Información en español sobre Ucrania

II Parte: el gen guerrero de los manifestantes

1 comentario

Kiev, Euromaidán, 03:05

Captura de pantalla 2014-06-01 a la(s) 20.23.43“Todavía quedaban unas horas para el amanecer – no miré mi reloj,” Taras Talimonchuk intenta hacer memoria. “No sé, serían las 3 o 4 de la mañana cuando me paré en la plaza con un escudo. Escuchamos que llegaba gente de Ivano-Frankivsk y de Lviv y se organizaban en grupos para unirse a nosotros cerca del Conservatorio. Todavía me acuerdo de cómo alguien dijo: “Me cago en la ****, hay un hombre de pie con dos escudos”, porque un chico que estaba a mi lado también desapareció y tuve que llevar su escudo. Entonces, cuando mi turno se acabó, se los di a otros dos hombres. Es increíble: nosotros pagamos los impuestos y ellos nos lanzan granadas. ¿Qué es eso?

Volodimir Andryshenko se queda pensativo: “Sí, era de noche. Alrededor de las 3 de la madrugada. Había ya gente cerca del Conservatorio. Nosotros decidimos ir a la sala del piano para dormir un rato porque la cosa parecía más calmada y la verdad es que apenas nos quedaba energía. Entró un grupo de hombres. Tenían armas. Pasaron cerca de nosotros y subieron hacia arriba. Parecían manifestantes, como el resto. Tampoco les prestamos demasiada atención, porque supusimos que en el Maidan para aquél entonces también habían armas. Creo que lo que me dejó atónito era que los hombres entre los 17 hasta una edad muy avanzada simplemente… avanzaban. No sé qué les movía exactamente. Pero seguían adelante.”

Captura de pantalla 2014-06-01 a la(s) 20.40.34

“Hablé con la gente de las barricadas. Les dije, “chicos, no vayáis más adelante”, les pedimos que no avanzasen,” dice Valentina Leonteva, voluntaria del servicio médico del Maidan. “¿Y sabe qué? Un hombre me dijo: “¿Y qué pasa si me muero? Por lo menos merecerá la pena para que los que sobrevivan luego vivan mejor”, esas eran sus palabras. Eran tan positivos. Ya no les movía el hecho de estar en la oposición. Lo que les movía era la fe.»

“Creo en la existencia de cierta memoria genética. Vi como la gente joven que estaba en las barricadas seguía luchando a pesar de poner su vida en peligro y pensé en algún tipo de gen guerrero.” Volodimir Andryshenko sonríe. “Ahora sale mucha información nueva sobre sus planes. Tenían una clase de formación “boomerang” y otra denominada “ola” pero no podían llevar a cabo lo que tenían planificado. Supongo que eran otros modos de asustar y dominar. Pero en general yo no les veía organizados. Estaban agonizando. Cuando estábamos cerca del hotel “Ucrania”, vimos a un hombre de un uniforme negro al que llevaban en brazos. Presenciaba numerosos golpes, parece que le dieron una buena paliza. Me contaron más tarde que le pillaron dentro del hotel – en una habitación reservada para extranjeros.»

Kiev, Euromaidán, 09:15

Captura de pantalla 2014-06-01 a la(s) 21.13.33

“Como nuestra tienda de campaña estaba alejada de lo que ocurría, yo únicamente os puedo hablar de lo que pasaba dentro de ella,” asegura Andriy Kravchyk, un médico de Lviv. “Trajeron a un soldado apuñalado gravemente. Le sujeté las manos mientras le cosían la herida. Y él me preguntaba: “¿Qué me va a pasar?” y yo en ese momento estaba muy emocional, porque me acababa de enterar de que mi amigo del otro campamento, Andrey, fue disparado. Sentí un nudo en la garganta – no tenía nada que responderle. Y él me vio así y me dijo: “Mátame aquí mismo”. Y le ordené que se callara. Le cosimos rápidamente y le cambiamos la ropa para que parecería un civil y pudiera salir del campamento. La enfermera y yo le sacamos de la tienda y le acompañamos a la parada de autobús. No sé nada de él desde entonces. Después, cuando se rindieron, nos trajeron a un grupo de soldados de las fuerzas internas. No sé si eran del Berkut. Eran unos 10. Uno tenía una herida en el ojo. La cosimos. Otro fue envenenado por el gas y no se sostenía de pie.”

Captura de pantalla 2014-06-01 a la(s) 21.20.42Un manifestante sostiene una clase de parche en la mano donde pone “Rusia” y “MVD” (Ministerio de Asuntos Interiores): “Escuché que le dieron una paliza a uno del Berkut en el parque Mariininsky. Le arrancaron este parche del hombro de su uniforme.”

El médico Andriy Kravchyk cuenta: “Éramos 30 personas. Rodeamos al Berkut porque la gente estaba terriblemente cabreada. Así pues, hicimos un círculo a su alrededor y los entregamos a la policía.»

Kiev, calle Institutska, 09:00

Captura de pantalla 2014-06-02 a la(s) 16.43.50Roman Luchenko, uno de los manifestantes del Maidan, narra: “Por la mañana comenzó la ofensiva por parte de la fuerza interna. Aquí había un cañón de agua. Nos echaban agua y nos tiraban granadas. Y vi a algunos soldados del Berkut con un AK-47. No todos los llevaban, pero algunos sí. Ya había gente herida. Los manifestantes estaban debajo del puente, cerca de Zhovtneviy. Estaban intentando llevar a cabo la defensiva y empujar a los soldados lejos. Ellos comenzaron a echarse atrás por la calle Institutska, en dirección hacia el Banco Nacional. En un momento me empecé a encontrar mal. Tiraron una granada y me envenené. Otros hombres me alejaron de esa zona.”

Kiev, Palacio Zhovtneviy, 10:30    

Captura de pantalla 2014-06-02 a la(s) 16.55.52

El operador de la cadena ucraniana «1+1» y fotógrafo Ivan Liubish-Kidrey explica: “Pedí permiso a mis colegas periodistas para unirme a ellos en la novena planta del hotel “Ucrania”, cogí la cámara y comencé a grabar. Vi a gente con parches amarillos en los brazos que se movían por las calles disparando de un AK-47. Esas personas intentaban herir a los manifestantes de Zhovteviy e Institutska.”

“A mí me preguntaron que por qué me eché a correr al escuchar los disparos,” dice Volodimir Pastushok. “Y yo me pregunto si esa persona entiende de lo que habla al decirme algo así. Porque, vamos, cualquiera que estuviera en mi lugar hubiera hecho lo mismo. No creo que se trate de una decisión consciente. Creo que ese era su plan: sacarnos de allí, hacernos correr y dispararnos. Si todos nos hubiésemos echado a correr, el Berkut nos seguiría y ese hubiera sido el final del Maidan. Ese fue su error: no se dieron cuenta de que las personas que estaban allí eran unos verdaderos guerreros. Ellos mismo nos hicieron así. Cuando los de Berkut empezaron el ataque, la gente salió también con escudos y banderas. Había francotiradores.”

Captura de pantalla 2014-06-02 a la(s) 17.04.32

Publicado por Uma Karina

Un pensamiento en “II Parte: el gen guerrero de los manifestantes

  1. Pingback: I Parte: Los testimonios sobre el punto de inflexión del Euromaidán | Con Ucrania – Actualidad

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s