Información en español sobre Ucrania


Deja un comentario

13 de mayo – Nacimiento de Panas Myrny

Su nombre real era Пана́с Я́кович Ру́дченко – Panás Yákovych Rúdchenko, nació el 13 de mayo de 1849 en Myrhorod, provincia de Poltava.

Fue un escritor de prosa ucraniano, y también dramaturgo.

Falleció el 28 de enero de 1920 en Poltava, a los 70 años de edad.

Nacido dentro de la familia de un contador dentro de la tesorería municipal de Mirhorod (ahora Myrhorod). Tras varios años de estudiar en una escuela parroquial de la ciudad, y luego una escuela municipal de Hadyach, a sus catorce años de edad, Panás tuvo que buscar su sustento.

En 1863 trabajó como oficial de bajo rango en la corte municipal de Hadyach. Al año siguiente, Myrny trabajó como asistente de contabilidad en la tesorería local. Más tarde, tras una breve tarea en Pryluky, continuó trabajando en el mismo puesto. En 1871 Panás Rudchenko se estableció en Poltava, en donde obtuvo el rango de Concejal Estatal.

En 1889 contrajo nupcias con Oleksandra Mijailovna Sheydeman, 14 años menor que él. Su hijo mayor se llamó Viktor, quien falleció en 1915, en batallas en Rivne; su hijo de enmedio se llamó Myjayl, y más adelante dirigió el museo en honor a su padre en Poltava; y el hijo menor, Leonid, fue muerto durante la guerra soviético-ucraniana.

La actividad literaria era su verdadera alegría. Incansable, se sentaba frente a su escritorio y de dedicaba con devoción a su “pasatiempo”. Poco tiempo antes de morir, en una carta a J. Zubkovsky, solicitó que no se revelara su nombre: “A pesar de que muchos de mis amigos saben quién es Panas Myrny, pero que en mi vida no quisieron anunciar mi nombre, seriamente no lo consideraban merecedor de esas glorificaciones, que fueron creadas en torno al apellido de Myrny”.

En 1951, en su ciudad natal en Poltava, se erigió un monumento en los jardines del museo estatal. En 1925 se nombró una avenida importante en su honor, en 1999 se acuñó una moneda; el 7 de abril de ese mismo año se estableció el premio a la literatura “Panas Myrny”.

Sus trabajos mejor conocidos son su novela Propashcha syla (La fuerza en ruinas), aunque también la obra titulada “Jiba revut’ voly, yak yasla povni?” (¿Braman los bueyes si sus comederos estan llenos?), en coautoría con su hermano Ivan Rudchenko (también conocido como Ivan Bilyk). Este trabajo puede ser caracterizado como una crónica novelística sociopsicológica que cubre casi un siglo de la historia de una alfea ucraniana, de la servidumbre a la era posreforma. En ella, Myrny representa la opresión social, la lucha interna entre varios grupos sociales, el sistema legal zarista, la vida de un soldado durante la época del zar Nicolás I, la violencia policíaca, y las protestas espontáneas contra las mentiras e injusticia. Este es el enlace a un artículo más extenso sobre la mencionada obra

La idea principal es: el pueblo viviría en paz, a no ser por la discriminación de los poderosos contra los humildes, y también que sólo con el uso de la violencia se pueden realizar cambios en el orden mundial.

La obra de Taras Shevchenko fue la que mayor influencia tuvo en el trabajo de Panás Myrny y en su visión sobre el mundo, preferencias artísticas e ideología. Sus primeras incursiones en la literatura incluyen algunos poemas, historias cortas y dramas; en 1872 escribió “Lyjyi Poputav” (El mal lo hizo), al estilo de Marko Vovchok. En 1877 también “Lyji lyudi” (Gente mala), sobre la vida de la intelligentsia.

Una segunda novela sociopsicológica, Poviia (La mujer en libertad, 1884) describe los nuevos procesos sociales a consecuencia de las reformas de 1861.

El escritor también retrató la dinámica de los cambios sociales en la aldea luego de la abolición de la servidumbre en su historia “Lyjo davnie i s’ohochasne” (El mal antiguo y contemporáneo, 1903) y en Sered stepiv (Entre las Estepas, 1903).

Un trabajo de Leonid Ushkalov sobre Myrny y su obra (pdf descargable – en ucraniano)

Enlace para leer su obra “Лихий попутав” (en línea – en ucraniano)

Enlace para leer su obra “Хіба ревуть воли, як ясла повні?” (¿Braman los bueyes…) en línea, en ucraniano

Enlace acceso a varias de sus obras – todas en ucraniano

Tetyana Ivanivna Rúdchenko – Madre de Panás


Deja un comentario

25 de abril – Nacimiento de Mykola Petrovych Trublayini

Микола Петрович Трублаїні nació el 25 de abril de 1907 en Vilshchanka, provincia de Vinnytsia. Nació con el apellido Трублаєвський – Trublayevskyi.

Fue un escritor ucraniano.

Falleció el 5 de octubre de 1941 en el frente norte en Crimea.

Nacido en ina familia pobre, su padre tuvo que ir a Siberia a buscar trabajo, y dejó al pequeño con su madre y abuela. La madre lo llevaba personalmente a la escuela, y aprendió a leer y escribir en 5 años.

Desde joven quería ser periodista, lo que finalmente consiguió en 1924, siendo publicados sus artículos en un periódico. La revista lo envió a estudiar periodismo formalmente a Járkiv en 1925, en donde permaneció y estudió además física y matemáticas. Luego viajó al lejano oriente por dos años. Durante este tiempo se publicaron en esa revista, los escrtiros que enviaba desde lejos, bajo el pseudónimo de Гнат Завірюха – Hnat Zaviryuja, «Листи з далекої подорожі» – “Cartas de un viajero lejano” y «Великим Сибірським шляхом» “Camino a la gran Siberia”.

De 1927 a 1932 fue parte del grupo literario “Juventud”, con sede en Járkiv. El pseudónimo Trublayini nació en 1927, al regreso de un viaje, cuando hizo amistad con trabajadores italianos que lo habían acompañado.

En 1928 hizo un viaje a Vkadivostok, y en 1929 a la Isla Wrangel en un rompehielos, el «Ф. Літке» – “F. Litke”. De este viaje obtuvo inspiración para tres de sus obras, “Al Ártico por los trópicos”, “Un hombre viaja al norte” y “F. Litke, el rompedor de corteza”. De 1930 a 1933 tomó parte en mas expediciones al Ártico, que también le insporaron nuevos libros, entre ellos su obra más conocida, «Лахтак» – “Lajtak”.

A partir de 1934 se convirtió en miembro de la Asociación de Escritores de Ucrania.

La segunda guerra mundial acabó con su trabajo. Se enroló voluntariamente, como corresponsal, en 1941, y ese mismo año fue muerto en un bombardeo en Crimea.

En honor a este escritor fue creado un premio literario para nuevos escritores, jóvenes y niños; también, el 19 de febrero de 2015, fue nombrada una calle en la ciudad de Jmelnytskyi en su nombre; en Kyiv existe, desde 1957, la Biblioteca Mykola Trublayini, en Vyljanka se fundó un museo dedicado a él, además de biblioteca pública, además de un puesto dedicado en el Museo de Creatividad para Niños y Jóvenes de Járkiv.

Durante sus 34 años de vida escribió poco más de 30 libros.

Enlace a sotio web con varias de sus obras en linea

Enlace para descarga automática en formato djvu.zip


Deja un comentario

23 de abril – Nacimiento de Hrihoriy Tyutyunnyk

Григо́рій Миха́йлович Тютю́нник nació el 23 de abril de 1920 en la aldea de Шилівка – Shlivka, provincia de Poltava.

Fue un escritor ucraniano, de prosa y poesía.

Falleció el 29 de agosto de 1961 en Lviv.

Desde 1938 fue estudiante de la Universidad de Jarkiv, aunque la guerra interrumpió sus estudios.

Fue a luchar, como voluntario, y dos veces fue tomado prisionero, y dos veces fue herido en acción, mientras participaba en acciones por los partisanos, en los territorios de Kirovohrad y Czechoslovakia. Este escritor apenas sobrevivió estos años de guerra, y hasta el final de su vida llevó un alambre cerca de su corazón.

Luego de estos años de guerra, entró a trabajar como pedagogo, como miembro de la revista de Lviv «Жовтень» (Octubre), dedicada a actividades literarias. Su trabajo creativo lo llevó a realizar la colección de historias «Зоряні межі» – “El límite de las estrellas”, en 1950 o la historia «Хмарка сонця не заступить» en 1957. De forma post mortem se publicó la historia sobre los tiempos de guerra, «Журавлині ключі», en 1963.

Dentro de su trabajo en prosa, destaca especialmente la novela “«Вир», “Torbellino”, que cuenta la historia de la escritura ucraniana; narra eventos reales de la vida literaria, mostrando un gradual y constante resurgimiento de la literatura nacional luego del fuerte impacto destructivo sufrido durante la década del terror físico e ideológico causado por el régimen de Stalin.

“…luego de una hora, ese mismo día, recibí un telegrama: Hrihoryi había fallecido….Sobre la mesa en su cuarto había dejado la segunda parte de la novela “Vir” en un cartapacio

Enlace para leer esta novela en línea (en ucraniano)

Enlace para descargarla en formato pdf

Su hermano se llamó Yuriy Tyutyunnyk, y fue general del Ejército Popular de Ucrania durante la “guerra Ucranio-Soviética” de 1917 a 1920.


1 comentario

“El Diario de un Loco” de Mykola Hóhol (Historia y Análisis)

Enlace para leer el cuento en línea

Enlace para descarga automatica en formato pdf


El cuento corto “Diario de un Loco”, escrito por Mykola Hóhol en 1835, se encuentra junto a “El Capote” y “La Nariz”, como uno de los mejores cuentos cortos del escritor. La historia se centra en la vida de un empleado público de bajo rango (ver “Análisis de La Nariz”), durante los opresivos tiempos de Nicolás I.

El autor sigue el formato de diario, en el que se muestra, fácilmente detectable, el descenso del protagonista, Poprishchin, a la locura.

Comienza de forma muy racional, como “3 de octubre”, “6 de noviembre” pero las fechas van perdiendo la cordura, como el protagonista, hasta acabar en “86 de marzo” o en confusión de fecha y lugar en “Madrid, 30 de febrero”.

“Diario de un loco” es la única obra de Hóhol escrita en primera persona, y que además sigue un formato de diario.

Dentro de los temas que podemos analizar en este cuento, el más claro es el descenso a la locura por el protagonista.

Hablando del metodo que utiliza Hóhol para describir la locura, la única forma de abordar el tema, que puede dirigir al lector a contextualizar y reflexionar sobre este tema que va mas allá de la razón es seguir en el camino que lleva a la locura y dejarse guiar por él.

El descenso de Poprishchin a la oérdida del raciocinio surge de su opinión sobre la sociedad. El protagonista se molesta con cada aspecto de su vida, envidia a todo quien cree superior a él, que es, en esencia, todos.

Su afán por obtener la dignidad y autoridad que ve a su alrededor, le causa frustración, en vez de motivarlo y, esta falta de motivación, hace que Poprishchin desee poder y riqueza, mas que nada; además que quiere obtenerlas sin realizar ningún esfuerzo.

Su relación con tres personajes específicos, el director, el jefe de sección y Sofi, su amor platónico, contribuyen significativamente en su caida a la locura. El jefe de sección es el responsable mas directo de la frustración del funcionario, por medio de una constante crítica, legítima. Poprishchin responde al comportamiento del Jefe de Sección con enojo y agresión, por el intento de este personaje por mantenerlo, o regresarlo, a la cordura.

El director tiene un rol más pasivo; Poprishchin, de hecho, lo idolatra, en gran parte porque se mantiene distante y nunca interfiere en su vida personal con sugerencias o comentarios. Aunque más adelante, el protagonista encuentra finalmente un motivo para odiarlo: la envidia.

Poprishchin nota que el director es muy ambicioso, una cualidad que él desea, pero sabe, en el fondo, que no puede obtener, y torna la admiración en odio.

Sofi es la tercer personaje que tuvo de alguna forma influencia en la locura del funcionario. Ella es una bella muchacha por quien él siente una fuerte atracción sexual. Sin embargo, descubre, leyendo las correspondencia que sostienen dos perros, uno del que ella es ama, que Sofi no lo considera atractivo, sino más bien la irrita, y que, como consecuencia, él sera incapaz de conquistarla. (Aunque tampoco toma ninguna acción directa para ello).

En este aspecto, Hóhol es como un visionario, pues recientemente, utilizando el método científico, se ha comprobado que sentimientos negativos como el odio, envidia, celos, afectan la salud.

Aunque el odio es una emoción natural, perjudica la salud física y mental; altera tu estado de ánimo, genera estrés, ansiedad y hasta depresión. La mente, las emociones y el cuerpo están comunicados. Cuando hay ira u odio se liberan hormonas y sustancias como adrenalina, cortisol, prolactina; mientras más tiempo se secretan en el organismo más daño sufre el sistema inmunológico y el organismo es más susceptible,

explica Robert Ader, investigador de la Facultad de Medicina y Odontología de Rochester.

Otras afecciones que padecen las personas que odian o envidian son una presión sanguínea y ritmo cardiaco elevado. Además, tienen más posibilidades de padecer alguna enfermedad del corazón.

El autor previene, de cierta manera, al lector sobre estos sentimientos negativos. Prácticamente…

Si sientes odio o envidia por otras personas, enloquecerás y pararás en un manicomio pensando que eres el rey de algún lugar

Pero nos presenta también que el ambiente de la sociedad rusa de ese entonces era asi, como ya vimos ligeramente en el análisis de “La Nariz”: el sistema de rangos envenenaba la sociedad; nadie era una persona valiosa por si misma, sino por su rango; no se podía siquiera encontrar una pareja romántica si no se tenía un rango alto (aunque Poprishchin no realiza ningún esfuerzo por conquistarla). Y, en este aspecto, Hóhol nos dice que, si la persona no era capaz de luchar por una posición social o riqueza, no llegaba a ser nadie, hasta el punto de perder la razón.

La religión también nos habla un poco sobre este tema:

La envidia da lugar a la acción demoníaca que afecta la salud de los huesos, dice la Biblia. Aunque no estamos diciendo que es la única fuente de enfermedad en los huesos, sin duda es un factor que promueve y afecta la salud del sistema óseo humano.

Podemos considerar aquí afecciones del sistema óseo como la osteoporosis (enfermedad silenciosa), tumores óseos, osteomalacia (ablandamiento de los huesos), etc.

Pero el protagonista ya tenía algo raro en su salud mental, pues carece de responsabilidad, de reconocimiento de culpa. Todos tienen la culpa de lo que le sucede, menos él.

En ese punto, no queda claro si Poprishchyn ya tenía algun trastorno mental latente, y lo desarrolló más fuerte por su relación disfuncional con la sociedad, o era totalmente sano de su mente y la alienación hacia los demás lo desquiciaron.

Algunos psicólogos han analizado el tema de los números que utiliza Hóhol en sus fechas; por ejemplo, el “43 de abril del 2000”, piensa el psicólogo Ermakov que es una fecha para evitar decir “13 de mayo” (43 = 13 +30) pues la palabra “Maya” recuerda a majat’sja, que en ruso significa “sufrimiento”. Richard Gustafson, otro psicólogo, apoya el análisis de su colega, y lo hace con base en que las cartas que los perros se enviaron entre si, que pusieron al descubierto la grave realidad sobre la relación de Sofi y del Direcror con el protagonista, fueron escritas exactamente medio año antes, el 13 de noviembre.

“El genio y la locura” – pintura por el artista ucraniano Oleh Shupliak

En 1958, Humphrey Searle utilizó esta historia para una ópera homónima; una grabación de la BBC de la primera presentación, en Gran Bretaña, en 1960, fue premiada con el galardón “Radio Critic” de la UNESCO.

En 1963 Richard Williams inició un proyecto sobre una versión animada.de.la historia, pero éste quedó sin terminar. La narración, por Kenneth Williams, fue transmitida por la Radio BBC 4 en 1991 en un especial de 3 horas titulado “Williams”.

Una segunda adaptación a la ópera fue realizada por Yuriy Boutsko en 1964, compositor ucraniano, como una “Monoopera”, y luego en 1974 por Stanojlo Rajičić, compositor yugoslavo, que fue presentada como ópera para la televisión en 1977.

Lu Xun, el pionero de la prosa china, también escribió su versión de este cuento.

La poetisa ucraniana Lina Kostenko (enlace) escribió su novela “Notas de un Ucraniano loco”, en donde hace muchas referencias a los escritos de Hóhol, su compatriota.

Записки українського самашедшого fue la primera novela de Kostenko, publicada el 17 de diciembre de 2010, tras 20 años de no escribir otro libro. Un best seller ucraniano, con 100,000 volúmenes vendidos en menos de 6 meses; narra la historia de un programador de computadoras ucraniano, de 35 años de edad, y la ambienta iniciando durante la presidencia de Leonid Kuchma, y finalizando en la Revolución Naranja.

Enlace para leer el libro de Lina Kostenko en línea (en ucraniano)



1 comentario

El Viy – Novela de Mykola Hóhol (Historia y análisis literario)

Comenzaremos este análisis literario por el final y tocando cada elemento cultural.

En primer lugar, es aconsejable leerlo: por medio de este enlace se puede acceder al cuento en línea.

O descargar enpdf por medio de este enlace.

“Viy” (Вий), también traducido como “El Viy”, es una novela de horror escrita por Mykola Hóhol, publicada en el primer volumen de su colección de cuentos titulado “Mirgorod”, en 1835.

Tal y como mencionamos en el análisis literario de “La nariz” (enlace) del mismo autor y, de hecho, la mayoría de sus obras, no fue equívoco catalogar el estilo como “realismo mágico”: personas y escenarios reales (el seminario, sus alumnos, la ciudad de Kyiv y sus alrededores) interactuando con personajes mágicos (la bruja, el Viy, los monstruos). La mitología era en ese entonces, y sigue siendo, un aspecto importante dentro de la cultura ucraniana, y Hóhol nació y creció en Soróchyntsi, un poblado relativamente pequeño, rodeado de estos elementos.

El título de esta novela es también el nombre del ente demoníaco, parte central de la obra, aunque aparece detallado casi al final de la misma. Hóhol especifica en una anotación que Viy, el rey de los gnomos, es un personaje del folclore ucraniano. Sin embargo, muchos folcloristas afirman que es puramente invento del autor. No ha sido comprobada esa teoría y el autor de este análisis piensa que el escritor se basó totalmente en la mitología ucraniana, aunque con detalles provenientes de su imaginación.

Algunos piensan que el Viy es, al menos, parcialmente inspirado en la antigua tradición folclórica en torno a Casio el Inmerisericordioso, quien se dice, en algunos cuentos, tenía cejas que llegaban hasta sus rodilas y podía levantarlas sólamente cada año bisiesto.

-¡Que llamen a Viy! ¡Mandad llamar a Viy! -gritaba furiosa la bruja muerta..

Inmediatamente reinó el silencio en la iglesia y sólo se oyó el lejano aullido de los lobos. Pero poco después resonaron los pasos de alguien que andaba pesadamente dentro de la iglesia. Al volverse el seminarista a mirar al sitio de donde llegaba el ruido de los pasos, vio a unos monstruos que conducían a un hombre muy bajo y muy robusto, que caminaba igual que un oso. Estaba totalmente cubierto de tierra negra, dejando sólo al descubierto sus pies y sus manos, semejantes a raíces de viejos árboles, y los pasos que daba parecían de un cojo. Tenía las cejas y las pestañas tan largas que casi las arrastraba por el suelo. Cuando Jomá Brut se fijó en su cara, vio que era de hierro.

Los monstruos lo llevaron hasta el sitio donde empezaba el círculo mágico.

-Levantadme las cejas y las pestañas, pues así no veo nada -gritó.

En el acto los monstruos le obedecieron.

El seminarista escuchó entonces una voz interior que le repetía sin cesar: “¡No lo mires! ¡No lo mires!” Pero el filósofo no pudo contenerse y lo miró…

-¡Ya lo veo, ya lo veo! ¡Está aquí! -rugió Viy con voz de trueno, mientras lo señalaba con un dedo de hierro.

Algunos filólogos han dicho que Viy, en cirílico Вий, tiene relación con la palabra “Vishniy” del antiguo eslavónico, que significa “cosmos”; la raíz “Ви” en ella daría origen al pronombre personal “Usted”, o “vosotros” – Ви (vy), y por otro lado a “Vyshyvka”, que significa “divino”, que a su vez lleva a “Vyshyvanka“, la camisa bordada tradicional de Ucrania. Pero en este caso lo vemos como un adjetivo, Вий, funcionando también como apellido ucraniano. No se sabe con certeza el origen de esta palabra, y existe discordancia entre los expertos en si es inventada totalmente por el autor, proviene de algún ser mitológico del que el escritor se enteró en sus estudios profundos sobre estos temas, o tiene la etimología mencionada.

Hóhol utilizó anteriormente la trama de esta historia y, en la ciudad de Nizhyn, en la provincia de Chernihiv, existe una leyenda similar:

Durante la época en la que Mykola Hóhol era joven, el distrito “Maherki” de Nizhyn era conocido por ser concurrido por gente de dinero; bodas lujosas con novias muy bellas, y los muchachos se quedaban durante la noche contando historias “de miedo”.

Este relato llegó a oídos del joven Mykola, y lo impresionó al punto de escribirlo luego entre sus obras.

Se dice que una jovencita falleció súbitamente y, ya que sus padres eran adinerados, colocaron el cuerpo para ser velado en el centro de la Iglesia de la Cruz Vozdvyzhensky; un joven seminarista llegó a la ciudad y fue invitado por los padres para decir algunas palabras durante el servicio, y en este punto la historia se divide en 3 finales: uno romántico, otro realista y el otro es el del escritor.

El romántico dice que el joven seminarista leía el Salmo sobre la muchacha fallecida, pero al verla al rostro palideció al ver su inmensa belleza; no pudo resistirse y le dio un beso en la boca, tras lo cual la muchacha despertó y se enamoró de su salvador. Contrajeron matrimonio y fueron felices para siempre.

El realista dice que el seminarista no quedó cautivado por su belleza, sino por el valor de las joyas que vestía el cuerpo de la jovencita. Tentado, fácilmente tomó los collares, pero notó un valiosisimo anillo que tenía en su mano bajo el velo; pensó que era fácil de tomar, pero al intentarlo, éste estaba muy apretado en la mano, pero se dijo “está muerta, no va a sentir” y haló con todas sus fuerzas. Esto causó un dolor indescriptible a la joven, que no estaba muerta sino en un sueño letárgico, y se despertó. El joven sufrió de un infarto por el susto de ver una muerta volver a la vida y la joven, al verse acostada en un ataúd y al lado de un muchacho muerto,comenzó a gritar despavorida. Pero la gente no quería entrar a la iglesia, pues pensaba que era una poderosa bruja. Fue hasta la mañana siguiente que por fin los pobladores se animaron a entrar y encontraron que la pobre muchacha había perdido la razón; no quedó mas remedio que encerrarla en un manicomio, en donde terminó sus días.

El tercer final es el que describe Hóhol en esta obra, “El Viy”.

Los demonios que el autor menciona dentro de la iglesia provienen de supersticiones eslavas sobre los “muertos de medianoche”. Provienen de personas que han sido malvadas en vida y que, al fallecer, se convierten en estos seres malignos. La tierra no los tolera, por lo que cada noche ellos salen de sus tumbas y pululan en el exterior para atormentar a los vivos.

En esta novela, los demonios tienen “tierra negra” adherida a sus cuerpos, como si estuvieran pegados de cierta forma a la tierra.

Estaba totalmente cubierto de tierra negra, dejando sólo al descubierto sus pies y sus manos, semejantes a raíces de viejos árboles, y los pasos que daba parecían de un cojo.

Hóhol menciona a unos seres que, definitivamente, pertenecen a la mitología ucraniana: las Rusalky. (Este es un enlace a un artículo sobre ellas). Estas ondinas o espiritus acuáticos también son mencionados en “La canción del bosque” de Lesya Ukrayinka (enlace).

Son observadas por Jomá durante su cabalgata nocturna al principio de su aventura con la bruja:

En aquella límpida superficie aparecía también reflejado el luminoso disco de la luna, e incluso creía oír sonidos emitidos por las silvestres campanillas azules al agitarse. Finalmente vio deslizándose sobre las aguas a una esbelta y hermosísima rusalka, de cuerpo marmóreo, como si estuviera formado por los rayos de la luna. La rusalka lo miraba con ojos brillantes y profundos, con una mirada que penetraba en su corazón como un finísimo dardo, y otra ondina también se deslizaba por la superficie, cantando, y otra se alejaba sonriéndole.

¿Era sueño lo que sus ojos contemplaban o era realidad? Una dulce y extraña melodía, penetrante como un silbido, llegaba hasta sus oídos.

“¿Pero qué me está ocurriendo?”, se preguntaba el filósofo sin dejar de galopar.

Las rusalky son los espíritus de niñas que fallecieron sin bautizar, especialmente ahogadas, o que se lanzaron al agua por un amor no correspondido. Tienen poderes mágicos que podemos leer en el artículo extensivo sobre ellas, y están relacionadas con el demonio, como los “muertos de medianoche” que luego acosan en la iglesia a Jomá.

Es interesante la relación que existe entre la bruja que acosa a Jomá, una mujer joven (luego), muy bella, pero mortal. Tal y como las rusalky, que atraen a los jóvenes enamorados, utilizando sus encantos, y luego, al tenerlos cerca, muestran su maldad y los matan a cosquillas.

Como única respuesta, la vieja, abriendo los brazos se acercó a él con claras intenciones con un ademán que descubría claramente sus intenciones sexuales.

En relación con brujas y muchachas ahogadas, Hóhol menciona en otras de sus obras este tema, como en “Las veladas de Dikanka”, capítulo V: La Ahogada, obra en la que también el diablo se transforma en caballo:

El diablo, una vez atravesada la barrera, se transformó en un caballo y el herrero se vio en medio de una calle cabalgando sobre un brioso corcel.

El hecho que la bruja dominara en principio a Jomá y lo cabalgara como un caballo es un fenómeno relacionado con las brujas que se conoce como “Parálisis nocturna”; es la sensación que se tiene cuando, al estar acostado, se siente una presión inexplicable sobre el pecho o, en otras ocasiones, al pie de la cama.

En varias culturas esta sensación fue cambiando al sentimiento de un espíritu sobre la espalda de la persona; de hecho, la palabra en inglés “nightmare”, que se utiliza actualmente como “pesadilla”, proviene de la combinación de “night” – “noche” y “mare” es un espíritu maligno, que en Ucrania se conoce como “Marena” o “Marzanna” (enlace a un articulo sobre este espíritu maligno). De esta forma, la versión mitológica original de esta sensación es la de Marena, espiritu de la muerte, sentada sobre el pecho de la persona, de forma que no puede respirar, hasta que “le roba el último aliento”. Luego se trasladó a la espalda, y fue una bruja la que se subía sobre ella que, obviamente es similar a montar un caballo, fue transformándose en lo que le sucedió al filósofo en este cuento, referencia cultural claramente ucraniana.

Se quedó asombrado y en el acto vio que la vieja cogía una escoba a manera de látigo; después le saltó a los hombros y lo obligó a llevarla como si fuese un caballo. Todo esto ocurrió con la rapidez del rayo. El filósofo se sujetó las rodillas intentando detener sus piernas, pero resultó inútil: no le obedecían, y comenzaron a saltar y a correr a la misma velocidad que el mejor caballo circasiano.

Otro personaje dentro de la mitología ucraniana que pudo haber influido, aunque de forma secundaria, en el personaje de la bruja de este cuento es Baba Yaha (enlace a un artículo sobre ella): una bruja que, en la mayoría de cuentos, monta sobre una escoba o mortero, empuñando un mortero y espantando y devorando niños, aunque en algunos cuentos transmite cierta sabiduría a sus víctimas. Vive en una casa sobre piernas de pollo. Y también tiene la facultad de cambiar de forma, como la hija del centurión (en la obra en su idioma original se llama Sotnik, de “Sotnia”, centuria) que podía tomar la forma de una anciana, de una bella joven, o hasta de perro, y bebe sangre, en especial de niños.

Otro tema que es claramente ucraniano, y proviene de tiempos precristianos, es el círculo protector contra las fuerzas malignas:

El seminarista, temblando de puro miedo, trazó con los dedos un gran círculo sobre el polvo y empezó a decir oraciones que le había enseñado un monje que durante toda su vida estuvo dedicado a ahuyentar espíritus malignos y derrotar a brujas. La difunta llegó hasta el borde del círculo pero, para alivio del seminarista, le resultaba imposible traspasarlo. Por más intentos que realizaba, era evidente que sus esfuerzos eran inútiles.

Dentro de las creencias mitológicas, este círculo vuelve invisible a quien esté dentro:

Pero al mirarle de refilón, se calmó al comprobar que la muerta lo buscaba por otro sitio, ya que el círculo mágico lo convertía en invisible para la bruja…

Este círculo es conocido dentro de la mitología como el “chur”, un límite que el diablo no puede cruzar. Incluso con Jomá ya muerto de miedo, las criaturas no lo podían tocar, aunque el Viy es el único que tiene el poder de verlo a través de él:

¡Ya lo veo, ya lo veo! ¡Está aquí! -rugió Viy con voz de trueno, mientras lo señalaba con un dedo de hierro.

Y toda aquella caterva de monstruos se precipitó sobre Jomá Brut. El infortunado muchacho rodó por los suelos y murió de terror…

Adicional a esta observación, la noción final que menciona que Jomá falleció nada más de puro terror, aparentemente es inspirada en la leyenda sobre Juan de Damasco, que dice que “…todas las pasiones malignas e impuras han sido concebidas por espíritus malignos, a los que se les ha permitido atacar al hombre; pero son incapaces de forzar a nadie, pues su poder yace en la aceptación de la invitación (en este caso, el que Jomá haya visto al Viy)”:

El seminarista escuchó entonces una voz interior que le repetía sin cesar: “¡No lo mires! ¡No lo mires!” Pero el filósofo no pudo contenerse y lo miró…

El Viy se menciona, en posteriores obras, como el esposo de la bruja, en la que también sus asistentes le levantan las cejas y pestañas con un tenedor de hierro.

Y no es de menos el importante tema, la parte de ambientación al cuento, que nos presenta el lugar, los personajes (humanos) y la atmósfera en la que se desarrolla la historia: la época universitaria.

Y no es para menos, pues la Universidad de Kyiv acababa de ser fundada hacía apenas 1 año cuando Mykola Hóhol escribió el cuento (aunque éste no se desarrolla en ella, sino en el seminario, era el tema del momento). Leamos un poco sobre la historia de esta institución:

La Universidad fue fundada en 1834 y nombrada en honor a San Volodymyr, gobernante que cristianizó la Rus de Kyiv. Los primeros 62 estudiantes comenzaron sus estudios en la universidad ese mismo año, en la facultad de Filosofía, la cual tenía dos secciones: la Facultad de Historia y Filología, y la Facultad de Física y Matemática. Hubo nuevas adiciones a la Facultad original en 1835 y 1847: la Facultad de Leyes y la Facultad de Medicina; Posteriormente, la primigenia Facultad de Filosofía fue dividida en dos unidades separadas: la Facultad de Historia y Filología, y la Facultad de Ciencias Naturales. No se crearon nuevas unidades académicas sino hasta los años 1920.

Mykola Hóhol nos describe a la perfección, y ésto es la parte realista del relato, la vida dentro de la institución:

Los retóricos eran un poco mayores que los gramáticos, y vestían de un modo más decente, puesto que llevaban trajes en mejor estado y a veces muy limpios. Sin embargo, sus rostros no carecían de adornos en forma de símbolo victorioso, ya fuera un ojo morado, algunos arañazos o algunos hinchazones de la misma procedencia. Las voces de los retóricos eran ya más de tenores.

y, prácticamente, las primeras páginas.

Nos describe el típico comportamiento de estudiantes jóvenes, recién salidos de sus hogares, recién convertidos en adultos en búsqueda de mundo; pero el filósofo tiene, podríamos decir, cierta indiferencia religiosa, cierto “fatalismo” si se le puede llamar así, y no le presta demasiada importancia a las cosas:

Bueno, ¿qué le vamos a hacer? Lo que está escrito tiene que cumplirse”, se resignó el filósofo.

O la tranquilidad que tuvo casi de inmediato después de su primera experiencia sobrenatural con la bruja:

Al anochecer lo vieron en la taberna. Echado sobre un banco, descansaba fumando en su pipa como de costumbre, y ante la mirada de todos los presentes le pago al viejo judío dueño de la bodega, con una moneda de oro. Antes se había bebido el buen filósofo una botella del mejor vino y contemplaba alegremente a los que entraban y salían. Al parecer había olvidado por completo la aventura que acababa de vivir.

Los kozakos aparecen en esta historia como sirvientes del centurión, que saben bastante pero no dicen mucho. Si bien aquí son personajes secundarios, aunque sin hacer menosprecio de su valentía y heroismo, Mykola Hóhol es el autor también de “Taras Bulba”, una de las mejores novelas que describen a estos guerreros.

Esta novela inspiró una buena cantidad de peliculas y obras literarias posteriores, basadas total o parcialmente en ella.

La primera, que sobrevive, es esta película por Georgi Kropachyov, Konstantin Yershov, y Aleksandr Ptushko.

Película “El Viy” de 1967


En 1990 salió “A holy place”, película yogoslava basada totalmente en la novela, o la pelicula rusa “Bruja” del 2006; también “Evil spirit: VIY”, pelicula surcoreana filmada en 2008.

La pelicula “Black Sunday” (domingo negro) de Mario Bava es inspirada parcialmente en esta novela, al igual que “Piraña” de 1978, en la que el consejero del campamento hace referencia a la historia de terror de Jomá.

“La mulana”, o la novela de Catherynne M. Valente, titulada “Deathless”, además del videojuego “Fate/Grand Order” tienen tambien influencia del Viy.


Película de 2014: Viy


3 comentarios

La nariz – Cuerto corto de Mykola Hóhol (Historia y análisis)

Enlace a artículo sobre Mykola Hóhol.

Enlace al cuento (leer en línea – en español)

Descarga automática en formato pdf


Mykola Hóhol frente a su personaje de “La Nariz”

Mykola Hóhol escribió este cuento corto entre 1835 y 1836, poco antes de partir en un viaje de varios años al extranjero. El escritor vivió en San Petersburgo desde 1828, pues en ese entonces era la ciudad cultural más importante del Imperio Ruso, y Mykola, desde pequeño, había demostrado una sed increíble de adquirir conocimientos.

“La Nariz” fue publicada originalmente en el periódico “El Contemporáneo” dedicado a literatura, propiedad de Alexander Pushkin.

Ya tras 7 años de vivir en esa ciudad, a Mykola se le hizo notoria la sociedad basada en rangos, que ésta respetaba a niveles obsesivos, intentando ascender. Notemos de entrada que la nariz que se separó del rostro del mayor Kovalov, andaba por la ciudad vistiendo un traje que indicaba que su rango era superior al de su dueño. Incluso éste tuvo miedo de acercarse a su propia nariz cuando la encontró rezando en la iglesia:

«¿Cómo podría acercarme a él?», pensó Kovalev. Por su uniforme y su sombrero, claramente parecía que era un consejero de Estado. ¿Cómo diablos se las arreglaría?

Pero luego ésta lo rechaza, de nuevo en relación a los rangos sociales:

Usted está equivocado, mi buen señor. Yo no tengo nada que ver con usted. Además, entre nosotros dos no puede haber ninguna clase de relación. A juzgar por los botones de su uniforme, usted debe pertenecer al Senado o, al menos, a Justicia. Y yo soy de Instrucción Pública.

Esta tabla de rangos había sido implementada por Pedro el Grande en 1722, en un intento por eliminar a los boyares, nobles por herencia; la idea de la tabla de rangos pretendía incentivar a los ciudadanos comunes a esforzarse por prestar sus servicios al zar, ya sea en el ámbito militar o burocrático, y constaba de 14 niveles, ascendiendo automáticamente por cada 4 años de servicio al imperio. Lo interesante de este sistema es que prometía que, al llegar a los rangos 2 al 5, se obtenía título de nobleza (junto con los ingresos y posesiones que conllevaba) por toda la vida y durante generaciones; los rangos del 6 al 8 otorgaban nobleza vitalicia, y los restantes otorgaban estos beneficios mientras se ejerciera el cargo y proporcional a éste.

De esta forma, la nobleza abarcaba casi 2 millones de personas, pero era muy difícil ascender a los rangos superiores sin que fuera por matrimonio con alguien de ese grupo.

El mayor Kovalev llevaba en la cadena de su reloj toda su colección de dijes de cornerina, en los que aparecían alternando unas armas con las palabras miércoles, jueves, etc. Había ido a Petersburgo por verdadera necesidad, o para mejor decir, concretando, en busca de un puesto adecuado a su rango, como, por ejemplo, si la suerte le era propicia y favorecía, el de vicegobernador, o si esto no conseguía, al menos el de ejecutor de algún departamento renombrado. Tampoco tendría inconveniente en casarse, pero sólo a condición de que la novia dispusiera de una dote o capital de doscientos mil rublos

Hóhol nos describe, de una forma muy gráfica, cómo era San Petersburgo en la década de 1830, claro, según su propia percepción, la de un ucraniano que había tenido que ir a la gran ciudad para superarse:

Iván Yakovlievich tuvo que recoger la nariz y guardársela en el bolsillo. La desesperación se apoderó de él, sobre todo al ver que la gente iba aumentando en la calle, a medida que se abrían los almacenes y las tiendas.
Decidió ir al puente de Isakievski. ¡Quizás allí lograría arrojarla al Neva!..[…]

Entró apresuradamente, atravesando una fila de mendigas viejas con las caras vendadas y con sólo dos aberturas para los ojos, y de quienes antes solía burlarse.[…]

Un minuto después Kovalev oía su voz en la calle regañando a un estúpido mujik que se había metido con su carro en la acera, y al que terminó propinando un par de estacazos.

Los estudiosos de literatura y biógrafos del escritor piensan que la razón de, tanto el título como el personaje más llamativo de este cuento, una nariz, reside en la niñez y juventud de Mykola Hóhol, un hombre en cuya presencia física resaltaba una gran nariz.

Lógicamente, y está demostrado en cartas en las que sus amigos mencionaban su gran nariz, las personas iban a notar esta característica; pero Hóhol, un hombre también muy inteligente, no lo tomó a mal.

Para él, entonces, la nariz, su nariz, llegó a ser parte de su identidad. El escritor consideraba que es la parte más importante del cuerpo, como menciona su personaje un par de veces en el cuento:

¡Dígame cómo es posible permanecer sin una parte del cuerpo de tal importancia! Aquí no se trata de un dedo del pie, que por ir dentro del zapato nadie nota su falta. Mi caso es diferente.

Según Hóhol, toda la apariencia de una persona se asienta en su nariz. Pero eso no es todo, sino que también por medio de ella se tiene el sentido mas importante, según Mykola, el olfato:

No comprendo cómo pueda encontrar oportuno el bromear conmigo de esta forma -le dijo dolorido- ¿Acaso no ve que me falta la parte indispensable del cuerpo para oler? ¡Que el diablo se lleve su tabaco!

Mykola Hóhol nació y creció en Soróchinsky, provincia de Poltava en Ucrania, en el campo. En el campo los olores son parte esencial de la vida diaria; el aroma de las flores, del pasto recién mojado, de la tierra labrada o cosechada, los animales domésticos, y no se diga los alimentos; por otro lado, en la gran ciudad, en un sentimiento importado de la civilización occidental, la nariz no es más que parte de la apariencia física.

Hóhol admite que es parte de la identidad de una persona, pues el barbero reconoce rápidamente de quién es la nariz: el mayor Kovalyov, un oficial menor que actúa como si tuviera mayor rango, quien no presta atención a las mujeres, a menos que lo ayude a ascender en la tabla de rangos. De nuevo vemos el tema que Hóhol critica.

Varios de los expertos que han analizado el trabajo de este escritor notaron que existe también el factor sobrenatural, visible también en otras obras de Hóhol (ver “La feria de Soróchinsky“): la nariz es pequeña cuando el barbero la halla dentro del pan, y además no está cocinada, a pesar de éste sí estarlo:

«El diablo sabrá cómo pudo suceder esto -dijo, al fin rascándose una oreja-. Yo no puedo asegurar que no regresara anoche borracho, pero, a juzgar por las señales el hecho es inadmisible, pues el pan está cocido y la nariz no lo está. ¡No entiendo nada de esto!»

Además, la nariz es del tamaño de un hombre cuando el mayor se la encuentra luego en la calle, y de nuevo del tamaño de una nariz humana cuando el policía se la entrega de vuelta. Sin mencionar que, una nariz haciendo la vida sóla por ahi, ya es sobrenatural.

Existe una versión del cuento, anterior a la oficial, en la que el mayor Kovalev se despierta al final del cuento y nota que todo fue un sueño; estos expertos relacionan el nombre del cuento, en ruso (Hóhol tenia que escribir en ese idioma, pues el ucraniano estaba prohibido – ver articulo), es “Нос” que, si se escribe al revés, dice “Сон”,”sueño” en ruso.

Otros expertos sostienen que no es un sueño, sino una característica muy especial del estilo literario de Hóhol, por medio de la que, dentro de un relato totalmente realista, con lugares y personajes reales, inserta un elemento sobrenatural, estilo que nombraron “realismo mágico”.

Hóhol, luego, al final de la historia, explica como hablando con el lector, cómo pudo ser que la nariz se soltara del dueño, caminara y hablara por ahi, y luego mágicamente se volviera a pegar, algo que el médico no había logrado hacer. De esta forma, el autor juega con las suposiciones de los lectores, quienes estaban en esa época ávidos de historias absurdas, pero al mismo tiempo buscaban una lógica al hilo de éstas, buscando una explicación racional.

Por otro lado, existe un quebranto en la identidad del mayor Kovalov, pues hay un desbalance en cómo se ve a si mismo y cómo lo ve la sociedad. Toda su energía se centra en mantener su aspecto externo, más que enfocarse en su interior.

También se ha llegado incluso a pensar que la nariz simboliza realmente la masculinidad del personaje, e incluso se llegó durante un tiempo a sustituir la palabra “нос” por “хуй”, que es la palabra tabú para referirse al pene en la sociedad rusa. Se supone que el simbolismo de la nariz y la pérdida de la autoestima de Kovalev al perderla, es una forma de mostrar la inseguridad de las personas al perder su masculinidad, ya sea física y directamente, o de forma simbólica, como la dificultad para conquistar al género femenino, o el perder la hombría por no tener dinero o un rango alto, la impotencia hasta cierto punto.

La historia de la nariz relata un hecho absurdo que sucedió dentro de una sociedad absurda


Este tema, después de Hóhol, fue utilizado en una buena cantidad de obras, literarias, musicales y fílmicas, comenzando con la ópera de Dmitri Shostakovich, estrenada en 1930, del mismo nombre.

Mordicai Gerstein realizó en 1966 una película corta usando este mismo tema, pero sucede en Pittsburh, y el barbero se llama “Theodore Schneider”, mientras que el dueño de la nariz se llama “Nathan Nasspigel”. En 1977 también salió una película para la televisión, dirigida por Rolan Bykov. Hasta incluso, dentro de la serie “South Park”, uno de los personajes pierde sus genitales, y los persigue por toda la ciudad, en una parodia sobre la generación de órganos humanos artificiales en laboratorio.

Luego fue utilizado el mismo tema por Andrei Amalrik, en su ópera “Nose! Nose? No-se!”, que sucede en una sociedad totalitaria marxista, en donde el mayor Kovalyov deambula por toda la ciudad en búsqueda de su nariz, excesivamente preocupado por su nivel social, medio.

Una gran cantidad de monumentos, incluido uno sobre el presidente de la Federación rusa, Vladimir Putin, que perdió sus genitales, han sido construidos en varios paises del mundo.


3 comentarios

1 de abril – Nacimiento de Mykola Hóhol

O Nikolai Gógol (trasliterado del ruso) como se conoció en occidente, aunque su nombre en ucraniano es Микола Васильович Гоголь, que de traslitera a Mykóla Vasýlovych Hóhol.

Fue un gran escritor nacido el 1 de abril de 1809 en Soróchyntsi, provincia de Poltava, Ucrania.

El ejemplo tiene más fuerza que las reglas. “Almas muertas” (1842)


Quería ser actor e incluso, cuando niño, ayudaba a montar escenas en un teatro amateur de su tío. Su padre, y por ende también él, tenían ascendencia kozaka, de la familia Lyzohub. En la escuela era retraído, como muchos genios, le decían “el enano misterioso” sus compañeros, y tuvo pocos amigos, pero éstos fueron para toda su vida.

Si bien comenzó a escribir en 1828, fue en 1831 que publicó su primera obra, éxito, “Tardes (o noches) en una granja cerca de Dikanka“. En esta obra describe a la perfección la cultura ucraniana, al igual que “Nochebuena”, y Nikolai Nadezhdin notó que era un escritor que iba a mostrar al mundo las costumbres de su patria, Ucrania.

Le siguieron Mirhorod y arabesques. Mientras más escribía sobre su pueblo, más se interesaba en la verdadera historia de éste, lo que resultó en la novela ficticia Taras Bulba, en la que describe a la perfección la vida y costumbres de los kozakos, sus ancestros directos.

El Capote (1842)

«Así desapareció un ser humano que nunca tuvo quién lo amparara, a quien nadie había querido y que jamás interesó a nadie».


El 19 de abril de 1836 presentó “El inspector gubernamental (Revizor)”, una comedia que se consideró una violenta sátira a la burocracia provincial del imperio ruso, y que sólamente fue presentada gracias a la curiosidad de Nicolás I, el emperador.

De 1836 a 1848 se dedicó a recorrer Europa occidental, en donde leyó las grandes obras literarias, incluidas las de Italia.

La muerte de Pushkin en 1837, su amigo, le causó una gran impresión. Escribió luego su obra Almas muertas, aunque también reutilizó los personajes de Taras Bulba y de El retrato en sus obras Matrimonio (zhenitba), Roma, y varias más.

Almas muertas estuvo lista para 1841, la primera parte, y fue de inmediato considerada la mejor obra en prosa escrita jamás en ese idioma; algunos expertos sugieren que esta obra es la contraparte de La divina comedia de Dante, y que en ella presenta “El inferno”, mientras que para la segunda parte iba a presentar “El purgatorio”.

Un compañero o un amigo te engañará y será el primero en traicionarte en un momento difícil, pero el dinero no te traicionará nunca. Todo lo podrás alcanzar y vencer en el mundo con dinero. “Almas muertas” (1842)


Luego peregrinó a Jerusalén, retornando en 1848, tras lo que entablo relación con un anciano llamado Matvey Konstantinovsky quien, se dice, intensificó su temor a caer en la perdición por la pecaminosidad de su trabajo imaginativo, y en la noche del 24 de febrero de 1852 se le encontró quemando la mayor parte del trabajo que iba a ser la segunda parte de Almas muertas. Luego de esto cayó en una depresión muy fuerte y, nueve días después, falleció, el 4 de marzo de 1852, en un gran sufrimiento.

Se ha especulado mucho y generado mitos en torno a la muerte de este genio ucraniano.

El pánico es más contagioso que la peste y se comunica en un instante. “Almas muertas” (1842)


Lo cierto es que, sobre Hóhol, no basta un artículo para su biografía personal o de su obra, o analizar su genialidad.

Por ello, incluimos a continuación enlaces para que el interesado descargue sus obras, traducidas al español, en formato pdf; y enlaces (con una pequeña introducción) a otras publicaciones de ConUcrania o sus colaboradores sobre este genio ucraniano:

Pero nuestra generación se ríe, y arrastrada por el orgullo y la vanidad, empieza una serie de nuevos errores, de los que con el tiempo se reirán asimismo nuestros descendientes. “Almas muertas” (1842)


Recopilatorio de artículos de ConUcrania sobre Hóhol

Efemérides:
Tal día como hoy, pero de 1809, nació en Velyki Sorochyntsi, Poltava, Ucrania, uno de los más grandes escritores de todos los tiempos, el ucraniano Nikolai Gogol, genio de genios, y literato inmortal, pues inmortales son sus personajes Taras Bulba, Chíchikov… (Chíchikov vive aun hoy en Rusia, je, je… inmortal, Chíchikov).
El capote (o El abrigo), la nariz… Genio, genio de genios…

En su primera etapa nos pintó la vida en su Ucrania natal: Veladas en un caserío de Dikanka…
Si sería genio Gogol, que decía: «por estúpido que sea lo que dice el necio, en ocasiones es más que suficiente para confundir al hombre inteligente»… cómo conocía al demagogo…

Esta es su estatua en Poltava, su tumba está en Moscú.

Alejandro Lacomba Martin, ConUcrania

Lo más interesante sobre Ucrania y los ucranianos

Si preguntan a cualquier ucraniano sobre las ferias, enseguida a la mente le viene la feria de Sorochintsy. Esa feria no fue ni la más grande, ni la más famosa. Y el pueblo “Grande Soronchyntsy”, seguramente, hubiese sido como muchos pueblos de la zona Poltava, poco conocidos, si no fuese por el Mykola Gogol que lo ha hecho famoso durante siglos, gracias a su novela “La Feria de Sorochyntsy”, que ha sido la manifestación de la clásica cultura ucraniana.

Enlace al artículo completo


La Sorochynsky Yarmarok – La Feria de Sorochinsky

Este título es el que da inicio a la obra de Nikolái Gógol(*), titulado “Las Veladas de Dikanka”, escrita en 1832.

*Por el momento escribiremos “Gógol” con G, pero siempre haciendo la aclaración que en ucraniano, idioma del apellido del escritor, la Г de Гогол, se traslitera a H, no a G como en ruso. Para respetar el idioma ucraniano, la trasliteracion del nombre debería ser “HÓHOL”.

Las primeras palabras del primer capítulo son:

Enlace al artículo completo


“NOCHE DE MAYO O LA DONCELLA AHOGADA”, BANDURA Y LA JATA

Sigamos con los cuentos de Gogol.

Pero antes de postear simplemente el cuento completo, les invito a que lean sobre dos elementos muy importantes que se mencionan en él: La Bandura (aquí) y la Jata (aquí).

EL Cuento:

Recordemos que Gogol nació y pasó sus primeros años en Ucrania, y aunque se le considera ruso, por ser su pueblo de nacimiento parte del Imperio Ruso durante la época que nació, pertenecía al grupo étnico ucraniano y este cuento lo escribió describiendo su tierra natal.

Vechera na khutore bliz Dikan’ki es el nombre del cuento. Vale la pena recordar la ópera de Rimsky-Korsakov que mencioné antes, y agregar la película soviética con este nonbre, de 1961, por Aleksandr Rou.

Enlace al artículo completo


Deja un comentario

18 de marzo – Nacimiento de Leonid Vysheslavsky

Леонід Миколайович Вишеславський nsció el 18 de marzo de 1914 en Mykolayiv, provincia de Ucrania.

Fue un poeta ucraniano, crítico literario y traductor. Escribió más de 60 libros de poemas, prosa y traducciones, y sus obras eran transmitidas constantemente por radio. Tradujo sus trabajos al polaco, alemán, francés y otros idiomas. El original fue ucraniano y ruso.

Falleció el 26 de diciembre de 2002 en Kyiv.

El padre de Leonid Vysheslavsky era Nikolai Vysheslavsky (1888–1979) era ingeniero, y su madre, Cleopatra Platonova (1892–1939) era la hija de un sacerdote. Pasó toda su niñez con el abuelo materno, Harlampy Platonov, que le inculcó firmemente las tradiciones culturales y espirituales.

Contrajo matrimonio con Agnessa Baltaga (1905–1991), también crítica literaria. Tuvieron una hija, Irina Vysheslavska, artista, y su nieto, Hlib Vysheslavsky, es también crítico y artista.

Durante su juventud, Leonid se interesó en la poesía futurista, y especialmente le gustaba el trabajo de Volodymir Mayakovsky. Sus primeros poemas fueron publicados en Járkiv en 1931, en la revista «Красное слово» – Bella palabra.

Este poeta se graduó en la Universidad Taras Shevchenko en 1938, en la facultad de Filología. De 1948 a 2002 fue editor de la revista Raduga (Arcoiris). Uno de los principales temas en sus obras es el viaje al espacio, como un contacto humano con el universo. Otro tema que tocó en 1933 (aunque publicó en 1968) fue el Holodomor, cuando escribió su poema «Где-то на Украине…» – “A algún lugar de Ucrania”, parte del libro «Садовник».

Viviendo en Melitopol, de donde era su esposa, escribió varios poemas, pero su primer trabajo famoso fue «Здравствуй, солнце», publicado en Kyiv en 1938.

Vysheslavsky mantenía comunicación con otros importantes poetas de su tiempo, como David Burliuk, Boris Pasternak, Mikola Zerov, Pavlo Tychina, Ivan Druch y otros.

Ganó el premio de Pavlo Tychina en 1974; el Premio Nacional de Ucrania Taras Shevchenko en 1984, y el asteroide 2953 “Visheslaviya” fue nombrado asi en honor a este poeta ucraniano.


2 comentarios

9 de marzo – Nacimiento de Taras Shevchenko (Recopilatorio)

El trabajo de este gran poeta ucraniano, nacido el 9 de marzo de 1814 en el pueblo Moryntsi Zvenigorod, actual provincia de Cherkasy, es demasiado extenso como para plasmarlo en una entrada.

Por lo tanto, en ésta enlazaremos a varios artículos, de fuentes confiables, con un resumen introductorio y el enlace respectivo al artículo completo; se puede acceder pinchando la imagen o el enlace en azul:


Un 9 de marzo 1814, nació, cerca de Cherkasy, Taras Shevchenko, al que llaman «el poeta de Ucrania», figura fundamental, no solo de la literatura, sino de la propia nación ucraniana, como evidencia el hecho de estar su efigie en billetes y en numerosas referencias.

Sufrió persecución por parte del Imperio zarista opresor simplemente por escribir en lengua ucraniana y por su activismo en pro de la identidad nacional ucraniana, subyugada y reprimida por los rusos.
Precisamente por eso su figura se ha recuperado en estos tiempos en que, por increíble que pueda parecer, Ucrania se ve obligada a seguir librando esa misma lucha por su propia existencia, habiéndose convertido en un auténtico icono popular y nacional…


Lo que no nos contaron en las escuelas

Amante del Ron

La bebida favorita de Shevchenko era el ron. En aquellos días, el ron solo se traía desde el extranjero y el capricho de tomarlo no era barato. Incluso hoy en día tampoco es barato de beber ron en Ucrania.

Enlace al articulo completo


Taras Shevchenko – poeta y artista de Ucrania

El buen arte debe expresar los sentimientos humanos de una forma clara, pero sutil; la vida diaria, la situación de toda una nación, unida por su idiosincrasia y sus pensamientos en conjunto, trascendiendo lo individual.

Y el lector, observador, o quien escucha una melodía, más que entender, la debe sentir, si el artista que la interpreta tiene realmente talento, si efectivamente está intentando transmitir sus propios sentimientos e identificarse con el pueblo que representa.

Taras Shevchenko es el artista de los artistas, es Ucrania vuelta humano. Su forma de expresar el sentir de todo un país es genial. Y se le agrega mérito al hecho de que, por decir algo muy claro, podría haber perdido la vida. Era una época de opresión y terror para su pueblo, en la que era necesario dar ánimos a su gente, pero sin que los opresores lo supieran.

Enlace al artículo completo


¿SABÍAS QUÉ? Taras Shevchenko

Taras Shevchenko nació el 9 de marzo de año 1814 en el pueblo Moryntsi Zvenigorod condado de la provincia de Kyiv (ahora distrito de Zvenigorod de la región de Cherkasy ). Fue el tercer hijo de los campesinos-siervos Grigory Ivanovich Shevchenko y Catherine Boyko Akimovna, después de su hermana Catalina ( 20 de noviembre de 1804 – 1848) y hermano Nikita ( 28 de mayo de 1811 – 1870.

Quedó huérfano a los 11 años. Debido a que mostraba talento para la pintura, su amo, P. Engelhardt, lo llevó a Vilna y San Petersburgo, donde Shevchenko recibió clases de pintura.

Enlace al artículo completo


Brama el poderoso Dnipró

Brama el Dnipro y levanta
Olas que rozan el cielo.
Doblando los altos sauces
Aúlla con furia el viento.

La luna, de vez en cuando,
Entre nubarrones negros
Se asoma y desaparece
Como un barco en el Mar Negro.

No cantó el último gallo;
La aldea sigue durmiendo;
Sólo los mochuelos chillan;
Cruje sin cesar el fresno.

Enlace a “Brama el poderoso Dnipro”


Perebendia

¿Conocéis a Perebendia,
A ese viejo ciego?
Toca por doquier la kobza.

El pobre andariego.
¡Cómo el pueblo admira y quiere
A esos trovadores
Que, aún padeciendo, disipan
Ajenos dolores!

Junto a un cercado duerme
Y se pasa el día,
No tiene hogar en el mundo…
Que el hado se ría

De sus canas y pobreza.
¿A él qué le importa?
Canta: No susurres, prado…

Enlace al articulo sobre el poema “Perebendia”


Sueño

Cada quién tiene su sino,
También su camino ancho.
Construye el uno y destruye
El otro.

Va escudriñando
Aquél, con ávidos ojos,
Los confines, por si acaso

Hay más mundo que apandar
Para consigo enterrarlo.
A su consuegro, un tercero
Despluma, naipes en mano.

Enlace al articulo sobre el poema “Sueño”


Noches de Doncella

La deshecha trenza oscura
Hasta la cintura.
Se agita el pecho hermoso
Como un mar furioso;

Y los ojos que destellan,
Cuan nocturna estrella,
Blancas manos se estiraron
Para abrazarlo…

Y la almohada fría
Ellas rodearon
Y pasmadas, entre el llanto
Frías se soltaron.

“¿Para qué quiero esta trenza,
Y el talle hermoso,
Y mis ojos, los castaños,
Si no tengo esposo,
Nadie hay con quien pudiera
Compartir el alma?..

Enlace al articulo “Noches de Doncella”

https://youtu.be/KrE0XXJHOSI


Zapovit – el Testamento


Obras de arte

Taras Shevchenko no era nada más poeta; también era artista plástico, pintor. Muchas de sus acuarelas y tintas sobrevivieron al tiempo (aunque muchas no), y en el artículo enlazado pinchando aqui podremos ver algunas.

Poesias escogidas. Libro en español con poemas de Taras Shchevchenko traducidos al español. Pdf descargable


Deja un comentario

2 de marzo – Nacimiento de Myron Korduba

Мирон Михайлович Кордуба nació el 2 de marzo de 1876 en Ostriv, actual provincia de Ternopil..

Fue historiador y profesor de la histpria de Ucrania en la Facultad de humanidades de la Universidad de Varsovia de 1929 a 1939, y autor de las biografías de ucranianos famosos en el Diccionario Biográfico Polaco (PSB).

Falleció el 2 de mayo de 1947.

Su abuelo era el sacerdote, y su madre, Емілі Кордуба, la hija de éste. Estudió la primaria en su ciudad natal t el gymnasium en Ternopil. Luego entró a la facultad de filosofía de la Universidad de Lviv, en 1893.

De 1895 a 1896 estudió historia en Viena, la mejor ciudad en ese entonces para sprender sobre historia mundial. Aquí escribió su primera obra: “Historia y relaciones en el reino de Galicua del siglo XIII”.

El 18 de abril de 1898 se graduó en la universidad de esa ciudad; en 1897 había entrado a la sociedad Sich, que marcó la historia de su patria. Trabajó hasta 1900 en Viena, encargado de la Biblioteca.

En 1900 se mudó a Chernivtsi, en donde impartio clases en el segundo gumnasium de la ciudad. El 1 de julio de 1903 entró como miembro de la Sociedad Cientifica Taras Shevchenko en sus sede en Lviv. El 1 de noviembre de 1918 fue enviado como cónsul en Viena de Ucrania Occidental, cargo que desempeñó hasta 1920, cuando retorno a Lviv, hasta el 21 de enero de 1929, cuando fue invitado por la Universidad de Varsovia para impartir clases de historia de Ucrania.

Tras la invasión de Polonia por los nazis y la Unión soviética en 1939, Korduba permaneció en la zona de ocupación alemana. La Universidad de Varsovia fue cerrada por las autoridades y fue liquidado el Instituto Científico ucraniano de dicha ciudad. Korduba entonces se mudó en 1940 a Chełm, en donde impartió clases de historia en el gymnasium ucraniano de la ciudad.

Durante la operación Barbarossa en diciembre de 1941, Korduba se mudó a Lviv, en donde trabajó en la biblioteca de la Sociedad Científica Shevchenko y dio clases en la escuela secundaria.

En julio de 1944 Lviv fue ocupada por el ejército rojo, y el 7 de agosto se le asignó el cargo de profesor de historia en la Universidad de esa ciudad.

Sus obras sobre el tema de historia ucraniana, en especial de la región occidental, han sido muy valiosos para el conocimiento mundial; escribió el “diccionario histórico-geográfico de Galizia”, un diccionario de topónimos (el primero de su tipo) de toda Ucrania publicado en 1938, tradujo varios libros de Wolfgang von Goethe al ucraniano, mientras estuvo en Austria publicó varios trabajos, en alemán y sobre Ucrania, en la revista Ukrainische Rundschau; publicó en polaco y ucraniano las biografías de Bohdan Jmelnytsky, Tymish y Yuriy Jmelnytskiy.

Una calle fue nombrada en su honor en Lviv.

Al pinchar la imagen se descarga esta obra en pdf