Información en español sobre Ucrania


1 comentario

El arte de Ucrania – La pintura del Fresco

En el Reino de la Rus’ de Kyiv, el fresco era el método principal de decoración de interiores de iglesias. Mientras que los mosaicos al estilo bizantino estaban limitados a la parte central de la iglesia, los frescos cubrían los lados de las ábsides, bóvedas, columnas y muros de las naves laterales y, algunas veces, incluso los soportes de los arcos, las galerías, nichos y portales exteriores.

Arte de Ucrania

Frescos en la Iglesia de la Transfiguración en Berestove

En Bizancio, los mosaicos nunca se mezclaban con frescos en el mismo edificio, por lo que ésta es una práctica única, original ucraniana, en la que se lograba obtener la armonía estética al utilizar los mismos colores dominantes en tanto mosaico como frescos.

Los ejemplos más famosos de este sistema decorativo se encuentran en las catedrales de Kyiv, como la de Santa Sofía (Enlace) que data del 1037,y la Catedral del Monasterio de San Miguel de las Cúpulas doradas, que data de mediados del siglo XII.

Arte de Ucrania

Fresco representando a San Adrián, en la Catedral de Santa Sofía

Y, después de la primera mitad del siglo XII, los frescos remplazaron casi por completo a los mosaicos en la decoración de los interiores de las iglesias. El juego más completo de frescos de este período se encuentra en la Iglesia de San Cirilo, en el Monasterio consagrado al mismo santo, en Kyiv (enlace).

Pero veamos un poco más sobre este estilo pictórico artístico a continuación:

La pintura en fresco

El fresco es un método para pintar con pigmentos en polvo resistentes a la erosión por la cal, sobre muros recién enyesados. Antes de que los colores se apliquen al yeso fresco, generalmente se trazaban de primero las líneas principales de la composición en la capa anterior de yeso.

Los orígenes de la pintura en fresco en Ucrania se pueden remontar a hasta el siglo IV antes de Cristo. En ese entonces ya decoraban residencias privadas, así como edificios públicos y tumbas de los colonos griegos y escitas, especialmente a lo largo de las costas del Mar Negro.

Arte de Ucrania

Fresco representando a la familia del rey de la Rus’ de Kyiv, Yaroslav “El Sabio”, en la Catedral de Santa Sofía

Fue durante unas excavaciones arqueológicas en Kerch, en la tumba de Demetrio que se descubrieron frescos del siglo 1 a.C. Fue un fresco pintado en uno de los sarcógafos de piedra, que representa un estudio artístico, actualmente preservado en el Museo de la Ermita en San Petersburgo.

Además de las dos corrientes artísticas de frescos mencionadas en la introducción, una diferente fue representada por los pintores que decoraron la Catedral de la Asunción en el Monasterio de las Cuevas de Kyiv, que databa del siglo XI, pero lamentablemente fue destruido por los soviéticos en 1941, aunque reconstruida en la década de los 1990s.

Arte de Ucrania

Descenso a los infiernos – Fresco en Santa Sofía, Kyiv

Los frescos de la Catedral de Santa Sofía están pintados sobre un yeso base de dos capas, de entre 1.5 y 2 cm de espesor, reforzado con paja picada. El frío azul, el blanco, púrpura y verde son los colores que predominan tanto en frescos como en mosaicos, creando un ambiente reverencial. En la ábside principal, cerca del mosaico de la Orante, la Madre de Dios, los frescos representan varias escenas de la vida de la Madre de Dios y sus padres, como por ejemplo la Anunciación; los eventos principales de la vida de Jesús aparecen en la nave central, como el descenso al infierno. Y otra serie de frescos que tratan con el ciclo Cristológico adornan el segundo nivel.

Son de particular interés los frescos seculares: episodios de la vida cotidiana, eventos en los hipódromos, escenas de caza, músicos, acróbatas y juglares (llamados skomorojy en ucraniano) están representados en las dos torres. Además, en la nave principal, se ven retratos del Rey Yaroslav El Sabio y sus hijos.

Arte de Ucrania

Fresco en la Catedral de San Jorge en Drohobych

El ornamento prevalente, que consiste de espirales trenzadas de paja, trabajadas en patrones geométricos, reaparecen en otros frescos de los siglos XI y XII en Kyiv, Chernihiv y Novgorod.

Los frescos sobrevivientes en la Catedral del Monasterio de San Miguel de las Cúpulas doradas, como el de la Anunciación, sugieren que el interior originalmente fue decorado con colores más brillantes y que los caracteres fueron representados de acuerdo con distintas convenciones artísiticas que las que se utilizaron en la Catedral de Santa Sofía; por ejemplo, los Apóstoles en el mosaico del santuario, carecen de aureolas.

Arte de Ucrania

Envío de los Apóstoles a Predicar el Evangelio – Santa Sofía, Kyiv

Los Apóstoles representados durante el siglo XI y XII que se encuentran en frescos como el de la Iglesia de San Miguel, también conocida como el Templo de Yuriy, en Oster, cerca de Pereiaslav, están retratados de manera similar, pero en una paleta más cálida de colores, dominando el rojo y el ocre. La aparición de características de la localidad en la representación de los caracteres, sin embargo, enlaza a estas figuras más cercanamente con aquéllas halladas en la Ccapilla de San Nicolás en Horiany en la Transcarpatia.

Fragmentos de frescos de las siguientes catedrales en Chernihiv, también lograron preservarse: la Catedral de la Transfiguración, que data de principios del siglo XI, con la representación de Santa Tecla, o la Catedral de los Santos Boris y Hlub, la Catedral de la Asunción en el Monasterio Yeletskyi, en donde se encuentra una Orante, o la Iglesia del Viernes Santo.

Arte de Ucrania

Detalle de músico en la Catedral de Santa Sofía

En Pereiaslav, durante las excavaciones en la Catedral de San Miguel (que había sido construida en 1089), se encontraron trozos de frescos; también en la Iglesia del Salvador en Posada, y en otras más.

Pasada la primera mitad del siglo XII, los frescos habían remplazado casi completamente a los mosaicos en la decoración de interiores de iglesias. El juego más completo de frescos de este período está, y muy bien preservado, en la iglesia de San Cirilo, en el Monasterio consagrado al mismo Santo, en Kyiv, aunque también en la Iglesia de la Transfiguración en Berestove, en la que fue descubierto en los 1970s el fresco de “El Pescador Milagroso”. En la iglesia de San Cirilo se nota la influencia del estilo artístico de los balcanes. Los frescos que representan los Sacramentos de la Eucaristía y las Ordenes Sacras que se pueden encontrar bajo la tradicional virgen de Orante en el ábside del altar y, como en Bulgaria, son imitaciones de iconos colgados.

Arte de Ucrania

Abraham se encuentra a los tres extranjeros – Santa Sofía, Kyiv

Sobre los muros y bóveda del nártex, a la entrada, aparecen las primeras pinturas del Juicio Final y escenas del Apocalipsis conocidas en Ucrania. En contraste con las figuras idealizadas de los frescos de la Catedral de Santa Sofía, las figuras del Monasterio de San Cirilo, representan las características de los pobladores locales. Los colores son brillantes y cálidos, dominando el ocre y el rojo, como en “La Presentación en el Templo”.

Las bóvedas y muros están cubiertos con numerosas escenas que representan un nuevo tipo de arte decorativo, muy característico de la escuela de pintura sacra del siglo XII en Kyiv. Se nota claramente, a partir de numerosos monumentos, que en este período el reino de Chernihiv, el de Pereiaslav, el de Halychyná, y Volyn, ya tenían sus propias escuelas de pintura sacra. Se han conservado algunos fragmentos de frescos del siglo XIV que demuestran que para este siglo ya se utilizaban las mismas técnicas utilizadas en la escuela Kyivana.

Arte de Ucrania

La Anunciación (fragmento) – San Miguel de las Cúpulas doradas

Dentro de los mejor preservados de los siglos XIV y XV, se encuentran los frescos en las iglesias polacas de Sandomierz, Sieradz, y también en Cracovia, todas ejecutadas por maestros ucranianos, probablemente de Halychyná y Volyn; los frescos de la Capilla de la Santísima Trinidad en Lublin, realizados en 1418 por un grupo de entre nueve y diez pintores bajo la dirección del Maestro Andrii; los frescos de la Catedral de Sandomierz realizados en los 1430s; las pinturas de la Catedral del Colegio de Wiślica que datan del siglo XIV, realizados por el maestro Hail; y las pinturas de la Capilla de la Santa Cruz en la Catedral de Wawel en Cracovia, que datan de 1470. En todas estas iglesias los frescos, basados en la tradición Bizantina, se integran hábilmente con la arquitectura gótica del interior.

Más dramáticos, y también más dinámicos que los modelos bizantinos, a menudo parten de escenas convencionales. Se notan las influencias de Europa Occidental en la iconografía. Los colores vívidos de los frescos son complementados por los ornamentos florales geométricos. La síntesis de la pintura tradicional ucraniana junto con el estilo gótico es particularmente exitosa en la Capilla de la Santa Cruz en Wawel.

Arte de Ucrania

Representación del Metropolitano Petro Mohyla en la Iglesia de La Transfiguración en Berestove

Dentro de los monumentos del siglo XV se encuentran algunos frescos parcialmente conservados, en la Iglesia del Monasterio de San Onufrio en Lavriv, en la cual la Madre de Dios es la figura central, representada de diversas maneras, en particular como la protectora, modelada en base a la Madonna de Europa Occidental. Estas pinturas altamente ornamentadas son similares, en lo que respecta al estilo, a los frescos de Wiślica y de Sandomierz, y a los de la Iglesia de la Dormición en la aldea de Luzhany en Bukovyna.

El desarrollo de la pintura del fresco fue detenida por la expansión de las iglesias de madera y el uso de técnicas más simples de pintura en la decoración de edificios seculares. Hubo intentos de revivir la técnica del fresco, pero hasta el siglo XX, cuando varios artistas retomaron la técnica, estudiándola. Dentro de estos artistas están Tymofii Boichuk, Kyrylo Hvozdyk, A. Ivanova, Oleksander Myzin, Oksana Pavlenko, Ivan Padalka, Vasyl Sedliar, Mykola Rokytsky, y Manuil Shekhtman, en el estudio de Myjailo Boichuk en el Instituto Estatal de Arte en Kyiv.

Arte de Ucrania

Frescos en el domo de la Iglesia de la Santísima Trinidad a la entrada del Monasterio de las Cuevas de Kyiv

Los artistas listados en el párrafo anterior tomaron parte en la composición de muchos frescos en Kyiv, los que representan la vida cotidiana de obreros, y semejan a las pinturas folclóricas y los iconos de los siglos XVII y XVIII; una serie de frescos en el Sanatorium de los Campesinos en Odesa, creados en 1928, muestran la vida cotidiana y trabajo de los campesinos; los frescos en el Técnico de Mezhyhiria tekhnikum (Sedliar y Pavlenko); y los frescos en la Aldea de los Niños en Kyiv, que data de 1924, realizados por Dmitrii Shavykin e I. Zhdanko. Muchos frescos en “secco” y pinturas en témpera en murales del Edificio de Prensa, o en el Club GPU y la Cámara Oriental de Comercio, realizados por varios artistas en cada uno, muestran influencia de la escuela de Myjailo Boichuk.

Bajo la dirección de Lev Kramarenko, I. Zhdanko y Yurii Sadylenko fueron decorados con frescos los muros de la sala de conferencias del edificio de la Academia de Ciencias de Toda Ucrania, en 1930. Los últimos frescos de Boichuk, en los que colaboró con Sedliar y Padalka, fueron pintados en el Teatro Ucraniano de Drama Chervonozavodskyi en Járkiv, en 1933 y 1935. Todos estos tres artistas fueron acusados formalmente y perecieron en el exilio. La mayoría de sus obras fue destruída y, luego de ésto, la técnica del fresco declinó enormemente en Ucrania.

Arte de Ucrania

Jesús echando a los comerciantes del Templo – Iglesia de la Santísima Trinidad en el Monasterio de las Cuevas de Kyiv (Este fresco fue realizado en la Escuela de Pintura de Iconos en Kyiv en 1730)

Arte de Ucrania

Los Justos entrando al Paraíso – Iglesia de la Santísima Trinidad

(Imagen fija:Fresco en el Monasterio pochaiv en Ternopil)


1 comentario

El Arte en Ucrania – Generalidades

Arte, en ucraniano, se dice мистецтво – mystetsvo.

El arte ucraniano se desarrolló bajo la influencia de distintos factores, tanto internos como externos, y en divesos períodos temporales.

Icono navideño. “Adoración de los pastores”, artista anónimo. 1670

Como resultado de las circunstancias históricas y su ubicación geográfica entre Europa y Asia, Ucrania entró en contacto con varias influencias extranjeras, que ya sea fueron absorbidas o rechazadas por su cultura.

Por esta razón es que es importante distinguir entre el arte netamente ucraniano, o sea el que expresa el sentimiento general, popular y la idiosincrasia del pueblo ucraniano, en espíritu y estilo, y arte nacido y que abarca todos los fenómenos artísticos que surgieron dentro del territorio ucraniano.

En tiempos antiguos interactuaron en la región conocida como Ucrania, y produjeron en tal fusión un estilo original. Más adelante, los maestros del arte bizantino, quienes a menudo se establecían en Ucrania y fueron asimilados por el pueblo, se convirtieron en los productores líderes de arte. Durante la época conocida como Renacimiento, varios artistas italianos migraron a Ucrania, así como luego algunos artistas alemanes durante el posterior período llamado Barroco.

Durante los siglos XVIII y XIX les tocó el turno a los artistas polacos, y en la actualidad también participan artistas no-ucranianos étnicamente, que aportan obras al arte ucraniano, obviamente influenciados y representando la idiosincrasia del pueblo que los alberga. Todos estos factores deben de ser tomados en consideración al definir la naturaleza y los límites del arte en Ucrania.

Pintura del siglo XVII, inspirada en el Concilio de Nicea. Se encuentra a la entrada de la Iglesia de la Santísima Trinidad.

Los orígenes del arte ucraniano pueden ser trazados hasta el período paleolítico. Se han descubierto, en el centro de la gran y antiquísima ciudad de Kyiv, capital del país, colmillos fosilizados de mamut, así como en otras locaciones en la región ucraniana. También han sido descubiertas cavernas con representaciones distorcionadas de mujeres, y figuras de animales y aves, a menudo decoradas con incisiones curvilíneas. Dibujos de mamuts y ciervos prehistóricos en cuevas de roca caliza, que datan del mismo período. El tipo de incisión serpenteante en los colmillos de mamut que se descubrió en el sitio arqueológico de Mizyn es único en Europa, y muchísimo más antiguo al estilo artístico hallado en China o México.

El desarrollo del arte es incluso más evidente en el período neolítico, cuando se comenzó a desarrollar la alfarería, y en Ucrania lo hizo de forma vertiginosa. Las figurillas de humanos y animales en cerámica y terracota que pertenecen a la cultura tripiliana, están ornamentadas con espirales pintadas o talladas. La edad de bronce, y la subsiguiente era de hierro en ucrania, tuvieron un gran impacto en la producción de implementos ordinarios, asi como armas, más que en el arte.

Icono del siglo XVII. La Pokrova, es decir, la Protección de la Santísima Virgen, la Intercesión de la Theotokos, con el Hetman Bohdan Jmelnytskyi bajo su manto. Museo Nacional de Arte de Ucrania

A mediados del primer milenio antes de Cristo se estableció en Ucrania la cultura escita, con su peculiar estilo artístico, que se fundió con el de las colonias griegas en el sur de la región, produciendo bellísima orfebrería en oro, que incluso sobrepasó a la riquísima joyería de la antigua Grecia.

Tras el declive del Imperio Romano, las tribus migrantes que cruzaron Ucrania, de camino desde Asia a Europa, dejaron muchos vestigios de sus culturas en este país. Las culturas locales de Ucrania diferían de las de los pueblos migrantes, como se evidencia en descubrimientos como el del montículo de plata del siglo VI d.C, en Martynivka, cerca de Kyiv.

Mosaico de Virgen de Orante en la Iglesia de San Miguel en Kyiv

A partir del siglo X, el arte y cultura bizantinos entraron a jugar un importante rol en la Rus’ de Kyiv. Su influencia fue particularmente fuerte en Crimea, en donde se establecieron muchas iglesias Cristianas en Quersoneso Taurica, en la segunda mitad del primer milenio. El Gran Rey (Kniaz) Volodymyr “El Grande”, importó iconos y constructores desde Quersoneso, para que también construyeran iglesias en Kyiv.

La era del Reino de Ucrania, durante los siglos X al XIV, fue un período de intenso crecimiento cultural. Durante esta épica fueron construidas estructuras monumentales, tales como la Iglesia de los Tithas o Diezmos, la Catedral de Santa Sofía o la Catedral de la Dormición en el Monasterio de las Cuevas de Kyiv. Muchos edificios principales, como la Catedral de la Transfiguración, fueron erigidos en reinos súbditos como Cherníhiv. También surgieron bellas iglesias en otras ciudades aunque, sin embargo, pocas sobreviven hasta estos tiempos modernos, pues casi todas fueron destruidas por las autoridades soviéticas.

Mosaico en la Catedral de Santa Sofía en Kyov – Cristo Sacerdote.

Las formas artísticas que llegaron a Ucrania junto con el rito bizantino, se establecieron junto con los aprendices de maestros griegos, que se convirtieron en nuevos maestros a su vez, y que enseñaron a ucranianos. El arte bizantino se inclinó hacia formas grandes, decorativas, e incluso monumentales, de colores vívidos, particularmente dorados. El caro arte del mosaico se enraizó muy bien en Ucrania, pero permaneció desconocida dentro de las regiones norteñas, como Novgorod o Suzdal, que en ese entonces eran parte del reino de la Rus’ de Kyiv.

En Kyiv se desarrollaron también otras formas de arte, como la pintura de miniaturas, la joyería y la ornamentación, los mosaicos, la pintura en frescos, y el icono (ENLACE). Habiendo absorbido por completo las formas bizantinas de arte, Kyiv, por si mismo, se convirtió en el centro del arte de Europa Oriental.

La Eucaristía – Mosaico en la Catedral de Santa Sofía en Kyiv

Y ya que la cultura está estrechamente relacionada con las condiciones políticas, la cultura del propio reino de la Rus’ de Kyiv, floreció junto al poder de Kyiv para resistir las invasiones de las hordas asiáticas nómadas. La Rus’ protegió, resistiendo el paso por esta “puerta de Europa”, al resto de países de Europa Occidental del gran grueso de esas invasiones, haciendo posible que tales pueblos, asi como la propiaRus’, desarrollaran libremente sus artes. Pero a principios del sigloXIII, el poder militar, así como la cultura, comenzaron a declinar, debido a la carnicería que realizó la Horda Dorada.

La cultura Kyivana floreció por otro siglo en las partes del occidente del reino, en el reino de Halychyná-Volhynia, pero incluso esos territorios, debilitados por las invasiones repetidas, cayó bajo la dominación polaca a mediados del siglo XIV y, eventualmente, se convirtió en parte de la Mancomunidad Polaco-Lituana. En Ucrania Occidental se han preservado sólamente fragmentos de los monumentos artísticos de ese período, mientras que en Polonia, bajo condiciones políticas más favorables, han sobrevivido complejos completos de frescos pintados por maestros ucranianos de los siglos XIV y XV.

Icono de San Jorge – Siglo XVII – Podillia

El dominio del arte bizantino en Ucrania, fue vencido por completo en el siglo XVI gracias al impacto del Renacimiento y el posterior arte Barroco. Las nuevas escuelas dieron origen a nuevos géneros artísticos, tales como el retrato, a pesar de que en el arte ucraniano se manifestaron mayormente en la arquitectura, que en la pintura o escultura.

El barroco se desarrolló en Ucrania mientras se peleaban las guerras kozakas, contra Turquía y Polonia; por ello, en el arte ucraniano, esta escuela es conocida como “Barroco Kozako”. Los ejemplos más finos de esta escuela se produjeron durante el hetmanato de Ivan Mazepa. Con su derrota en la Batalla de Poltava en 1709, Kyiv fue remplazado por San Petersburgo como el centro de la cultura de Europa Oriental. La nueva capital atrajo artistas desde incluso la propia Ucrania, y a un grupo de clásicos ucranianos, en el que se incluyen los pintores Antin Losenko, Dmytro H. Levytsky, y Volodymyr Borovykovsky, junto con el escultor Ivan P. Martos. Estos artistas contribuyeron a la europeización del arte moscovita, pero al mismo tiempo, esa ausencia de Ucrania, llevó a un declive marcado, y provincialización, del arte ucraniano.

Conversación con un Lach – siglo XIX – artista anónimo

A principios del siglo XIX, el realismo comenzó a remplazar al clasicismo en Ucrania, aunque varios movimientos académicos y eclécticos continuaron floreciendo, al igual que en otras partes de Europa, casi a fines de ese siglo.

El renacimiento o resurgimiento del arte Ucraniano está conectado con el gran Tarás Shevchenko, el bardo nacional de Ucrania, quien fue, además de gran poeta, un excelente pintor y grabador, de profesión. En la década de los 1840s se volteó del academismo de San Petersburgo y hacia una representación más realista de la vida cotidiana del campesinado, la historia de Ucrania, y los paisajes. Un buen número de discípulos adoptó este enfoque, dando origen a la escuela Etnográfica del arte ucraniano.

Hoy en día, algunos eruditos se refieren a tal escuela como muy reducida y provincial pero, considerando el período, en el que no se permitía ni una sola escuela de ucraniano, ni tampoco medios de comunicación como periódicos o revistas en ese icioma, por el régimen moscovita, este grupo artístico fue un fenómeno cultural importante, y valiente.

Volodymyr Borovykovsky: retrato de O. Bezborodko con sus hijas (1803).

Con el cambio del siglo XIX, las tendencias académicas en el arte ucraniano abrieron el camino al impresionismo. Los artistas ucranianos que habían estudiado anteriormente en la Academia de San Petersburgo, la única de su clase dentro del Imperio Moscovita, comenzaron a visitar academias occidentales, como la de Cracovia, München o París, y retornaron a su patria con nuevas ideas y ocncepciones artísticas. Se comenzó a realizar exhibiciones de arte ucraniano, al principio en Lviv, que se encontraba bajo control Austriaco, y luego en Kyiv y otras ciudades.

Durante la primera década del siglo XX se presentó una reacción en contra del impresionismo, y también contra el etnografismo, y se hizo evidente la influencia de corrientes artísticas de otras partes del mundo. Algunos artistas, como Alexander Archipenko, se convirtieron en cofundadores de nuevas tendencias artísticas mientras que otros, como Mykhailo Boichuk y miembros de su escuela, combinaron las nuevas ideas artísticas con formas antiguas y tradicionales, en especial una renovación del estilo o escuela bizantina, algo que luego se conoció como “Neo-Bizantismo”.

Apollon Mokrytsky – Muchacha durante el carnaval

La escuela de Boichuk le dio un nuevo enfoque a los problemas de composición y restableció el estilo monumental en el arte ucraniano contemporáneo. Desde una perspectiva histórica, este fue uno de los fenómenos más interesantes en el siglo XX del arte Europeo oriental.

A principios del siglo XX también se presentó un esfuerzo, realizado por artistas como Vasyl H. Krychevsky, para revivir el estilo ucraniano en la arquitectura basado en el Barroco Kozako, y en la arquitectura folclórica.

Una de las primeras acciones que se tomaron en la nueva República Nacional de Ucrania fue establecer la Academia estatal de Bellas Artes, en Kyiv, en diciembre de 1917. La facultad de la Academia se componía de muchos artistas y profesores pero, tras la ocupación soviética en 1920, la academia se renombró como Instituto de Artes de Kyiv. Fueron establecidas varias escuelas superiores de artes también en Járkiv o en Odesa, así como en Dnipró. Durante esta década existieron cinco asociaciones con farios perfiles artísticos e ideológicos en la Ucrania regida por los soviéticos, pero en 1932 todas ellas fueron desbandadas, y eventualmente, remplazadas por la Unión de Artistas de Ucrania, realmente una sucursal de la Unión de artistas de la URSS, basada en Moscú.

Mykola Pymonenko – Víctima del fanatismo – 1899

En los 1920s, los artistas ucranianos tuvieron su propia sección en la sección soviética en la Bienal de Venecia, pero esto fue también prohibido, eventualmente. El estilo soviético de realizmo socialista fue impuesto a todos los artistas en la década de los 1930, y las obras que no cumplían con los requisitos del artista eran destruídas, a la vez que sus autores eran acusados de “nacionalismo” y de “formalismo”. Por tal política, muchos artistas de la Ucrania bajo el régimensoviético, buscaron refugio en el oeste antes y después de la segunda guerra mundial, al principio en Ucrania occidental y luego en los campos de refugiados en Alemania y Austria, desde donde fueron re-establecidos en otros países de Europa occidental, los Estados Unidos, Canadá, Suramérica o Australia.

El desarrollo del arte en la Ucrania bajo el dominio soviético después de 1945 fue marcada por la constante lucha entre el realismo socialista y el deseo de libertad de expresión. Aunque los artistas de Ucrania no podían presentar una exhibición fuera de los límites del bloque soviético, como a nivel de la Bienal de Venecia, lograron un éxito en la publicación de la Istoriia ukraïns’koho mystetstva o “Historia del Arte Ucraniano” (1966–70) de seis volúmenes.

Oleksander Murashko – Vendedoras de flores – 1917

En ese trabajo el ancestral icono ucraniano, que hasta la década de los 1950s había sido rechazado por ser considerado idealista y burgués, fue rehabilidado como una parte del arte folclórico. Excediendo los límites del realismo socialista, los artistas ucranianos del bloque soviético lograron obtener sus mayores éxitos con obras en artes gráficas, así como decorativo, como mosaicos, majolicas y cerámica, en las que los materiales utilizados no permiten una representación realista, sino que más bien tienden a lograr estilizaciones simplificadas.

Tras sobrepasar las dificultades económicas y culturales que conlleva el restablecimiento en un nuevo hogar, los artistas ucranianos del oeste comenzaron a participar en la vida artística de sus nuevas patrias. La comunidad artística ucraniana de ultramar consistió de tres generaciones: los nacidos y estudiados en Ucrania, los nacidos en Ucrania pero educados en el Oeste, y aquellos de ascendencia ucraniana, pero nacidos y entrenados en sus nuevas tierras. Estos artistas tienen sus propias asociaciones, academias y escuelas de arte, institutos y galerías. A pesar de que sus contribuciones no fueron reconocidas oficialmente en la Ucrania invadida por Moscovia, muchos de ellos merecen tener su sitio de descanso dentro de los anales de la historia del arte ucraniano.

Kolhozne pole – Kateryna Bilokur – 1948-49

Enlaces a otros artículos sobre arte

Mykola Hlushenko – Aproximación de los botes – 1957

Taras Shevchenko – por Oleh Shuplyak


Deja un comentario

Marfa Ksenofontovna Tymchenko

Marfa Tymchenko – Марфа Ксенофонтовна Тимченко nació el 5 de marzo de 1922 en el poblado de Petrykivka, y falleció el 26 de marzo de 2009 en Kyiv.

Fue una maestra en el arte folclórico ucraniano Petrykivka, esposa de Ivan Skytsiuk. Estudió de 1936 a 1938 en la escuela de Petrykivka como alumna de Tetiana Pata y luego en la Escuela de Artistas Folclóricos en Kyiv de 1938 a 1941. También trabajó en la Planta Experimental de Cerámica Artística en Kyiv de 1954 a 1977, en donde realizó pinturas en arcilla, porcelana y tableros de madera, vasijas y otros objetos.

Diseñó también telas, pósteres, libros y murales, como por ejemplo el de la jugueteria “Kazka” en Kyiv, junto con Skytsiuk. Es, sin embargo, más conocida por sus pinturas en papel y cartón, como “Pájaros azules” (1966), Familia de osos (1972–3), Lluvia en Sedniv (1975), Fuerza y Ternura (1980), Aldea al pie de la montaña , Puente, Bosque Holosiieve, y Alamos en flor. En 1974 fue publicado un álbum con su trabajo.

Marfa mantuvo la esencia ucrananiana en tiempos de prohibición, ayudando en el desarrollo de este arte folclórico tan peculiar. Habiendo estudiado en Kyiv, mantuvo toda su vida la conexión especial con su aldea natal, ubicada en la provincia de Dnipro. Su carrera tuvo un largo período de floración y produjo una enorme cantidad de obras que contienen perfección en ritmo, composición y colorido.

Su inmensa colección de obras se puede contemplar en el Museo Nacional de Arte folclórico ucraniano, en el que se tiene la oportunidad de contemplar las diversas etapas que tuvo en la evolución de su carrera, el cambio gradual en estética y preferencias temáticas.

Como artista Marfa Timchenko tuvo dos facetas: la folclórica Petrykivka y la profesional de Kyiv. Las obras de las décadas de 30’s y 40’s fue definitivamente ornamental, aunque los 50’s fueron dedicados con una orientación más productiva.

Junto con Vera Klimenko-Zhukov, las hermanas Vera Pavlenko y Anna Pavlenko-Chernychenko, fue creadora del estilo ucraniano de pintar en porcelana y produjo de esta forma trabajo para fábricas de este fino material.

En los 50’s introdujo aves en sus composiciones, al principio entremezclado con el ornamento y luego en una iluminación del color y la dinámica de la imagen, convirtiéndola en el centro simbólico, semántico de la obra: “Panel con un ave” de 1957, ” El Pájaro Negro” de 1963,” El gallo y el Sapo ” en 1963,” El y Ella ” en 1966,” La familia “ en 1966

pdf descargable de una colección

fuente


Deja un comentario

Video: Impresionante Baile de Sombras: Amor y Guerra – una escena de la actualidad de Ucrania

Un grupo de chicos y chicas de Ucrania han demostrado su talento en el famoso concurso de televisión “Tu Sí Que Vales” (Italia) representando una escena de la actualidad ucraniana en un impresionante Baile de Sombras – Amor y Guerra en centro de Europa en el pleno siglo XXI…

Para ver el vídeo pincha aquí.

Sigue leyendo