Información en español sobre Ucrania


2 comentarios

Una amenaza para la seguridad nacional

imagen_1

Introducción

Ilya Yashin, autor de este informe, ha declarado que su objetivo es abrir los ojos a la sociedad rusa acerca de la amenaza que supone la figura de Ramzán Kadýrov, con la connivencia de las autoridades y los servicios secretos del país, para la seguridad nacional.

Yashin es un joven político ruso opositor a Putin que milita en el partido Parnas, del que fue dirigente el asesinado Borís Nemtsov. En su informe, describe el régimen instaurado por Kadýrov en la República de Chechenia (región autónoma de la Federación de Rusia), expone los crímenes y la corrupción de dicho régimen, y desarrolla cómo afecta esto al sistema político ruso. Considera a Kadýrov no solo una amenaza para Rusia, sino para el resto del mundo.

No solo ha intimidado a figuras de la oposición rusa prodemocrática, sino, además, a activistas pro derechos humanos y periodistas de investigación, además de perpetrar continuas violaciones de las libertades y derechos humanos en la región que preside.

No se trata de meras sospechas: se exponen evidencias palmarias de su implicación en los asesinatos de Anna Politkóvskaya, Natalia Estemírova y Boris Nemtsov. Además, se exponen casos de asesinatos de opositores a Kadýrov no solo en territorio no perteneciente a Chechenia, sino incluso fuera de Rusia: a Sulim Yamadayev, lo mataron en los Emiratos Árabes Unidos. Al exguardaespaldas de este, Umar Israilov, tras denunciar los crímenes de Kadýrov, lo mataron a tiros en Austria.

Cuando solo ha pasado un año desde el asesinato de Boris Nemtsov, Kadýrov se permite señalar a sus enemigos en las redes sociales y en medios chechenos oficiales. A los opositores rusos los tilda de lacayos de los Estados Unidos. Entre ellos, el exprimer ministro Mijail Kasyanov, o Vladimir Kara-Murza, del partido opositor Parnas, acompañando la imagen de la mira telescópica de un rifle.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que sobre cerca del millón de chechenos que residen en el extranjero pesa la amenaza de tener a sus familiares que se quedaron en Chechenia como rehenes, en caso de criticar en público a Kadýrov.

Kadýrov hace ostentación pública de poder, en ocasiones, de forma incluso embarazosa, y se lo ve más osado a cada día que pasa en semejante ostentación. Kadýrov no es otra cosa que una consecuencia del regimen de Putin, y, además, un problema que concierne al mundo entero. Lo menos que debería hacer Occidente es valerse de instrumentos como la Lista Magnitsky ante la comisión de graves violaciones de los derechos humanos añadiendo a esta a los propagandistas del Kremlin y dar curso a una investigación independiente internacional sobre el asesinato de Boris Nemtsov, puesto que es precisamente la impunidad lo que da alas a elementos como Kadýrov.

Introducción por Alejandro Lacomba.

 

Prólogo

El mundo entero está hoy preocupado por la amenaza que plantea la organización terrorista denominada «Estado islámico»1. En esencia, los musulmanes radicales le han declarado la guerra a Rusia y a toda la civilización moderna. Las víctimas de esta guerra se cuentan ya por miles de personas inocentes.

Los líderes mundiales se declaran dispuestos a hacer frente al llamado «Estado islámico» y a movilizar a las fuerzas armadas y a los servicios de información en Oriente Próximo. El ejército ruso también  participa en esta guerra: en otoño de 2015, por orden del presidente Vladimir Putin, la aviación bombardea objetivos de los islamistas en Siria. Sigue leyendo


Deja un comentario

Ucrania: ¿un país en liquidación dentro del mercado diplomático?

Autor: Pierre Scordia

Profesor de la University College de London.

Todos recordamos la imagen de Victoria Nuland (Subsecretaria de Estado de los Estados Unidos) en la plaza Maidan durante la entrega de sandwiches a los valientes manifestantes indignados por la política de Viktor Yanukovich, presidente de Ucrania en ese momento. Dicho apoyo moral y político por parte de los Estados Unidos durante la revolución popular en Kiev sólo podía ser bien recibido porque cumplía con los principios democráticos y liberales del país norteamericano y de la Unión Europea.

Sigue leyendo