Información en español sobre Ucrania


Deja un comentario

11 de enero – Fallece Constantino IX Monómaco

Костянтин IX Мономах fue emperador autócrata de Bizancio, nacido cerca del año 1000, hijo de Teodosio Monómaco que estuvo al servicio de Basilio II y Constantino VIII.

Mosaico con Cristo Pantocrátor y a sus lados la emperatriz Zoë y el emperador Constantino Monómaco

El apellido “Monómaco” significa “el que lucha solo”, y era hereditario, por lo que sus descendientes, bastante presentes en la historia de Ucrania, lo llevaron también.

Tras Teodosio sufrir la pérdida de su reputación por rumores de conspiración en contra de la familia imperial de Bizancio, Constantino perdió toda oportunidad de entrar en ese mundo; eventualmente fue exiliado a la isla de Lesbos por el esposo de la emperstriz, Miguel IV. Al fallecer éste, su sucesor no fue satisfactorio para le emperatriz y decidió contraer matrimonio con un juez de Grecia, Constantino, que recién retornaba del exilio. A pesar de que el patriarca Alexius I de Constantinopla se rehusó a este tercer matrimonio (para ambos), la boda se realizó y así la emperatriz Zoë tuvo más popularidad (y poder) que su hermana, también emperatriz, Theodora.

El 11 de junio de 1042 inició entonces el reinado de Constantino IX Monómaco, y continuaba el de su esposa Zoë y el de su cuñada Theodora. Durante su reinado salió victorioso ante rebeliones y ataques y una flota marina de la Rus de Kyiv lo atacó luego de salir victorioso de una batalla en los balcanes, en la que Constantino venció con ayuda de la nueva tecnología del momento, el “fuego griego”; dicha incursión fue dirigida por un hijo de Yaroslav “El sabio”, Volodymyr de Novhorod y el general Vyshata. Se conoce en historia como “Guerra Rus – Bizantina”.

La coronación de Constantino IX Monómaco

Constantino decidió aliarse a la Rus de Kyiv, uno de los reinos más poderosos de esa época; en ese entonces dichas alianzas se lograban casando a parientes cercanos de los reyes. En este caso, algunos historiadores dicen que fue la hija de Constantino, otros que una sobrina, otros que una prima, Anastasia, contrajo matrimonio con el hijo de Yaroslav “El Sabio”, rey de la Rus de Kyiv, hijo de Volodymyr “El Grande” (quien también había contraído matrimonio con la hermana del rey Basilio de Constantinopla años antes).

El nieto del gran rey Volodymyr, ahora esposo de Anastasia, era Vsevolod I de Kyiv; esta alianza trajo paz a ambos reinos, con el tratado de 1046-47, y la Rus de Kyiv logró recuperar Crimea, que desde el 988 había conquistado Volodymyr “el grande”. El hijo de Anastasia y Vsevolod heredó el apellido “Monómaco” y se llamó Volodymyr II Monómaco.

Volodymyr II Monómaco en su testamento a los niños, año 1125, litografía de 1836

La paz con la Rus de Kyiv le trajo gran desarrollo económico a ambos reinos, y continuó el comercio por medio de la ruta “de los varegos a los griegos” con centro en la rica ciudad Kyiv; recientemente los arqueólogos han encontrado una Vyshyvanka en Egipto, una prenda de vestir ucraniana que seguramente paró en Egipto en alguna relación comercial.

Constantino luego anexó Ani, el reino de los armenios, pero esto le trajo enemistado con los turcos Seljuc y sus aliados los Turcomanes, que vencieron a Bizancio en la batalla de Manzikert en 1071. Tuvo que luchar también contra enemigos internos, parientes, y en 1054 se dio la división entre la iglesia romana y la griega ortodoxa y el Papa Leo IX excomulgó al patriarca Miguel Keroularios de Constantinopla, y evitó la alianza de Constantino IX con el papa.

Constantino intentó intervenir en esta separación, pero enfermó y falleció el 11 de enero del año siguiente. Dentro de su corte se encontraba el filósofo e historiador “Psellos”, quien describió a Constantino como:

Rojo como el sol, pero todo su pecho, y de allí hasta sus pies, coloreados con el más puro blanco, con exquisita exactitud; Cuando estaba en su mejor momento, antes de que sus extremidades perdieran fuerza, cualquiera que tomara el tiempo de verlo de cerca, podía comparar su cabeza con el sol en su gloria, y su cabello con los rayos solares, mientras en el resto de su cuerpo habría visto el mas puro y traslúcido cristal.


Deja un comentario

¿Por qué Putin se atascó en el Este de Ucrania?

Putin

Una chica le entrega una flor a un nuevo voluntario del batallón especial Sich del Ministerio del Interior de Ucrania, durante una ceremonia donde él y sus  camaradas prestarán juramento de lealtad al país en Kyiv en agosto de 2014 (REUTERS/Valentyn Ogirenko)

La guerra híbrida de Rusia contra Ucrania está ingresando en su cuarto año, aunque hubo un tiempo en que unos pocos esperaban que durara no más de cuatro semanas. La prácticamente incruenta captura  de Crimea que se rindió ante las tropas rusas a principios de 2014 sin presentar batalla, llevó a la mayoría de los observadores a concluir que Ucrania estaba efectivamente indefensa a la merced de Moscú.

Esta era la visión de consenso en Moscú, donde muchas de las voces más audaces comenzaron a hablar de celebrar las tradicionales vacaciones de mayo en la mismísima  Kyiv. Este pavoneo parecía perfectamente razonable; Ucrania estaba todavía recuperándose de meses de protestas antigubernamentales que esparcieron el caos a lo largo del país antes que culminara en la huida del Presidente Victor Yanukovych y el colapso de su entera administración. El gobierno interino ucraniano que precipitadamente reemplazó la administración de Yanukovych carecía de legitimidad constitucional y de ninguna manera estaba en condiciones de arriesgar una confrontación militar con la poderosa Federación Rusa. Una clara ventana de oportunidad se le abrió a Moscú para reafirmar su presencia en el interior de Ucrania. Envalentonados por el impresionante éxito de su jugada inicial en Crimea, el Presidente Putin decidió elevar la apuesta y tomar posiblemente el riesgo más elevado de toda su carrera.

La operación subsiguiente que se desplegó en marzo y abril de 2014 avisoraba la conquista de la mitad de Ucrania a través de una serie de alzamientos localizados apoyados por fuerzas híbridas rusas. Estos recientemente adquiridos territorios se convertirían en Novorossiya o Nueva Rusia. Las conversaciones telefónicas filtradas y los mensajes electrónicos hackeados de los asesores principales del Kremlin, que  incluyen a Vladislav Surkov y Sergey Glazyev, han provisto considerable detalles de los esfuerzos de Rusia para apoderarse del control de las administraciones regionales en ciudades claves de Ucrania a lo largo del Sur y Este, que incluyen a Dnipro, Kharkiv, Kherson y Odesa. Estas filtraciones se corresponden con los eventos que tuvieron lugar en suelo ucraniano durante la Primavera turbulenta.

Por unas pocas y precarias semanas, las chances de Ucrania de sobrevivir como un estado independiente parecían desvanecerse rápidamente. No obstante la muy temida marcha rusa al Dnipro nunca se materializó. En cambio, los levantamientos rusos fueron sofocados a través del Sudeste de Ucrania, y el Kremlin se encontró restringido a una pequeña cabeza de puente dentro de los oblasts (provincias) de Donetsk y Luhansk en las fronteras del Este. Tres años después, todavía están ahí, atascados en un atolladero de su propia manufactura. ¿Por qué los ambiciosos planes de Putin de un nuevo imperio en el interior de Ucrania no alcanzó las expectativas?

Entendiblemente, a lo mejor los planificadores rusos subestimaron la capacidad de Ucrania de responder. Ucrania tenía disponibles tan solo 6.000 mil efectivos listos para el combate en la Primavera de 2014. Esta era una raída fuerza incapaz de proteger las fronteras del país, sin preocuparse de defender sus pueblos y ciudades. Lo que Moscú fracasó en anticipar fue la ola de emoción patriótica que emergió a través del país el día posterior del ataque híbrido de Rusia. Miles de ucranianos tomaron las armas en  la Primavera de 2014, formando batallones voluntarios que reforzaron las débiles defensas del país y pararon el avance ruso en su camino. Detrás de ellos se colocó un ejército de voluntarios civiles que proveyeron un apoyo logístico improvisado bajo la forma de todo, desde comida y uniformes, hasta munición. Este milagro militar salvó a Ucrania y dejó al Kremlin en el actual atolladero.

No es sorprendente que Rusia haya previsto la reacción que su ataque provocaría. Desde el colapso de la Unión Soviética, la política del Kremlin para Ucrania había estado impulsada por una mezcla tóxica y contraproducente de pensamiento voluntarista y condescendencia colonial. Este enfoque se volvió crecientemente arraigado durante el reinado de Putin, él no ocultó su deseo de reafirmar la hegemonía rusa a lo largo del anterior imperio soviético. En su visión del mundo revanchista, la separación de Ucrania de Rusia fue artificial, mientras que el arreglo de 1991 fue una grave injusticia histórica. En 2008, el líder ruso presuntamente le dijo al Presidente George W. Bush de los EE.UU. que “Ucrania ni siquiera era un país”. A lo largo de los años Putin declaró que los ucranianos y los rusos eran “un solo pueblo”.

Estas creencias no se limitaron a las altas jerarquías del Kremlin. Muchos en Rusia todavía luchan para aceptar la realidad de la independencia de Ucrania, mirando el país como un elemento central del “mundo ruso” más amplio con eje en Moscú. Kyiv fue el centro de la civilización del Rus de Kyiv que la Rusia y Ucrania de hoy ven como sus predecesores, mientras que la Iglesia Rusa Ortodoxa remonta su origen a Kyiv y a la conversión de los eslavos orientales al Cristianismo en el Siglo X . Esto hace que muchos en Rusia sean propensos a culpar cualquier manifestación de identidad nacional ucraniana a una minoría nacionalista radical. A medida que  surgió una nueva generación en Ucrania sin ninguna experiencia personal del pasado soviético compartido, los hacedores de política de Rusia consecuentemente rechazaron reconocer las cambiantes mareas de opinión o reconocer la creciente importancia de la identidad ucraniana. Es famoso como los dos levantamientos ucranianos post soviéticos han sido  atribuidos exclusivamente a insidiosas influencias occidentales, a pesar del rol decisivo jugado por millones de ucranianos del común, tanto en la Revolución Naranja de 2004 como en la de Euromaidán de 2014.

Estas ficciones reconfortantes llevaron a Rusia al desastroso error de cálculo de la Campaña de Novorossiya. Basada en su propia visión cuidadosamente maquillada de Ucrania, tenían toda la razón de esperar una cálida bienvenida cuando los agentes del Kremlin tomaran el control de regiones completas y comenzaran a pedir apoyo militar de Rusia. Cuando esta bienvenida no se materializó, Rusia culpó a una heterodoxa banda de fascistas inexistentes, de agentes de  la CIA y otros villanos internacionales. En realidad, el Kremlin fracasó en apreciar la fortaleza del espíritu nacional ucraniano – especialmente entre los millones rusoparlantes del país y aquellos sin ningún tipo de herencia étnica ucraniana. Este fracaso fue el resultado directo de décadas de la negación rusa sobre Ucrania.

El proyecto de Novorossiya de Rusia ha hundido al mundo en una nueva Guerra Fría y causó un inédito sufrimiento a millones de ucranianos, aunque también consolidó el sentido de identidad nacional de Ucrania y aceleró la separación de Rusia que comenzó en 1991. El ataque híbrido de Putin se suponía que terminaría lo que muchos en Moscú continuaban viendo como la aberración de la Independencia Ucraniana. En cambio, ha cementado el lugar de Ucrania en el mapa europeo luego de siglos bajo la sombra rusa.

Fuente: Peter Dickinson, Atlantic Council, 10 de abril de 2017.

 

 


Deja un comentario

Los fundadores de Kyiv

%d0%b1%d1%80%d0%b0%d1%82%d0%b8_%d1%89%d0%b5%d0%ba_%d0%ba%d0%b8%d0%b9_%d1%85%d0%be%d1%80%d0%b8%d0%b2_%d1%96_%d1%97%d1%85_%d1%81%d0%b5%d1%81%d1%82%d1%80%d0%b0_%d0%bb%d0%b5%d0%b1%d1%96%d0%b4%d1%8c

Kiy, Shchek, Joryv y Lybid

 

Kiy (también Kiy, Kij o Kyj), Shchek y Joryv (en ucraniano, Кий, Щек, Хорив) son tres hermanos legendarios, a veces mencionados junto a su hermana Lýbid (Lýbed) (en ucraniano, Либідь), quien, según la Crónica de Néstor, fueron los fundadores de la ciudad de Kyiv, actual capital de Ucrania. La leyenda es ampliamente reconocida como fuente de la mitología de Kyiv y su nombramiento urbano.
Kyiv es una de las ciudades más antiguas de Europa del Este y ha desempeñado un papel fundamental en el desarrollo de la civilización medieval eslavo oriental, así como en la moderna nación ucraniana.
El origen de la ciudad se oscurece por las leyendas, una de las cuales habla de la familia fundadora del líder de una tribu eslava; Kyi, el mayor, y sus hermanos Shchek y Joriv, también de su hermana Lybid, que fundaron la ciudad. De acuerdo con el nombre de Kyiv significa “pertenecer a Kyi”.

Sigue leyendo


Deja un comentario

Origen y significados de “ruso”

Los origenes

 

Retrato de Rurik

Desde el antiguo nombre eslavo que significó “gente de río” (las tribus de pescadores y labradores que se establecieron cerca de los ríos Dnipro, Don, Dniéster y el Daugawa y fueron conocidos por navegarlos). La raíz rus se conserva en las palabras modernas del eslavo y ruso “ruslo” (cauce del río), “Rusalka” (trasgo de agua), etc
De uno de dos ríos en Ucrania (cerca de Kyiv y Pereyaslav), Ros’ y Rusna, cuyos nombres se derivan de un término eslavo postulado para el agua, similar a la rosa (rocío) (relacionado a la teoría anterior).

Sigue leyendo


Deja un comentario

¿SABÍAS QUÉ? Los eslavos

Los eslavos, primeros conocimientos

 

Más allá de los pueblos germanos, justo en el corazón de Europa se
desarrollaba un conglomerado de tribus de un mismo origen pero de cultura
muy dispar eran los Eslavos, rama de la gran raza aria, de igual que los
griegos, los romanos y los germanos

Durante siglos, estos pueblos ,desconocidos llevan en las estepas una vida
primitiva. Los romanos sólo se enteraron de su existencia cuando supieron qué
ellos fueron los primeros en ser sometidos por los Hunos a su llegada a
Europa.

lenguas-proto-eslavas

Origen de los pueblos eslavos

Sigue leyendo


Deja un comentario

¿SABÍAS QUÉ? El camino de los vikingos a los griegos

Una de las más grandes rutas históricas de transporte llamada “El camino de los vikingos a los griegos” corrió por el territorio de la moderna Ucrania. Fue un sistema de ríos y caminos de tres mil kilómetros de largo, entre todos entre todos estos ríos y caminos, que conectaba las tierras del norte de la Antigua Rus con las tierras eslavas del sur , así como el Mar Báltico con el Mar Negro. Durante la historia antigua, la Rus de Ucrania actuó como un puente entre los mundos de la Europa del Este y del Antiguo Oriente, Europa antigua, Bizancio y el mundo latino.
Los Vikingos. Los gigantes del norte durante doscientos cincuenta años, los habitantes de las poblaciones europeas desde Dublín a Kyiv vieron perturbadas sus ya difíciles vidas por la violenta irrupción histórica de un pueblo cuyos muchos nombres se susurraban, temblando, en torno a las hogueras altomedievales. Los eslavos los llamaban rusos; los anglosajones, daneses; los irlandeses, gaill o lochlannaigh; los andalusíes, magos, y los francos, normanni. Se trataba de los vikingos.
Todo comenzó a finales del siglo VIII, cuando empezaron a producirse en Escandinavia una serie de agitados movimientos migratorios impulsados por la superpoblación y por la política. En las dinastías nórdicas, las luchas por el poder real terminaban a menudo con el exilio voluntario de la facción derrotada. Sencillamente, los perdedores no estaban de acuerdo con la situación y se marchaban. Esa peculiar mecánica política, asociada a la movilidad que otorgaba a aquellos pueblos su dominio de la construcción naval, alumbró varias naciones de peregrinos marítimos. Los suecos, por su parte, escogieron el camino del sur.
La hegemonía de los suecos en el Báltico fue muy temprana. Desde las colonias establecidas en tierras letonas y lituanas, fueron internándose en la actual Rusia. Navegantes también ellos, aunque más fluviales, utilizaron la gran cuenca hidrográfica del río Dnieper para alcanzar el Mar Negro, buscando el comercio con Bizancio y la Ruta de la Seda. Para ello, empleaban embarcaciones ligeras que podían cargar a hombros para saltar de una cuenca a otra.

Su bajada por las tierras de lo que hoy es Bielorrusia y Ucrania fue a medias comercial y a medias bélica. Comerciaban, y para defender sus almacenes construían fuertes -gorod- que dotaban de buenos guerreros. Los objetos básicos de su comercio eran las pieles y las esclavas. A menudo, la ayuda de estos hombres de los gorod era solicitada en las luchas entre los señores feudales locales, lo que les convertía en árbitros de la situación. Al final, llegaron a dominar todos aquellos territorios y se establecieron en Kyiv, la actual capital de Ucrania, donde nació en el año 882 el reino de la Rus de Kyiv. De hecho, aunque el origen del término “ruso” es aún muy discutido, parece que era la palabra que usaban los finlandeses de la época para referirse a sus vecinos suecos.

 


3 comentarios

El imperio de Kremlin: el modelo soviético del colonialismo. Capítulo II. Primera parte

El IMPERIO DE KREMLIN: EL MODELO SOVIÉTICO DEL COLONIALISMO

Prólogo, el porqué de traducir un libro escrito en 1988

Capítulo II. Rusia, La Unión Soviética y Ucrania

I. La cuestión ucraniana

Un ideólogo soviético comenta: “No existe la cuestión ucraniana, como tampoco ninguna cuestión nacional en la URSS. Cerramos esta cuestión hace mucho tiempo”.

Bogdan Jmelnistky

Bogdán Jmelnitski

El ideólogo no está equivocado, solo está disimulando. Sin embargo, la farsa en los asuntos serios, sobre todo si uno mismo empieza a creer en ella,  puede llevar a la catástrofe. Esto es exactamente lo que está pasando en la URSS acerca de la cuestión nacional y, sobre todo, acerca de la cuestión ucraniana. La cuestión ucraniana en la URSS existe y las fechas exactas de su aparición son conocidas. Son dos: el 1 de octubre de 1653, cuando Zemski Sobor en Moscú tomó la decisión de anexionar Ucrania, independiente de Rusia, y de paso declarar la guerra a Polonia, con la cual Ucrania ya estaba luchando desde hacía cinco años para defender su independencia. La otra fecha es el 8 de 1654, cuando la Rada de Pereyáslav bajo el liderazgo del hetman Bogdán Jmelnitski decidió hacer de Rusia su aliado en la lucha por la unidad de la patria y la liberación de territorios ucranianos ocupados por Polonia, Turquía y Hungría.

Sigue leyendo


Deja un comentario

El ruso por similitud con el ucraniano ocupa el puesto 13 : Mitos sobre la lengua ucraniana y su refutación

“Me inspiré a escribir, o más bien fui obligado a escribir este artículo por la afirmación estereotipada que la lengua ucraniana es lo mismo que el ruso. No estoy de acuerdo con esta afirmación, ya que viajando a través de Polonia o Eslovaquia no ha habido ningún problema de comprensión mutua, cuando cada uno hablaba su idioma.” Lo escribe Viktoria Vovkanets en la web de UA Modna, transmiten Patriotas de Ucrania.

Sigue leyendo


2 comentarios

Ana Yaroslavna, la bisabuela de casi treinta reyes franceses

12483425_10206981045838936_1279039168_n

Retrato de Ana Yaroslavna, Monasterio de Sanlis (1643, Francia)

Ana Yaroslavna (o Ana de Kyiv), la excepcional mujer ucraniana que fue Reina de Francia. Hija del Gran Duque de Kyiv, Yaroslav I el Sabio y de su segunda esposa, la hija del rey de Escocia y Suecia, llamada Irina; nieta por parte de la madre Ulofa III Shetkonunga; y la segunda esposa del Rey de Francia, Enrique I Capeto; Reina de Francia y madre del futuro rey Felipe I.

Ana Yaroslavna nació cerca del año 1024 y pasó su infancia en Kyiv, cerca de la Catedral Sofiivskiy. Es aquí donde estaba la Corte principesca a la que los cronistas llamaron “Gran patio Yaroslav”. Tanto lujosos banquetes, como caza y misas eran carácter común del antiguo Kyiv. En los tiempos de Yaroslav el Sabio se diferenciaba por la vida activa y pública, en la que se abrían escuelas y bibliotecas; donde además, en la Corte del duque, se sucedían las tardes donde leían sus obras poetas y músicos.

Sigue leyendo


Deja un comentario

Rusia: ¿es una creación artificial?

La mayoría de la gente, sin pensar responde: Por supuesto que no! Basta con mirar a todos los rusos dentro y fuera de Rusia. Basta con mirar el estado ruso. Son reales, ¿no es así? Son un organismo. ¿Cómo se podría siquiera sugerir, que Rusia podría ser algo artificial?

Si se suscribe a estos puntos de vista, respire profundamente y afírmese en su asiento. El hecho es que el Estado ruso es completamente artificial, mientras que la nación rusa está completamente fragmentada. Ambos son históricamente contingentes. Son tan reales o irreales, como cualquier nación o estado no ruso o como cualquier estado post-colonial de reciente constitución.


Sigue leyendo