llegaba desde Moscú.
El enfrentamiento entre el presidente y el primer ministro de Chechenia pronto adquirió tintes de enfrentamiento armado. Del lado de Kadýrov estaban los antiguos combatientes que se integraron en la estructura del Ministerio del Interior checheno, mientras que a Aljanov lo apoyaban los antiguos oficiales de las unidades de combate de Chechenia que estaban bajo el mando de las entidades de las fuerzas del orden federales de Rusia; en particular, el comandante del batallón Vostok, regimiento 291º, división 42ª de infantería motorizada del Departamento Central de Inteligencia, Sulim Yamadayev, el comandante de la brigada Gorets [de Montaña] de operaciones especiales en la administración de operaciones y coordinación del Servicio Federal de Seguridad (FSB) en el Cáucaso Norte, Movladi Baisarov, y el comandante del batallón Zapad, del Servicio Federal de Seguridad Said-Magomed Kakiyev.
A mediados de abril de 2006, los miembros de la Unidad de Intervención Policial (OMON) leales a Aljanov tuvieron un enfrentamiento con los hombres de Kadýrov en Grozny, resultando los primeros desarmados y llevados a una comisaría de policía. Tras este incidente, Kadýrov ordenó disparar a matar a las fuerzas que estaban bajo su mando en caso de darse situaciones similares. Más tarde, Kadýrov telefoneó a Aljanov y le advirtió de que «no se estresase a sus a sus chicos, porque son combatientes, añoran la guerra, no fuera a ser que inicien una si se les sigue provocando».
El 25 de abril tuvo lugar un tiroteo en el centro de Grozny entre la seguridad del presidente y la del primer ministro de Chechenia. En la víspera, había prohibido la entrada a los edificios del gobierno apersonas armadas. Los hombre se Kadýrov trataron de entrar en el complejo de edificios sede del gobierno regional, pero los servicios de seguridad de Aljanov les cortaron el paso, dándose inicio a un tiroteo durante el que resultó herido uno de los guardias de seguridad del presidente Aljanov. Según los medios de información, Kadýrov telefoneó a Aljanov y le exigió «que en un plazo máximo de media hora se desalojase el edificio». Se enviaron refuerzos de las fuerzas de seguridad federales al centro de Grozny para defender el edificio sede del gobierno regional. El tiroteo duró aun varias horas más.
Kadýrov aumentó la presión sobre Aljanov. Después del tiroteo, un grupo de funcionarios chechenos leales suyos, bajo el mando del ministro de finanzas, Eli Isayev, se dirigió al presidente Aljanov y le exigió su dimisión. El propio Putin se vio obligado a intervenir personalmente para impedir la escalada del conflicto armado. El 5 de mayo, se reunió en el Kremlin tanto con Aljanov como con Kadýrov. Sin embargo, fue incapaz de resolver las diferencias entre presidente y primer ministro de Chechenia. La crisis política en la república se hacía cada vez más profunda.
Kadýrov comenzó entonces a perseguir a los miembros de las fuerzas de seguridad leales a Aljanov. En particular, tomó la decisión de disolver la división Gorets y, en mayo de 2006, exigió su desarme. Esta unidad la encabezaba Movladi Baisarov, antiguo guardia de seguridad de su padre. Baisarov era conocido por sus duras críticas contra Kadýrov, al que culpaba de usurpar el poder. «Kadýrov quiere que todos lo obedezcan y admiren. Es un cacique, el mandamás, al modo asiático», —manifestó Baisarov en una entrevista al periódico Moskovskie Novosti [Noticias de Moscú] en octubre de 2006. El 18 de noviembre del mismo año, Baisarov fue asesinado en Moscú por las fuerzas de seguridad del Ministerio del Interior de Chechenia, controlado por Kadýrov.
Baisarov recibió hasta once balazos. La Fiscalía de la Federación de Rusia rehusó incoar causa penal por este asesinato.
En otoño de 2006, Kadýrov declaró que «hace ya tiempo que es hora de librarse» del equipo de Aljanov».
A principios de 2007, el Kremlin prácticamente admitió que la política de «contrapeso de poderes» para Chechenia había sido un fracaso. En febrero, el presidente de la Federación, Vladimir Putin, admitió la dimisión de Alu Aljanov y decidió entregar de facto todo el poder de la región a Ramzan Kadýrov, tras nombrarlo presidente en ejercicio. El 2 de marzo, Kadýrov ya era, oficialmente, el máximo mandatario de Chechenia.


 

 

Un pensamiento en “Una amenaza para la seguridad nacional

  1. Pingback: Informe independiente de Ilya Yashin CAPÍTULO 2 EL KANATO CHECHENO |

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s